Grabar o no grabar

He leído una entrada muy interesante en el blog de NAJIT, la Asociación Nacional de Traductores e Intérpretes Judiciales, sobre las grabaciones de las interpretaciones.

No sé si os ha pasado alguna en cabina, no es lo más frecuente pero sí que ocurre. No tiene nada que ver con las interpretaciones realizadas para las cadenas de televisión o en entrevistas que se televisan posteriormente. En esos casos es obvio que te van a grabar y que te informan de eso al contratarte. Me refiero a las interpretaciones en las que una vez que ya estás en cabina, con todos los post-it pegados, tu compañero listo y el programa lleno de garabatos, llega un organizador para informarte que su empresa o uno de los asistentes ha decidido que quiere grabar la interpretación y te pregunta si no te importa que metan una grabadora en la cabina.

En realidad, la mayor parte de las veces dices que sí porque quedan menos de 5 minutos para que empiece la conferencia y estás más centrada en lo que vas a hacer que en otra cosa y solo quieres que salga de la cabina lo antes posible pero esta entrada me ha hecho reflexionar sobre el tema.

Os dejo el enlace de la entrada porque creo que explica muy bien la razón por la que no debemos decir que sí sin más, incluye los enlaces a la página web de AIIC, menciona las directrices del ASTM y deja claros muchos puntos. Eso sí, está escrita en inglés: Recording, consent and copyrights

Ahora bien, ¿qué documentación podemos consultar en español y relacionada con España?

En las normas que ha publicado ESPAIIC podemos leer lo siguiente:

Cualquier contrato para el empleador de un miembro de la Asociación deberá estipular que la interpretación será únicamente para su inmediata audición en la sala de conferencias. Nadie, incluidos los participantes en la conferencia, efectuará ninguna grabación sin el previo consentimiento de los intérpretes implicados, de acuerdo con las disposiciones de los acuerdos internacionales sobre derechos de autor.

Queda claro que tienen que pedir permiso, pero si seguimos buscando, nos encontramos con la Ley de protección de la propiedad intelectual:

Artículo 25. Compensación equitativa por copia privada

1. La reproducción realizada exclusivamente para uso privado, mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones que a estos efectos se asimilen reglamentariamente, así como de fonogramas, videogramas o de otros soportes sonoros, visuales o audiovisuales, originará una compensación equitativa y única por cada una de las tres modalidades de reproducción mencionadas, en favor de las personas que se expresan en el párrafo b) del apartado 4, dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaran de percibir por razón de la expresada reproducción. Este derecho será irrenunciable para los autores y los artistas, intérpretes o ejecutantes.

2. Esa compensación se determinará para cada modalidad en función de los equipos, aparatos y soportes materiales idóneos para realizar dicha reproducción, fabricados en territorio español o adquiridos fuera de éste para su distribución comercial o utilización dentro de dicho territorio.

Técnicamente hablando, siempre piden permiso, aunque sea cinco minutos antes de colocar la grabadora en la cabina, pero lo correcto sería hacer las cosas bien. Algunos de los clientes para los que he trabajado sí lo han hecho, me han enviado días o semanas antes un documento explicando que mi interpretación se iba a grabar y lo que iban a hacer después con esa grabación. En otra ocasión, un asistente grabó una ponencia y luego acordó conmigo una tarifa, con permiso por escrito del cliente original, para así poder grabar también mi interpretación. Pero me surge la siguiente duda para la que no he encontrado información definitiva: ¿Podemos negarnos a que nos graben mientras trabajamos en cabina? 

La prensa suele grabar la interpretación para luego redactar la noticia

Muchos intérpretes se graban mientras trabajan para hacer un control de calidad, tal y como cuenta Clara en  una entrada de Bootheando, pero eso ya es otro tema totalmente diferente.

Amplio la entrada con la información que ha ofrecido AIIC Sudamérica (@aiic_sa) en Twitter, porque creo que es muy interesante:

AIIC nos confirmó que si no se ha pedido permiso previamente, el intérprete sí tiene derecho a decir que no quiere que se grabe su trabajo.

Avinc (@avinc), la Asociación Venezolana de Intérpretes de Conferencia planteó la siguiente pregunta: ¿Qué hacemos cuando una asistente pide 5 minutos antes de la ponencia dejar su grabadora en la cabina? Todo esto, dando por sentado que lo pide con amabilidad. Una buena pregunta, yo he vivido esa situación en varias ocasiones.

La respuesta de AIIC Sudamérica es clara:

Le decimos que no es posible sumar un micro ajeno a la cabina, que es como un estudio de grabación.

En la cabina se trabaja en equipo y de forma confidencial. Luego sale un producto depurado.

Creo que la clave es que lo que sucede dentro de la cabina excede lo que el público oye.

Lo que sucede en la cabina, se queda en la cabina.

Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

12 thoughts on “Grabar o no grabar

  1. I am glad the article is opening up discussions in the interpreting realm. Regarding your question – ¿Podemos negarnos a que nos graban mientras trabajamos en cabina?- the answer according to AIIC is “Yes”, you may even walk out of the booth. I do not know what the repercussions would be in Spain, but in the US you are supposed to, as an AIIC member.

    I wish I could write in Spanish as well as I understand it. Gracias. – Gio

    Me gusta

    1. Thanks for the answer. I have been doing a bit of research this morning trying to find more information about the situation in Spain regarding this.
      I have read the guidelines and I agree with them. I will love to hear from other Spanish interpreters to see what has happened to them in such situations.
      The idea was to discuss the topic and I hope other interpreters will share their questions, opinions and experience.

      Me gusta

    1. Es posible, también creo que muchos lo piden en el último minuto porque no saben que se debería pedir antes o porque la idea se les ocurre cuando llegan a la conferencia. Hablando hoy con otras intérpretes veo que muchas nos hemos encontrado con esta situación sin saber si nos podemos negar o no.

      Me gusta

      1. Podería ser por no tener conocimiento de la questión.

        Back to English… Sometimes they do not know the consequences of that simple request. And I have said no and continued with my work. The next day they came back with a contract with the recording starting from that day on – the day before was lost to them.

        Me gusta

  2. ¡Interesante!
    A mí nunca me preguntan… me plantan la cámara delante y venga. Es la experiencia la que me va diciendo si me van a grabar o no y si luego eso se va a usar o no. A veces recibo mensajes del tipo de: “Eli, ¡has salido en las noticias!”. Y llegar a la conclusión de que sería algún vídeo de archivo…

    Me gusta

  3. Muy interesante la cuestión, Aida. La verdad es que tampoco me había parado a pensarlo… Si no hay mucha información o datos sobre cómo actuar en casos así en España, quizás se podría equiparar con la situación de los ponentes en una conferencia. A menudo, también cobran por “hablar” y por algún lado debe estar contemplada esta posibilidad.

    Me gusta

  4. Sí, pero… 😉
    En varios eventos en los que fui proveedor de servicios aquí en BAires las pasé canutas cuando dije “no se puede grabar” a pesar de que nuestra cotización incluye una nota acerca de la prohibición de grabar la rendición de los intérpretes. Las respuesta siempre fue: “mirá, las intérpretes el año [evento] pasado no dijeron nada”. En varias (casi todas) ocasiones, dichas intérpretes era miembros de asociaciones muy prestigiosas.
    Es muy común que graben eventos de medicina en DVD y lo vendan en una hermosa mesa afuera de la sala. Los coordinadores lo saben y no dicen NADA. Entonces, cuando llegas tú y dices “no” se monta una de esas.
    El tema es que muchas veces los intérpretes que envíamos-asignamos al evento no se enteran de que están siendo grabados. No saben si de la consola sale un AUX a la cámara vía cabina.
    Cuando nuestra coordinadora in situ se entera de que una línea de audio sale a la cámara, se mete en el medio y pide que la saquen. Cuando estoy yo en cabina, ya que también proveo técnica, me doy cuenta. Muchos intérpretes no tienen ni idea de que los graban hasta que salen al ‘foyer’ del hotel y ven que las “charlas de la mañana” se están vendiendo en unos hermosos DVD, en español (audio bruto de los intérpretes).
    Hasta que TODOS no se dejen grabar, la cosa viene complicada. Lamentablemente, como muchas veces sucede, se rasgan las vestiduras en público pero luego utilizan dichos DVD para dar clases. O sea …

    Me gusta

    1. Gracias por el comentario, algunos de los puntos que comentas son muy ciertos.
      En efecto, la mitad de las veces ni siquiera nos informan o nos enteramos de si la interpretación se está grabando y luego o te encuentras el DVD o un vídeo en Youtube o el audio en un podcast sin tu permiso previo. Desde que escribí la entrada he empezado a preguntar a los técnicos de sonido antes de empezar y por ahora no me he llevado sorpresas.
      Tienes suerte de tener una coordinadora que controla que se cumplen los requisitos estipulados de trabajo.
      Lo cierto es que negarse a que te graben ocasiona frases como la que dices y en muchas ocasiones malas caras por parte del cliente, el asistente que quiere grabar y hasta tu agencia.

      Me gusta

      1. Estoy de acuerdo con lo que dices.
        Creo que la única forma de que esto empiece a tomar un rumbo diferente es que todos hagamos piña. Si yo llego y digo “no”, o mi Project Manager dice “no”, pero los demás colegas (autónomos o agencias) no se plantan, yo seré el “loco” y no me volverán a llamar. ¿Qué OPC o cliente directo quiere estrés adicional el día del evento? Ninguno.
        Yo he grabado mis intervenciones, con permiso expreso, y las he usado en clase para compartir con los estudiantes mis errores, para ver cómo hubieran solucionado esto o aquello, etc. Pero es mí voz y tengo el permiso del cliente. Otros profesores sé que tienen esos maravillosos DVD que han conseguido gratis (por que tienen buen rollito) de los técnicos de sonido o la empresa de filmación y los usan en sus clases.
        Como anécdota: en un evento de energía tuvimos un “impasse” con la empresa de A/V (solo proveíamos los ‘térpretes). Que sí que no… Lo genial fue que un orador estadounidense fue el que lo solucionó cuando le dijo al OPC “he visto fuera de la sala una mesa donde se venderán los DVD de MI presentación con MIS diapositivas; yo NO autoricé la divulgación de ese material.” Chan chan 🙂 A el orador sí le hicieron caso y levantaron la mesa de venta de DVD 🙂
        Feliz jueves (aka small Friday) a todos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s