El arte de la traducción y la traducción del arte

¿Cuántas veces hemos leído que la traducción es un arte? Incontables y, sin embargo, aún cuesta hacer ver que traducir un texto de arte no es traducir un tema “general”, si es que ese animal mitológico del tema general existe.

Para tratar esto en detalle, nada mejor que hablar con una experta en la materia, que sabe lo que significa traducir textos de arte y los retos que conlleva este tipo de traducción:  Joanna Martinez, que traduce del español y el catalán al inglés. Aprovechando que va a impartir un taller el 21 de febrero sobre este tema le he pedido que hiciera una entrevista para el blog para aquellos que no tengan la oportunidad de estar esa fecha en Madrid. El taller se enmarca dentro de la jornada de talleres organizada por la asociación de traductores y editores del Mediterráneo (MET) y al final de la entrevista incluiré el enlace al programa y algo más de información.

Joanna Martinez

– Has mencionado que el arte suele considerarse un tema general en la traducción. Aunque no creo que exista un “tema general”, es cierto que generalmente no es incluido en la misma categoría que las traducciones técnicas. Quizás, ahora que los traductores de documentos técnicos de arquitectura están luchando para obtener cierto reconocimiento, este sea el momento de explicar a la gente y dar a conocer el motivo por el que el arte no es un tema tan general. ¿Qué puedes decir a los lectores sobre el arte como área de especialización?

Sí, en el sentido estricto de la palabra tienes razón, no existe un tema general, aunque creo que estarás de acuerdo en que algunos temas sí se consideran más “fáciles” que otros. El arte es un campo muy amplio y abarca la pintura, la escultura, el grabado, la arquitectura, la fotografía y las artes decorativas, y cada una de estas áreas cuenta con su propia terminología técnica. Por otra parte, la crítica de arte, es decir, escribir sobre arte, no es especialmente técnica pero sí toca un amplio abanico de temas y, con frecuencia, incluye referencias poco conocidas y un discurso inescrutable, lo que puede requerir de una investigación interminable y darle muchas vueltas a la frase para sacar el significado. La tendencia a favor de lo que se ha llamado “el inglés internacional del arte ” facilita algo las cosas porque permite una traducción más literal.

– ¿Tienes una tarifa concreta para este tema? Muchos traductores tienen una tarifa para los textos generales y otra para los documentos técnicos o más difíciles, ¿tienes diferentes tarifas? Si es así, ¿las agencias y los clientes comprenden el motivo?

Siempre he facturado la misma tarifa al mismo cliente, sea cual sea el tipo de texto. No basaría nunca la tarifa en la dificultad del texto porque es un criterio muy subjetivo: un texto muy técnico puede resultar sencillo para un traductor especializado en ese tema y, a menudo, los textos que en apariencia son sencillos pueden terminar siendo los más complejos al final. Cuando le digo a la gente que estoy especializada en arte y jurídica, siempre me dicen: “La traducción jurídica debe ser muy difícil”. Yo siempre respondo que no, que en realidad el arte es bastante más complicado y lleva el doble y hasta el triple de tiempo.

– Has hablado sobre la “textos turísticos” como algo diferente a la traducción de arte, ¿podrías explicarnos esto un poco más?

A lo que me refiero al hablar de “textos turísticos” es a las guías de viajes, folletos publicitarios, etc. que tratan sobre las ciudades y las zonas rurales, los monumentos, acontecimientos, costumbres, platos típicos, alojamiento… y que son textos mucho más amplios en cuanto a su ámbito y que están dirigidos al lector/viajero medio. Sin embargo, no quiero decir con esto que sea fácil traducir este tipo de textos; de hecho, cuando un traductor se pone en contacto conmigo para trabajar, siempre le doy un fragmento de estos textos a modo de prueba. En cambio, cuando hablo de traducción de “arte” estoy haciendo referencia básicamente al material de los museos y las galerías y los libros de gran formato.

– ¿Cuáles son los principales tipos de textos y formatos (vídeo, archivo de texto, archivos de audio) que suele recibir un traductor de arte? ¿Cuál es tu favorito?

Los únicos formatos con los que he trabajado son los archivos de textos (normalmente necesitas programas y equipos especiales para trabajar con archivos de audio y vídeo para el doblaje/subtitulación e incluso para la transcripción/traducción). Los principales tipos de textos serían libros, ensayos, artículos para prensa, críticas o reseñas, catálogos de exposiciones, paneles, pies de foto, etc.

Mis favoritas son las audioguías, que traduces desde el guión escrito, porque hablas directamente con alguien que quiere escuchar; mientras que estoy segura de que nadie lee muchas de las traducciones que he hecho de catálogos de exposiciones, a pesar del esfuerzo que han supuesto.

– ¿Trabajas más para clientes directos o agencias?

Siempre he trabajado para clientes directos: editoriales, galerías y museos. Las agencias se ponen en contacto conmigo de vez en cuando pero mis tarifas les parecen muy altas y seguramente lo sean, porque se parecen bastante a lo que cobra la agencia al cliente final.

– ¿Cuál ha sido el proyecto relacionado con el arte que ha supuesto tu mayor reto? ¿Cuáles eran las dificultades y cómo pudiste solucionarlas?

Sin lugar a dudas fue el primer libro que hice para una editorial británica , sobre Marcel Duchamp, que no es el artista más fácil ni en la mejor de las ocasiones. Imaginad la vida antes de internet, sin disponer de libros de arte en inglés para consultar en las bibliotecas y las librerías de Barcelona; tan solo contaba con mis limitados libros de referencia. Fue un trabajo muy complicado. Por supuesto, ahora uno tiene recursos ilimitados con tan solo hacer click en el ratón o deslizar un dedo.

– ¿Existen buenos recursos para la investigación (diccionarios especializados, glosarios, sitios web, foros) o has creado tus propios materiales de referencia? Sé que es uno de los puntos que se va a tocar en el taller, pero es solo para tener una idea.

Los recursos que sigo usando mucho son libros impresos, principalmente porque ya los tengo y no se han quedado anticuados; pero además porque creo que se presta más cuidado a la hora de publicar un libro de referencia que a la de generar un sitio web. Dicho esto, las páginas de los museos pueden ser una mina de información. También tengo amplios glosarios propios creados en herramientas TAO, que simplifican y agilizan el proceso de traducción.

– ¿De qué manera ha afectado la crisis a este sector del mercado de la traducción?

Probablemente del mismo modo que a cualquier otro sector. Los clientes reducen gastos, buscan traductores más baratos en otros países, a menudo las traducciones de textos cortos las realiza personal que habla inglés y, en un caso, incluso usaron Google Translator y luego me enviaron el documento para que lo revisase.

– Ahora, vamos a centrarnos en el taller, ¿qué nos puedes contar sobre el público para el que está pensado? ¿Puedes adelantarnos algo sobre lo que vas a mostrar/enseñar?

Básicamente está pensado para traductores que ya han trabajado en este campo y para aquellos que se están planteando hacerlo. Voy a decirles qué es lo que pueden esperar, los problemas que hay que tener en cuenta y el modo en el que pueden resolverlos, sobre todo cuando trabajen para clientes españoles, que no suelen tener correctores con inglés como primera lengua.

DSC_0386 Joanna

– ¿Por qué arte? ¿Por qué no otras áreas?

El arte es lo que podríamos llamar un “tema universal”, igual que la ciencia y a diferencia de la jurídica, en la que hay sistemas nacionales diferentes basados en el derecho romano, el derecho consuetudinario o common law, etc. La traducción jurídica del español al inglés puede ser un campo minado y, seguramente, sea imposible que dos traductores jurídicos se pongan de acuerdo en la traducción de cualquier término concreto.

Pero no es lo único que los talleres organizados por MET nos van a ofrecer en Madrid. Ahora le toca el turno a Oliver Shaw, que nos cuenta un poco lo que podemos aprender si nos apuntamos:

– Me gustaría saber un poco sobre la segunda parte de la jornada, la sección mixta que se ofrecerá entre los dos talleres: ¿Qué es? ¿Qué puede esperar la gente sobre esta sesión y qué temas se van a tratar?

Dado que esta es la primera jornada de talleres organizada por MET fuera de Barcelona, que es donde tiene su sede la asociación, hemos querido dar a los participantes una idea del tipo de temas que interesan a los miembros de MET. Por eso, hemos decidido organizar una sesión mixta que incluye varias presentaciones de 10 minutos de miembros de la asociación y hacer que sea una sesión libre y abierta al público. Esta sesión empezará con una breve presentación del presidente de MET, Alan Lounds, sobre los puntos fuertes y los retos a los que se enfrenta una asociación que fomenta la formación entre compañeros de profesión como es la nuestra. Después, será el turno de presentaciones más específicas en el sector sobre los cambios de los algoritmos de búsqueda de Google y el motivo por el que es importante para los profesionales del lenguaje conocer estos cambios, así como las alternativas a Google para editores y traductores, el amplio campo que es el mercado actual de la traducción médica para los que trabajan con inglés, las expectativas existentes en relación con los traductores de inglés en plantilla, una charla sobre arte y los mercados relacionados y, finalmente, los planes del MET para su décimo congreso anual este otoño . Creo que los participantes podrán disfrutar de enfoques nuevos que aportarán valor añadido a su trabajo diario y además obtendrán una imagen de conjunto más amplia sobre los nichos de mercado que existe para los profesionales que trabajan de o al inglés.

– ¿Algún dato más que los lectores deberían saber sobre la jornada del 21 de febreo o sobre la organización de la misma?

Sí, nos encantaría ver muchos rostros nuevos en el Instituto Internacional, pero las plazas para el taller de Joanna son limitadas y la gente tiene que registrarse a través de la página del taller.  Aunque la sesión mixta está abierta a todo el mundo, sí pedimos que los participantes se registren en el formulario en línea para poder organizar mejor la sesión. La gente que esté interesada en saber lo que hacemos puede visitar nuestra web, seguirnos en Twitter, o a través de nuestra página de Facebook.


Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

2 thoughts on “El arte de la traducción y la traducción del arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s