La importancia de las prácticas en la formación de intérpretes

En todas las profesiones conocidas el poder hacer prácticas resulta fundamental. Esa es una verdad tan básica que no es necesario recordarlo y sin embargo, ¿cuántas veces nos hemos encontrado con cursos de formación en los que no se incluye la más mínima opción de hacer prácticas?

Yo me formé como traductora e intérprete hace ya unos cuantos años (el tiempo pasa volando…) pero por lo que he oído y lo que me cuentan mis alumnos de su experiencia universitaria, las cosas no han cambiado demasiado en muchos sitios. Eso sí, me encantaría conocer la experiencia vivida por los que lean esta entrada y hayan estudiado o estén estudiando traducción e interpretación.

Yo estudié primero en la universidad Complutense el máster de Traducción de dos años de duración, en el que se ofertaron 2 plazas para trabajar como traductor becario en una publicación especializada en mercados financieros. Sobra decir que eramos más de 50 alumnos y que casi llegamos a las manos en los pasillos porque todos queríamos esas plazas. En interpretación no tuvimos tanta suerte, de hecho, teniendo en cuenta que toda la formación que nos dieron fueron cuatro clases mal contadas en las que cada uno interpretaba en consecutiva durante 2 minutos a la semana, darnos prácticas habría sido totalmente absurdo.

Cuando terminé la parte universitaria de mi formación seguí estudiando en el centro en el que ahora trabajo como profesora de interpretación, en Estudio Sampere en Madrid. Lo que me encantó del centro fue que al mes de empezar las clases estaba trabajando como becaria de traducción en una empresa de comunicación y marketing. Fue una beca de 9 meses en la que aprendí muchísimo y es que no hay nada como ponerse manos a la obra, salir del aula y enfrentarse a los problemas reales. Al año siguiente hice interpretación en el mismo centro y al finalizar el curso el señor Sampere me mandó de prácticas a la embajada de Holanda. Fue una experiencia increíble. Nunca había creído realmente que yo podría dedicarme a la interpretación hasta ese momento. En clase a base de esfuerzo sacaba los ejercicios pero siempre pensaba que el día que tuviera que hacerlo en una situación real los nervios me dejarían catatónica o que me quedaría con la mente en blanco.

Cuando me ofrecieron la oportunidad de las prácticas acepté porque, bueno, no era un trabajo pagado, era una cosa de la escuela, pensé que tampoco tenía mucho que perder y me enviaron a un hotel a recoger al empresario holandés al que debía acompañar en una serie de reuniones de negocio. Los primeros 5 minutos de la primera reunión fueron caóticos, se me atascaban las palabras, me temblaban las piernas, pensé que me iba a dar algo. Pero al cabo de 6 minutos me centré y aproveché toda la información que había estaba buscando y estudiando la tarde antes. La empresa se dedicaba a la conservación de fachadas históricas y durante esa mañana visitamos varios edificios emblemáticos de la ciudad, una sala de Patrimonio donde estaba trabajando en la recuperación de obras de arte y los bajos de la embajada de Holanda. Fue divertido, muy interesante, decidí que lo mio era interpretar temas relacionados con el arte y además, por primera vez, me enfrente a las cosas de las que había oído hablar en clase, es decir, trabajar rodeada de ruidos, con acentos diferentes, con gente hablando a toda velocidad, etc.

Las prácticas tienen que formar parte integral de la formación. En la actualidad soy profesora y no hay cosa que más me guste que leer los correos en los que me comentan el buen trabajo que han hecho mis alumnos durante sus jornadas de prácticas. Esta semana tengo a casi la totalidad del alumnado en prácticas, cuaderno en mano y quería desearles mucha suerte desde aquí. Tres de mis alumnos ayer se enfrentaron a una situación de las que suelo contar en el blog, una ponente muy maja pero que no quería trabajar con intérpretes porque interrumpen su discurso, así que ellos, ni cortos ni perezosos, buscaron una solución y fueron por la sala preguntando quién necesitaba un intérprete, se dividieron el trabajo e hicieron una interpretación susurrada a los alumnos que lo solicitaron. Esa es una de las claves del trabajo, saber salir de los apuros, no dejarse vencer por un inconveniente y tratar siempre de encontrar una solución. Les felicito por eso.

(Esta es una de las prácticas del año pasado, Eleanor, que ahora trabaja conmigo como profesora de interpretación inversa en Sampere, trabaja como enlace entre el comisario y un fotógrafo)

Quedo a la espera de recibir vuestro feedback. Como veo además que tengo bastantes visitas de México y de otros países, sería muy interesante saber cuál ha sido vuestra experiencia. ¿En clase os dieron la opción de prácticas? ¿Las aprovechasteis? ¿Qué os pasó durante las prácticas? No seáis tímid@s….

 

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace siete años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

14 thoughts on “La importancia de las prácticas en la formación de intérpretes

  1. Hola:

    Hace apenas un par de semanas que encontré este blog y, desde entonces, lo vengo siguiendo. Soy estudiante de Traducción e Interpretación, de último año.

    La verdad es que en mi universidad (Málaga) no se ofertan prácticas de interpretación (ni de traducción, hasta donde yo sé). Realmente es una carencia bastante grande porque, para quien quiera dedicarse a la interpretación (como es mi caso), supone salir de la carrera sin la menor idea y en absoluto preparado para el mundo laboral. Esto se ve agravado además por la poca práctica dentro de las asignaturas correspondientes: se da un año de consecutiva y un año de simultánea en toda la carrera, y buena parte de eso es teoría. Por si fuera poco, en mi caso, no hay cabinas suficientes y tenemos que turnarnos, hasta el punto de poder interpretar únicamente 2 minutos en una clase de dos horas (verídico), lo cual llega a ser desesperante.

    Respecto a otras universidades, no estoy demasiado informada, pero creo que no andan mucho mejor (dentro de España). El año pasado estuve de Erasmus en Alemania y no hay comparación: había como mucho 10 alumnos por clase y había cabinas de sobra, por lo que interpretábamos la hora completa…

    En fin, esa es mi experiencia. Espero que algún día mejore la situación…

    Un saludo

    Me gusta

    1. Esa fue mi experiencia en la universidad, 50 en una clase de consecutiva sin cabinas, interpretábamos por turnos cada 2 minutos mientras la profesora leía un discurso, al apellidarme González, para cuando llegaba mi turno yo ya ni sabía de qué iba el discurso ni me sonaba para nada la terminología usada por los compañeros. Salí de la facultad convencida que yo nunca sería intérprete, que no estaba hecha para eso y ya ves.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia en Málaga, me interesa mucho saber la oferta que hay en las universidades.

      Me gusta

  2. ¡Hola aidag! 😉

    Me ha encantado esta entrada, ¡enhorabuena!

    Pienso que en realidad gran parte de los alumnos quieren realizar prácticas, pero que es imposible debido a la poca oferta que hay. Yo no hice prácticas exactamente porque no se consideraban como tales (era un trabajo de verdad más bien), pero vamos, que trabajé en el Servicio de Traducción Universitario de la Universidad de Granada y fue una experiencia muy gratificante. No por los textos que traducía (que en su mayoría eran de inversa), sino porque tenía que atender clientes, gestionar correos, etc. Me acuerdo cuando me temblaba todo cuando sonaba el teléfono y tenía que lidiar con un cliente… Y fíjate, cuando pasó el tiempo, estaba la mar de a gusto en esa situación.

    Desde luego, claro que considero que las prácticas son fundamentales para nosotros. Por eso yo siempre digo que, si no las haces en la etapa universitaria porque no has podido, no pasa nada: considera que tu primer trabajo serán unas prácticas y que debes ser una esponja para absorberlo todo y mejorar cada día.

    Un saludito,
    Pablo

    Me gusta

    1. Me gusta el enfoque de considerar el primer trabajo una práctica, yo sigo aprendiendo mucho de cada cabina y de cada compañero/a en esta profesión. Creo que es lo que más me gusta del trabajo.

      Me gusta

  3. Hola!

    Yo soy estudiante belga que ya ha hecho un año de master en interpretación y actualmente estoy ocupada haciendo el postgraduado en interpretación de conferencias.

    El año pasado tuvimos 3 horas de interpretación para cada lengua (en mi caso español-francés). El primer cuatrimestre hicimos solamente la consecutiva con textos de periódicos, discursos escritos, etc. Para ser muy franca, estas horas no me parecieron bastante. Sobretodo la técnica de notas cuesta mucho trabajo, dura mucho tiempo. Y a saber que solamente hicimos la simultánea desde el segundo cuatrimestre.. No bastaba.

    Este año, al contrario, practicamos 6 horas en cada lengua. El primer cuatrimestre solamente hacia nuestra lengua materna (en mi caso el neerlandés) y desde febrero la inversa (para ambas lenguas!). Tengo que decir que cansa mucho, pero las horas en clase valen mucho más la pena que el trabajo individual.. Además enseñan únicamente intérpretes profesionales lo que es realmente imprescindible, en mi opinión, para tal formación.

    Espero que mi comentario haya sido interesante y útil, ya que estoy realmente a favor del intercambio al nivel de la interpretación! 🙂

    Me gusta

    1. Hola Nathalie,

      Gracias por el comentario, me resulta muy interesante saber qué se hace en la formación de interpretación y estoy totalmente a favor de la enseñanza por parte de profesionales. Se aprende mucho de personas que se enfrentan a las dificultades del trabajo y te pueden orientar de una forma más realista y menos teórica. Además, me encanta que digas que es cansado pero vale la pena, porque es así. Muchas gracias por seguir el blog y por tu comentario

      Me gusta

  4. Hola a todos:

    Acabo de topar con el blog y me parece de lo más interesante. Yo soy estudiante de traducción e interpretación de último año en la Universidad del País Vasco, y comparto más o menos la opinión de Almudena. ¡Consuela saber que no es sólo mi universidad la que tiene carencias! No creo que haya horas suficientes de interpretación, aparte de que en mi caso, ni siquiera conté con un profesional de interpretaión en el caso de consecutiva. Hay mucha teoría, poca práctica e insuficiente. Y ni hablar de prácticas en empresas ni nada parecido. Lo poco que he podido experimentar ha sido buscando pequeñas cositas por mi cuenta. Así que este año salgo de la facultad con la misma sensación que describís por aquí: “no estoy preparado”. El año que viene me voy a matricular en el máster europeo de interpretación de conferencias con la esperanza de poder hacer un intensivo de interpretación.
    En cualquier caso es esperanzador ver que se puede 😉
    Gracias por vuestros comentarios. ¡Un saludo!
    Jon

    Me gusta

    1. Gracias Jon por tu comentario, quería saber un poco la situación en las universidades y me están ayudando mucho los comentarios. Si quieres ser intérprete sigue formándote que hay cabinas por el mundo necesitando gente preparada. Yo pasé por eso y mi intención (dentro de lo posible) es que todos mis alumnos puedan disfrutar de la opción de prácticas que en su día la universidad no me dio. Además, generalmente, mi experiencia es que una vez que los alumnos han ido de prácticas, su trabajo en clase es mucho mejor, porque la motivación se dispara. Este fin de semana tengo a un equipo de alumnos en las jornadas sobre fotografía de Alcalá de Henares, si alguien piensa asistir a las clases de Joan Fontcuberta, les podréis ver en acción.
      Suelo conseguir prácticas para mis alumnos del curso anual pero me encantaría este año ofrecérselas también a los alumnos del intensivo de verano…a ver si lo consigo.

      Me gusta

  5. Hola a todos! 🙂

    Yo estoy acabando Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada. Ahora mismo estoy haciendo prácticas en una empresa de traducción en Granada, empecé en enero y acabo a finales de mes. Esta empresa se dedica en exclusiva a la traducción, no tiene nada de interpretación. Sin embargo, la universidad tiene una plataforma de prácticas en empresas en la que te puedes inscribir (http://empleo.ugr.es/) y hay más información en la página de la facultad (http://www.ugr.es/~factrad/estudiantes/practicas.html).

    Un saludo 😉

    Me gusta

  6. ¡Hola!
    Yo estudié TeI en la Universidad de Valencia, y aunque para cuando estudié allí la carrera era una especie de experimento, sí que tenían muy buena oferta de prácticas. Es más que recomendable hacer prácticas. Te enfrentas a la realidad con cierto amparo. Yo tuve suerte con la empresa con la que hice las prácticas y desde luego fue una experiencia muy buena.
    ¡Saludos!

    Me gusta

  7. ¡Hola!
    Muy interesante la entrada 🙂

    En la Universidad de Salamanca sí que tenemos muchas prácticas. Tienen preferencia los alumnos de 4º, aunque en las prácticas de traducción también pueden participar los de 3º. El año pasado estuve haciendo prácticas de traducción con ACNUR, y este año me toca coordinar las de la Fundación Vicente Ferrer. Además, tengo compañeros en el Servicio Central de Idiomas, Brigadas Internacionales, Guardia Civil, ONU, ONUSIDA, Transleit (una agencia en Barcelona, esto lo aprovechan los que están de Séneca)…y más organizaciones. El curso pasado también hice otras con la propia Universidad más enfocadas a la terminología y conceptualización (en relación con la plataforma Moodle).

    En cuanto a las prácticas de interpretación, son solo para los alumnos que eligen itinerario de interpretación en el último año (es mi caso). Tenemos una asignatura que es de prácticas de interpretación (se llama Modalidades de interpretaión) y según van llegando ofertas a la Universidad, nos las van adjudicando. Yo este año he ido a una feria de contratación de servicios turísticos (SOTUR, en Olmedo, un pueblo de Valladolid), era interpretación de enlace. Y las otras que me concedieron fueron las de cabina muda en la ONU en Ginebra 🙂 Te puedes imaginar lo contenta que estoy.

    Sé que tengo compañeros que no hablan muy bien de la facultad, pero en lo que a mí se refiere…solo saldrán buenas palabras de esta boca. Una vez hablando con un profesor, me hizo ver que lo que en Salamanca nos parece normal y lógico, no lo tienen en todas partes. Si a esto le sumamos el Seminario de Traducción Jurídica, con representantes de UE, ONU, OIT, CPI, etc., que además es la única universidad de habla hispana que tiene firmado un memorando de entendimiento para colaborar con ONU (aunque se está poniendo en marcha ahora), y que en clase somos pocos (en las de interpretación nunca más de 14, el número de cabinas que tenemos); pues creo que no nos podemos quejar 🙂

    Un saludo y ¡a seguir con el blog!

    Me gusta

    1. Antes de nada felicidades por hablar así de tu universidad, es un placer ver gente que sabe aprovechar la formación y además sabe agradecer los esfuerzos de sus docentes y del centro. Efectivamente, lo que ofrecen en Salamanca no es lo común en muchos sitios y me parece fantástico que podáis contar con una oferta tan rica e interesante. Los buenos traductores e intérpretes necesitan formación y las prácticas son una parte fundamental de ese proceso de aprendizaje.
      Como profesora es un placer cuando lees buenos comentarios de alumnos. Conseguir prácticas y convenios para los alumnos cuesta mucho, lo sé por experiencia, quizás a una universidad como Salamanca le cueste menos pero el prestigio del centro ha costado años de duro trabajo, así que cuando una universidad o centro lo hace bien lo que se merece es que se lo reconozcan.
      Como veo que has elegido la interpretación, espero que nos veamos pronto por las cabinas,
      Gracias por el comentario.

      Me gusta

  8. Hola. Acabo de encontrar este blog por casualidad y he sentido envidia, admiración a la par que un gran enfado al leer, concretamente el comentario de la compañera de Salamanca.
    Actualmente estoy en el último año de traducción(4º) en la universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Sinceramente y muy a mi pesar no puedo más que mostrar mi enorme descontento e importencia.

    Yo entré en la carrera en la modalidad de alemán co lengua B. Mis compañeros de las especialidades de francés y inglés como lengua B, comenzaron con un nivel B2-C1 en su lengua B. Los de alemán, por nuestra parte, comenzamos el primer día aprendiendo los números, hola, adiós. En Sevilla solo se ofertan cursos de lengua (en mi caso de alemán en sí) en primero (dos asignaturas, una para cada cuatrimestre) y en segundo una anual. El nivel que se imparte de alemán en 2 curso es B1. Además, ne Sevilla no existe especialización, sino que todos los alumnos están obligados a realizar todas las traducciones e interpretaciones, sin importar tus aptitudes/intereses (esto peude resultar muy frustrante).
    Con esto quiero mostrar, para empezar, la clara desventaja que tenemos los alumnos de alemán con el resto, además de la inviabilidad y lo absurdo de presentender que una persona en dos año sea capaz de realizar cursos de interpretación cuando ni siquiera entiende lo que está oyendo.

    Además en mi universidad no existe ninguna oferta de optativas más allá de ”literaturas y traducciones” (para las que yo, concretamente, no tuve profesor y por tanto no tuve docencia); español y sus variedades, etc. Lo que me hace darme cuenta que después de 4 años de carrera y esfuerzo no sé nada, de nada, más que alguna experiencia práctica (cone sto me refiero a las clases) en traducción y conocimientos de fundamentos de la traddución. Nada de economía, derecho,marquetin, relaciones internacionales, nada en absoluto.

    Me resulta muy triste francamente. Este año pasado estuve en Alemania de Erasmus… donde va a parar… agradezco todo lo que he aprendido a las oportunidades que me han brindado alli. Además este año voy de séneca a Granada y estoy deseando.

    En Sevilla no solo carecemos de profesorado, material, instalaciones y oferta académica, sino que parece no importarle a nadie y todo esto solo desemboca en un puñado de licenciados mas formados e incapacitados para hacer lo que se supone que han estudiado.

    Envidio a mis compañeros de Salamanca y Granada y ojalá el resto de facultades aprendieran algo.

    Sin más, mucha suerte a todos!

    Ana.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s