La revolución, las mujeres y una canción desesperada

Ya ha arrancado el Festival Internacional de Fotografía Photoespaña 2015 en la ciudad de Madrid y este año el tema que vertebra toda la red de exposiciones que invade la ciudad es la fotografía en Latinoamérica, ¿existe una identidad única o una multitud de visiones de la vida en un territorio tan amplio?

Nada como sacar el cuaderno de notas para las primeras visitas guiadas por artistas y comisarios de esta primavera. En esta ocasión hemos arrancado por una de las joyas del festival, la exposición que se puede ver en el Museo Cerralbo (al lado del Templo de Debod) sobre los retratos femeninos de Alberto Díaz Korda. Quizás ahora mismo el nombre de Korda os suene pero no tengáis claro de qué. Cuando empecé a preparar esta consecutiva lo primero que me enseñó Google es el retrato por el que se hizo más famoso, es un rostro que adorna infinidad de camisetas, chapas y todo tipo de parafernalia: el Ché Guevara.

 

Soy más popular que las camisetas de Los Ramones
Soy más popular que las camisetas de Los Ramones

 

Pero esta imagen no está incluida puesto que el tema que genera el hilo narrativo de la exposición es la mujer y la pasión que el artista sentía por las féminas y la búsqueda del ideal de belleza. El entorno de la sala del museo se presta a esa contemplación de la fotografía de modo y publicidad por la que destacó el Estudio Korda en la ciudad de La Habana a finales de los años 50. La exposición arranca con las primeras fotografías que hizo con su primera mujer de modelo y nos muestra su evolución artística y sentimental.

 

Nidia Ríos a lo Marilyn y a lo loco
Nidia Ríos a lo Marilyn y a lo loco

 

Algunas de sus modelos imitaban poses que inmediatamente reconocemos: Nidia parece una Marilyn cubana y otra de las modelos nos recuerda a Brigitte Bardot. De hecho, la imagen de esa Brigitte semidesnuda causó tal revuelo que Korda se vio en la necesidad de llamar a su secretaria, que no era modelo pero sí una mujer muy guapa, para pedirle que apareciese vestida de negro en un cementerio para hacer una serie de fotos tituladas la Belleza y la muerte a modo de respuesta ante las críticas de que su trabajo era demasiado erótico.

 

De negro pero en plan informal
De negro pero en plan informal

 

Korda acabó convertido en uno de los fotógrafos de la revolución y acompaña en sus viajes a Fidel Castro para mostrar a los líderes pero no deja su lenguaje publicitario de lado. Tal y como comenta la comisaria, lo que hace es cambiar modelos por líderes políticos y revolucionarios pero el estilo de fotografía es similar. Su trabajo era mostrar al pueblo y al público en general el rostro de los líderes, sin embargo Korda ya había reconocido que uno de los motivos por los que se hizo fotógrafo fue para retratar mujeres, su auténtica pasión, así que en pleno desfile su objetivo buscaba a las mujeres milicianas y les dedicaba caricias con los negativos.

 

20150601_165749

 

En los sesenta el estudio fue intervenido y se perdieron muchos de los negativos y de las copias de su trabajo. Recuperó la serie de la revolución y conservaba algunas copias de sus proyectos anteriores pero ahora Estate Korda está haciendo un esfuerzo por recopilar las copias que puedan estar aún pérdidas.

Si después de este viaje a La Habana os apetece ver más Latinoamérica, una parada interesante es Casa de América, que desde que soy intérprete para Photoespaña siempre ha tenido una exposición pero que este año se convierte en parada lógica en el recorrido.

La exposición de esta edición no puede tener más artistas, literalmente:

 

No son hormigas, son los nombres de los fotógrafos
No son hormigas, son los nombres de los fotógrafos

 

Aquí nos recibe la exposición: Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos. Esta sala reune algunos de los trabajos que han pasado por Transatlántica desde 2008. Este es el foro de artes visuales de Photoespaña y AECID en Latinoamérica. La muestra se divide en secciones con diferentes temáticas e imágenes de artistas y países distintos. Cada sección además incluye una cita que es el nombre o parte de la letra de una canción que está, en cierto modo, relacionada con el tema de esa sección. La música siempre nos hace sentir algo o recordar momentos, de ahí el juego entre lo musical y lo visual.

 

"Que bueno que no fui Lady Di" - Gloria Trevi
“Que bueno que no fui Lady Di” – Gloria Trevi

 

No se ve pero la cita aquí era: "Puto" - Molotov
No se ve pero la cita aquí era: “Puto” – Molotov

 

Un consejo si se animan: hay que llevar el móvil preparado, al inicio uno se puede descargar la lista de Spotify con las canciones y así enriquecer la visita. Lo ideal es ver cada sección mientras suena la canción correspondiente.

 

Pon un Spotify en tu visita
Pon un Spotify en tu visita

 

El festival acaba de abrir sus puertas y por ahora el cuaderno y yo tenemos ganas y fuerzas, así que preparaos, porque mañana habrá más exposiciones, notas y post-its.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace siete años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s