Herramientas de cabina

Antes de nada, me gustaría dejar clara una idea: para interpretar bien hay que interpretar muy bien. Ningún aparato, dispositivo o chisme va a hacer el trabajo duro.

Cuando empecé a interpretar en cabina no llevaba nada más que los glosarios, algún diccionario especializado en papel, caramelos, tableta (pero de chocolate) y la botella de agua. El apoyo moral y técnico lo ofrecía mi compañero de batallas y el resto del trabajo lo hacía en casa y en la conferencia.

Sin embargo, los netbooks empezaron a poblar las cabinas y compré uno para ver si efectivamente eran tan útiles. Después llegaron las tabletas y entonces surgió el debate: ¿netbook o tableta?

Reconozco que si un intérprete ya tiene un netbook que funciona bien no es necesario que compre nada más, la verdad es que no está la cosa para hacer inversiones que no son obligatorias. Ahora, si os estáis planteando si comprar un mini-portatil o una tableta, quizás os pueda interesar esta entrada.

La tableta me la ha regalado mi hermano recientemente, de modo que llevo poco tiempo poniéndola a prueba, pero ya ha pasado el bautizo de la cabina y creo que es hora de hacer una primera comparación:

Netbook

Tengo un modelo pequeño de Packard-Bell que se calienta como un campeón en las jornadas completas. En las cabinas nórdicas se agradece pero en verano parece un castigo divino. Siempre llevo el cable para conectarlo a la red, porque su batería deja bastante que desear.

Ha salido en fotos en el blog.
Es pequeño pero no tímido

No ocupa mucho espacio y aunque la pantalla no es enorme, me sirve si quiero ver las presentaciones en cabina o si quiero consultar glosarios, diccionarios, etc.

No pesa demasiado y lo llevo en su funda dentro del bolso de intérprete.

En cuanto a diccionarios, he instalado dos que no requieren acceso a internet, uno general y el Routledge especializado de comercio, negocios y finanzas:

En muchas de las salas en las que he tenido que trabajar no podía conectarme a la red porque no me daban la contraseña o sencillamente porque no había. Por eso siempre llevo el módem USB para tener mi propia conexión. No es que sea la mejor de las opciones, el módem se calienta y se atasca con cierta frecuencia pasado un rato, pero es una forma de garantizarme acceso a la red en la cabina, sin depender de contraseñas o permisos.

El módem ocupa un puerto USB pero el netbook tiene tres, así que no hay mucho problema y no suelo llevar el ratón a cabina.

Tableta

Me han regalado un iPad, así que no puedo hablar de otras marcas o modelos porque no tengo datos. En mi caso, tengo un iPad 3G, con lo que la conexión a internet no es un problema, no tengo que llevar el módem USB a cabina. El iPad no se calienta del mismo modo que el netbook (aunque aún no lo he probado en 8 horas seguidas de cabina).

La pantalla es ligeramente mayor que la del netbook y tiene mejor calidad. Dado que no me convence demasiado el teclado en pantalla para buscar términos en el glosario, he comprado un teclado Logitech y el conjunto de iPad y teclado ocupa en la cabina más o menos lo mismo que el netbook

Los post-it son otra forma de tener glosarios en la cabina.
No todo tiene que ser caro y tecnológico

El teclado se conecta por Bluetooth y es recomendable llevarlo cargado a cabina. En cabina no va a ser posible cargarlo.

El iPad y el teclado apenas pesan, incluso si los comparo con el netbook, pesan menos.

Puedo descargar las presentaciones (power point, hojas de cálculo, documentos) igual que en el netbook. Hay varias aplicaciones para poder hacerlo y muchas son gratuitas.

¿Diccionarios? No puedes instalar diccionarios como en el netbook, pero tienes algunas aplicaciones útiles, la nueva del DRAE, algunos diccionarios de idiomas. Algunas de estas aplicaciones son gratis, otras no.

Sí, también puedes descargar Angry Birds

Una de las aplicaciones que más me ha gustado no era gratis, pero tampoco era de las caras (2,99€). Se llama Glossary Pro HD y te permite crear tus propios glosarios y, aparentemente, también puedes importarlos. Yo he intentado importar un glosario en Excel sin éxito, pero quizás sea mi falta de habilidad y no culpa de la aplicación. La creación de glosarios es bastante sencilla, aburrida, pero sin truco.

Puedes almacenar glosarios hasta en 23 idiomas y cada glosario puede tener pestañas para varios idiomas. También está disponible de forma gratuita para iPhone por lo que he visto.

¿Qué le falta al iPad? un puerto USB en condiciones. Muchos se preguntarán para qué quiero un puerto USB. Bueno, en las conferencias es bastante habitual que los ponentes te pasen las presentaciones 5 minutos antes de sus charlas y aunque no te va a dar tiempo a estudiarlas, al menos puedes verlas en tu propia pantalla, que suele ser una buena opción. Sin ese puerto, pierdes esa posibilidad.

Algunos me han dicho que pida al ponente que envíe el archivo por Dropbox o correo electrónico. Es una solución, pero muchos ponentes no tienen tiempo o conexión a internet en ese momento. Ir con el pen-drive siempre funciona, pedirle que me mande archivos por correo puede no ser tan atractivo y más de uno puede no saber qué es eso de Dropbox.

Existe un conector para cámaras con puerto USB para iPad: el camera connection kit (30€ en tienda Apple)

La cuestión es que es capaz de leer algunos pen-drives, no todos, pero no acaba de funcionar. Por lo que he leído en los foros, tiene truco, pero aún no lo he descubierto, de modo que no es la solución a todos nuestros problemas de conexión.

Y como no todo es Apple o HP, hay otros dispositivos que pueden ser útiles en cabina y que apenas abultan: los diccionarios electrónicos portátiles.

Pequeño pero matón

No tengo uno de estos aparatejos pero mi compañero habitual de cabina, Iván, sí que tiene un Casio y he pasado tantas horas compartiendo cabina con este chisme, que ya es de la familia.

Como se puede observar, no pesa, es pequeño, no se conecta a internet y aguanta las jornadas completas de interpretación mejor que servidora.

Pero no es un ordenador, no ofrece más que los diccionarios que trae en la memoria y no se pueden modificar ni añadir términos. Su precio varía dependiendo de marca y modelo pero hay opciones entre los 54€ y los 200€.

Un aliado en cabina y en consecutiva

Como estamos en crisis, no está de más volver a recordar que la memoria existe y que a las malas, tenemos dos herramientas de trabajo de bajo coste: el cuaderno y los post-it (pósit).

El pósit, el amigo pegajoso del intérprete

¿Qué es lo que lleváis a cabina?

10 responses to this post.

  1. ¡Buenos días, Aida! Me parece interesante la entrada. Yo todavía no me he atrevido con la tableta porque la mía es de Archos y se cuelga a cada rato. Yo me llevo el portátil con mis software de ayuda en cabina… :)

    En cuanto al chisme para USB, este está a mitad de precio que el oficial de Apple y puede ser útil http://www.zoombits.es/apple/accesorios-ipad2/enlace-multic%C3%A1mara-de-sandberg-para-ipad-y-ipad-2/22370.

    Saludos,
    Judith Dordas

    Responder

    • ¡Hola Judith!
      yo acabo de bautizar a la tableta en cabina. Estoy muy acostumbrada al portátil y aún no me siento cómoda con el iPad en simultánea. Yo compré el connection kit para tener puerto USB en Amazon.es aprovechando una oferta pero por ahora no me ha servido para mucho más que para la cámara de fotos (que es para lo que está pensado).
      Gracias por el enlace.

      Responder

  2. Posted by Lluís on julio 30, 2012 at 9:38 am

    Inspirados los pies de foto de esta entrada, Aida :)

    Responder

  3. Te digo lo mismo que a un amigo que se compró una tableta Android hace un mes. Una Windows Surface Pro te iría mejor. Ultraportátil y tableta todo en uno, compatible con software de Windows y utilizable en el sofá. Si cumplen con lo prometido en cuanto a disipación de calor y teclado utilizable, es un juguetito que vigilar en los próximos meses, aunque tenga menos autonomía que un dispositivo ARM. A mí ya no me toca compra tecnológica este año, pero es probable que mi próximo ordenador sea un cacharro de estos.

    Responder

    • Esa información es interesante, conozco a un par de intérpretes que han leído la entrada y estaban pensando en comprar una tableta o un netbook y quizás deberían echarle un ojo a tu sugerencia, no tiene mala pinta.
      En mi caso, al ser un regalo, no he elegido, solo comento la experiencia y he visto algunas cosas que me gustan pero el iPad aún puede mejorar mucho. Mi iPad la verdad es que no se calienta apenas, por el momento en eso no tengo queja.
      Ahora, pregunta clave de intérprete: ¿tiene puerto USB o posibilidad de tenerlo?

      Responder

      • (Ha tardado en llegarme el aviso vía Google Reader, nada, cosas de Google) Sí, la Windows Surface Pro (la compatible con todos los programas de Windows, vamos) tendrá 2 puertos USB. Debería tener 3-4, pero ya es algo.
        Por otra parte, que conste que todas las tabletas Android tienen puertos USB y muchas de ellas de tamaño completo. Una tableta Android te sirve de poco si ya tienes un iPad, pero no podía dejar de meterle una pullita a Apple y su política de ampliaciones, compatibilidad y estándares propietarios.

      • Gracias. La verdad es que está bien saberlo, más que nada para los intérpretes que quieran comprarse una tableta y aún no tengan claro si quieren iPad o Android, es bueno saber que existen opciones con puerto USB. Es un fallo del iPad no tenerlo.

  4. Posted by Elena on octubre 1, 2012 at 8:26 am

    ¡Hola, Aida!

    Soy una recién licenciada en TeI, siempre que leo tus entradas (especialmente una como esta de arriba) me entran los ya conocidos nervios por querer interpretar y las ganas… el problema es que también me entra miedo, porque en la carrera apenas nos hemos podido formar en ello (quitando que soy algo tímida, pero eso se puede superar con práctica, estoy convencida) y siempre me ha interesado. Bien, sabiendo que 1. tú realizaste en su día curso con Sampere, 2. que ahora eres una de las profesoras, y 3. que, por lo que leí, el ya conocido por aquí intérprete, Iván, también lo eligió como formación, y obviamente estáis en activo, me preguntaba si con “sólo” el curso de Estudio Sampere pueden llamarte para interpretar (lógicamente, la respuesta, aparte de añadir práctica y que te quieran volver a llamar, será sí, supongo).

    Mi -algo tonta, lo sé- duda surge porque había oído/leído que después de TeI es muuuuy complicado (me habían dicho “imposible”) ser IC sin un máster (véase el de la Laguna, la UVigo, o la UPC en España), pero estoy viendo que, después de todo, no lo es tanto, ¿verdad? Con complicado/imposible me refiero a requisitos de formación por los que mira la gente, dejando aparte la habilidad o no habilidad de uno (incluso con la licenciatura debería servir, me digo a veces, por algo se llama TeI…).

    Lo dicho, me encanta tu blog, lo descubrí aún en la carrera y, sinceramente, después de días de clase de interpretación desastrosos (en mi caso, sobre todo con la consecutiva) en los que daban ganas de dejarlo todo, descubrí que era un buen antídoto leerlo :)

    Estaría inmeeensamente agradecida por tu respuesta, pues, como sabrás, si me decido por Estudio Sampere, tengo poco margen en el caso de que eligiera tirarme a la piscina este curso :D

    ¡Perdona el textaco, y gracias! Seguiré leyéndote, por supuesto
    Elena

    Responder

    • Hola Elena,

      No pasa nada, todos terminamos la carrera llenos de dudas y hay que tomar muchas decisiones. Es normal y te agradezco el tiempo que has dedicado al blog y espero poder ayudarte.
      Bueno, los cursos que mencionas son excelentes, el de la Laguna cuenta con unas profesoras muy recomendables, pero no es absolutamente necesario cursar un máster si quieres dedicarte a interpretar. No quiero decir con eso que la formación no sea importante, claro que lo es, pero hay varias opciones e incluso los intérpretes en activo tenemos que seguir mejorando siempre.
      Iván estudió en Sampere, igual que yo y que otros compañeros de cabina. No hemos realizado los cursos que mencionas (no por falta de ganas, el de Laguna me llama poderosamente) pero nos dedicamos desde hace años a interpretar en conferencias, cursos, reuniones, etc. Yo cursé el máster del UILMyT de la Complutense y al terminar tenía claro que lo que necesitaba era práctica, por eso opté por el curso que, curiosamente, ahora imparto.

      Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.661 seguidores