Archivos de la categoría ‘interpretación’

La voz y Cristina Bandin

El pasado fin de semana se celebró la segunda edición de Lenguando Madrid y si habéis leído las dos últimas entradas estaréis al tanto de lo que pasó en algunos de los talleres. Uno de los que más me gustó fue el taller sobre el cuidado de la voz de Cristina Bandin de Eduvoz.

Le he pedido que nos cuente más en una entrevista para el blog y hoy os traigo más información sobre cómo cuidar una de las herramientas fundamentales para un intérprete: la voz.

 

Cristina Bandin

Cristina Bandin

 

1. ¿Podrías contarnos que es una voz a prueba de bomba en tu opinión? 
 
Tenemos una “voz a prueba de bomba” cuando podemos utilizarla en cualquier circunstancia o ambiente, sin que nos plantee problemas, como cansancio al hablar o ronquera. También debe ser clara, sonora y estar proyectada con un volumen suficiente, una articulación abierta y una buena vocalización para que se nos oiga y entienda bien. ¡Ah! y no debe resultar monótona para no aburrir al interlocutor, “casi na”.
El taller Una voz a prueba de bomba

El taller Una voz a prueba de bomba

 

2. Seguro que los lectores quieren saber más sobre el tema pero antes, háblanos un poco más sobre ti. ¿Qué es exactamente lo que haces en el ámbito del cuidado de la voz y dónde lo haces? ¿Impartes talleres y cursos o trabajas de forma individual con los interesados? ¿Has trabajado alguna vez con intérpretes de conferencia?
Mi trabajo consiste en educar voces, tanto en rehabilitación como en formación.
En la parte de rehabilitación, trabajo patologías (nódulos, pólipos, hiatos…) y en la parte de formación educo la voz a distintos profesionales del mundo de la comunicación, abogados, cantantes, profesores, actores, opositores, políticos… para los que su voz es una herramienta fundamental.
Desarrollo mi actividad en Eduvoz, donde se trabaja de manera individual. Cada persona tiene un ritmo de trabajo y una evolución. Se hace una valoración inicial y a partir de ahí se empieza a trabajar lo necesario para conseguir los objetivos propuestos.
También imparto cursos en grupo en distintas universidades, ayuntamientos, cadenas de televisión, partidos políticos, másteres…
Nunca he trabajado con intérpretes de conferencia. Es un mundo que desconozco porque nunca se me ha presentado ningún caso y desconocía por completo que pudieran necesitar mi ayuda. Gracias a Lenguando he descubierto un sector que puede necesitar mis servicios.
En Lenguando conoció a muchos  traductores e intérpretes

En Lenguando conoció a muchos
traductores e intérpretes

 

3. En el taller del pasado sábado hablaste de la relajación del cuello y la postura como elementos claves de una buena voz. Los intérpretes a menudo trabajamos con sillas que son de todo menos cómodas. ¿Una mala postura o una mala silla pueden afectar a la voz?
Una mala postura sí que puede afectar a la voz. La postura es muy importante ya que si no estamos en la posición correcta los pulmones estarán un poco oprimidos y no podremos coger la cantidad de aire necesaria para hablar. La voz es aire que adquiere sonido al pasar a través de las cuerdas vocales y si no hacemos una toma correcta no tendremos una buena calidad de voz. A veces también tenemos tendencia a subir un poco la barbilla, y lo que ocurre es que nuestra laringe se desplaza hacia adelante, con lo cual no está relajada.
Lo que tenemos que hacer es tratar de tener una postura correcta aunque tengamos una mala silla.
4.  ¿Cuál sería el mejor consejo que le darías a una persona que va a trabajar con la voz durante unas ocho horas? Ten en cuenta que en nuestro caso nos toca lidiar con ponentes que hablan a toda pastilla, tanto que a veces ellos mismos se quedan sin aire.
Hay muchos consejos que podría dar pero lo más importante es conocer cómo funciona nuestra voz para tratar de utilizarla lo mejor posible y que no se resienta después de un intenso día de trabajo.
Como recomendación podría decir que es muy importante un buen descanso, ya que las cuerdas vocales son músculos que se relajan durante el sueño.Y también beber agua a lo largo de toda la jornada para hidratar el aparato vocal.
Ejercicios de respiración

Ejercicios de respiración

 

5. Se dice que la cabina solo tiene dos microclimas posibles: horno infernal o congelador industrial. ¿Qué es peor para la voz? ¿Algún consejo para proteger o reparar la voz en estos casos?
Los extremos nunca son buenos. En un sitio donde hace mucho calor las cuerdas se resecan con mucha facilidad, así que es importante beber agua para hidratarlas. El frío también les afecta negativamente, por lo que debemos procurar no estar demasiado desabrigados Pero si tienes una voz a prueba de bomba estos factores te afectaran menos.
6. Empieza la primavera y la temporada alta en el sector. No nos vendrían mal algunas ideas para cuidar nuestra herramienta principal de trabajo estas semanas en las que podemos tener hasta cuatro interpretaciones de ocho horas cada una. ¿Recomiendas tener una rutina diaria y continua de cuidado de la voz o prestar especial atención cuando lleguen las semanas de más trabajo?
 
Lo más importante es una rutina diaria para tener la voz a punto en las semanas más duras. Hacer ejercicios de respiración para ampliar nuestra capacidad pulmonar. Relajar el cuello y la mandíbula con frecuencia ya que lo tensamos por las duras jornadas de trabajo. Hacer ejercicios logocinéticos (Gimnasia para los órganos fono articuladores) para mejorar nuestra articulación. Esto ayuda pero si realmente tu voz se resiente es importante acudir a un especialista para que te enseñe como coordinarlo y puedas sacar más partido a la voz.
Lenguando 2
7.Los intérpretes de consecutiva han oído hablar mucho sobre la necesidad de impostar la voz pero a pocos nos han enseñado a hacerlo. ¿Es posible que nos comentes algunas instrucciones básicas para mejorar la voz en salas con ruido y en las que no disponemos de micrófono?
 
Impostar o resonar la voz requiere de unos conocimientos previos, como aprender a respirar, tener el cuello relajado, una buena postura y una buena articulación. Una vez aprendido esto y coordinandolo, conseguimos impostarla, que es colocarla en la caja de resonancia o tracto vocal.
Para mejorar la voz en una sala con ruido es muy importante una buena articulación para que ésta resuene bien y proyectarla bien.
Un dato: como la voz depende en gran medida del aire, si sacamos más cantidad de aire el volumen sube.
8. La vocalización corre peligro cuando interpretas un discurso muy rápido. ¿Alguna sugerencia para mejorar o al menos no estropear la vocalización en situaciones extremas?
 
Hay una serie de ejercicios que son muy buenos para mejorar la vocalizacion. Se llaman ejercicios logocinéticos, Consiste en hacer gimnasia para trabajar los diferentes grupos musculares que intervienen en la fonación, como la mandíbula, la lengua, los labios y los mofletes. Es muy importante hacerlos con asiduidad para que nuestros músculos sean ágiles y rápidos y así en situaciones extremas tengamos una vocalización correcta.
 
9. Finalmente, imagino que trabajas con muchos profesionales de la voz, ¿qué sector es el que más demanda tu ayuda? ¿Sabemos cuidar de la voz o sólo nos acordamos de ella cuando nos quedamos afónicos?
A Eduvoz acuden muchos periodistas a trabajar la voz, la locución y la presentación ante la cámara.
En los sectores en los que la voz es su herramienta principal de trabajo SÍ es habitual que la cuiden.Aunque en general no le damos demasiada importancia. Mucha gente acude ya con una patología, pero no antes. La mayoría de las veces nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena.
Es necesario preparar la voz

Es necesario preparar la voz

Los lenguantes que susurraban

No, no es el título de una película de zombies amigos de Miley Cyrus ni una porno con mala calidad de sonido, esta es la entrada en la que voy a hablar del taller de interpretación susurrada que impartí en la primera jornada de Lenguando Madrid 2014.

 

Resulta un poco extraño hablar de tu propio taller, es un momento “he venido a hablar de mi libro” pero espero que no os importe.

 

La sala Oxímoron antes del taller

La sala Oxímoron antes del taller

 

Cuando me ofrecieron participar en Lenguando lo primero que pensé es que tenía que hacer una lista de las cosas que me han gustado de los ponentes que he interpretado y las cosas que no me han gustado nada. Es fácil criticar a los ponentes cuando eres el intérprete o parte del público, pero como todo, no viene mal ponerse en la piel de la otra parte para entender mejor lo que pasa.

 

Tenía claro que quería tener una parte más teórica, explicar qué es la interpretación susurrada, cuándo y dónde se usa, sus beneficios y los problemas que genera, pero un taller tiene que ser también práctico porque si no lo es, se convierte en una charla.

Al tener dos partes diferentes la clave era controlar muy bien el tiempo, 30 minutos para la teoría (dar la chapa a los asistentes) y 30 minutos para la práctica (con más chapas).

 

Me encantan los vídeos de TED Talks para hacer ejercicios de velocidad en casa y recordé que los ponentes tienen una pantalla con un reloj digital que va avisando del tiempo que queda. Busqué la aplicación para iPad y preparé mi propio reloj TED o, en este caso, reloj Lenguando.

 

El Speaker Clock

El Speaker Clock

 

Ahora toca confesar que esta aplicación tan bonita solo la usé en casa mientras entrenaba y calculaba los tiempos, porque en el momento de la verdad y siguiendo la ley marcada por Murphy, la aplicación decidió que no trabaja los fines de semana y no quiso colaborar. De todos modos, me vino bien usarla en casa porque tenía el tiempo tan cronometrado que no me pasé más que 2 minutos, que luego pude recuperar en la parte práctica.

 

Hay que decidir qué información quieres transmitir en el Power Point, sobre todo después de poner verde tantas presentaciones mal diseñadas en estos años de cabina. Aunque la mayor parte de los asistentes eran intérpretes o habían estudiado interpretación pensé que no venía mal arrancar con una definición para luego desmontar los falsos mitos y reconocer lo que sí pasaba.

 

Paco Lema hizo de ayudante técnico

Paco Lema hizo de ayudante técnico

 

En casa pensé que era todo muy obvio pero me di cuenta luego al terminar el taller que mucha de la gente que no se animó a venir pensaba que el título era una especie de broma. Durante la comida varias personas me preguntaron si eso de la susurrada de verdad existía. Una chica me dijo que no se había apuntado dado que pensaba que era un título gracioso pero que luego iba a tratar de otra cosa.

 

La susurrada existe, hasta la Comisión Europea ofrece una definición clara de la misma:

 

El intérprete está sentado o de pie entre los

participantes e interpreta simultáneamente,

susurrando directamente al oído del interesado.

 

Vimos los problemas que la gente piensa que podemos tener y a los que realmente nos enfrentamos en este tipo de interpretación. La gente planteó preguntas, lo que siempre es positivo, por que por lo pronto te indica que no se han dormido.

 

También tratamos el tema de la voz, puesto que es necesario modularla. Susurrar no es suspirar palabras al oído del que nos escucha, tampoco es forzar la voz durante horas y desde luego no podemos descuidar la vocalización, la velocidad y la precisión en la terminología empleada.

 

La necesidad de modular bien la voz

La necesidad de modular bien la voz

 

Por supuesto, hablamos del ruido, ese compañero molesto con el que vamos a trabajar prácticamente a diario. Un enemigo al que es complicado derrotar pero con el que tendremos que convivir. Pedirle a la gente de una sala que apague el móvil hoy por hoy es como pedir que dejen en prenda a su primogénito.

 

También mencioné la cabinas sin puertas y el uso del infoport, que son híbridos pero en los que es fundamental modular muy bien la voz.

 

Después de esta parte en la que servidora le dio la chapa a los amables asistentes, tocaba lo mejor: el momento de interpretar y de vivir la chapa.

 

Be chapa, my friend

Be chapa, my friend

 

Cada asistente podía elegir una chapa y cada chapa tenía una función concreta, excepto la verde con estrella que era el comodín y podía hacer básicamente lo que quisiera siempre que no atentase contra la integridad física de los participantes o de la ponente.

 

Asistente estrella lista para jugar

Asistente estrella lista para jugar

 

Los que optaban por la chapa burdeos que ponía Intérprete tenían que ofrecerse “voluntarios” para los ejercicios, los de la chapa naranja eran escuchantes atentos, la chapa morada era la de los pesaditos que no pueden dejar de enviar y recibir mensajes y que solo se sienten realizados si alguien les llama durante la conferencia, teníamos la chapa gris para los cotillas profesionales y la blanca para los que ponían orden y concierto en este zoo de ruidos que generamos en la sala para distraer a los intérpretes susurrantes.

 

la foto (68)

 

 

Ninguno de los ejercicios habría sido posible sin la colaboración de tres ponentes voluntarios: Paco Lema, Javier Mallo y Alessio Demartis. Con estos tres magníficos ayudantes organizamos dos entrevistas: una en español-inglés y otra en español-francés.

 

El primer valiente interpretó en susurrada la entrevista de Al Curry (Javi Mallo) a un monosilábico Brad Pitt (Paco Lema) sobre su proyecto en Nueva Orleans.

 

Brad: Yeah!

Brad: Yeah!

 

La segunda valiente se enfrentó a una entrevista con un mayor grado de complicación. Al Curry intentaba poner en un apuro a un ilustrador italiano que solo hablaba francés (es más fashion).

 

Alessio era Vlad el ilustrador  (apodado por la sala como "el empalador")

Alessio era Vlad el ilustrador
(apodado por la sala como “el empalador”)

 

Tal era el nivel de esfuerzo que pedía Al Curry en esta entrevista que fue necesario hacer un cambio de intérpretes a la mitad de la entrevista.

 

Esther en plena práctica

Esther en plena práctica

 

Javi Mallo decidió que era el momento de estirar las piernas y arrastrar a la intérprete con él en una visita por la sala para poder apreciar el arte de Vlad mientras proseguía la entrevista. Esther Moreno demostró que todo es posible con sangre fría y ganas de sacar el trabajo adelante.

 

Vlad, ¿qué querías expresar con esto?

Vlad, ¿qué querías expresar con esto?

 

 

¿Esto lleva Photoshop o dibujas así?

¿Esto lleva Photoshop o dibujas así?

 

A todo esto, el público en la sala vivía su chapa y hacía ruidos variados: comprobaba todos los politonos del móvil, hacía el ruido de un grillo, comentaba la película basada en hecho reales del fin de semana pasado, ponía los grandes éxitos de REM a toda pastilla, mandaba callar, pedía silencio, movía sillas y hacía fotos como si se tratase de un grupo de japoneses en la Plaza Mayor de Salamanca.

 

Los pobres de la sala de abajo

Los pobres de la sala de abajo

 

La experiencia no pudo ser más positiva. No sé si repetiré pero desde luego me alegro de haberme lanzado a la piscina. Muchas gracias a todos los asistentes por participar de una forma tan activa a pesar de que el taller era justo antes de la hora de la comida, os ganasteis las chapas.

 

Las pocas chapas que quedaron

Las pocas chapas que quedaron

 

 

Nota: ningún intérprete sufrió daños durante el taller, Esther Moreno ya venía escayolada de casa.

Nota 2: gracias a Luisa Calatayud por las fotos.

 

Lengua, corrección e interpretación en Madrid

Este fin de semana se ha celebrado la segunda edición de Lenguando en Madrid. Esta vez todo ha sido más grande, empezando por el auditorio y el número de asistentes que acudieron atraídos por un programa muy completo que tocaba áreas diversas: corrección, traducción, juegos, edición, creación, educación, lingüística, tecnología, comunicación, ELE, periodismo y talleres infantiles para los más pequeños.

 

Aunque el público estaba compuesto principalmente por traductores e intérpretes, no todos pertenecían al sector, lo que es un cambio interesante y necesario. Cualquier profesión corre el riesgo de sufrir un ataque de ombliguitis si no se relaciona con otros profesionales. La idea de Lenguando es ofrecer un espacio para todos los amantes de la lengua, se dediquen a lo que se dediquen y el programa lo pone fácil, así que espero que en futuras ediciones se animen más personas que no sean traductores y si no me equivoco la próxima caerá en un par de meses en Valencia.

 

El lugar donde se ha celebrado esta edición ya promete solo con el nombre: la Casa del lector en Matadero Madrid. Los talleres se celebraban en el auditorio y en hasta 4 salas a la vez, todas con nombres fantásticos como Rúcula o Serendipia.

 

No vimos tanto el sol pero fue lo de menos

No vimos tanto el sol pero fue lo de menos

 

La mañana arrancó con una charla que respondía a la pregunta de si es posible ganarse la vida como traductor a cargo de Xosé Castro, que es capaz de despertar a cualquiera con su energía. Nos habló de la búsqueda de clientes, la presencia en las redes y la necesidad de asumir que somos microempresas. Después un primer descanso para fomentar el ya famoso networking con magdalenas y café.

la foto (73)

 

Me gustó mucho el detalle de que en cada una de las salas tenías a un voluntario (con sombrero) que se encargaba de avisar al ponente del tiempo que le quedaba. Puede parecer una tontería pero es fundamental respetar los tiempos en un congreso con tantas opciones. Un ponente que se excede del tiempo marcado complica las cosas, pasarse es una falta de respeto al siguiente ponente y también al público que llegará tarde a otro taller.

 

La chica del sombrero avisa de  que en 2 minutos la cosa se pone fea

La chica del sombrero avisa de
que en 2 minutos la cosa se pone fea

 

El primer taller al que asistí no podía ser otro que el de Toma de notas para interpretación consecutiva de Gabriel Cabrera. Da igual los años que uno lleve trabajando en consecutiva, siempre se aprende de otros compañeros y las notas son un trabajo que se puede mejorar, así que me interesaba mucho recibir una actualización y ver el enfoque que le daba Gabriel.

 

Gabriel en la sala Oxímoron

Gabriel en la sala Oxímoron

 

Tras una parte más general y teórica pasamos a lo bueno, las notas puras y duras, con ejemplo claros, diapositivas bien pensadas y uno de los maravillosos vídeos del canal de Youtube de Lourdes de Rioja, autora del blog A word in your ear: la demostración de toma de notas sobre el discurso de los locavoros.

Yo recomendaría visitar su canal porque tiene muchos vídeos muy interesantes sobre el tema de toma de notas, además de todo tipo de vídeos sobre la profesión del intérprete que son muy útiles.

 

La parte de los símbolos era la que más me llamaba la atención y Gabriel sacó todo un arsenal de símbolos y los explicó con detenimiento. Personalmente no uso mucho los símbolos y soy más de letras, siglas y flechas pero me gustó mucho el modo en el que lo enseñó y es posible que pruebe a incorporar algunos símbolos nuevos en mis notas.

 

la foto (7)

 

Como se puede ver, decidí que ya que tenía que llevar la tableta para hacer fotos y que iba a ir a un taller de consecutiva, podía practicar la toma de notas con la aplicación de Bamboo y el resultado fue bastante positivo, sigo usando los cuadernos de papel pero no descarto empezar a usar la tableta en el trabajo. Gabriel Cabrera habló de los intérpretes que lo hacen y de hecho, si no me equivoco, hay un vídeo sobre eso también en el canal de Lourdes.

 

la foto (8)

 

Tras la consecutiva le tocaba el turno a la reunión abierta del consejo asesor de Fundéu pero como tenía que preparar la sala para el taller que iba a impartir me quedé sin poder asistir. Sobre mi taller hablaré en otra entrada para poder centrarme ahora en el resto del primer día.

 

El siguiente taller al que acudí fue el de Antonio Martín que nos habló sobre la difícil tarea de Corregir un eBook. No me dedico a la corrección y me pareció un mundo casi nuevo dentro de mi propia área de trabajo, lo que es bastante positivo, puesto que sugiere que aún me queda mucho por aprender y evolucionar. Fue técnico, claro y ameno, además de un defensor del “frikismo” bien entendido. Ahora ya sabemos que el editor siempre contraataca.

 

la foto (77)

 

 

Conseguí plaza para el taller Crea tu app sin saber programar de Elena Alvarez, que generó tanto intéres que se crearon dos grupos y aún así hubo gente de pie que no quiso perdérselo. La hora se pasó volando y supo a poco. Nos centramos en dos sitios web: Apicultur y Appery.io para crear una app de diccionario para Android. Apicultur nos proporcionó las APIs necesarias para el contenido y en Appery.io fuímos creando paso a paso la interfaz de la aplicación. He tomado muchas notas y espero poder repetir el proceso en casa con calma pero una cosa sí que saqué en claro, tengo que aprender a crear APIs o conocer a alguien que sepa hacerlo porque sin el contenido poco puedo hacer con la interfaz. La idea de poder generar una aplicación que me permita tener un formato de glosarios adaptado a las necesidades de los intérpretes en cabina me ronda desde hace tiempo pero este taller me ha demostrado que todo es posible con la formación y las herramientas necesarias.

 

la foto (79)

 

 

Tenía muchas expectativas puestas en el siguiente taller, ya hablé el año pasado sobre las ganas que tenía de ir a una clase sobre respiración y el taller Una voz a prueba de bomba de Cristina Bandín no decepcionó, más bien todo lo contrario. Para mi fue la sorpresa positiva del día. Cristina demostró saber un montón y tener mucha mano con la gente. Nos explicó unos pocos conceptos pero enseguida nos puso a hacer ejercicios para poner esas ideas en práctica. Nos habló de la postura, la relajación y la articulación.

 

Estas son algunas de las cosas que he sacado del taller que son útiles para los intérpretes:

 

- Para subir la voz hay que soltar más aire, no forzar las cuerdas vocales.

- La resonancia o impostar la voz evita dañar las cuerdas vocales.

- Cosas que afectan a la voz:

- Tensión en el cuello

- Tener la mandíbula tensa

- El alcohol, que reseca las cuerdas vocales

- Fumar, reseca las cuerdas vocales, genera mucosidad

- Hablar en bares y sitios con mucho ruido

- No dormir suficiente.

Dormir es necesario para la relajación

- Los disolventes

(olerlos, lógicamente beberlos hace daño)

- La menta, reseca las cuerdas vocales

 

Si queremos recuperar la voz después de una afonía o un periodo complicado debemos hacer una serie de ejercicios de relajación y articulación que nos enseñó, beber bastante agua y también recomendó los caramelos (no de menta) y el propoleo.

 

¿Cómo se puede cerrar una jornada tan intensa en una sala llena de traductores ateridos de frío mientras fuera cae el diluvio universal? Xosé Castro encontró la fórmula perfecta, llenó la pantalla del auditorio de las erratas y los horrores más horrorosos y dejó al público llorando de risa.

 

la foto (9)

Pegamentos para hobbits

 

 

Mujeres muy completas

Mujeres muy completas

 


Si queréis leer más información sobre Lenguando Madrid os recomiendo el blog de Alessandra Vita

Mitos, leyendas urbanas y la chica de la curva

Últimamente he tenido mucho trabajo de consecutiva, lo que te permite pasar más tiempo con organizadores, ponentes y público en general y es curioso escuchar algunas de las ideas que rondan sobre la interpretación y los intérpretes. Así que he elegido algunos mitos falsos y otros verdaderos para intentar explicar un poco más la profesión.

Todos los intérpretes traducen y todos los traductores interpretan. Bueno, algunos hacen las dos cosas pero también hay muchos traductores que nunca o casi nunca interpretan y existen intérpretes que no traducen. De cualquier manera, la cuestión es que cuando contratas a un intérprete no puedes aprovechar que está en los quince minutos de descanso para sacar ese contrato que nunca nadie acaba de traducir para ver si te echa una mano y traduce unas 4-5 páginas antes de que tenga que volver a interpretar en sala.

Los intérpretes son todos unos pedantes y estirados. Generalizar en cualquier colectivo no tiene mucho sentido. Vamos vestidos de pingüinos y estamos muy concentrados, eso quizás pueda dar una imagen mucho menos “sociable” pero somos profesionales y no acudimos a los congresos a hacer amigos, así que a veces parecemos distantes pero simplemente estamos muy centrados en el trabajo que tenemos que realizar.

- Los intérpretes no comen. De este tema ya he hablado largo y tendido en una entrada hace unos años, pero muchas veces al terminar una jornada te invitan a que te quedes a la comida o te contratan directamente para que interpretes durante la comida, cena o el desayuno. Es lógico darse cuenta de que comer e interpretar a la vez no es la opción más recomendable, por eso los intérpretes ya vamos preparados y comemos antes o después del trabajo. Lo curioso es que siempre hay una persona que se obsesiona con el hecho de que tú no estás comiendo y se pasa gran parte del tiempo diciendo cosas como: “Estas chicas de hoy no comen nada, esta traductora come como un pajarito”. Menos mal que no sabe que en otras circunstancias no te importaría comer como un “buitre” pero que eres una profesional y sabes comportarte.

Desayunos de lujo para disfrutar  después de la interpretación

Desayunos de lujo para disfrutar
después de la interpretación

- Los intérpretes se apuñalan unos a otros, no existe el compañerismo. Es una frase que he escuchado a veces y que, incluso, he leído en algunos comentarios pero con la que no estoy de acuerdo necesariamente. En el sector hay de todo como en cualquier profesión. Es un trabajo en el que te puedes enfrentar a un cierto nivel de estrés y a mucha exigencia y cada uno reacciona de forma diferente al estrés.

En realidad, solo puedo hablar de mi experiencia y, quizás está muy condicionada por el primer compañero que tuve. La primera vez que me metí en cabina me acompañó el intérprete de la moto, con el que es un placer interpretar. Desde entonces, todos y cada uno de los compañeros que he tenido han sido personas amables y con las que es fácil trabajar. Me he encontrado con una sensación de compañerismo bien entendido, profesionales con ganas de colaborar, compartir y ayudar e incluso he tenido la suerte de hacer amigos con los que ir a tomar un café, ver películas o ir a comprar cómics un sábado por la tarde.

Un poco de #terplove no hace daño

Un poco de #terplove no hace daño

- Tienes puntualidad de intérprete. La primera vez que alguien me lo dijo me alegró el día. La puntualidad  es clave en este trabajo. Llegar tarde es un error por muchos motivos: da mala imagen ante el cliente, reduce el tiempo del que dispones para hacer la prueba de sonido, comprobar que tienes todo montado y listo en cabina y probablemente elimina la opción de ir a hablar con el ponente.

¿A qué hora era la consecutiva?

- Los intérpretes y los diccionarios son lo mismo, solo que unos tienen piernas y los otros no. Un intérprete domina los dos idiomas de trabajo, eso es verdad. Lógicamente si uno tiene una duda sobre uno de los términos del congreso o de la reunión, lo más normal es consultar al intérprete, pero eso no significa que sepa la traducción exacta de cualquier palabra que se le ocurra al participante o ponente. Recientemente interpreté a pie de obra durante una demostración de maquinaria, con un vocabulario muy técnico pero, gracias a unas cuantas horas de preparación y estudio, todo salió muy bien, tanto que uno de los asistentes se giró y me dijo: “Ha hecho un buen trabajo pero, desde que estamos aquí he visto que hay muchos árboles en la zona, ¿cuál es el nombre de ese árbol?”

No sé mucho de árboles, pero me ha servido de aviso y un compañero me ha facilitado un glosario básico de árboles y su nombre en mis idiomas de trabajo.

tree_id_image1

- ¿Micrófono? Es una intérprete, puede proyectar la voz. Sabemos usar la voz, eso es verdad pero a veces nos confunden con otros profesionales de la voz (cantantes y actores) que sí reciben una formación más específica en ese campo. Sinceramente, creo que es una de las carencias en la formación, no nos enseñan a mejorar el uso de la voz a través de la respiración y la gran mayoría hemos aprendido a modular y a calentar la voz en cabina y a través de cursos que pagamos por nuestra cuenta años después. De cualquier modo, si tenemos una sala con 100 asistentes, el micrófono va a ser útil tanto si tenemos que interpretar al ponente o si tenemos que cantar un bolero. Tengo una voz que pocos calificarían de tímida, se me escucha en cualquier sitio (tengo familia y vecinos que pueden corroborarlo) pero forzar la voz en lugar de usar el micrófono no es una buena práctica si quiero trabajar al día siguiente, es mi herramienta y debo cuidarla.

- Comparados con los traductores, los intérpretes son un poco antisociales. Esto lo escuché en un congreso del sector y me sorprendió. Es verdad que normalmente en los congresos de traducción hay más traductores que intérpretes pero no creo que sea por ese motivo. Generalmente nos encanta hablar y trabajamos rodeados de personas a diario. Ahora hay cada vez más charlas y talleres sobre interpretación en los congresos de traducción, en los que antes no solíamos tener mucho espacio, así que quizás empecemos a invadir congresos y se nos escuche por toda la sala (al fin y al cabo podemos proyectar la voz)

Vale, todo esto está muy bien y es muy obvio pero…¿y el final del título de esta entrada?

La chica de la curva es una intérprete a la que le prometieron que le mandarían todo el material antes del congreso y está esperando los archivos.

¿No habrá visto por ahí un Power Point?

Intérpretes por el mundo: Suiza – Berna

No me había olvidado de las entrevistas a intérpretes en otras partes del mundo, sencillamente ha sido imposible publicar en las últimas semanas debido a la carga de trabajo pero ya tenemos la nueva entrega lista y en esta ocasión viajamos a Suiza de la mano de Scilla Di Donato.

En cabina, lista para trabajar en 3,2,1...

En cabina, lista para trabajar en 3,2,1…

- Durante dos años y medio has trabajado como intérprete pero tienes más años de experiencia profesional como traductora, ¿Por qué decidiste empezar a trabajar como intérprete? ¿Qué fue lo que te motivo a dar el paso? ¿Podrías contarnos un poco sobre la formación que recibiste en interpretación? 

Esta es la historia que cuenta como el fútbol y la policía me llevaron a ser intérprete…

Llevo más años de los que puedo recordar trabajando como traductora, de manera autónoma y en plantilla para varias empresas. A partir del año 2005 empecé a trabajar a tiempo parcial como traductora en plantilla para la policía de Berna en Suiza. Un día, me pidieron que fuese la “traductora” durante una sesión centrada en la revisión de la seguridad y organización de la Eurocopa del año 2008 (oficialmente, Campeonato Europeo de Fútbol de la UEFA o UEFA EURO 2008™), dado que Berna era una de las ciudades que iba a albergar el campeonato. En aquel momento no tenía ni idea de lo que suponía interpretar. Me pidieron que hiciera la “traducción” directa e inversa del inglés, alemán, francés y neerlandés, dado que eran los idiomas que hablaban los miembros del equipo de revisión. Menos mal que domino esos 4 idiomas…pero, como todos ya sabréis, el saber el idioma no te convierte en intérprete. De todos modos, la cosa salió (demasiado) bien y de repente yo era  *la* “traductora” para todas las reuniones sobre seguridad que iban a tener lugar en Berna con motivo del campeonato. La policía de la ciudad anfitriona contaba con la colaboración de agentes de policía y especialistas en hooligans  que venían de Francia, Italia, los Países Bajos y Rumania.

Cuando terminé este proyecto tan complicado pero al mismo tiempo tan interesante, tuve claro que necesitaba formarme para estar preparada en caso de que me volviese a encontrar en esa situación.

Buscar clases de interpretación por la tarde en Suiza fue imposible. De modo que opté por la mejor alternativa disponible: un curso de introducción a la interpretación judicial en tribunales en  ZHAW (más información en este enlace: http://www.linguistik.zhaw.ch/en/applied-linguistics/institutes-centres/institute-of-translation-and-interpreting/continuing-education.html).

El curso fue muy interesante y pensé que me encontraba preparada en caso de tener la oportunidad de interpretar de nuevo.

Mientras tanto, nuestra profesora (siempre le estaré agradecida por esto) pensó que yo tenía algo de talento y me sugirió que me convirtiese en intérprete de conferencia. Esto suponía tener que hacer el examen de admisión e iniciar un máster a tiempo completo a la edad de 38 años, además de dedicar 4 horas tres días a la semana para ir y venir a clase, sin dejar de lado mi trabajo con la policía.

Realizar el curso en el ZHAW en Winterthur (cerca de Zurich) fue obviamente una excelente decisión. Me ofrecieron un curso hecho a medida para mi combinación de idiomas (tan solo eramos 3 estudiantes con francés como lengua A y era la única que trabajaba con la combinación de neerlandés-francés, por lo que mis profesores tenían que venir en un vuelo desde Paris y Bruselas dos veces al mes). Además estaba la ventaja de tener instalaciones de última tecnología a nuestra disposición y trabajar en grupos pequeños, lo que hizo que el aprendizaje fuera eficaz y de gran calidad.

Sinceramente, nunca me he arrepentido del esfuerzo y el sacrificio que supuso estudiar (tuve que dejar de lado la vida social durante dos años). Descubrí mi vocación (algo tarde). Sigo trabajando como traductora y me parece que las dos profesiones se complementan. Estoy segura de que ser traductora me ayudó al prepararme para ser intérprete y que mi trabajo en la interpretación me ha convertido en una traductora más rápida y segura de mis decisiones.

- Has trabajado a tiempo parcial con la policía de Berna y ahora has decidido ser autónoma a tiempo completo, es un cambio interesante. ¿Qué puedes contarnos sobre el mercado de la interpretación en Suiza (desde el punto de vista de una autónoma)? ¿Dónde sueles trabajar más: en tu ciudad, en todo el país/ Europa? ¿Cuáles son en tu opinión los temas más habituales en los proyectos de interpretación? ¿Cuáles son tus áreas de especialización?

El mercado de la interpretación en Suiza es bastante interesante, dado que existe un sector privado y las instituciones, nacionales e internacionales (la ONU entre otras).

Trabajo principalmente para el sector privado y, en ocasiones, para el sector público con algún encargo para el parlamento suizo (como se puede ver en la foto) en Berna, lo que es bastante emocionante y también representa un reto.

La mayoría de mis proyectos tienen lugar en Berna, Zurich y las ciudades y salas de conferencia que existen a medio camnio entre las dos, ocasionalmente también trabajo en Montreux y Lausanne.

La mayor parte de los clientes me contrata para congresos de empresa, que suelen realizarse en 2 o 3 idiomas en Suiza. También trabajo para las federaciones deportivas, los sindicatos y las ONG. Por lo que los temas son muy variados y diversos (seguros, deportes, medio ambiente, educación, marketing, gastronomía y el sector del automóvil…). Esta amplía gama de temas es el motivo por el que me encanta este trabajo. Puedes ver desde dentro todo tipo de entornos laborales, conocer a personas de todas las profesiones y, durante un día, eres la experta en un tema sobre el que no sabías nada la semana pasada…

En el parlamento suizo

En el parlamento suizo

- ¿Haces tanto consecutiva como simultánea? ¿Qué piden los clientes? 

Casi todos los proyectos que recibo son de interpretación simultánea. Tengo suerte porque en Suiza hay muchas salas equipadas con cabinas bastante modernas. Por supuesto, en ocasiones nos toca usar el infoport portátil ( o bidule, que es como lo llamamos aquí) para los trabajos con menos asistentes.

Las únicas veces en las que hago consecutiva es en las interpretaciones para la policía. Ahora hago menos de esos encargos, pero cada cierto tiempo me llaman mis antiguos compañeros, puesto que les gusta poder confiar en una profesional a la hora de interrogar a los testigos, víctimas o acusados. Creo que a menudo no se valora este área de trabajo como debería, dado que exige mucho al intérprete y no cuenta con ese aire de prestigio que sí tiene la interpretación de conferencias. Además, con frecuencia te encuentras que los que llevan a cabo la interpretación para la policía no son profesionales, por eso suele tener mala reputación.

De hecho, estamos intentando solucionar el problema con un programa de formación para profesionalizar la interpretación judicial y para la policia en Berna. Estoy preparando un curso ahora con otro compañero. Lo primero que vamos a hacer es ofrecer un curso de formación intensiva de un día de duración para los que no sean profesionales pero que ya estén trabajando como intérpretes para la policía o en los juzgados. El objetivo es proporcionarles una formación básica en consecutiva y darles las pautas esenciales sobre la ética de la profesión y ayudarles a comprender el papel que desempeñan.

Soy consciente de que no es más que un grano de arena pero tenemos que empezar por algún sitio. Dentro de un año veremos si los resultados son satisfactorios y podemos dar el siguiente paso con este programa…

- Suiza tiene cuatro idiomas nacionales, de los que tres son idiomas oficiales. Esto debe representar un reto y crear un entorno interesante para los intérpretes. ¿Podrías explicarnos un poco cómo es la situación? ¿Es necesario trabajar con los tres idiomas oficiales o tan solo es una buena idea hacerlo? ¿Qué idiomas son en general los más demandados por los clientes? 

Suiza, que tiene el alemán, el francés y el italiano como lenguas oficiales, ofrece el terreno perfecto para que el intérprete pueda jugar. Por supuesto, muchos suizos son bilingües o al menos tienen unas nociones básicas de una segunda lengua. El cuarto idioma nacional es el retorrománico (también llamado rético o romanche), que habla una pequeña minoría de ciudadanos bilingües y que, por ese motivo, es irrelevante para los intérpretes desde un punto de vista objetivo. Por otra parte, el inglés cada vez ocupa un lugar más importante en la sociedad suiza, puesto que la población que habla francés y alemán lo emplean como lengua franca si no dominan la otra lengua oficial. Por ahora, el impacto de este idioma en la interpretación es reducido, muchos son consciente de que sus conocimientos del idioma son demasiado limitados para poder comunicarse de manera adecuada y sin restricciones.

En el sector privado, la mayor parte de los congresos se celebra en alemán o francés, el italiano lamentablemente queda relegado, porque la mayoría de los que hablan italiano también domina otra de las lenguas nacionales. En jornadas corporativas suelen poner una cabina de francés/alemán (con inversa) y a menudo incluyen también una cabina de inglés si el cliente es una empresa multinacional.

En el parlamento suizo, los debates del consejo nacional se llevan a cabo en varias lenguas y se interpretan de forma simultánea en todos los idiomas oficiales. Así que tenemos cabina de italiano, francés y alemán. Es posible seguir los debates en directo a través del streaming en internet en los tres idiomas usando este enlace: http://www.parlament.ch/E/SESSIONEN/WEBTVLIVE/Pages/default.aspx.

- Al hablar de Suiza resulta imposible no pensar en las Naciones Unidas. ¿La ONU ha ayudado a que la gente (el cliente) sepa y comprenda mejor lo que es un intérprete? 

Está claro que tener en Suiza organizaciones internacionales como la ONU, FIFA, UEFA, el COI y muchas otras ONG ha contribuido a dar visibilidad a la profesión. Aún así, igual que pasa en el resto del mundo, la interpretación sigue siendo un misterio para la mayoría. Por eso, es importante explicar a los clientes el motivo por el que trabajamos en pareja, la utilidad que supone tener la documentación y obtener tanta información como sea posible antes un proyecto, etc.

- ¿Qué puedes contarnos sobre las condiciones de trabajo en Suiza? ¿Cómo se acuerdan los términos de pago y detalles del proyecto? ¿Os facilitan material? ¿Es necesario ser miembro de alguna asociación específica? 

Prácticamente todos los profesionales trabajan de acuerdo con las normas marcadas por AIIC, incluso si no son miembros de la asociación. Así que tenemos un contrato por escrito con el cliente y, si todo va bien, nos pagan en un plazo máximo de 30 días.

En cuanto al material de investigación, eso depende del cliente. Algunos nos envían las presentaciones en Power Point o los discursos días antes, pero lo más frecuente es que te llegue todo la noche antes de la interpretación o que no llegue nada.  A mi me parece que ayuda hablar con el cliente después del proyecto, para recalcar lo útil que ha sido tener acceso al material de estudio antes del congreso y explicar que eso ha mejorado la calidad del trabajo.

En Suiza hay varias asociaciones para traductores e intérpretes. Soy miembro de DÜV – Interpreters’ and Translators’ Association, que también tiene agencia propia.

- El networking parece ser el santo grial del sector, ¿estás de acuerdo? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Claro, ser miembro de una asociación o pertenecer a una agencia no te garantiza trabajo. Aquí pasa lo mismo, el networking es la receta del éxito. Mientras estudiaba tuve la suerte de tener profesores que además eran profesionales en activo y me ayudaron a entrar en el mercado, fui compañera de cabina en sus proyectos y algunos me contrataron en varias ocasiones hasta que nos convertimos en compañeros habituales. Es de gran ayuda contar con este tipo de apoyo cuando empiezas. Luego, por supuesto, la calidad de tu trabajo es tu mejor activo. Suiza es un país pequeño y todo se sabe en poco tiempo. Cuando un cliente está satisfecho con el trabajo volverá a llamarte y te recomendará a otras personas. Es cierto que esta es un arma de doble filo: si un día no aciertas, todo el mundo se enterará…

Aún no he diseñado una estrategia de networking. Ni siquiera estoy en las páginas amarillas. Hasta ahora, el contacto directo con clientes y con otros compañeros de profesión ha dado sus frutos.

 

- ¿Qué es lo más curioso (raro) que te ha pasado en el trabajo?

Siempre escuchó las anécdotas divertidas de los compañeros y parece que tienen un montón. Es verdad que debido al estrés que pasamos en cabina, a veces ocurren situaciones extrañas y graciosas, pero son casi “bromas privadas” y pueden no ser tan divertidas para los lectores.

En lugar de eso, déjame que te hable de un trabajo que me emocionó mucho y además fue todo un reto:

Después de dar un discurso sobre la motivación, los deportes y el equilibrio entre vida laboral y personal, el ponente, que había sido político en Suiza, empezó a responder las preguntas del público. Era mi último turno de la jornada, mi compañera de cabina ya estaba recogiendo sus cosas y preparándose para irse. Todo iba bien hasta que una pregunta del público generó una respuesta inesperada y muy personal. El ponente, que acababa de publicar su autobiografía, empezó a contar la muerte reciente e inesperada de su hijo y el modo en el que esto estaba afectando su vida y la de su mujer. Fue tan sincero al hablar de esta tragedia conmovedora que todo el mundo en la sala empezó a llorar. La cabina estaba situada de tal modo que podía ver tanto al público como al ponente. En ese momento, al ver a todas esas personas emocionadas y al darme cuenta de lo que estaba diciendo, tuve que hacer un esfuerzo para no llorar y me costó mucho que no me fallase la voz. Pulsé el botón Mute, cerré los ojos, respiré hondo y volví a empezar, en un tono de voz más bajo, más cerca del micrófono y concentrada en la respiración. Eso fue lo que me permitió terminar esa intervención. Después, me di cuenta de que probablemente esa era la única situación para la que no me habían preparado durante el curso de formación.

- ¿La crisis económica ha afectado el mercado en Suiza? Si es así, ¿de qué manera? 

No puedo hablar sobre todo el mercado suizo, pero en mi zona, las cosas parecen estar bastante estables ahora mismo. De vez en cuando un cliente rechaza un presupuesto porque le parece muy caro. Pero no puedo saber si está relacionado con la crisis o si se trata únicamente de un intento de negociar tarifas. De todos modos, nunca bajo las tarifas para conseguir un trabajo; eso generaría un impacto negativo en la profesión. Nunca le pedimos al dentista o al cirujano que baje los precios, porque esperamos que nos ofrezca un servicio profesional. No veo ningún motivo por el que este razonamiento no se pueda aplicar también a los intérpretes y traductores.

- Ultima pregunta, una un poco más personal: ¿Por qué eres la “intérprete escurridiza”? ;)

Creo que los intérpretes son escurrizos por definición. Somos fantasmas, tan solo una voz en los oídos de la gente, generalmente somos invisibles…y aún así fundamentales. Es un tipo de trabajo perfecto para mi personalidad extrovertida y tímida. Me encanta estar dentro de la cabina, lejos de los ojos del público y, a la vez, saber que me prestan toda su atención.

Igual que los actores, nos convertimos en la voz del ponente, así que lo que hacemos es relevante, pero quiénes somos no tiene la menor importancia.

Otra contraducción que hace que este trabajo sea tan fascinante…

eaKJ29Ph

Una cabina con vistas (muy apetecibles)

El verano sabe a interpretación

Durante el mes de julio de 2013 se han celebrado los dos primeros talleres WISE (Workshop for Interpreting Skills Exchange) en la London Metropolitan University y en Universidad Europea de Valencia. Por lo que se comenta en redes sociales y en los corrillos de intérpretes (que sí existen) el resultado ha sido espectacular así que he pedido plaza para la edición del 2014 y al mismo tiempo he bombardeado con preguntas a los coordinadores y padres de la criatura: Joe Burbidge, fundador de los seminarios WISE y organizador de WISE London 2013 y WISE Bruselas 2014 y José Sentamans, coordinador de los seminarios y organizador de WISE Valencia.

Antes de nada, Joe, José, ¿qué hacen dos intérpretes como vosotros en un seminario como este? ¿Cuál ha sido vuestra formación y vuestra trayectoria profesional?

JS: Joe y yo estudiamos juntos en el Máster Europeo en Interpretación de Conferencias de La Laguna. Previamente, yo había trabajado durante cuatro años como traductor en plantilla en una empresa de traducción del Reino Unido y, desde el máster, compagino la traducción con la interpretación de conferencias en el mercado privado.

JB: Having made inroads into the teaching profession, I ended up opting for interpreting as a career choice. Following my EMCI studies in La Laguna with José, I spent a couple of years plying my new trade in a wide variety of different settings before finally settling for Brussels as my base.

 

Joe y José en Londres

Joe y José en Londres

- ¿De dónde nace la idea de los seminarios WISE?

 

JS: Como preparación a las pruebas de Bruselas, hace un par de años nos reunimos en La Laguna un grupo de compañeros del máster para practicar de forma intensiva durante 3-4 semanas. Éramos intérpretes de cabina inglesa, alemana y española y, sin saberlo todavía, de aquí surgiría la idea embrionaria de los seminarios WISE.

Fueron semanas de muchas horas de práctica al día y, por tanto, una experiencia tan fructífera que quisimos repetirla al año siguiente. No obstante, el año pasado solo podíamos en reunirnos en verano, el máster de la ULL ya había concluido y no era posible utilizar sus instalaciones, por lo que empezamos a ponernos en contacto con distintas universidades de nuestros respectivos países. Tanto Danielle D’Hayer y la LondonMet como Emmanuël Hazé y la Universidad Europea de Valencia apostaron fuerte desde un principio por algo que no era más que una gran incógnita en aquel momento, y por ello, quisiéramos aprovechar estas líneas para agradecérselo (de nuevo).

JB: As luck would have it, my first two years as an interpreter allowed me to get to know a wide array of colleagues from across Europe and beyond, many of whom seemed eager to hone their skills by receiving additional training. Some wanted to work on a retour, while others may have wanted to dust off their consec notepad. Many had long since left the university environment, yet were still keen to work on their own booth performance. More than once I came across the view that while working professionally in the booth, seldom is there the chance to receive honest, high-quality feedback on one’s own skills. It seemed to me that there was a lack of options for working interpreters to enhance their skills despite the willingness expressed by many to receive advice in exchange for giving advice. A number of working interpreters I crossed paths with seemed to be on the lookout for a setting in which they could work on their skills in a mutually beneficial way along with colleagues with complementary language combinations.

From my perspective, providing an opportunity of this sort was simply a question of tying the loose ends together by bringing together the right people in the right place. Two other key elements were the need for a structured event and a time of year when interpreters would not be working. Thanks to the efforts and dedication of a number of colleagues, Jose and I were able to organise this in the form of the first WISE sessions, held in Valencia and London respectively. The success of these events and the support for the idea shown by many have meant that WISE is now to be held on an annual basis, with Brussels and Valencia hosting separate week-long sessions in 2014.

- Para los que aún no han visitado vuestro blog http://wiseseminars.blogspot.com.es,  ¿podríais explicar brevemente qué son los seminarios WISE? ¿A quién van dirigidos? ¿Cuánto cuestan? ¿En qué ciudades se celebran? ¿Qué combinaciones de idiomas ofrecen?

 

JB: The idea behind the seminar is that all participants give speeches and feedback to each other, allowing each interpreter to enhance their own skills while helping others to do the same. Colleagues listen to one another and constructively help each other improve in an atmosphere of equality which is more laid back than in a working booth. It is also a great chance to get to know other people with similar interests during the breaks and in the evenings. Nevertheless, the chance to share one’s expertise with professionals with similar goals creates a serious working environment during the practice sessions, with all participants benefitting mutually from each other’s advice.

JS: El año pasado ofrecimos EN, ES, FR en WISE London, y EN, ES, FR, DE, IT en WISE Valencia, combinaciones que serán muy similares a las de este año.

Este año celebraremos de nuevo dos sesiones: WISE Valencia y WISE Bruselas. Ambas tendrán lugar a mediados de julio con una duración de una semana. Muy pronto daremos a conocer las fechas definitivas y otros detalles.

- ¿Ha sido difícil organizar dos seminarios en dos ciudades diferentes el mismo mes y con tantas lenguas de trabajo? ¿Cuáles han sido los principales retos y las ayudas? (no todo es siempre malo)

 

JS: Sinceramente… sí. Para hacerte una idea, te diré que en un principio nuestra idea era reunirnos solo un grupo de compañeros para cubrir los idiomas básicos… y en WISE Valencia acabamos siendo 25 intérpretes de cabina inglesa, francesa, alemana, italiana y española, incluyendo sesiones de retour al inglés, al español e incluso al francés. Como puedes imaginar, simplemente la elaboración del horario fue un rompecabezas de proporciones considerables. A ello cabe sumar la comunicación con cada participante, cuadrar fechas con las universidades, la búsqueda de alojamiento gratuito en la medida de lo posible, así como de ponentes ajenos al mundo de la interpretación, etc, etc.

Dado que teníamos poco más de uno o dos meses para organizarlo todo, empezamos preguntando a compañeros de distintas promociones del máster y a colegas con los que habíamos coincidido en foros o en el mercado privado. Estos, a su vez, recomendaron a otros compañeros y la bola se fue haciendo cada vez más grande, hasta el punto de tener el doble de candidatos que plazas disponibles… hay opciones para dar cabida a un número mayor de intérpretes, pero consideramos que la selección de los candidatos es esencial para garantizar el máximo beneficio mutuo.

En total, seguramente acabaríamos dedicando a la organización de dos a tres semanas completas, pero debo decir que fue una tarea enormemente gratificante porque, desde el primer momento, sentimos que la idea despertaba un gran interés y la ilusión de todos los candidatos era muy apreciable, hasta el punto de que incluso intérpretes en plantilla de la Comisión que estaban de vacaciones se ofrecieron para ayudar con un valiosísimo feedback sin más recompensa que nuestro profundo agradecimiento. Además, trabajar con Joe (así como con Kim Park y Maisie Greenwood, sin las que esto tampoco hubiera sido posible) es siempre un auténtico placer y estuvimos en permanente contacto mientras cada uno preparaba su seminario, por lo que nos retroalimentamos mutuamente de las ideas y sugerencias del otro, nos quedamos con las que consideramos mejores y de esto se beneficiaron ambos WISE.

WISE Londres 2013

WISE Londres 2013

- ¿Cómo se enteró la gente de la existencia de los seminarios: el boca a boca, el blog, los centros en los que se realizaron?

 

JS: Nos pusimos primero en contacto con los intérpretes que conocíamos del máster y de distintas colaboraciones a nivel europeo, estos a su vez hicieron lo propio con su círculo de compañeros y así sucesivamente.

JB: Word of mouth was the main way in which colleagues learnt about WISE at first, and I suspect that this will continue to be the case in the future. The idea behind WISE spreads very effectively when one participant explains the idea to a boothmate or friend, and in this way a sense of community has started to develop among those interested.

- En vuestra opinión, ¿qué ha sido lo mejor de los seminarios y qué os gustaría mejorar o añadir en los seminarios de 2014? (alguna anécdota graciosa)

 

JS: Fueron dos semanas muy intensas y, como te puedes imaginar, repletas de anécdotas… pero eso lo dejo para Joe, que es el rey de las historias desternillantes. Personalmente, me quedo con todo lo que aprendí personal y profesionalmente de todos los participantes y colaboradores puntuales, con los momentos compartidos tanto dentro como fuera de cabina y, muy especialmente, con la ilusión que generó en todo momento la iniciativa y con el compromiso mostrado por todos y cada uno los compañeros.

JB: The stories that could be told are indeed many and would by no means fit into one interview! Similarly to Jose, what will stay with me is the community spirit developed during a two week-long sessions of hard work, but also of very memorable times spent with friends and colleagues.

Having said that, I think what I will never forget is the exhaustion I inflicted on my poor fellow coordinator, Jose, at WISE London. After spending a gruelling week in charge of the Valencia session, the lucky guy flew out to London only to be dragged from one end of the metropolis to the other for five jam-packed days of cycling up and down hills on the way to the train station at ungodly hours while being bombarded by yours truly on questions regarding timetabling and booth planning. Oh, and let’s not forget all the interpreting, speeches and feedback he gave during the day as well. I also made a point of getting Jose along to the pub every evening after our practice sessions, just in case he wasn’t completely zombie-eyed by the WISE experience already. His joy at being released for August holidays was boundless.

WISE Valencia 2013

WISE Valencia 2013

- Pregunta complicada, ¿los seminarios WISE nacen para hacer la competencia a los cursos universitarios, para ofrecer una alternativa o como resultado de un vacío en la oferta formativa?

 

JS: En primer lugar, decir que WISE surge simplemente como una necesidad de un grupo de colegas de prepararse específicamente para unas pruebas y, posteriormente, de seguir mejorando y compartiendo conocimientos. Dado que ya habíamos superado un máster especializado, simplemente necesitábamos más horas de vuelo en combinaciones lingüísticas y modalidades menos habituales en nuestros respectivos mercados (como, por ejemplo, la consecutiva de alemán, en mi caso).

A partir de ahí, vamos moldeando esta idea inicial y el hecho de reunir a intérpretes de varios países en un mismo lugar y en un contexto de colaboración mutua abre nuevas posibilidades, como trabajar un retour con feedback de intérpretes nativos en nuestra lengua B.

Nuestra idea no es, en ningún caso, hacer la competencia a los cursos existentes. Ninguno de nosotros actúa en calidad de profesor durante las semanas de WISE y así lo hacemos constar cuando explicamos en qué consisten los seminarios. Todos participamos en pie de igualdad e interpretamos, leemos discursos y ofrecemos feedback a compañeros de nuestra misma cabina a partes iguales.

Personalmente, creo que el encanto de los seminarios radica en que el resultado general es la suma de cada contribución personal y esto genera una serie de sinergias que se traducen en una experiencia tan positiva como fructífera para todos y cada uno de los participantes. Sin lugar a dudas, si tuviera que describir los seminarios WISE, los resumiría en un ambiente de mucha ilusión y mucho compañerismo.

Trabajo en equipo en Valencia

Trabajo en equipo en Valencia

- Me parece una gran idea y ya he dicho que quiero ser parte de WISE en 2014 (pena no haber podido serlo en 2013) así que, ¿es este un proyecto a largo plazo? ¿Qué podemos esperar de WISE en el futuro? ¿Más países, más idiomas?

 

JS: Sí, nuestra intención es seguir ofreciendo los seminarios a largo plazo. Estamos abiertos a celebrar seminarios WISE en otros países, pero para ello es necesario que reúnan una serie de requisitos comunes a fin de garantizar que las distintas experiencias sean lo más similares e “intercambiables” posibles. Por otra parte, como he comentado antes, consideramos que la selección de los participantes es esencial para garantizar el máximo beneficio mutuo y, por ello, el número de seminarios posibles es limitado.

La curvatura del espacio-tiempo en cabina

En ocasiones me encuentro en cabina con el fenómeno del milagro de los minutos, también conocido por otros nombres, motes y epítetos. ¿En qué consiste? Bueno, se trata de los casos en los que algunos ponentes (no todos) deciden que la teoría de la curvatura del espacio-tiempo de Einstein no iba tan desencaminada porque el tiempo que se les ha asignado para su charla es definitivamente relativo.

Todo esto empieza muchas veces con un error de programación, es decir, con un fallo al calcular que en una hora y media puedes tener a cuatro o cinco ponentes y asumir que ninguno de ellos va a tener un fallo técnico o que se va a pasar unos minutos del tiempo. Generalmente el primer ponente tiene todo el tiempo del mundo y el resto ve poco a poco como su momento se va reduciendo peligrosamente ante sus ojos.

El segundo error de planteamiento es el no tomarse la molestia de pensar en el público a la hora de preparar el discurso. Muchos ponentes (insisto, no todos) reciben el encargo de hablar durante quince minutos, les dan un tema más o menos concreto y unos días, meses o semanas para que lo preparen. Vamos a poner un ejemplo para verlo con más claridad: el ponente A tiene que hablar sobre el impacto que ha tenido la apertura de una estación de tren en un barrio con problemas económicos. Lo suyo es hablar un poco sobre la situación del barrio antes y después de la apertura de la estación, dar algunos datos, mostrar algunas tablas en las diapositivas, plantear algunos ejemplos concretos y dejar espacio para las preguntas y respuestas. El problema viene cuando dicho ponente A decide que aunque tiene 15 minutos, no vendría mal contar la historia del ferrocarril en España desde sus inicios, luego dar absolutamente todos los datos demográficos, con sus estadísticas completas sobre el barrio, contar el número de polideportivos que tiene, si en el 2008 además fue elegido el barrio con las mejores tintorerías y ya de paso hablar sobre los presupuestos municipales de los últimos siete años, esa disputa por terrenos que mantienen con el barrio de al lado y como uno de sus equipos de fútbol tiene opciones de ganar el próximo partido de la Copa del Rey. Toda la información tiene que ver con el barrio, eso es verdad, pero son datos que ha escrito en un documento de 35 páginas, con elaboradas fórmulas más propias de algunos premios Planeta. Por supuesto, el ponente A no ha leído en casa esas 35 páginas en voz alta para ver si quedan bien o suenan algo pomposas, tampoco ha calculado el tiempo que le lleva recitar esas páginas y no tiene ni idea de si se ciñe a los quince minutos marcados o no pero se siente satisfecho por el trabajo realizado.

Ahora llega el momento de la verdad: la conferencia. Personas de medio mundo han acudido y quieren intercambiar casos prácticos sobre cómo combatir la falta de motivación en barrios en situaciones complicadas. Se fusionan nuestros dos errores y empieza la tercera mesa redonda de la mañana con cinco ponentes, cada uno de una ciudad diferente y con una historia propia. El ponente A es el tercero, así que cuando le llega el turno los otros dos ya se han comido la mayor parte de la hora y media asignada a la mesa y el moderador le informa de que tan solo dispone de 10 minutos, aunque sería mejor si solo hablase cinco y dejase espacio para la pausa de la comida.

En realidad es bastante injusto para el ponente A, porque ha perdido tiempo que le correspondía y cinco minutos no permitirán explicar bien lo que ha pasado en su barrio. Eso no lo voy a negar.

Aún así el ponente A no se viene abajo y saca su taco de 35 folios y avisa al público que dado que no tiene tiempo va a proceder a leer a toda velocidad las páginas, que lo siente por los “traductores” pero que es lo que hay. En efecto se pone a leer a toda marcha, sin apenas hacer pausas para respirar, acelerando el ritmo aún más cada vez que el moderador le avisa que se queda sin tiempo, sin levantar la vista del papel, sin resumir, recortar o cuidar de la presentación de ideas e ignorando las miradas asesinas de sus intérpretes.

A todo esto, el público está en la sala recibiendo el discurso sin enterarse de mucho. Es bastante frecuente que después de uno de estos ponentes, se te acerquen los asistentes en el descanso y te comenten:

- No sé cómo le habéis podido traducir, me costaba entender esa charla a mi y es mi propia lengua.

Esto pasa tanto con ponentes que hablan en castellano como en inglés y es una pena, en primer lugar por el público, que suele desconectar al cabo de dos minutos si el ponente se limita a leer a toda caña un texto escrito y pensado para una lectura sosegada y no para un auditorio. Muchas veces, las ideas son buenas, los ejemplos interesantes y se pierden por el camino debido a una pésima presentación.

Finalmente, si me lo permiten, también querría recordar que los intérpretes no somos el enemigo a batir, somos una herramienta de comunicación, nos limitamos a transmitir en otra lengua el mensaje y lo que queremos es hacer nuestro trabajo lo mejor posible.

Recientemente un ponente nos dijo: “Voy a dar solo dos ideas claves, con sus ejemplos y voy a hablar despacio y de forma clara porque mi hijo es intérprete y se queja mucho de lo mal que hablan los ponentes, así que quiero ayudaros porque mi objetivo es llegar al público”

Somos un equipo, aún así somos conscientes de que siempre existirán ponentes metralleta o correcaminos, convencidos de que el tiempo es realmente flexible y que el milagro de convertir cinco minutos en media hora es factible.

Ponente A y su intérprete

La curiosidad necesaria

Desde niño te advierten de los efectos nocivos de la curiosidad, todos sabemos lo que le pasó al gato, pero en este sector es una parte fundamental del trabajo. Un intérprete o un traductor curioso tiene ventaja. Nunca sabes de qué va a tratar el próximo encargo, así que todo lo que acumules en tu carpeta de cultura general te puede ser útil.

Esos días que hay menos trabajo o que básicamente te dedicas a esperar una respuesta a un presupuesto, siempre puedes ponerte a curiosear otros temas para ir descubriendo vocabulario y historias. Hace unos meses estaba aburrida y me metí en Tumblr para pasar el rato. La jerga propia de algunas redes sociales es de lo más divertida, si eres usuario de Tumblr te suenan cosas como: Feels, Majestic, What is air? Ship wars y similares. No parece información muy práctica pero siempre hay cosas interesantes en todas partes. Buceando entre fotos de Beyonce en concierto y Sherlock Holmes encontré una historia que desconocía, la de Kathrine Switzer, la primera mujer que se apuntó y completó una maratón, la de Bostón en 1967 (no hace tanto). El texto venía acompañado de unas imágenes que me impactaron.

Intentaron echarla de la carrera pero su novio y su entrenador la ayudaron

Intentaron echarla de la carrera pero
su novio y su entrenador la ayudaron

A raíz de ahí, se despertó mi curiosidad y busqué a esta mujer para saber más sobre ella, el motivo por el que se había apuntado a la maratón y, sobre todo, cómo había acabado todo. Me gustan las historias y saber el final de las mismas, vamos que tengo alma de cotilla y de friki, lo que explica la siguiente imagen-consejo:

Algún purista de las películas me dirá aquí que Gandalf recomendaba correr a sus amigos, así que ya os podéis imaginar que no he elegido esta escena por casualidad, porque esta entrada va de maratones y de ser curiosos siempre, no solo durante un proyecto, porque nunca sabes qué tema te tocará después.

Apenas unas semanas después de esa tarde que pasé investigando la historia que encontré en Tumblr me tocaba  ir al congreso internacional de IAPTI en Londres y 5 minutos antes de embarcar me llamó un compañero para ofrecerme una interpretación. Acepté y le pedí que me mandase toda la información, que ya la miraría en el hotel en cuanto llegase. La conexión gratuita y de alta velocidad de mi habitación era como un animal mitológico, el de la recepción aseguraba que existía pero la realidad era muy distinta. Aún así logré descargar el vídeo promocional del evento en el que iba a trabajar y cuál sería mi sorpresa cuando me encontré de nuevo con Kathrine Switzer.

A los cuatro días ahí estaba, en un hotel del centro de Madrid cara a cara con la primera mujer que había completado la maratón de Bostón, una persona muy amable y que me confesó nada más conocerme que no había dormido mucho porque le preocupaba si el intérprete iba a ser capaz de transmitir bien su mensaje. Cuando nos sentamos a hablar antes de la presentación, le sorprendió que conociese tan bien su historia, le expliqué que un intérprete profesional siempre estudia el tema antes del trabajo (si le dejan) para poder ofrecer la mejor calidad posible y que, en este caso, además de la cantidad de información que me habían facilitado desde la organización, ya había investigado por mi cuenta antes.

Vistas durante las entrevistas

Vistas durante las entrevistas

El evento era la presentación del maratón femenino 261 Women’s Marathon, del que ella es madrina y que se celebrará en Mallorca el 30 de marzo. Si no me equivoco aún estáis a tiempo de apuntaros si os interesa: 261wm.com. Además también participaron otros dos grandes ejemplos de mujeres deportistas como son Nuria Fernández y Vanessa Veiga.

Al ser una sala con prensa y luego una serie de entrevistas individuales, no valía la pena montar una cabina, así que trabajé con un maletín infoport y en consecutiva con notas. El técnico de sonido me dejó elegir el sitio para colocar una mesa y me prestó un soporte para que el micrófono no fuese un estorbo.

Un mini maletín infoport

Un mini maletín infoport

Kathrine con los cascos seguía la presentación en castellano

Kathrine con los cascos seguía la presentación en castellano

Lo bueno fue que la organización calculó muy bien el tiempo de ensayo, lo que permitió realizar varias pruebas de sonido y explicar a todos los que iba a hablar cómo iba a funcionar la interpretación, dado que iba a mezclar susurrada pura con infoport  y consecutiva con notas para la sala.

Resultó muy interesante el cambio del micrófono del infoport al micrófono de sala dependiendo de si interpretaba al español para la mayoría de los asistentes o susurraba al inglés al micrófono de solapa para Kathrine.

Al fondo, se ve a la intérprete (camisa blanca) y su mesa de trabajo

Al fondo, se ve a la intérprete (camisa blanca)
y su mesa de trabajo

Una de las palabras clave del evento fue Fearless (sin miedo). Viene grabado en el otro lado de la pulsera que Kathrine regaló a algunas de las asistentes (incluida la intérprete), para recordarnos que no debemos tener miedo a dar el paso y hacer cosas que otros nos dicen que no debemos o no podemos hacer.

Para dar fuerzas

Para dar fuerzas

Dedico esta entrada con especial cariño a todos los traductores que forman parte de los TraduRunners.

Enlaces de interés:

Web de la maratón: www.261wm.com

Página en Facebook: 261WM

Cuenta en Twitter: @261wm

Déjame que te hable de los grupos

Sé que no le gusta a todo el mundo, al fin y al cabo es una película de tres horas, pero El paciente inglés es una de mis favoritas y contiene la que, en mi humilde opinión, es una de las frases de ligoteo más curiosas de la historia: “Déjame que te hable de los vientos”.

Como ya sabe todo traductor e intérprete, el contexto lo es todo: la pareja en cuestión está atrapada en el camión de la excursión por el desierto en medio de una tormenta de arena. A la luz de la linterna, el conde húngaro decide lanzarse al ataque con esta frase y una narración histórico-festiva en un intento de enamorar a la mujer que ya tiene más que interesada por sus huesitos.

¿Qué tiene que ver todo esto con la entrada de hoy? En realidad nada, pero a estas alturas, ya deberíais conocerme.

Churri, déjame que te hable de los grupos.

Churri, déjame que te hable de los grupos.

Las diferencias que nos explican en la universidad entre la consecutiva pura y el enlace se desdibujan como las marcas en la arena cuando nos enfrentamos a la realidad del mercado laboral. Aunque cada vez hay más clientes que saben muy bien lo que contratan y lo piden de manera acertada, aún nos encontramos con muchos casos en los que la diferencia clásica a la hora de pedir un tipo de interpretación u otro es la presencia o ausencia de cabina. Es decir, que si saben que no van a necesitar cabina piden un intérprete de consecutiva y luego el tipo de trabajo y el modo en el que quieren que se desarrolle el acto serán los que te indiquen si es un enlace, una consecutiva con notas clásica o una susurrada despistada.

Hay pistas que permiten saber a qué te vas a enfrentar pero normalmente la flexibilidad y la capacidad de hacer frente a casi todo serán las herramientas clave del intérprete.

De cualquier modo, si el trabajo requiere ser la intérprete de un grupo que va a visitar varios centros, empresas, museos, obras, etc., es decir, una intérprete en ruta, lo más probable es que acabemos haciendo un poco de todo: consecutiva en algunos centros, enlace con mucha frecuencia, susurrada en momentos puntuales y de guía turística el resto del tiempo.

El micrófono del autobús acaba siendo tu amigo.  A la derecha tenemos....

El micrófono del autobús acaba siendo tu amigo.
A la derecha tenemos….

Trabajar con grupos es uno de los proyectos más cansados pero también más gratificantes. Puedes poner en juego casi todas las técnicas y en ocasiones acabas escuchando y hablando más lenguas de las que conocías al empezar el proyecto. Normalmente formas equipo tanto con la persona de la organización que lleva las riendas del asunto, como con los integrantes del grupo. Por supuesto, mantienes tu imparcialidad profesional, pero al no tener una cabina que nos separe de oradores y público, podemos interactuar con todas las partes. Además, este tipo de trabajos suelen durar al menos dos días y, a diferencia de una interpretación normal en sala, aquí pasamos muchas horas con el mismo público, al que acabas bastante unida, porque donde vaya el grupo vas tú. Son horas de presentaciones, charlas, talleres prácticos, visitas guiadas, autobús y paradas estratégicas para comprar botellas de agua y encontrar los aseos. No solo interpretas sino que acabas hablando con todos, explicando un poco cosas sobre la ciudad, sobre la cultura española, recomiendas sitios para ir a cenar, tiendas para los regalos a la familia, te cuentan de dónde vienen, qué idiomas hablan, practicas un poco de checo y mejoras tu pronunciación al decir “Jó napot!” (¡Buenos días! en húngaro, ahora empezáis a ver la relación con la introducción).

Esta es una guía pero las intérpretes de grupo  trabajan de forma muy similar

Esta es una guía pero las intérpretes de grupo
trabajan de forma muy similar.

Tras la primera visita, el grupo sigue a la intérprete a todas partes y en muchos casos la consecutiva es muy rápida, con pocas notas, porque parte del discurso se da en movimiento, mientras alguien enseña un centro o un taller y tú sigues al orador y el grupo se encarga de colocarse en semicírculo alrededor de la intérprete para no perder detalle.

He trabajado con muchos grupos, algunos incluso repiten año tras año, como los periodistas de Photoespaña, que ya me conocen, saben muy bien cómo es la dinámica y en cuanto entran en una sala me buscan para poder seguir la presentación en el idioma que necesiten.

Este tipo de interpretación es uno de los motivos por los que me declaro amante de la consecutiva. Trabajar con grupos te permite entrar en contacto con personas de culturas muy diversas. Además, la gente del grupo aprende mucho también sobre el trabajo del intérprete, es muy habitual que te hagan preguntas y así, poco a poco, mejoramos la visibilidad de la profesión.

Yo acabo cansada pero muy contenta con el trabajo realizado y por los regalos que me hizo el último grupo, creo que a ellos también les gustó la experiencia.

Bombones para la intérprete

Bombones para la intérprete.

La clave en este tipo de proyectos es ser muy flexible, estar dispuesta a echar un cable, tener en cuenta que al ir y venir en autobús el tráfico puede cambiar los horarios y es algo impredecible, así que sabes a qué hora empiezas pero no siempre a qué hora vas a terminar. Es necesario, como de costumbre, prepararse bien el tema porque te ganas la confianza del grupo en la primera visita y a partir de ahí, aunque no puedes bajar la calidad ni un momento, ya trabajas más relajada porque el grupo si puede y lo necesitas te va a echar un cable.

La nostalgia en blanco y negro

Sé que se termina el año y parece el momento oportuno de hablar de ese deseo que a veces nos invade de echar la vista atrás y de pensar, aunque sea solo durante unos segundos que todo tiempo pasado, fue mejor.

Ayer tuve la oportunidad de interpretar la presentación del libro Los inconformistas del fotógrafo Martin Parr editado por La Fábrica en una de las fantásticas tardes culturales organizadas dentro de las actividades del Club Havana 7 Cultura Abierta.

El libro en el taburete de la intérprete

El libro en el taburete de la intérprete

Lo bueno de llegar con tiempo es que consigues tener algunos minutos a solas con la persona a la que vas a interpretar y eso siempre ayuda.

Johnny vigilaba el cuaderno de notas antes del acto

Johnny vigilaba el cuaderno de notas antes del acto

Martin Parr no solo es un fotógrafo con un público fiel e interesado, además sabe aprovechar a su intérprete y jugar con los elementos.

A mucha gente no le gusta demasiado o incluso nada tener un intérprete de consecutiva porque piensan que se pierde tiempo, que parte del público se aburre mientras espera a la interpretación y que la otra parte se ve obligada a escuchar la información dos veces. No están del todo desencaminados, la consecutiva es útil para ciertos casos y hay que saber encontrar el equilibrio entre información y eficacia.

El artista me preguntó cómo iba a interpretar para preparar el discurso en base a eso. Salió muy bien, prácticamente todas las intervenciones eran tan breves que no era necesario tomar notas, bastaba con anotar las palabras clave o los nombres de otros artistas a los que mencionaba. En ocasiones solo me daba parte de una frase, unas palabras y cuando le miraba sorprendida me decía: “mujer, estoy dotando al momento de cierto dramatismo”.

Jugaba con la interpretación para crear un efecto en el público y trabajábamos en equipo. Él creaba la atmósfera, yo transmitía la información tal y como él quería. A ratos se detenía para hacer comentarios, tras la interpretación de una frase que requería especial mimo, me miró y dijo:

- ¿He dicho todo eso en inglés?

- Sí.

- Bueno, no se fíen de la traductora. Ahora, traduce eso.

- No se fíen de la traductora.

(Risas de los asistentes)

Pero estaba claro que tanto él como el público se fiaban de mi trabajo. A partir de ese momento, cada vez que terminaba yo una intervención decía totalmente convencido: Correcto.

Aida2

El libro que se presentó es una obra llena de nostalgia, con fotografías en blanco y negro de finales de los setenta que documentan la vida en una pequeña localidad con unas interesantes capillas inconformistas pero con pocos parroquianos. No son solo el recuerdo de una comunidad tradicional, tal y como dijo Parr, dan la impresión de ser instantes de un mundo casi medieval por lo lejano que nos parece ahora. El artista contó que son fotografías en blanco y negro puesto que en la década de los 70 si querías que te tomasen en serio no podías plantearte otra opción.

También recomendó la exposición Only in England, que se puede visitar en Londres en la galería Media Space y en la que se muestran las fotografías que aparecen en este libro junto con la obra del artista que le inspiró para crearlas: Tony Ray-Jones.

Es un gran coleccionista de libros de fotografía y se habló del creciente interés que despiertan estos libros en países como España. Yo misma ya tengo algunos en mi estantería.

Como decía al inicio, esta presentación formó parte de las actividades culturales que organizan La Fábrica y Club Havana 7 en Madrid y que continuarán a lo largo del mes de diciembre.

2013-12-02 19.07.46

Tratan temas tan interesantes como los que muestra el cartel y eso no es todo. Después de unos años en los que parece que no es posible beber nada que no venga de un menú selecto de gin-tonics, ayer fue la primera vez que vi el espectáculo que ofrecen al terminar la tertulia al preparar un “serve” de ron con canela y naranja en medio de la sala en la que se muestra parte de la exposición Celebrities de Mary Ellen Mark.

John Bellushi no parece muy emocionado con el ron

John Bellushi no parece muy emocionado con el ron

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.488 seguidores