La madre de las chicas guerreras

No hace muchos meses publiqué una entrevista sobre traducción de ciencia-ficción y fantasía, es uno de mis temas favoritos. Este no deja de ser un blog sobre cosas que me interesan personalmente y por eso no me he podido contener y le he pedido a otra de las grandes traductoras del género que nos comente un poco su experiencia como profesional y como lectora. Por eso, es un placer tener en el blog a Pilar Ramírez Tello.

pilar
Pilar rodeada de libros

 

– Al ser la encargada de dotar de voz en castellano a heroínas como Katniss Everdeen, Tris Prior o Cassie Sullivan (que en breve tendrá su estreno en la gran pantalla con La quinta ola), se te puede llamar la madre de las chicas guerreras o de las que dan más tortas de la literatura juvenil de los últimos años. Sobre todo si las comparamos con otras heroínas populares en libros y películas más romanticonas como Bella o más de sentarse a investigar en la biblioteca como la fantástica Hermione de J.K.Rowling. De hecho, ya se están escribiendo artículos sobre el «efecto Katniss» en la imagen de las chicas en las novelas, series y películas. ¿Es más divertido traducir a este tipo de protagonistas? ¿«Team Elias» o «Team Helene» en la novela de Tahir o realmente da igual? ¿Qué opinas sobre lo que se escribe ahora sobre este tipo de heroínas? Incluso se ha llegado a decir que no es más que invertir papeles y que todo esto viene de lejos, desde Matrix y Trinity.

Muchas gracias por lo de «madre de las chicas guerreras», jeje. A mí me resulta mucho más divertido traducir (o leer, ya puestos) a este tipo de personajes. Si te digo la verdad, cuando me toca traducir libros en los que aparecen protagonistas femeninas más pasivas (o directamente tontas o machistas), lo paso mal. Pierdo parte del día insultando a la pantalla, lo que no debe de ser bueno ni para la salud ni para el karma. Es una de las razones por las que no me gusta traducir cierto tipo de novela rosa. Que, como me pasó una vez, tengas entre manos un libro en el que el protagonista masculino viole a la protagonista femenina y, a pesar de todo, ella se enamore de él… Pues no, gracias.

No estoy muy al día de lo que se escribe sobre este tipo de «nuevas» heroínas, pero me parece estupendo que aparezcan figuras femeninas a la misma altura de las masculinas. Que las niñas y las jóvenes tengan modelos más sanos en los que fijarse. Que su mayor aspiración en la vida no sea encontrar a la versión moderna de turno del príncipe azul. Que no sean siempre las rescatadas de los cuentos. Esas cosas.

Imagino que papeles femeninos interesantes ha habido siempre, pero, a estas alturas de la vida, no será algo tan habitual cuando la gente todavía se pregunta por el «efecto Katniss». Y Trinity era un buen papel, pero el héroe salvador con el que se enrollaba era Neo, un hombre.

Ah, y «team Helene», por supuesto. Elias es muy majo y tal, pero el personaje de Helene me parece más logrado.

20151130_122221.jpg
No todas estas traducciones son suyas, pero salvo un par, esta es la sección Pilar Ramírez de una librería

– Cuando se traduce un libro, acaba uno muchas veces por desmenuzarlo, por ver los ingredientes base de la receta. Se ven con lupa los aciertos y los fallos de la trama, de la redacción. Un traductor es el mayor crítico del libro, porque presta atención a estos detalles. ¿Es muy diferente traducir una novela que tan solo te interesa en comparación con una que realmente te gusta? ¿Has leído alguna vez una novela y has pensado ojalá me toque traducirla? (puedes dar ejemplos concretos si quieres)

Bueno, en cuanto al proceso de trabajo puro y duro, la dedicación, etcétera, no hay ninguna diferencia. Somos profesionales de la traducción y nuestro cometido consiste en entregar un producto (porque los libros, al fin y al cabo, se venden como un producto, qué le vamos a hacer) con la mayor calidad posible.

Sin embargo, en cuanto al disfrute del trabajo, obviamente es mucho más satisfactorio traducir una novela que realmente te gusta. Teniendo en cuenta todo el tiempo que vas a estar metida en su mundo, siempre es mejor que ese mundo sea un sitio en el que te apetezca estar. Y que esté escrito de un modo que te haga vibrar con las palabras y no pelearte con ellas.

Sí, claro que he leído novelas que me habría gustado traducir. Como cualquiera de Stephen King, por ejemplo. O The Death House, de Sarah Pinborough (que ha publicado hace poco Alianza con traducción de Francisco Muñoz de Bustillo). O Sharp Objects, de Gillian Flynn (publicada por Random con traducción de Ana Alcaina). Muchas, sí.

– Se habla mucho esta semana de la traducción de «mockingjay» por «sinsajo». La traducción de las palabras inventadas, los lenguajes creados por los autores por ser las partes más complejas y creativas de este tipo de proyectos. Más si la palabra en cuestión no es solo un término que aparece en la primera novela, pero que acaba por convertirse en clave en la trilogía y en el título del último libro y de dos películas. Lo que me plantea varias preguntas pero la primera es: ¿te dieron Los juegos del hambre cuando se habían publicado todas las novelas en inglés o te tocó descubrir estas cosas junto con los lectores (lo mismo se aplica a Divergente o cualquier trilogía)? Es decir, ¿cuando te ofrecen un proyecto te imaginas en algún momento en lo que puede acabar (tanto a nivel de éxito de ventas como en cuanto a la trama)? Muchas trilogías arrancan muy bien y pierden fuelle o el rumbo a medida que avanza la cosa. ¿Si las primeras novelas no cuajan (ni se forman colas, ni se hacen pelis, ni uno se hace con la camisa de Team Peeta) se sigue traduciendo la saga o se deja en el aire?

A ver, por partes. Cuando me encargaron el primer libro de Los Juegos del Hambre todavía no se sabía que iba a convertirse en un bombazo. En los Estados Unidos se estaba vendiendo bien, pero no se había convertido en lo que sería después. Además, que un libro venda mucho allí no significa que vaya a venderse mucho aquí. Por ejemplo, fuera de España se ha vendido muy bien Las luminosas, un libro maravilloso de Lauren Beukes, pero aquí no ha tenido apenas repercusión.

Total, que, como dices, fui descubriendo la trilogía junto con los lectores. Y es lo que suele pasar con todas las trilogías, sobre todo las que tienen más éxito, puesto que se traducen al español prácticamente en cuanto salen del ordenador del autor o la autora. Si se trata de segundas o terceras partes de un libro que ha tenido éxito, o si se trata de un libro que creen que va a tener éxito, las editoriales necesitan sacarlo de inmediato para aprovechar el hype. También les preocupa mucho que salgan traducciones de aficionados antes de que ellas publiquen la suya. En fin, que todo es correr.

Así que, claro, cuando traduces el primer libro de una serie no tienes ni idea de qué va a pasar con los posteriores ni de qué ocurrirá con la trama. Eso te supone más de un problema. Por ejemplo, con los títulos. En el caso de Los Juegos del Hambre, sin ir más lejos, le di muchas vueltas a la traducción del segundo, Catching Fire. Teniendo en cuenta que el título tenía relación con el fuego, que la prota era «la chica en llamas», que hablaban de chispas y demás…, me daba miedo poner, por ejemplo, un «chispa» en el título del segundo y que después resultara que esa «chispa» apareciera en el título del tercero. O que en el segundo prendiera la chispa y el tercero acabara en incendio. Al final, entre la editorial y yo misma llegamos a lo de En llamas y cruzamos los dedos. Hasta cierto punto, fue un alivio que el tercero se llamara Mockingjay 🙂

 

2016-01-15 17.06.55
En Italia, por ejemplo, la traducción del título del tercer libro ha sido muy diferente.

Tampoco se me da bien augurar si un libro tendrá éxito o no. Por ejemplo, creía que Divergente, al salir tan pronto después de Los Juegos, no lo tendría. Y mira tú.

En cuanto a la continuación de la saga si no se vende el primero, depende mucho de la editorial. Pero, sí, claro, es muy habitual que se deje la saga en el aire. A mí me ha pasado con alguna, como la de Taken (cuyo título en español, que no decidí yo, fue La trampa de los 18), de Erin Bowman, que me da la impresión de que no seguirá publicándose.

– Finalmente (y gracias por tu tiempo): ¿qué no te ha tocado traducir todavía pero que te encantaría (género, autor)?

Pues, como he dicho antes y digo siempre, cualquier cosa de Stephen King. O cualquier cosa que publique Lauren Beukes. En general, me gustaría traducir algo más de ciencia ficción para adultos, aunque traducir juvenil me encanta. Y terror, echo de menos traducir terror.

Gracias a ti por hacerme un hueco en tu blog

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s