Vacaciones en la ONU

Este verano he podido cumplir un sueño que tenía desde hace unos años: ver en vivo y en directo los auriculares que se utilizan en la ONU para escuchar las interpretaciones.

Siempre me han llamado la atención, los he visto en varias fotos y en los vídeos de las sesiones de la ONU. Para preparar las clases y para practicar en casa suelo utilizar los vídeos de United Nations Webcast y me preguntaba si serían tan incómodos como parecen.
Lo cierto es que aproveché el viaje a Nueva York para realizar la visita por las Naciones Unidas y así salir por fin de dudas. No es una de las “atracciones” más populares, aunque es de agradecer que apenas tenga cola y que no tengas que perder horas de tu vida esperando en los controles de seguridad (no miro a nadie Empire State). En cuanto accedes al edificio principal te asignan un grupo de visita dependiendo del idioma en el que quieres que te expliquen todo. Iba a elegir inglés pero finalmente optamos por español y nuestro guía era de Perú (señal del destino, me crié en Lima). Si alguien quiere información sobre la visita y la sede central de la ONU, dejo aquí el link: ONU Nueva York
Fue una visita muy interesante que realicé con otra compañera traductora, la única pena es que los edificios de la sede central de la ONU están en obras y no es posible ver el auténtico Consejo de Seguridad sino la sala que se está utilizando temporalmente. Se ha copiado hasta el mural.
Esta es la sala original:

Esta es la replica que se está utilizando hasta que finalicen las obras:

 Se pueden ver las ventanitas de las cabinas en los laterales. Desgraciadamente a los visitantes no nos permiten entrar o acceder a esa zona. Como me dijo una de las personas que controlan que los grupos no se emocionen y se dispersen: “si no tienes el blue badge no pasas del baño”. Una pena, tendré que ganarme el “blue badge of honour”.

El primer momento “friki” de la visita fue cuando nos sentaron a todos los del grupo al fondo de esta sala para contarnos la historia de la ONU y luego nos permitieron hacer consultas. La primera pregunta fue: “¿dónde se sientan los traductores?” (como imaginaréis no fui yo la que lo preguntó) y enseguida saltamos nosotras: “No son traductores, son intérpretes” (si es que ni en vacaciones se libra una).

El guía se reía porque dice que todo el mundo pregunta siempre por los “traductores” y nos contó un poco cómo trabajan los intérpretes. La mayor parte de la información ya nos sonaba a nosotras pero me sorprendió ver que a todos los del grupo les parecía muy interesante. Por supuesto, la siguiente pregunta fue sobre Nicole Kidman y esa película de cuyo nombre no quiero acordarme.

Después de un recorrido por los Objetivos del Milenio y el trabajo de los cascos azules llegamos a la Asamblea General y a los auriculares en cuestión. La sala es enorme y aunque no puedes bajar tanto como Nicole y Sean sí puedes ver perfectamente todo y sentarte en una fila con los “dispositivos” que tanto me interesan. En la foto que incluyo, me he centrado en mostrar donde están las cabinas en la sala y en las dos mega pantallas que retransmiten las sesiones. Ese día lógicamente no había sesión pero si un ensayo del concierto que se celebraría unos días después en homenaje a las víctimas del 11-S en el décimo aniversario.

Pero vamos a lo que importa: los auriculares blancos y pre-históricos que me generaban tantas dudas. En realidad no pesan apenas nada, porque aunque parecen muy sólidos luego son relativamente cómodos. Cada asiento tiene el suyo y en el reposabrazos de madera se puede ver la rueda de los canales y el volumen.

Y por supuesto, no pude resistirme:

Si alguien se anima a hacer la visita por la ONU, que los pruebe y me diga qué opina y luego si le ha gustado la “atracción” puede hacer el test que ofrece la web para que los visitantes demuestren lo que han aprendido.
Es un poco como: ¿Sabes más de la ONU que un niño de 10 años? pero viene bien para refrescar esa culturilla general. Test de la visita a la ONU

Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

8 thoughts on “Vacaciones en la ONU

  1. ¡¡¡Jooooo!!! Yo fui en enero, pero estaba cerrado. Vamos, no tenían ni las banderas… Me decepcioné mucho proque quería hacer una foto a las banderitas y tal… Hice mover a todo mi grupo (éramos como 8) para ir hasta allí, a -12 grados que estábamos, para encontrarlo cerrado.

    Pero como me quedé tan decepcionada con Nueva York (me esperaba muchísimo más, edificios más modernos, más altos… No sé, me lo habían pintado taaaaan bonito) que quiero volver en verano, a ver si con el calor me entra mejor, así que, volveré a ver si esta vez me dejan entrar 🙂

    Me gusta

    1. Pues pregunta antes porque por el tema obras van a cerrar varias partes, de hecho solo pudimos ver un edificio, no sé si normalmente se ven los demás pero imagino que sí por lo que dijo el guía.
      A mi me gustó pero dejé caer la propuesta de mostrar las cabinas, no sé, al menos una para que todos puedan verlas por dentro o si eres estudiante o profesional del sector pues sería un punto muy interesante de la visita.
      No hice foto al exterior porque está a medio terminar con las obras, pero me gustó bastante. Ahora, los baños de visitantes de la ONU son aún más antiguos que los auriculares.
      Nueva York me ha decepcionado en algunas cosas pero en otras me ha sorprendido. Si vuelves, además de la ONU (ya reformada), te recomiendo visitar la Frick Collection, un museo pequeño pero magnífico, nos invitó uno de los periodistas de Photoespaña y fue de lo que más me gustó.

      Me gusta

  2. Cuanto me alegro que hayas podido dar tu viaje a pesar del huracán. Me alegro hayas tenido la oportunidad de ver la colección Frick. Es muy bonita. Siempre trato de también pasar por el MOMA y ver qué conciertos se están presentando en Lincoln Center.
    La próxima vez que saltes el charco llégate por Miami y aquí los recibo para que disfruten de nuestro sabor tropical.

    Me gusta

  3. En Miami ya he estado pero no me importaría nada repetir, me encantó la ciudad y el sabor tropical como bien dices. El Lincoln Center me pareció aún más bonito que en las películas y en las fotos, una visita obligatoria sin duda, la pena es que no fue posible ver nada en esas fechas pero no descarto volver solo por ir a la ópera ahí.

    Me gusta

  4. No me puedo creer que navegando por la Red buscando un blog de interpretación para un trabajo de Traductología me encuentre con este blog (y con su autora!). El intruso de la cabina que la cagó diciendo “Yeats” te manda un abrazo. Ya tengo blog para el trabajo!

    Pablo.

    Me gusta

    1. Iba yo a contar la experiencia del viernes en breve. Me gustó mucho la segunda parte de la jornada, muy interesante y gran catering!
      No la liaste, todo lo contrario, un placer haberte tenido de polizón en cabina.

      Me gusta

  5. Hacía una semana estaba volviendo de un viaje relámpago a Ginebra y visité la sede de la ONU allí. Me acordé muchísimo de este post y me hice una foto con el auricular (tenía que probarlo por mí mismo…) y oyes, comodísimo.

    Un saludo ! (por cierto, nieva en tu blog!)

    Pablo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s