Comisarios, respiraciones y un poco de Abba

Algún lector debe preguntarse si finalmente he perdido el norte con los títulos de las entradas pero a veces una jornada de trabajo empieza con las cosas más particulares y termina con detalles aún más curiosos.

El segundo día en Photoespaña empezó en el Museo del romanticismo, tal y como comenté en la entrada anterior y no había publicado aún la tarde por cuestiones de tiempo.

La tarde arrancó en el hotel donde nos íbamos a reunir con el grupo de prensa extranjera y para nuestra sorpresa aparecieron los integrantes del musical ABBA Manía y llenaron la sala de blanco y dorado. Después de un inicio así, la tarde prometía.

La primera parada fue la exposición Taxonomía del caos en la Fundación Lázaro Galdiano en la calle Serrano. Si nunca habéis visitado la Fundación es un sitio bastante impresionante. la casa, los jardines y cuenta con una obra de Leonardo da Vinci. La exposición está en una sala aparte y se distribuye en dos plantas. El comisario y dueño de la colección que ha hecho posible la muestra, Rafael Doctor Roncero, nos mostró las salas y nos explicó un poco lo que intenta transmitir en cada área. La primera es el universo caótico de la fotografía desde el siglo XIX. La taxonomía es ese intento por poner orden en el caos: una imposibilidad. En esa sala muchas de las imágenes no están enmarcadas ni atrapadas por el cristal. Es una exposición menos convencional pero no por ello menos interesante.

En la planta de arriba tenemos un gabinete de coleccionista con 7 áreas temáticas diferentes: la otredad con fotos de visiones del cuerpo alejadas del ideal occidental, el cuerpo español y su identidad, la enfermedad desde un enfoque de la fotografía científica, la muerte, la historia del arte que se entiende de forma nueva gracias al uso de las fotografías de los monumentos, el cuerpo en la fotografía erótica y la fotografía infantil.

Rafael Doctor Roncero (Imagen de Photoespaña)
Rafael Doctor Roncero (Imagen de Photoespaña)

Lo que más me gustó de esta muestra fue que en la segunda planta, en el gabinete del coleccionista además de ver imágenes el público asistente podrá interactuar con el comisario y coleccionista, para plantear dudas, comentar cosas y aprender más sobre lo que conlleva tener y mantener una colección de fotografía puesto que va a estar allí todos los días mientras dure la exposición. En cierto modo me recuerda a Marina Abramovic en el MoMA: The artist is present (La artista está presente). Solo que en este caso podríamos titularlo como El comisario está presente.

Marina y Ulay en el MoMA
Marina y Ulay en el MoMA

Nuestra siguiente parada fue la impresionante sala del Canal de Isabel II, la torre de agua. A simple vista, el lugar parece el sitio ideal para cualquier exposición pero el comisario nos comentó que las peculiaridades de este espacio hacen que sea también un reto plantear la muestra porque tienes que jugar con las luces y sombras, las escaleras, la división en plantas y los recovecos escondidos.

En esta sala se puede visitar la exposición La oscuridad natural de las cosas de Laura Torrado. Una retrospectiva que abarca dos décadas de trabajo en fotografía, vídeos y dibujo con una base escultórica y con influencias de los bodegones de la pintura clásica.

Muchas series entablan diálogos con  las piezas en el otro lado de la sala
Muchas series entablan diálogos con
las piezas en el otro lado de la sala

2013-06-04 16.48.57

Si acudís a esta sala no podéis perderos la última planta. Es una instalación de sonido que no deja indiferente. De entrada parece que estás subiendo a una nave espacial.

La trekkie que llevo dentro estaba encantada
La trekkie que llevo dentro estaba encantada

Una vez entras te encuentras en una sala redonda a oscuras, rodeada por el sonido de la respiración. De hecho el sonido se filtra fuera de la esfera. Es una respiración grabada durante unos ejercicios de yoga. Uno se puede sentar y recostar en unos cómodos asientos muy mullidos. No recomiendo ir muy cansado porque la experiencia es de lo más relajante y corres el riesgo de unir tus ronquidos a la instalación sonora. La respiración nos recuerda el hecho de que seguimos vivos.

Después de estas exposiciones visitamos el Centro de arte de Alcobendas, donde pudimos ver las exposiciones, los peines donde de guarda la colección de fotografías de Alcobendas y disfrutar de la increíble terraza de la planta superior donde se estaba llevando a cabo el visionado para elegir el fotógrafo ganador del premio Descubrimientos de este año. Como ya es habitual desde hace algunos años, mis alumnos de interpretación estaban haciendo prácticas de enlace y susurrada durante el visionado.

Dos de mis alumnos listos para entrar en acción
Dos de mis alumnos listos para entrar en acción

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s