Intérpretes por el mundo: Cardiff

Hoy  toca volver a Europa para ver cómo se trabaja en la capital de Gales. En Toledo tuve la suerte de poder conocer en persona a Trinidad Clares Flores, nos sentamos juntas en la comida y accedió muy amablemente a formar parte de esta serie de entradas,  por lo que hoy será nuestra guía y nos contará lo que hace una intérprete en esta ciudad.

– Intérprete nacida en España, miembro de Asetrad (además de CIoL e ITI), ¿Cómo es que has llegado a Cardiff?

Pues cosas que pasan en la vida. Había vivido antes en el Reino Unido, aunque siempre en Londres o alrededores pero mi marido nació allí y, después de trabajar durante nueve años como abogado en Gibraltar, decidimos volver a su tierra porque tenía oportunidades profesionales más interesantes. Y yo pude traerme mi trabajo de traducción a cuestas sin problemas, aunque en la interpretación he tenido que volver a empezar desde cero.

Trinidad en cabina
Trinidad en cabina

– ¿Podrías contarnos un poco sobre tu formación tanto en España como en otros países?

Me diplomé primero con la especialidad de traducción y después cursé la especialidad de interpretación para licenciarme en la FTI de Granada en 1994.

Cuando llegué a Cardiff en 2007, decidí prepararme para hacer el Diploma in Public Service Interpreting con la especialidad en derecho con varios cursos intensivos en la London Metropolitan University porque entonces no se ofrecían en Cardiff.

Después cursé el Máster en traducción institucional de la Universidad de Alicante a distancia, que también incluía una asignatura de interpretación judicial.

Además, en todo este tiempo sigo formándome asistiendo a cursos y talleres intensivos que organizan las asociaciones profesionales británicas (ITI e CIoL). Ahora mismo tengo puesto el ojo en realizar algún curso intensivo de actualización en técnicas de interpretación para conferencias.

– Dado que parte de tu formación se ha desarrollado en distintos países, ¿te has encontrado con consejos que te dieron en España y que no servían en Reino Unido? Muchas veces la cultura propia del país exige ciertas cosas o recomienda hacer el trabajo de una manera para adaptarse mejor al público y al cliente. 

La formación en cuanto a las técnicas es muy similar. Las diferencias se deben a los distintos entornos. Por ejemplo, en mi caso la interpretación se realiza para hispanoparlantes de diferentes países con lo que a veces tengo que lidiar con las variantes regionales de mi propio idioma y esto es algo que no formaba parte de ningún programa en la licenciatura, que estaba mucho más centrada en los distintos acentos del inglés.

En cuanto a las diferencias en el trato, se me ocurre el ejemplo del caso que se trató durante el taller de Diana Soliverdi en el Congreso X Aniversario de Asetrad, yo expliqué que aquí utilizamos mucho los gestos cuando queremos que la persona que habla lo haga más despacio o pare para dejarnos interpretar. A la ponente le pareció algo que no se haría en España porque se consideraría de mala educación y explicó que ella tocaría discretamente al ponente con la mano, algo que aquí es mucho más tabú.

– Cardiff es una ciudad moderna pero no es Londres, algunos se estarán preguntando: ¿hay trabajo como intérprete? ¿También trabajas en otras ciudades de Gales?

Hay trabajo incluso en plantilla para el galés y para otros idiomas con una gran población como el polaco, pero para el español no es suficiente, por eso no me limito a Cardiff, ni tampoco a un tipo de interpretación, algo bastante habitual entre los intérpretes que trabajamos en el Reino Unido.

En el tema judicial y policial, trabajo en todo Gales y suroeste de Inglaterra. En cuanto a las conferencias, trabajo en todo el Reino Unido aunque lógicamente tengo menos ofertas de Londres porque allí hay más competencia. Además, también traduzco y desde hace cuatro años imparto clases de traducción en el nuevo grado y máster de traducción de Cardiff University.

Esta semana, por ejemplo, he tenido que hacer una interpretación para una cita de ginecología en un hospital, otra para un testigo de una agresión durante un juicio en el juzgado de primera instancia de lo penal (contratada por la fiscalía directamente) y la última para una recepción celebrada en el Senedd (edificio del parlamento galés) con motivo de una exposición de músicas del mundo.

Cabina en el Senedd
Cabina en el Senedd

– ¿Qué temas son los que más te piden? ¿Consecutiva o simultánea? ¿Cuál es la más demandada?

Fuera del ámbito judicial o policial, en Gales suelen ser cuestiones institucionales y de idiomas minoritarios. Puesto que Cardiff es la capital del País de Gales, un pequeño país dentro de un estado más grande, tiene bastantes interacciones con otros estados pequeños de la UE.

En cuanto a la modalidad más solicitada, diría que no hay una clara ganadora. En un juicio, el 90 % del trabajo es de simultánea susurrada excepto cuando el acusado o testigo tiene que declarar, entonces es bilateral (que aquí llaman consecutiva corta), mientras que en la policía o los hospitales casi todo el trabajo es de consecutiva. Lógicamente en una conferencia suelo trabajar en cabina con simultánea, que es mi favorita porque creo que es el entorno en el que se dan las condiciones más adecuadas para hacer bien nuestro trabajo (sonido, espacio para trabajar, materiales de consulta, información previa, etc.) pero también he tenido ocasión de trabajar con el maletín infoport.

– ¿Qué tal es la relación con los clientes? ¿Saben lo que es un intérprete y lo valoran?

También depende del entorno. Los abogados y la policía en general suelen ser conscientes de la importancia de nuestro trabajo y lo valoran mucho porque ven lo necesario que es para realizar su propio trabajo. Además, los jueces en concreto suelen tener un trato exquisito con los intérpretes, ¡incluso alguno que tiene mala fama entre los abogados! En otros entornos como los hospitales es menos evidente y algunos empleados suelen tener una actitud bastante negativa porque piensan que los intérpretes ganamos unos fortuna —en los servicios públicos, ¡imagínate!

Desgraciadamente, últimamente tengo la sensación de que, por lo menos en Gales, no saben distinguir entre los distintos tipos de interpretación y la formación que se necesita para cada una porque muchos clientes esperan que trabajes en cabina y cobres a precio de servicios públicos y las agencias tampoco contribuyen a cambiar esta idea.

– Háblanos de la ciudad, ¿es agradable vivir y trabajar en Cardiff? ¿Tiene ofertas de formación para gente del sector?

En mi opinión, Cardiff es una de las ciudades más agradables del Reino Unido para vivir. Si dejamos a un lado el clima que desgraciadamente es nefasto —por lo menos para una almeriense acostumbrada a tener el mayor número de horas del sol de toda Europa—, la ciudad en sí es cómoda, todo está más o menos cerca y tiene una oferta cultural buena. La conozco desde hace 20 años y diría que ha mejorado mucho desde entonces, es mucho más cosmopolita e internacional. Además, los galeses son bastante más abiertos que los ingleses y resulta más fácil hacer amistades.

En cuanto a la oferta de formación en TeI, como ya he mencionado, Cardiff University ofrece un máster en traducción que lleva funcionando cuatro años y el año pasado empezó también a ofrecer un grado en traducción.

La oferta de formación en interpretación es más limitada y el único curso oficial que se puede hacer en Cardiff es el de preparación para el Diploma in Public Service Interpreting, tanto en la especialidad de derecho como sanitaria. También tengo entendido que hay un posgrado en interpretación para inglés-galés en Lampeter (University of Wales Trinity Saint David) que acaba de empezar a funcionar pero para encontrar formación en interpretación de conferencias, ya hay que desplazarse a Inglaterra donde se puede encontrar el máster en traducción e interpretación de Bath University, además de otros cursos intensivos cortos.

Además de los cursos oficiales a nivel universitario, ITI tiene una red galesa que creamos otra compañera y yo hace un par de años y mediante la cual organizamos charlas y talleres de distintos temas. Por ejemplo, gracias a la interpretación que hice en el Senedd esta semana, tengo previsto organizar una visita al edificio para ver las cabinas de los intérpretes de galés y que nos cuenten cómo trabajan.

El Senedd de noche
El Senedd de noche

– ¿Qué te gustaría hacer y aún no has tenido la oportunidad de probar?

Puesto que ya trabajé en plantilla como traductora durante cinco años, me gustaría tener la posibilidad de hacerlo como intérprete en algún organismo internacional para poder disfrutar de una práctica continua y del feedback de los compañeros para seguir aprendiendo y mejorando. También me encantaría tener la oportunidad de viajar más y no solo dentro del Reino Unido.

– ¿Podrías hablarnos de los intérpretes de galés y de la situación de los idiomas en Cardiff?

La situación de los intérpretes de galés es un poco especial porque los hablantes de galés tienen reconocido su derecho a utilizar este idioma en sus relaciones con el estado a través de la ley sobre el idioma galés de 1993 (Welsh Language Act 1993) que reconoce el derecho al uso de intérpretes en los procesos judiciales. Aunque los hablantes de otros idiomas también tienen reconocido el derecho a un intérprete durante un juicio en la ley sobre derechos humanos de 1998 (Human Rights Act 1998), la diferencia estriba en que, en el caso del galés, es el propio servicio dependiente de los juzgados (Welsh Language Service for Magistrates Courts and Tribunals) el que gestiona su formación y contratación. En consecuencia, solo pueden trabajar para los organismos públicos (incluyendo los tribunales) aquellos intérpretes que hayan aprobado un examen gestionado por la asociación de traductores e intérpretes de galés (Cymdeithas Cyfieithwyr Cymru). Además, sus condiciones son diferentes a las de los intérpretes de otros idiomas: normalmente trabajan solo hacia su lengua materna (tienen que hacer exámenes por separado para cada dirección), trabajan en pareja en lugar de hacerlo solos como los intérpretes de otros idiomas y tienen derecho a tener acceso a la documentación relativa al proceso con antelación. En la mayoría de los casos, el juicio se lleva a cabo en galés y la interpretación está disponible para aquellos que no lo hablen (el jurado o el abogado de alguna de las partes) por lo que se utiliza un sistema portátil con micrófono y auriculares, lo que significa que los intérpretes de galés no tienen problemas de sonido, algo muy habitual en el resto de los juzgados.

Y, por si esto fuera poco, tampoco se han visto afectados por la subcontratación de los servicios de interpretación en los juzgados a una empresa privada, que ha hecho que las tarifas hayan quedado reducidas a una cantidad miserable y que muchos intérpretes de otros idiomas hayan abandonado la profesión.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

2 thoughts on “Intérpretes por el mundo: Cardiff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s