Desayunando con un príncipe en el Palace

El título de esta entrada os puede llevar a pensar varias cosas, como que por ejemplo me he dado un atracón de películas de la Disney y finalmente he perdido el norte como Don Quijote. Pero no tiene nada que ver con eso. Ayer tuve la enorme suerte de trabajar como intérprete de enlace durante las entrevistas con la prensa que mantuvo uno de los galardonados con el premio Príncipe de Asturias.

Arranqué la mañana en el hotel Palace, porque era donde me citaron, pero olvidé preguntar los detalles prácticos. Me centré en preguntar la temática, pedir el programa de la jornada, etc. pero cuando llegué a la recepción me dí cuenta de que no sabía qué era lo que debía contarle al conserje para que me guiase hasta el lugar donde me esperaban. En principio sabía que iba a trabajar con la prensa, que quería entrevistar a uno de los ponentes del seminario sobre niños con altas capacidades que se iba a celebrar en la Universidad Camilo José Cela en Madrid. Yo había asumido que el ponente en cuestión sería el profesor Howard Gardner, dado que el día anterior había recibido en Oviedo el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Así que ni corta ni perezosa me acerqué al conserje y le pregunté por la sala para la entrevista del señor Gardner. Ni siquiera pestañeó, me dijo que no tenía constancia de eso. Me lancé y le pregunté. ¿el señor Gardner se hospeda aquí? (Lógicamente no me podía facilitar esa información). Así que me senté a esperar, pensando que la próxima vez iba a preguntar todos estos datos que son tan útiles y a los que debo prestar más atención.
Finalmente un empleado del hotel me indicó donde se iba a realizar la entrevista y me acompañó a un salón privado, el salón Hemingway. Nunca había trabajado en uno de estos salones con sofás verde botella y me quedé impresionada. La periodista que acudió me confesó más adelante que por fín entendía lo que querían decir con eso de alfombras mullidas (se te hunden los pies en la alfombra de la recepción).
No iba yo desencaminada porque el entrevistado sí que era Howard Gardner y he de decir que es un hombre increíble y fue un placer trabajar con él toda la jornada. A pesar del cansancio después de la ceremonia en Oviedo, atendió a la prensa y sus respuestas me parecieron tan interesantes que he decidido comprar su libro sobre las inteligencias múltiples. Últimamente se ha hablado mucho sobre el perfil del intérprete y sería curioso ver qué opinan los estudiosos de las inteligencias múltiples sobre nuestras capacidades.
Luego acompañé al señor Gardner al campus de la universidad donde iba a participar en la ceremonia de investidura de doctores Honoris Causa. Nunca había estado en una investidura y es todo un ritual lleno de formulas específicas. Yo era únicamente la intérprete de enlace para la prensa pero mis compañeros Iván y Estela trabajaron en la cabina.
Os dejo aquí una foto de la cabina de simultánea. Como veis es el modelo portátil, la versión aireada porque la puerta solo se cerraba si le ponían una caja detrás.
Howard Gardner estuvo hablando mucho sobre la necesidad de usar los medios digitales y la nueva tecnología en las aulas para preparar a los alumnos para el siglo XXI. Desde luego el mundo cambia y a toda velocidad. Antes en las entrevistas para medios de prensa escrita yo hacía consecutiva pero ahora el tiempo es oro y suelen pasarme la grabadora y me coloco en un rincón desde donde puedo escuchar todo sin molestar y básicamente hago una especie de susurro a la grabadora (simultánea sin cabina). Es un poco más cansado pero realmente agiliza el trabajo. Otro punto que demuestra que ya no vivimos en el siglo XX es que es cada vez más frecuente trabajar en conferencias que se emiten en streaming, esta por ejemplo se podía ver integra en internet y por supuesto, a través de Twitter, Facebook y varios blogs.
Para terminar, este buen hombre no ha venido del futuro a matar a Sara Connor pero impresiona igualmente. Hay que tener fuerza para cargar con tanto chisme.

Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

8 thoughts on “Desayunando con un príncipe en el Palace

  1. ¡Qué interesante! ¡Me encanta Howard Gardner! Para mi proyecto final del Máster de Profesorado me basé, entre otros, en su trabajo. Muy pero que muy interesante. Enhorabuena por haber tenido esa oportunidad 🙂

    Me gusta

    1. Sí, son esos pequeños detalles a los a veces no doy importancia, porque lo suyo es centrarse en los aspectos “más propios” de la interpretación pero que son mucho más útiles de lo que parece. El conserje me miraba con cara de “a ti te voy a contar qué personas se alojan aquí” (con toda la razón)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s