Valencia y el campamento de intérpretes

Este año se han vuelto a celebrar los talleres WISE de mejora y actualización para intérpretes profesionales organizados por José Sentamans y Joe Burbidge en Valencia y Bruselas.

Ya hablé hace algunos meses sobre la iniciativa WISE, pero esta entrada aporta nueva información dado que he tenido la suerte de poder participar en WISE Valencia y ha sido una semana intensa que se merece un hueco en el blog.

– El campamento de intérpretes o juego de cabinas temporada dos.

He bautizado de esta manera a la experiencia por varios motivos que intentaré explicar a continuación.

La idea es pasar cinco días en las instalaciones que la Universidad Europea de Valencia presta a los talleres, un aula con cabinas para simultánea y dos aulas para las sesiones de consecutiva. En total cada día pasábamos una jornada completa de trabajo en la universidad, un montón de horas a compartir activamente con compañeros de profesión. Eso sin entrar en las actividades sociales fuera del aula.

 

Sesión de bienvenida el primer día.
Sesión de bienvenida el primer día

 

En segundo lugar está la cuestión del alojamiento. Ir a un hotel dispara el presupuesto, dado que son cinco días de clases más el fin de semana posterior para disfrutar de la playa y la excelente compañía. En las entradas sobre el curso en Edimburgo comenté que la residencia universitaria era la mejor de las opciones, pero en este caso los organizadores animaron a los participantes desde el grupo en Facebook para que nos mostrásemos algo más sociables y tuviéramos en cuenta la posibilidad de compartir piso. Así es como surgió la segunda temporada de juego de cabinas (el nombre que le puse a las crónicas escocesas el año pasado)

En esta temporada contamos con diferentes casas, algunas alquiladas a través de conocidas páginas web y otras que ya pertenecían a algunos participantes de esta edición o de ediciones pasadas, que cedieron habitaciones, sillones y cuartos de baño. Cada casa tenía unos cuantos habitantes de las cabinas, tenía su propio territorio, parada de metro cercana , normas, turnos de ducha y alianzas con las casas más cercanas. Algunas hasta tenían lema, como la nuestra que era Rechercher y aunque no teníamos escudo, sí teníamos una banda sonora particular que nos despertaba a primera hora cada mañana junto con el aroma a comida china y peluquería (cosas que pasan si decides alquilar en el Chinatown valenciano).

 

Es Valencia aunque todos los letreros están en chino
Es Valencia aunque todos
los letreros están en chino

 

¿Pueden convivir varios intérpretes en un piso más de dos días sin matarse unos a otros?

Al parecer sí, hemos echado por tierra las leyendas urbanas que afirman que si juntas a más de dos intérpretes en una sala estos procederán a sacarse los ojos. De hecho, ha sido una de las cosas más positivas de toda la experiencia. Los intérpretes tenemos mucho que aprender de otros compañeros y nunca se sabe todo lo que se puede sobre el mercado o la profesión, pero además somos personas divertidas, con nuestras manías y no está mal de vez en cuando sentir que no eres el único raro que casi llora cuando escucha a alguien dar patadas al diccionario en el metro.

 

Casa Rechercher: 4 intérpretes, una ducha y una buena conexión
Casa Rechercher: 4 intérpretes, una ducha
y una buena conexión

 

Ahora voy a explicar un poco lo que hacíamos en Valencia, además de aprender chino nivel supervivencia básica y descubrir placeres azucarados como el bubble tea.

Los organizadores nos enviaron con bastante tiempo un organigrama y unas instrucciones sencillas: cada participante tiene que preparar 3 discursos para simultánea y 3 para consecutiva en su lengua materna.

La idea que ha dado origen a estos talleres se basa en la colaboración entre profesionales, es decir, que cada uno de nosotros debe hacer de ponente, de público y de corrector además de practicar. Hay que turnarse para que siempre haya alguien en cada uno de los “puestos” y, además, esto nos permite aprender de cada una de las funciones que desempeñamos.

 

Como ponente el primer día en la sala de cabinas
Como ponente el primer día en la sala de cabinas

 

Ser ponente parece muy fácil desde la silla de la cabina pero luego te das cuenta de que cometes los mismos errores que tanto criticas en cuanto te dejan un micrófono y un poco de tiempo para leer ese discurso que en casa parecía tan emotivo y gracioso pero que, a juzgar por las caras de tus intérpretes, no lo es tanto. Menos mal que los “escuchantes” de la mesa te hacían gestos cuando ibas más rápido que el correcaminos para evitar el suicidio de algún compañero en cabina.

 

Los listeners en acción
Los listeners en acción

 

La dinámica es ligeramente diferente a la de una clase normal, los discursos tratan siempre sobre algo que los intérpretes no han tenido tiempo de preparar y cada “ponente” ha elegido temas que considera interesantes pero todos sabemos que a cada uno nos gusta algo distinto, por lo que al final de la semana has escuchado discursos sobre casi cualquier área imaginable. Esto enriquece la experiencia. Desde luego yo nunca habría imaginado que iba a interpretar un texto sobre unicornios en italiano.

 

¿Ha dicho unicornios?
¿Ha dicho unicornios?

 

La tarea del “escuchante” es la clave del ejercicio, sin su ayuda esta no dejaría de ser una práctica más, pero aquí contamos con la oreja entrenada de otro intérprete y encima nativo de la lengua a la que estamos interpretando.

Una vez terminado el discurso, los “escuchantes” se metían en las cabinas o te invitaban a salir para comentarte lo que habían anotado. Lo mejor es que en cada sesión te escuchaba alguien diferente, así podías ir recopilando una serie de consejos sobre cosas a mejorar, cosas que podrían pulirse un poco más y aquellos detalles que ya tienes dominados. Comentarios sobre la pronunciación en inglés de algunas palabras, sobre las coletillas que se nos escapan cuando bajamos la guardia y sobre esas dudas de vocabularios que te asaltan en la cabina.

 

Feedback en la sesión italiano-español-inglés
Feedback en la sesión italiano-español-inglés

 

Feedback en el grupo de francés
Feedback en el grupo de francés

 

El organigrama indica qué combinación de idiomas es la que entra en juego en cada sesión en cada una de las dos salas, que siempre están activas. Es decir, que mientras el grupo con francés trabajaba en cabina, el resto podían hacer consecutiva al español en la sala de al lado. Es verdad que algunas sesiones estaban abiertas a más participantes y que, en mi caso, al no tener francés como lengua de trabajo, me encontré con algunas horas de cafetería, pero en general pude hacer bastante práctica, sobre todo de consecutiva del italiano al castellano. Hasta el momento nunca había hecho consecutiva del italiano y ha sido todo un reto, en una de las prácticas hasta me atreví a hacerla al inglés pero solo por probar si salía algo digno.

 

Vistas desde cabina en la sesión de italiano
Vistas desde cabina en la sesión de italiano

 

El primer día antes de empezar la primera sesión de consecutiva José Sentamans nos dio una breve introducción a la toma de notas por si alguien no estaba muy familiarizado con los símbolos o no los había usado en mucho tiempo. Lo mejor es que esta sesión dio lugar a un intercambio de símbolos, manuales y recomendaciones de libros entre los miembros del grupo a través del correo electrónico, demostrando una vez más que la idea clave aquí es compartir información con los compañeros.

 

José empezó con los símbolos
José empezó con los símbolos

 

Paco Lema siguió con lo aprendido ya en WISE Bruselas
Paco Lema siguió con lo aprendido ya en WISE Bruselas

 

Me sigue sorprendiendo que existan intérpretes que no hacen apenas consecutiva. Sé que la mayoría prefiere la simultánea pero normalmente yo trabajo tanto en una técnica como en otra todos los años sin demasiada diferencia, de hecho, he tenido años en los que he hecho más consecutiva que cabina. Aún así, practicar consecutiva en un entorno diferente al habitual resultó interesante y me obligó a poner a prueba la memoria. Me he dado cuenta de que mi toma de notas sigue sin ser la “convencional” pero me funciona y que debería confiar más en mi memoria.

 

José Sandín hace de ponente en la clase de consecutiva
José Sandín hace de ponente en la clase de consecutiva

 

La gran mayoría tomamos notas en papel, en cuadernos y libretas de todos los tamaños, solo uno, Francesco Bazzanella, utilizó la tableta para salvar árboles. Algunos dividían las hojas de la forma convencional (he visto a Francesco dividir la pantalla de la tableta) y otros optaban por divisiones más personalizadas.

 

Paola Casati prepara las hojas antes de la consecutiva
Paola Casati prepara las hojas antes de la consecutiva

 

¿Tantas horas trabajando con ese calor no te secan la mente como a Don Quijote?

Desde luego es un taller intensivo y en julio hace un calorcillo interesante pero lo bueno de celebrarlo en Valencia es que siempre te queda la opción de huir a la playa al final de la tarde y si la arena no es lo tuyo no debes perder la esperanza puesto que los que piensan que los intérpretes son seres poco sociales y tristes no tiene ni idea de lo que está hablando.

Los organizadores facilitaron también la parte social del taller invitando a los asistentes a cenas en grupo, paellas en la playa y menús a precios asequibles a la hora de comer (el menú anticrisis tuvo su momento de éxito) y una cena de despedida en la que se reunieron los participantes de WISE 2013 y 2014.

 

Luego llegó el menú anticristo
Luego llegó el menú anticristo

 

Cena de despedida con los WISEros 2013 y 2014
Cena de despedida con los WISEros 2013 y 2014

 

Fue una sorpresa de lo más agradable encontrar muchas caras conocidas entre los participantes del 2013. Beatriz Abril (que ya ha sido mencionado en el blog antes) y algunos intérpretes en activo que en su día fueron mis alumnos. No solo es el placer de volver a verles y saber que están trabajando, es que además uno me reconoció antes de que me diera tiempo a verle y vino a saludarme. Ahora que he cerrado uno de los capítulos de mi etapa como profesora, saber que las clases gustaron y que la gente guarda buen recuerdo de ellas es el mejor premio que me pueden dar.

En resumen, WISE es toda una experiencia, muy recomendable para profesionales que ya llevan un tiempo en el mercado y que quieren pulir algunas cosas, mejorar la interpretación a la lengua B y practicar combinaciones que se han quedado en el cajón ese en el que metemos todo lo que vamos a hacer cuando tengamos un hueco.

¿Es un curso para aprender a interpretar? ¿Es un curso de verano para los que no pueden dedicar más tiempo a la formación?

No, los participantes ya conocen las técnicas, son intérpretes en activo. No se trata de un curso en el que se tratan los fundamentos de la interpretación, es un taller de práctica pura y dura. De hecho, no sé si admiten a estudiantes pero creo, sinceramente, que es mejor esperar y apuntarse con algunas horas más de cabina antes de nada para poder sacarle partido.

 

WISE 2014 Valencia
WISE 2014 Valencia

 

P. D.: Los habitantes de la Casa Rechercher sí teníamos un himno o canción del verano con la que despertar cada mañana y arrancar la jornada de interpretación y esta entrada se queda corta si no la incluyo.  Es estupenda también a final del día, cuando lo único que quieres es salir de la cabina tras un trabajo bien hecho.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace siete años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

2 thoughts on “Valencia y el campamento de intérpretes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s