El español en las redes sociales (parte I)

No pude asistir en persona a la jornada que organizó la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) sobre el uso correcto del español en las redes sociales, pero el tema me pareció muy interesante y mi compañera de trabajo y amiga, Elvira Bartolomé, estuvo allí, así que le he pedido que prepare una crónica.

Elvira ya ha escrito antes para el blog y ha decidido dividir su resumen en dos entradas. Espero que os guste y os parezca interesante. Gracias Elvira.

….

El día 28 de marzo se celebraron en Madrid las I Jornadas Fundéu BBVA-AERCO que se centraron en el uso que hacemos de nuestro idioma en los medios sociales. El encuentro estaba dividido en dos partes: una charla-debate y un taller práctico. En la charla-debate participaron Álvaro Peláez como moderador y Mario Tascón, Guillermo de Haro, Txema Valenzuela, Xosé Castro y Sindo Lafuente como ponentes. Judith González Ferrán y Álvaro Peláez fueron los encargados de resolver algunas de las dudas más frecuentes en el uso del español en el taller que tuvo lugar por la tarde.

 

Foto de los participantes de la charla (cortesía de Olga Muñoz)

Las jornadas fueron una llamada a la reflexión sobre la gran responsabilidad que tenemos aquellos que utilizamos la lengua para ser leídos, especialmente si los textos se publican en Internet. El uso que hacemos de la lengua debe ser correcto y preciso. Cualquier error que se cometa y que aparezca en la red puede llegar a miles de personas en cuestión de segundos y los responsables de esto somos nosotros mismos.

En el debate se trataron aquellos aspectos en los que se ha producido una evolución y una adaptación de la lengua a un nuevo medio. Hasta hace poco he sido editora multimedia y estoy totalmente de acuerdo con los ponentes en que un texto escrito para un medio impreso se transforma a la hora de aparecer en un formato digitalizado. Por ejemplo, la tipografía empleada debe ser la adecuada para que a los lectores les resulte cómodo leerla a través de una pantalla. Las convenciones establecidas para el papel no se pueden emplear a rajatabla en los medios sociales. Recuerdo mi obsesión al principio por usar la cursiva porque era la norma y pronto descubrí que se lee mal en pantalla y hay que echar mano de otros recursos como la negrita.

No debemos pensar que los medios sociales son una desgracia para nuestro idioma. Por suerte ahora podemos comunicarnos de forma instantánea con otros hablantes y, según Sindo Lafuente, “la red nos permite compartir una lengua que estaba compartimentada”. Lo bonito de nuestro idioma es su gran riqueza. No hay que despreciar los localismos porque no sean lo más generalizado. Al contrario, debemos respetarlos y hacer un uso adecuado de ellos. También es maravilloso cuando descubrimos nuevas palabras o expresiones diferentes más allá de nuestras fronteras. La lengua evoluciona a lo largo del tiempo, pero también se enriquece de múltiples formas. En América el español se habla con un acento diferente y con palabras que en España han podido quedar en desuso o que proceden de lenguas autóctonas.

Mario Tascón apuntó varios aspectos que llamaron mi atención. Según él, “nos movemos en un mundo en el que vamos del monólogo al diálogo”. Atrás han quedado los tiempos en los que un texto escrito era algo contra lo que no te podías pronunciar. Afortunadamente, ahora podemos interactuar con su autor o con otros lectores y expresar nuestro punto de vista, corregir lo que pensamos que está mal y hacer que ese texto tenga una vida más larga. Xosé Castro afirmó que dado que “escribimos para ser leídos, debemos estar preparados para la respuesta”. Por supuesto que no siempre va a ser sencillo, pero lo bonito de las NN. TT. es que permiten a un público más amplio opinar y que nuestra voz llegue a otros puntos del planeta con un solo clic.

Se habló de los medios sociales como lugar en el que las empresas se han introducido para hacer más escritura pública. Sin embargo, considero que va mucho más allá porque cualquier persona puede hacerse escuchar a través de un texto escrito. Antes mucha gente podía pasarse sin leer ni escribir durante mucho tiempo, pero ahora se ha generalizado más. Es habitual encontrarse con texto escritos con faltas de ortografía o con un estilo poco elaborado, pero considero que lo importante es que estas dos destrezas se están trabajando y no han quedado en el olvido. Si todos ponemos nuestro granito de arena, seguro que en los próximos años veremos una evolución en el uso correcto de la lengua. Recordemos que en los primeros años del envío de SMS a través de los móviles se crearon nuevas formas de expresarse para ahorrar caracteres. No obstante, esto no suele ocurrir en Twitter. Los usuarios se las ingenian para expresarse con total propiedad en un espacio tan limitado. ¿No estamos entonces ante un cambio?

Con respecto al uso de la lengua se aconsejó evitar el uso de la mayúscula cuando no es necesaria porque en español no se emplea tanto como en inglés, por ejemplo. Hay que tener cuidado con los anglicismos. No se trata de ser un purista exacerbado, ¿pero qué necesidad hay de acudir a un préstamo de una palabra inglesa cuando nuestro idioma es lo suficientemente rico para emplear términos que ya gozan de una larga existencia? Aquí es donde como traductores tenemos una gran responsabilidad. Es difícil traducir palabras que no existen, pero nuestra decisión siempre debe ser meditada para no decantarnos por la solución más fácil, que es la de introducir un extranjerismo sin haber sopesado otras posibilidades. Somos especialistas de la lengua y tenemos a nuestra disposición muchos recursos que nos ayudan en nuestro trabajo. La tarea es complicada, pero, según Xosé Castro, “es muy estimulante ser el primero en traducir una palabra”.

Fin de la primera parte

About these ads

6 responses to this post.

  1. Posted by Olga on abril 1, 2012 at 11:25 am

    Una buena crónica de las Jornadas, Elvira y Aida.

    Responder

  2. [...] El español en las redes sociales (parte I) [Aventuras de una traductora-intérprete en Madrid] [...]

    Responder

  3. Posted by nutrita on abril 27, 2012 at 1:40 am

    Gracias por la crónica, utilizare unos fragmentos para darle a conocer a mis alumnos la importancia de la buena escritura de nuestro idioma, espero que para ellos tanto como para mi sea un tema bastante útil.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.488 seguidores