Siempre nos quedará Kansas

Esta es la última entrada sobre la jornada TEDxCibeles, lo prometo. Pero antes de terminar quería comentar un par de ponencias más que me gustaron por distintos motivos.

Simran Sethi nos habló sobre lo que nos impulsa a comprometernos con una causa o un tema. Por lo que escuché en los pasillos y lo que leí en Twitter, se ganó al público porque sabía utilizar las herramientas de un buen ponente: gesticulaba, usaba las manos y la voz, su entonación era perfecta.

La voz es tan importante, transmite seguridad o duda, no debemos olvidarnos de que es una de las claves de una charla.

Una buena ponente se relaciona con el público

Simran habló de Kansas, que es uno de esos estados de paso o “fly-over states“, que son parte de un viaje pero casi nunca el destino. Por supuesto, mencionó el Mago de Oz y a Dorothy, pero no es lo único de lo que puede presumir Kansas, porque es un estado fundamental en la generación de materias primas y en el sector de la alimentación

Toto, vamos a ser referencia cultural de varias generaciones

Otra de las ponentes de la tarde fue Catalina Hoffman y me encantó su charla porque explicó muy bien su proyecto. Ella tenía claro su sueño, quería trabajar con las personas mayores. Es un sector que no para de crecer debido al envejecimiento de la población pero cuando consiguió su primer puesto de trabajo se llevó una decepción porque no era lo que esperaba. No se vino abajo y trató de cambiar el sistema pero se enfrentó con un muro y tuvo que asumir que era imposible cambiarlo de esa manera. Así que fue a ver a su madre y le anunció que iba a vender sus ideas, el sistema Hoffman. El apellido ayudó pero tuvo que trabajar para dar forma a esos conceptos y luego nos mostró su primer caso de éxito.

Hablar sobre usar el talento para superar la crisis ha dejado de ser novedad, muchas conferencias nos aseguran que es posible y nos llenan la cabeza de frases que nacen ya como citas, pero ver a alguien que te cuenta su experiencia personal tiene mucha más fuerza. También ayudó el que además fuera una mujer amable y una buena comunicadora.
Otro de los temas que se repitió ese día fue definir cuál es nuestro sueño y buscar nuevos enfoques para seguir adelante. Dorothy tenía unos zapatos de rubí pero los demás vamos a tener que hacer un mayor esfuerzo.

Más que a Kansas, ¿podría ir a Nueva York?

El último ponente, Juan Verde, nos puso las pilas a todos. Habló sobre la necesidad de cambiar de actitud, ya está bien de ser negativos. Luego habló sobre el medio ambiente, el que fuera tema estrella de las conferencias hasta hace un par de años y que ha perdido mecha desde que la crisis se ha convertido en el pan nuestro de cada día.
Para concluir, he de decir que me gustó la experiencia, las charlas fueron interesantes y me ofreció la oportunidad de conocer gente. En la comida y en los descansos nos reuníamos unos 500 asistentes y varios ponentes en torno a unas mesas con un catering vegetariano (alguno comentó la falta de jamón), si bien el autentico punto de encuentro era la torre para recargar la batería del móvil. Es lo malo de la tecnología, todos queremos tuitear el evento, hacer fotos, vídeos y colgarlos en el instante en Facebook. Somos esclavos de la comunicación. Mi consejo sería poner más torres de carga, así además puedes conocer a más gente. Esas torres son los nuevos ceniceros en la salida, sitios donde la gente se relaja y habla con los desconocidos sin necesidad de presentaciones formales.
Una curiosidad, Apple está perdiendo ventas porque la torre contaba con más de cuatro cargadores para iPhone e iPad y luego los típicos cargadores Nokia, dos para Samsung Galaxy y Blackberry y esos estaban siempre ocupados mientras que los de iPhone a ratos estaban muy solitos. Más cargadores para Samsung en las torres.Las actuaciones de entretenimiento fueron excelentes pero la de Drum Cafe, con la que se cerró el día fue perfecta. Nunca habría pensado que 500 personas con tambores podrían ser la mejor receta contra el estrés. El ruido era importante pero fue de lo más divertido que he hecho en muchos días. Todos juntos podemos hacer cosas, tal y como nos recordaron los de Drum Cafe, el individualismo del mundo actual a veces hace que nos perdamos cosas que solo se pueden vivir en grupo.

Mi tambor (me tocó uno chiquitín)

Música en grupo

Y finalmente me despido de TEDxCibeles con un vídeo (Drum Cafe) que ha subido otro de los asistentes y os dejo el enlace a la entrada que ha publicado en su blog: entrada

TEDxCibeles se ha terminado por ahora y mientras tanto siempre nos quedará Kansas.

¿Os animáis a venir el año que viene?

About these ads

2 responses to this post.

  1. Posted by Lluís on junio 5, 2012 at 2:18 pm

    Eres una machine y quiero ser como tu :D
    ¡Gracias por estas entradas!

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.710 seguidores