El humor británico y las redes sociales

El año pasado os conté lo que había sido la experiencia de ser la intérprete femenina de la gala de los premios del cine británico: los BAFTA. En 2015 se emitió por primera vez en el canal TCM y he tenido la enorme suerte de repetir y seguir aprendiendo.

En primer lugar es una gala curiosa y de lo más ágil. Los británicos prometen un espectáculo que no supere las dos horas y no se pasan ni un minuto. Tal y como expliqué el año pasado, el truco está en el falso directo: la gala arranca a una hora, se entregan premios, todo perfectamente normal, solo que no empieza a retransmitirse en la televisión británica hasta que no lleva ya más de la mitad de la ceremonia. ¿Por qué hacen eso? Pues para recortar momentos innecesarios, si alguien tarda mucho en subir las escaleras, si ven que se alarga mucho quitan los premios más técnicos del programa y luego los añaden al final en un resumen especial (por lo que sí se ven pero ya no están dentro del programa como tal). La velocidad suele darnos problemas pero en televisión siempre van rápido, no es una novedad y al menos aquí nos viene bien porque nos permite terminar el programa antes y no acabar agotados. Tened en cuenta que al ser intérprete femenina para voces de chica e intérprete masculino para voces de chico, los dos trabajamos todo el rato, no se hacen los turnos habituales de cabina de 30 minutos cada.

Lo cierto es que en el pasado el falso directo no tenía la más mínima relevancia, la gente se enteraba de los premiados a medida que veía el programa de la tele pero ahora que todo el mundo tiene un móvil con acceso a las redes sociales, es imposible guardar el secreto ni cinco minutos, mucho menos una hora. Hace ya algún tiempo que la academia de los BAFTA reconoció la derrota y la propia cuenta oficial de Twitter nos informa de quién gana cada premio en tiempo real.

Para algunas personas se pierde un cierto misterio, aunque basta con no mirar Twitter durante las horas previas al programa, pero a nosotros, los intérpretes, nos viene de lujo. No es que sepamos lo que van a decir al dar las gracias pero sí sabemos qué ficha debemos sacar de la carpeta. Los días antes ya estamos enganchados a Twitter, hay muchísima información útil pululando por ahí. Los actores comentan si van a asistir o no, lo que van a llevar puesto (esto por ahora no es demasiado necesario, dado que no se interpreta la alfombra roja de los BAFTA).

tumblr_o2jv9tAz1h1r19feno1_540
Con lo divina que iba Cate

Muchos incluso exponen en un tuit si van a defender alguna causa en su discurso en el caso de ganar la máscara (el premio de los BAFTA, igual que Oscar es una estatuilla o el Goya es un cabezón).

Lo ideal es ir pegados a Twitter para saber qué se cuece y además de eso no viene mal conocer la gala al dedillo (gracias a Youtube te puedes estudiar galas de años anteriores y ver qué suele pasar).

Que Stephen Fry es el presentador no es una sorpresa, lleva 11 años desempeñando ese papel, lo que tiene sus ventajas y desventajas. A favor tenemos que, como todo el mundo, es un hombre de costumbres y repite cosas todos años. Por ejemplo, le gusta pedir a los actores no británicos un beso para la cámara al inicio del discurso inicial.

 

Cada año revisamos la lista de asistentes para intentar averiguar a quién se lo va a pedir y este año al coincidir que la gala se celebraba en San Valentín sabíamos que no se iba a ir a casa sin un beso como mínimo. Pero no nos esperábamos una Kiss Cam al más puro estilo deportivo estadounidense.

giphy (6)
Dame un besito, Leo

También sabemos que el señor Fry es un virtuoso del adjetivo y del adverbio y preparamos listas de sinónimos de términos como “luminoso”, “efervescente”, “rutilante”,  “atractivo” y “sonoro”. Siempre son útiles.

Lo malo del señor Fry es que es un experto del humor británico: ácido, rápido, con múltiples significados y rico en dardos envenenados que uno debe interpretar lo mejor posible, sin perder demasiado tiempo y sin pestañear.

Este año ha abandonado Twitter por las críticas recibidas tras su comentario sobre el estilismo de la ganadora del premio al Mejor Vestuario. Claramente lo hizo en tono jocoso pero cuando la calificó de “baglady” (pordiosera) no todos lo encontraron gracioso.

Incluso cuando no hace comentarios puede ponerte en un apuro con una amplia selección de juegos de palabras hasta durante las presentaciones:

images (46)
Demos la bienvenida al principe Guillermo de los Black Eyed Peas

Pero Stephen Fry solo es el presentador de la gala. Luego tenemos a los que se ocupan de cada uno de los premios que vienen de casa con sus acentos, su manías y las gafas…

anigif_enhanced-28199-1455484975-3
Vamos a ver qué nos han escrito y si logramos hacer llorar a la intérprete

Kate se portó muy bien, aunque tener al lado a Idris Elba hacía que fuera algo más complicado concentrarse. Pero fue otra rubia la que me hizo sudar tinta porque si el humor inglés da quebraderos de cabeza, el sentido del humor de Rebel Wilson es tema aparte.

tumblr_o2n2k86XwX1rc7zl1o3_500
Voy a cambiar tanto de dirección en este discurso que la intérprete no va a saber si presento algo, he venido a ligar o vendo el piso de mi abuela en Benidorm

Los que no defraudan son los discursos de agradecimiento que siempre tienen algo de inesperado: están bañados en lagrimas, menciones a los progrenitores, las mascotas, reivindicaciones, declaraciones de amor, citas imposibles de interpretar sin Wikipedia al lado o agradecimientos hasta el último ser humano del planeta.

baftas-2016

Es un detalle que para cuando se celebran los BAFTA ya hayan entregado los Globos de Oro y los SAG por lo menos, de ese modo ya sabes a quién van a agradecer algunos sus premios. Kate le dio las gracias a las mismas personas y casi en el mismo orden, un alivio para la intérprete que aún se estaba recuperando de la intervención de Rebel Wilson o del comentario de Dakota Johnson sobre sus preferencias en ropa interior.

La gala tiene muchas cosas a su favor: es rápida (en todos los sentidos), se hace amena, es muy británica, tiene muchas estrellas internacionales, no peca de números de adorno innecesarios, cuenta con Stephen Fry (aunque es mejor que deje su papel como comentarista de moda) y eso Twitter no se lo puede quitar.

 

Además de todo esto para mí tiene dos ventajas más: un horario que nos permite verla sin trasnochar y un equipo que hace que trabajar en ella sea un verdadero placer.

 

Así que aunque entre enero y febrero tengamos más premios de los que uno se pueda imaginar, os aconsejo que dejéis un hueco reservado en vuestros corazoncitos cinéfilos para los BAFTA.

running_vh1
Corre, que nos perdemos los BAFTA

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

2 thoughts on “El humor británico y las redes sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s