El bucle eterno

Me imagino la conversación que he mantenido en más de una ocasión en otros entornos profesionales y debería ser algo así:

– Señor X es absolutamente necesario realizar la intervención de inmediato si quiere sobrevivir.

– Lo entiendo y me parece bien, lo que sea necesario pero…¿me puede pasar un presupuesto? Y cuanto antes, tengo algo de prisa. Incluya todos los datos y su mejor tarifa. No quiero presionarle pero ya tengo otros presupuestos muy interesantes en la mesa.

– Bueno, espere unos minutos.

[Tres minutos después le entrega un presupuesto completo impreso]

– Entonces, ¿reservo el quirofano? ¿Aviso para que preparen todo?

– A ver, esto está todo muy bien. Todo está muy detallado pero hay algo que no me cuadra. ¿No me puede hacer una rebaja? Por ejemplo, me cobra 5 horas de quirofano, ¿va a estar usted las 5 horas bisturí en mano? ¿No hace ni una pausa para ir al baño? Porque si la hace no veo el motivo por el que yo debo pagar por esos minutos. ¿Y por qué hay otro cirujano en este presupuesto? ¿No es usted un profesional con años de experiencia, para qué necesito dos en lugar de uno?

– Por esos años de experiencia le aseguro que es necesario que estemos los dos y que aunque pueda descansar unos minutos, voy a estar presente y trabajando esas 5 horas. Lo más importante para nosotros es que todo salga bien, que no exista margen de error.

– Claro, claro, no voy yo a decirle a usted cómo debe hacer su trabajo, pero creo que podríamos llegar a un acuerdo si fuera más flexible. Yo estoy dispuesto, ahora necesito que ponga un poco de su parte. Que todo esto está muy bien pero no sé yo para qué quiero tanta calidad y tantas historias. Lo que quiero es que arregle el problema para salir de esta, nadie se va a dar cuenta. A ver, digo yo que no es necesario buscar la perfección,  basta si lo hace medio bien. ¿No me bajaría el total en ese caso? Que no quiero punto de cruz, como si no me da todos los puntos de sutura, con que no deje mucho espacio entre los puntos me vale.

– No me parece profesional.

– Hombre, no se ponga así, hay que ser más flexible y más en está época, que con la crisis das una patada y salen cirujanos de debajo de las piedras. Mire, yo enfermo mucho, constantemente. Si esta vez me baja el presupuesto, le aseguro que la próxima noche que me suba la fiebre vendré directamente a su consulta. No le puedo prometer nada, eso sí, pero creo que el mes que viene me va a dar un ataque de apendicitis. ¿Qué le parece? ¿Hay trato?

 

nevermind

 

[Inspirada en hechos no tan reales o sí, ¿quién sabe?] 

 

giphy
Necesitamos a Bruce Willis

 

 

 

Publicado por

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

One thought on “El bucle eterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s