Ver o no ver

La visibilidad es uno de los temas en los blogs de traductores e intérpretes. Recientemente leí una conversación entre profesionales en una conocida red social sobre qué es lo que realmente decir cuando pedimos “ser visibles”. Muchos opinaron que lo que se busca es que nos encuentren los clientes potenciales y luego nos contraten. Otros se preguntaban si no tendría más que ver con un deseo de notoriedad dentro del propio gremio profesional. La cuestión me pareció interesante.

Lo que quiero la mayor parte de las veces es aportar un poco de luz, que se sepa qué hacemos para que cuando le pida a un cliente la documentación o la ponencia no sufra un ataque de desconfianza y se ponga a dudar si soy una espía de la competencia.

Hay que tener claro que la invisibilidad necesaria, la visibilidad profesional y la posibilidad de ver son cosas diferentes.

Pero esta no va a ser una entrada de lamentos constantes, hoy os traigo cabinas que parecen sacadas de un teatro de la opera o de una sala de música de cierto nivel porque tienen categorías como: visibilidad reducida, visibilidad cero y Mordor.

1.

Cabina con pantalla
Cabina con pantalla

Esta primera imagen puede asustar a más de uno y da la impresión de ser un anuncio de móntese su propia cabina.

Sin embargo, a pesar de lo que pueda parecer y aunque el intérprete no veía directamente (lo hacía a través de la pantalla), este es un ejemplo de visibilidad positiva. El ponente dedicó tiempo a explicar a su intérprete todo lo que iba a decir, a resolver dudas de terminología y a conocerle. Cuando el intérprete (con moto) le dio las gracias por el detalle, el ponente contestó: “Gracias a ti. Sin tu trabajo solo sería un tío que dice sinsentidos en el escenario”.

Al arrancar su presentación, cuando supo que no podría ver a su intérprete por el lugar en el que se había montado la cabina, dijo al público: “Antes de nada, quiero que sepáis que hay una persona aquí muy importante, aunque no podéis verla, que hace un trabajo increíble y sin la cual no podría comunicarme con vosotros, es mi intérprete…”

2. 

Carteles que avisan
Carteles que avisan

Las imágenes las ha enviado María Baile desde Corea donde está interpretando estas semanas.

A simple vista esta cabina promete. Todos nos quejamos del calor que pasamos en las cabinas y que parecen saunas, así que este cartel es muy realista y encima le da un toque más positivo: interpretas y recibes tratamientos propios de un balneario al mismo tiempo.

Pero, esta entrada trata sobre la visibilidad, no sobre la temperatura dentro de la cabina.

En este caso, María tenía paredes, techo, puertas y muchas botellas de agua pero…

Cabina con vistas a la salida de emergencia
Cabina con vistas a la salida de emergencia

3.

No sigas la luz
No sigas la luz

Esta es una cabina dentro de un teatro, bueno, en realidad es una cabina dentro del escenario de un teatro. Mi compañera y yo disfrutamos de unas jornadas en las que el tema era interesante y el cliente nos había facilitado bastante material para preparar glosarios detallados pero no podíamos ver lo que pasaba al otro lado del escenario puesto que estábamos detrás de la pantalla en la que se proyectaban las ponencias.

Aquí teníamos mucho espacio, nada de ruido pero si se apagaba la lampara de la cabina nos rodeaba una oscuridad similar a las de las Minas de Moria.

Menos mal que los técnicos de sonido son nuestros grandes aliados, nos colocaron dos pantallas: una dentro de la cabina para ver las ponencias y otra fuera para ver de lejos al ponente. No era la “visibilidad” ideal pero en peores batallas hemos luchado.

La luz azul es del conjunto de pantallas
La luz azul es del conjunto de pantallas

Ver la sala aporta información que puede ser muy útil para el intérprete. En ocasiones la sala no es demasiado grande o hay muchos asistentes y nos meten en la sala de al lado, en un cuarto trastero o en el primer hueco que encuentren. Una vez el intérprete de la moto y servidora sentimos la tentación de hacernos fotos con los caparazones de las tortugas ninja que se almacenaban en nuestra cabina.

Normalmente cuando pedimos visibilidad lo que realmente queremos no es fama y fortuna, es más bien poder ver al ponente.

También es justo decir que algunas cabinas son simplemente magníficas y es interesante ver en Twitter a muchos intérpretes presumiendo de cabina y de vistas con la etiqueta #boothwithaview. Aviso, eso sí, que la etiqueta #booth suele usarse más para la serie Bones.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

6 thoughts on “Ver o no ver

  1. me ha gusatdo mucho esta interpretación que le has dado al tema de la visión. Y es una alegría que haya clientes que agradezcan “publicamente” la participación y trabajo del intérprete. Diana. elmundoidiomas.blogspot.com.es

    Me gusta

  2. Así es. Aunque la cabina más bien parecía el garaje donde suelo estacionar mi moto, la colaboración del cliente y del técnico de sonido hizo mi trabajo mucho más fácil y agradable.

    Me gusta

  3. Qué gran entrada! La verdad que muchas personas al contratar servicios de interpretación no lo piensan, pero menos mal que existen otros muchos que incluso hacen alusión y agradecen nuestro trabajo como la historia del caso 1 que nos cuentas. Me ha gustado mucho!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s