La intérprete que me susurraba

De los creadores de los títulos de las películas de James Bond y de los que vieron las películas de Austin Powers en un avión (porque no había escapatoria) llega esta entrada sobre la interpretación susurrada.

 

En realidad, este tipo de interpretación tiene muchos nombres, es interpretación al susurro, susurrada, whispering, chuchotage, etc. ¿Pero qué es? ¿En qué se diferencia de la simultánea y la consecutiva?
Según la Comisión Europea se trata de una simultánea sin cabina (que es precisamente lo que es), es dejo aquí su definición y el enlace:
“El intérprete está sentado o de pie entre los participantes e interpreta simultáneamente, susurrando directamente al oído del interesado.La interpretación susurrada sólo puede ofrecerse para un número muy reducido de asistentes situados a proximidad. Se utiliza sobre todo en reuniones bilaterales o en grupos donde son pocos los asistentes que no comparten un idioma común. La interpretación susurrada al oído se utiliza a menudo en lugar de la consecutiva para ganar tiempo. A veces, el intérprete utiliza auriculares para captar el discurso original con la máxima calidad sonora posible.”

 

La clave para este tipo de interpretación es el número de personas que necesitan la ayuda del intérprete. Si tenemos un grupo numeroso el intérprete tendrá que subir el tono de voz y eso molestará al resto de asistentes a la reunión o evento. En ocasiones me han pedido que haga susurrada con grupos de periodistas mientras el artista nos muestra personalmente su exposición. La idea es lógica, porque se ahorra tiempo, dado que si no se hace consecutiva no es necesario quedarse tantos minutos detenidos delante de una obra, pero sin equipo, a veces el intérprete se ve obligado casi a hablar en el mismo tono que el propio artista y el resultado puede ser demasiado confuso y ruidoso.

En la susurrada, como en la consecutiva, el intérprete no suele trabajar con compañero, normalmente solo se contrata a uno, lo que hace que el intérprete se canse más, porque hace simultánea pero sin descansos.
Es muy frecuente tener este tipo de trabajos en las reuniones de negocios o en entrevistas privadas. Sin embargo, cada vez más me piden que utilice este método de interpretación en las entrevistas que se graban para la televisión y la radio. Básicamente, el entrevistador y el entrevistado se sientan (o están de pie) mientras la cámara lo graba todo y yo me quedó sentada a un lado, lejos de la cámara pero con un micrófono para ir haciendo una susurrada más cercana a la simultánea, porque al fin y al cabo solo le susurró tiernamente al micrófono. En este caso, el trabajo tiene unas dificultades distintas. Por una parte puedo interpretar en voz baja sin problemas porque el micrófono graba el sonido y luego el técnico puede subirlo todo lo que sea necesario, pero a veces la dificultad aquí radica en la distancia. Dado que no voy a salir en el vídeo, me suelo colocar lejos de la cámara y dependiendo de la acústica del sitio, con frecuencia me encuentro con problemas para escuchar bien lo que dicen el entrevistado y el entrevistador.
Por ejemplo en esta foto (cortesía del autor de Fotoblog) muestra una susurrada en la entrevista que se grabó durante la presentación de la exposición de Yinka Shonibare. Acabé en el suelo con el micrófono mientras la entrevista se desarrollaba a mi lado en las sillas que quedan ocultas por el cañón rojo.

Este fin de semana me tocó trabajar en unas jornadas en las que tan solo dos personas necesitaban interpretación, de modo que hice susurro casi todo el rato. Lo gracioso fue que a la hora de comer una chica se me acercó, porque se acababa de dar cuenta de que yo era la intérprete y me contó que llevaba toda la mañana pensando: “Qué maleducados son estos ingleses, esa chica lleva toda la conferencia venga a hablar con esos dos en inglés en voz baja en lugar de prestar atención”.

Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

8 thoughts on “La intérprete que me susurraba

  1. Muy interesante el post Aida. La verdad que el susurro o chuchotage es una de mis técnicas de interpretación favorita, sí, efectivamente es a veces muy peculiar y muy peliculero. Me parece además que explicas muy bien en qué consiste. Muchas gracias por la información. Un saludo!

    Me gusta

  2. Hola, Aida…. llevo toda la tarde leyendo tus entradas y la verdad que escribes bien y cada una de tus entradas son muy interesantes….. esp. no es mi lengua materna ai q si me he equvocado en algo – trata de entenderme…. 🙂 lastima q no tengas la pagina en Fb.. o si?
    Saludos desde Belgrado (Serbia)
    Ksenija

    Me gusta

    1. Hola, gracias por leer el blog. Aún no tiene página en Facebook pero es una de las cosas que quiero hacer, seguramente ya la tenga a finales de mes.
      He tenido varias alumnas de Belgrado en la clase de interpretación en Madrid (todas encantadoras).

      Me gusta

  3. Jajajaja. Me encanta la anécdota de la tía que se pensaba que eras una “rude” XD Menos mal que se cortó y no se levantó en medio de la conferencia a gritar: “Pero tía, ¿por qué no te callas?” ^_^

    Ahora que lo cuentas así, yo también he hecho susurrada, pero acabó siendo a grito pelado XD Solo he tenido dos experiencias de este tipo, las dos en una gala de premios de un gran banco que hacía una fiesta para galardonar a sus trabajadores y nos ponían a cada traductor a interpretar una mesa de invitados (de unos 8). Pero claro, como había un tío siempre con un micro hablando sobre lo magnífica que era esa empresa y llamando a los galardonados, la menda lerenda tenía que gritar para que me escuchasen. La primera vez, tuve suerte que otro de la mesa sabía más o menos inglés y fue medio traduciendo su parte de la mesa (que no era pequeña), y el resto más o menos entendían algo, así que me quedé con una señora que me pidió que, por favor, le tradujese, así que, me puse de cuclillas a su lado y le interpreté directamente. La segunda vez (mismos premios, misma empresa, un año después), empecé a interpretar, pero al ver que los tíos se lo pasaban mejor haciéndose fotos y bebiendo, les dije que si me necesitaban y me dijeron que solo les avisase cuando oyese algún nombre en español. Y eso hice. Me quedé ahí, a un lado, observando la juerga descomunal que se montaban ellos solos (por supuesto, en el resto de mesas, todos modositos, hablando y tal, pero nadie como esa mesa de españoles) por si me necesitaban, hasta la hora en la que tocaba entregar los premios, durante los que intenté adivinar que los “Achouniou Gársia” eran “Antonio García” y esas cosas. Una gran experiencia, aunque me hubiese molado más tener lo que tú dices: unos buenos auriculares para oír solo al tío del micro, y no a la mesa entera. Ah, también hice mis pinitos de fotógrafa, porque insistían en que yo les sacase fotos (y como tampoco me habían dicho si la intérprete podía hacer eso o no, pos hala, a dejar contentos al cliente) 🙂

    En fin, que me molan tus experiencias. Me hubiese gustado hacer más interpretaciones, pero ahora estoy ya muy desentrenada… Suerte que esta Navidad la pasamos en Mallorca y tendré que volver a mis 24-hour-interpreting correquetepillo.

    ¡Gracias por la entrada!

    Me gusta

    1. Yo con la voz que tengo he gritado en algún susurro, por lo mismo que comentas, que en ocasiones el ruido “ambiental” no te deja otra opción y claro, eso queda como queda.
      Yo he hecho susurrada en comidas y sí, algunas veces me han dicho lo mismo, que no interpretase todo, uno hasta me dijo: mientras estén con los “thank you” y “welcome” no me cuentes nada, solo si ves que hay algo interesante.
      Las intérpretes valen para todo, fotos, sujetar cosas, repartir bocadillos, etc.
      En Mallorca sí que haces horas seguidas y tocando todos los temas. Eso es entrenamiento del bueno.

      Me gusta

  4. Siempre tengo problemas para escuchar, es uno de mis problemas recurrentes! Pero con eso pude adquirir la destreza para resolver algunos de esos momentos incómodos en los que se te va la letra y te quedas callado. Sólo espero seguir practicando lo suficiente para superar ese rollo, que estoy segura que tiene que ver con mi capacidad de concentración.
    Me encanta tu blog!!! Lo sigo por todos lados, haha, en twitter y en RSS xD
    Un abrazo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s