Una tableta en cabina

Ya he publicado entradas en el pasado sobre algunas de las aplicaciones que uso en cabina e incluso sobre la posibilidad de hacer la toma de notas con la tableta pero sigo en fase de aprendizaje. Hay intérpretes que constantemente nos descubren nuevas opciones, vale la pena seguir en Twitter a gente tan interesante como el Intérprete de la Tableta (@TabTerp) y el pasado fin de semana durante la conferencia de la ATA en Chicago se habló mucho sobre herramientas para intérpretes.

Si sentís curiosidad aún se puede consultar lo dicho en Chicago buceando en el hashtag #ATA55. Una de las charlas que despertó mi curiosidad fue la de @allinportuguese, que habló de herramientas y juguetes para intérpretes y que gustó mucho por lo leído en las redes sociales.

El 18 de diciembre imparto un webinario para Asetrad junto con la fantástica Maya Busqué sobre la relación entre tabletas e intérpretes hoy en día y queremos añadir más información y no limitarnos únicamente a lo que ya utilizamos en cabina, en consecutiva y fuera de la cabina. Algunas de las aplicaciones que he comentado en el blog aparecerán pero me encantaría saber la respuesta a las siguientes preguntas para orientar mejor el webinario y seguir descubriendo opciones.

– ¿Trabajáis con tableta en cabina?

· Si la respuesta es que sí:

¿Podéis contarnos si estáis contentos y si es algo que recomendaríais?

· Si la respuesta es que no: ¿Motivos?

– Toma de notas con tableta: ¿Sí o no?

– ¿Cuál es la aplicación que más os gusta o mejor resultado os ha dado?

Yo daré respuesta a estas preguntas en el webinario y posteriormente aquí. Ahora mismo en el mercado hay gente que ha entrado ya en cabina con la tableta como herramienta de trabajo, compañeros que dieron el paso al netbook y no les ha compensado aún seguir avanzando y los que prefieren usar los diccionarios electrónicos que parecen calculadoras.

Para intérpretar realmente solo necesitas saber hacerlo, practicar, preparar el tema lo mejor posible y mantener la calma en cualquier circunstancia pero hay muchos “juguetes” que ayudan y es un poco lo que vamos a comentar con los asistentes al webinario.

 

 

Netbook, tableta, diccionario electrónico y post-its  en pacífica coexistencia
Netbook, tableta, diccionario electrónico y post-its
en pacífica coexistencia

 

Nota: sé que en el programa han puesto mal mi apellido, pero encontraremos una app para arreglar eso.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

13 thoughts on “Una tableta en cabina

  1. Comparto mi granito de arena:

    Sí trabajo con tableta en cabina, pero ojo, con iPad. He probado alguna que otra tableta y los resultados no han sido igual de satisfactorios. Ventajas: fácil de llevar, cómodo, rápido, pantalla de retina (cansa mucho menos la vista), ocupa menos espacio en cabina. Desventajas: teclado (aunque se puede incorporar uno externo), menos práctico para abrir glosarios en Excel, por ejemplo.

    Toma de notas con tablet: todavía no porque aún no me he comprado el bolígrafo, pero es cuestión de tiempo. De hecho, ya tengo uno en el punto de mira. Lo he probado con otras tablets y me parece que merece la pena probar, aunque según como sigo prefiriendo el bloc de notas. Seguramente sea cuestión de acostumbrarse.

    ¡Espero que los horarios me dejen asistir al seminario web!

    Muchos saludos,
    Montse

    Me gusta

    1. Gracias Montse, la idea es explicar lo que usamos pero compartir entre todos recomendaciones. En principio nos centraremos en iPad porque es lo que usamos las dos pero estamos abiertas a todo tipo de ideas.

      Me gusta

  2. Hola Aida y Maya:
    Por si puede servir mi aportación, yo no utilizo tableta en cabina porque de todos modos necesitaría usar el teclado y en tal caso prefiero seguir con mi ordenador portátil. En cambio sí la estoy usando para la toma de notas en consecutiva aunque con mucho miedo de que algún día haga PUM y se apague, por eso sigo llevando el cuaderno, por si las moscas.
    También llevo otros dos elementos siempre a la cabina: mis propios cascos (por pura higiene) y un termo con té calentito (para la garganta).
    Abrazos y suerte en el webinario.

    Me gusta

    1. Lo de los cascos es clave por lo que comentas y por pillar unos cómodos. ¿Qué aplicación usas para la toma de notas? He usado un par que me gustan bastante pero por incluir más en la lista 🙂

      Me gusta

      1. El iPad Mini también es una opción intermedia para las consecutivas, si uno no quiere llevar mucho peso y puedes usar Penultimate, que es una de mis favoritas.

        Me gusta

  3. ¡Hola!

    En mi caso, trabajo con tableta, pero como si no, porque es una tableta con un teclado incorporado en plan miniordenador. Una vez intenté quitarle el teclado y trabajar directamente sobre la pantalla táctil y la verdad es que no me resultó nada cómodo, así que prefiero mi tecladito.

    ¡Suerte! 😉

    Me gusta

  4. Hola:
    Yo sigo con el ordenador portátil, me he comprado uno más pequeñito para esos casos en los que no hay sitio en cabina. He probado con el Ipad, pero sigo sin acostumbrarme, no me resulta tan práctico. Sí me lo he llevado a alguna consecutiva, solo para consultar, pero no lo he empleado casi y las notas siguen en mi bloc.
    Estaré en el webinario, ¡nos vemos!
    Elisabet

    Me gusta

    1. Uso el iPad para consultar en consecutivas y al principio me daba pereza llevarlo y ahora no lo saco del bolso de ir a interpretar. No lo uso para ocio apenas, mucho más para trabajo.
      Espero que te guste el webinario 😉

      Me gusta

  5. Hola, Aida y Maya:

    Me resulta muy interesante esta encuesta sobre el uso de tableta u ordenador en la cabina y estaré muy atento a tus opiniones y las de otros compañeros al respecto.

    Como no todo es blanco o negro, sí trabajo con tableta en cabina pero no siempre. A medida que he empezado a trabajar con ella, he empezado a discriminar el tipo de actos en que me sentiré más o menos cómodo con la tableta. Por lo que he experimentado hasta el momento, la tableta puede resultar muy cómoda para leer, seguir las diapositivas de los ponentes y hacer consultar rápidas.

    Ahora bien, cuando se trata de manejar muchos documentos, glosarios, diccionarios y es necesario hacer muchas consultas, me resulta mucho más práctico mi ordenador portátil de diez pulgadas. Si bien mi tableta permite tener dos ventanas abiertas al mismo tiempo —no todas lo hacen—, me parece mucho más cómodo el ordenador con su correspondiente ratón. Dado que no todas las cabinas son los suficientemente espaciosas como para trabajar con comodidad con ordenador y ratón, esa es otra de las cuestiones que tengo en cuenta a la hora de preparar mi bolso del intérprete.

    La tableta me resulta muy útil, sobre todo, para la interpretación consecutiva, dado que la aplicación de toma de notas con el lápiz de la tableta puede resultar muy cómodo. Eso sí, hay que practicar mucho antes de usarla en una situación real. De lo contrario, nos podemos hacer un gran lío. En cualquier caso, llevar una libreta siempre es una gran idea. Nunca sabemos lo que nos puede ocurrir.

    En lo que a aplicaciones se refiere, decidí comprar la S****sung y no el *p*d precisamente por las aplicaciones y el lápiz que traía esta tableta para tomar notas, una característica de la que no dispone la de la manzana. De hecho, estuve consultando varios blogs al respecto y seguí los consejos de Holly Behl. También he visto algunas aplicaciones que han recomendado últimamente en el blog de Lourdes de Rioja pero, sinceramente, no utilizo mucho más que un lector de pdf y un programa de lectura y edición de archivos de Office, así como la herramienta para la toma de notas que ya trae la tableta.

    Una de las cuestiones que más me gustan de la tableta es la duración de la batería. Con el ordenador, a menudo hay que llevar los cables a todos lados y no siempre encontramos enchufes suficientes para todo. Algo que no me gusta es la dificultad de utilizar de conectar este dispositivo con las memorias USB. Además de necesitar un cable para ello, no todos los modelos ni marcas disponen de conexión y, para pasar las presentaciones del «pen drive» del cliente a la tableta, a menudo hay que hacer malabarismos digitales.

    Así pues, quizás es momento de preparar una nueva asignatura práctica para los intérpretes. «Medios informáticos en la cabina: uso y contextos».

    Espero que les sirva.
    Saludos desde Gran Canaria

    Me gusta

    1. Gracias por la respuesta, muy completa y muy interesante.
      Totalmente de acuerdo contigo en la necesidad de incluir los nuevos medios en la formación de intérpretes, las cabinas se modernizan y debemos hacer lo propio.

      Me gusta

  6. Ola chicas:

    Con mi compañera de cabina, hemos tenido varios momentos caóticos derivados del uso de la tableta. Los usuarios de tableta (iPad, en nuestro caso) deberían configurarla para que cuando se apague la pantalla no se desconecte el wifi del dispositivo, ya que se pierde mucho tiempo volviéndolo a conectar. También es importante que las aplicaciones puedan leer todo tipo de archivos. Parece obvio, pero la compatibilidad entre sistemas operativos no siempre se soluciona usando LibreOffice o similares. De preferencia, opto por imprimir las presentaciones y escribir sobre ellas si tengo el tiempo suficiente para prepararlas.

    Coincido con Tenesor en lo poco práctica que es la ausencia de conexión USB, porque a menudo es la única forma en la que podemos conseguir la presentación o documentos relevantes para la interpretación; no siempre disponemos de la conexión a internet o del tiempo de enviarla por correo electrónico, si fuera el caso. En mi tableta, una Nexus 7, la opción es descargarse la aplicación de pago -unos 3 €- Nexus Media Importer en Google Play y transferir archivos mediante un cable USB OTG.

    Si fuese a utilizar la tableta para trabajar más a menudo, me compraría un teclado y probablemente un bolígrafo para tomar notas, ya que la inmediatez se pierde con la escritura en el teclado en pantalla y el espacio disponible es mínimo.

    Tengo instalados varios diccionarios multilingües de los que te sacan de un apuro, pero no siempre la consulta ha llegado a tiempo. Además, muchas veces si queremos calidad en nuestras aplicaciones tenemos que pagarla y no siempre estoy segura de que vaya a rentabilizar la aplicación.

    Para terminar, creo que la tableta permite también el aprendizaje a través del ocio, gracias a aplicaciones para aprender o mejorar idiomas (Duolingo, Babbel), aunque con su uso comprobemos que tienen algunas carencias.

    Aquí mi reflexión sobre las tabletas,

    Lourdes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s