Sobre el número tres

Aunque los anuncios de yogur digan lo contrario, a veces las cosas vienen bien de tres en tres.

Tres intérpretes en una cabina puede parecer una mala idea por el tema del espacio personal.

 

                               Se te ha ido, si no entramos (traducción libre)

 

Desde luego las cabinas portátiles son todo menos espaciosas. Ya cuando somos dos tenemos que dividir el espacio como los niños pequeños dividen el asiento trasero del coche, pero en ocasiones puedes encontrarte con tres intérpretes en una cabina y aunque se corre el riesgo de acabar como en el camarote de los hermanos Marx, todo tiene sentido.

La del sombrero es la intérprete
             La del sombrero es la intérprete

 

Las veces que he tenido un tercer intérprete en cabina se ha debido a que el tercero en cuestión estaba en prácticas o formándose y no hay nada como poder ver el trabajo al pie del cañón en vivo y en directo. Tuve la enorme suerte de hacerlo en su día y en ocasiones he devuelto el favor. Recuerdo una conferencia en la que un chico se acercó al inicio y nos contó que era estudiante de traducción y que tenía que decidir ese año si optaba o no por la interpretación. Así que le dejamos sentarse en cabina y al terminar aseguró tener las cosas más claras (no nos dijo si le habíamos traumatizado de por vida).

– Un equipo de intérpretes en tres salas diferentes también puede funcionar muy bien. Hace poco interpreté con otros dos compañeros un congreso internacional sobre coctelería. Sé lo que estáis pensando pero no, los intérpretes teníamos que estar sobrios si bien el resto de los asistentes iban animándose más y más a medida que pasaban las horas.

Lo malo de estos congresos es que se reparten cócteles con una pinta de lo más saludable, elaborados por los mejores del sector y se acercan a cabina y sabes que si caes en la tentación todo es posible, incluso interpretar del inglés al chino en lugar de al castellano. Por lo que hay que cerrar las puertas de la cabina, ser un profesional y luchar contra la tentación.

 

 

Hasta ahí llegas, ni un paso más
Hasta ahí llegas, ni un paso más

 

Lo bueno de ser tres es que tienes esa sensación de equipo que hace que un trabajo complejo sea más llevadero y que permite que un compañero te pueda echar una mano si su sala ha terminado y tu infoport acaba de arrancar su turno a pocas salas de distancia. No siempre tres son multitud, muchas veces son el número justo.

– Para terminar, no quería dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a los lectores por estos cinco años de blog, por el apoyo, el cariño y los votos que han permitido que este blog informal reciba por tercer año consecutivo el premio Community Choice de Proz.com.

 

11-10-2015 13-34-58

 

No es que sea lo mismo que recibir un Oscar (o interpretar la gala), pero me hace mucha ilusión.

 

                                         Leo y Murakami saben a lo que me refiero

 

Cinco años son muchos y algunas entradas han gustado más que otras. Curiosamente las que más han costado han sido las menos vistas, pero igualmente tienen su lugar en esta colección extraña de experiencias, ideas, cursos, entrevistas y fotos de cabinas.

Como diría Meryl Streep: no creo que me sea posible ganar por cuarta vez así que voy a decir ahora lo que quiera, por si no vuelvo a tener la oportunidad:

 

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace siete años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s