Una intérprete antes de navidad

Tengo un par de entradas sobre la interpretación telefónica preparadas gracias a la colaboración de dos grandes profesionales pero como no queda nada para navidad he pensado que era mejor publicar antes una entrada menos densa para cerrar una semana de mucho trabajo.

Después de La cabina de los hermanos Marx  y Una intérprete en la carretera

vuelve nuestra intérprete anónima a la carga con la tercera entrega de sus aventuras por estas cabinas del mundo.

Después de visitar las cabinas de Ávila y Cuenca, nuestra intrépida aventurera tenía ganas de volver a las cabinas de Madrid.

La jornada arrancó bien pero de repente vio las sillas de la cabina. No es que fueran un desastre, es decir, si las pones en el jardín e invitas a unos amigos a merendar son de lo más cómodo pero para estar en cabina más de seis horas lo mínimo que tienes que intentar es que tengan un respaldo cómodo (o que tengan respaldo) y suele ayudar que cuando la intérprete esté sentada pueda ver la sala. No es una exageración, nuestra  intérprete tuvo que buscarse la vida para no parecer una jirafa estirando el cuello para ver bien la sala porque la silla era tan bajita que a ratos se sentía la protagonista de la película de las navidades, El hobbit.

Bueno, no pasaba nada, como es normal encontrar pequeños problemas, decidió buscar una solución y se fijó en que había una pila de cojines en una esquina. Ni corta ni perezosa se acercó a pedir uno pero le dijeron que no, los cojines no se podían tocar.

– Pero es que no veo desde mi silla, ¿no me puede dejar un cojín?

– No.

– Tendré cuidado.

– No.

– ¿Tienen sillas de bebé o alzas?

– No (junto con una mirada asesina).

No hay problema que no pueda solucionarse. Las intérpretes llevan capas de ropa, basta con tener algo de maña y hacer un cojín casero con el jersey y un respaldo sujetando el abrigo con la bufanda.

Una vez que había redecorado la cabina como si fuera Ikea, la intérprete se agachó para buscar el enchufe necesario para el portátil y entonces escuchó el ruido que nadie quiere oír cuando se agacha. El pantalón había decidido que esas no eran condiciones de trabajo y que se rompía.

¿Ahora qué haces?  parte del pantalón ha pasado a mejor vida y te quedan 6 horas de cabina. Bueno, al menos no es consecutiva. Bastaría con quedarse sentada en la cabina hasta que no quedase nadie más en la sala a última hora. Pero claro, una profesional no puede hacer eso, porque si no sales de cabina en el descanso te quedas sin los mini croissants del desayuno.

Solución: llamar a tu compañero de cabina que va en moto, en adelante le llamaremos el intérprete motero.

El mejor regalo de navidad
El mejor regalo de navidad

Cinco minutos más tarde el intérprete motero se presentó con esta colección de imperdibles que reconstruyeron la parte rota, el pantalón quedó algo punk pero con la chaqueta nadie se dio cuenta aparte de su compañero y los intérpretes de la cabina de francés que pasaron a saludar en ese instante y se quedaron a cuadros al ver imperdibles y post-its en la mesa. De hecho uno dijo:

– Sabes, si pasas esto a uno de esos blogs que hay por ahí de interpretación seguro que lo publican.

Nuestra intérprete acabó un poco como Sally

Moraleja: 

Tener un compañero en cabina con el que trabajas bien, en el que confías tanto como para contarle estas cosas, que te ayuda, te entiende y se ríe contigo es el mejor regalo que te puede dar esta profesión. Viva la tradición de intercambiar regalos navideños en cabina. No tiene nada de malo llevarse bien con tu compi (#terplove)

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

3 thoughts on “Una intérprete antes de navidad

  1. Muy fan del #terplove, ya lo sabes. No hay nada mejor que llevarse bien con gente con la que se comparte un espacio tan pequeño. ¡Y qué molona la colección de imperdibles del intérprete motero! Me quito el sombrero.

    Me gusta

    1. El #terplove es lo mejor de la profesión.
      Tú pides un imperdible a cualquiera y te trae uno pero el intérprete motero te trae un montón y de distintos tamaños para cualquier problema. A partir de ahora siempre estarán en el kit intérprete para evitar emergencias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s