Cantando en cabina

En algunos seminarios sobre interpretación para principiantes suelen recomendar las sesiones de karaoke para superar la timidez natural de muchos de los que aspiran a ser habitantes de las cabinas. Si no mueres por dentro mientras una sala de personas ligeramente perjudicadas por el alcohol escucha tus gallos al intentar emular a los noruegos de A-ha cantando Take on me, es que estás preparado para todo. (Aviso: la canción parece fácil pero espera al momento falsete intenso).

 

Para el que tenga dudas, sí, esta es una entrada musical. ¿Entrada musical? ¿Qué tiene que ver la música con la interpretación además de esa sugerencia del karaoke? En las entrevistas durante el estreno de la película La intérprete (2005), el director de la cinta, Sydney Pollack, comentó que había hablado con una serie de intérpretes de las Naciones Unidas en Nueva York para poder elaborar un perfil más claro y entender qué es eso de ser intérprete. Una de las conclusiones que sacó es que la mayoría tenía cierto “talento” musical y tocaban instrumentos varios (de ahí que Nicole se pasase media película paseando una flauta en el bolso). Es cierto que tener un buen manejo de la voz es una de las claves de esta profesión y un ejercicio al que debemos dedicar tiempo a lo largo de nuestra carrera pero de ahí a pensar que puedo cantar como Mariah Carey hay un paso.

En mi caso el talento musical (de existir) es escaso. Aún así, me he enfrentado a esos momentos únicos en los que un ponente decide crear ambiente y poner una canción y solicitar por el micrófono que la cabina interprete la letra: “es tan bonita”. Si te toca Imagine de John Lennon no parece que la cosa sea para tanto pero y si al hombre le motiva algo más en línea del Work Work Work de Rihanna o Shakira con su tigre la cosa se pone interesante.

 

En algunos casos uno siempre puede optar por responder: “Las canciones no se traducen”. Es cierto, algunas canciones es mejor no traducirlas, pierden toda su gracia en otro idioma (más que nada porque descubres que tampoco tenían tanta gracia cuando finalmente entiendes lo que dicen).

Sin embargo, hay ocasiones en las que el uso de canciones es algo más complicado, porque no son mero acompañamiento musical, son parte del mensaje y eso sí que nos compete. En el pasado las canciones de las películas musicales se doblaban precisamente para que la gente no perdiese parte del diálogo que se cantaba y bailaba. También ayudaba a vender más bandas sonoras pero esa es otra cuestión. ¿Cómo olvidar al tío en América en West Side Story?

1- La escena original con subtítulos en inglés.

 

2- No he encontrado la escena de la película doblada en YouTube (la tengo en DVD) pero la canción doblada sí y nos permite ver que no se trata de traducir literalmente, si vas a cantar tiene que encajar en el ritmo.

 

Ahora en las películas musicales para evitar tener que modificar la letra para que rime o simplemente para que entre en tiempo, la subtitulan y así se pueden escuchar las voces originales y seguir los subtítulos para saber qué se cuentan.

Pero en la interpretación no hay opción de subtitulado, ni de nota del intérprete. Si te lanzas a interpretar una canción en plena ponencia o durante la retransmisión de un programa tienes que seguir adelante. No vale empezar, pensando que no va a ser tan difícil y luego parar cuando te das cuentas de que te has metido en un jardín y no ves la hora de salir de allí. Aquí ya entra en juego la habilidad musical de cada uno, si se ve capacitado, adelante, pero si va a quedar mal y la opción es decir que no, pues yo no me lanzaría de cabeza sin pensarlo.

Este año me he encontrado con 2 proyectos en los que curiosamente había un rap y el cliente en cada caso se debatía si se debería interpretar o no. El primero tenía mucha miga, se iban a perder bastantes bromas pero a la velocidad a la que iba a ir podía acabar siendo un desastre, por lo que fue el propio cliente el que decidió que no se interpretaba (imaginad la cara de felicidad de la abajo firmante).

Aviso a navegantes: esta es la versión sin censura publicada por MTV, no se ve la actuación pero se entiende muy bien lo que le pasó a Leo con el oso. Aquí no habría sufrido demasiado porque solo interviene una chica pero era Rebel Wilson y esa mujer me hace sudar mucho con sus intervenciones.

 

En la segunda ocasión nos preguntaron si sería posible interpretar el rap al inglés para los extranjeros en la sala. Os dejo el vídeo (sólo se escucha el audio original) para que tengáis algo de práctica curiosa. #Rarrr

 

Parece fácil cuando lo escuchas pero interpretar una canción tiene varios niveles de complicación. En primer lugar tienes que plantearte si vas a limitarte a interpretar la letra o si ya que te pones, te animas y sigues el ritmo o incluso cantas. En mi caso, desafino más que la secretaria del Ministerio del Tiempo y hago un enorme favor a la humanidad cuando no canto (a pesar de lo que opine el señor Pollack, no todos los intérpretes tenemos habilidades musicales).

Vale, pues solo interpreto la letra, nada más. Parece fácil, ¿no? Pero no lo es, a veces va muy rápido, en otras ocasiones son juegos de palabras, hay letras que no tienen ni el más mínimo sentido y, también, hay casos en los te dejas llevar por el ritmo como una alumna más de la academia Fama (sí, soy así de mayor). En clase solía usar el siguiente vídeo como ejemplo. Es el típico discurso de apertura, el presentador abre una gala de premios, habla, canta, baila y entretiene. Todo lo que dice es “información” y la gente quiere enterarse. Les decía a los alumnos que tenían que elegir y ser coherentes, tenían 3 opciones y no podían cambiar una vez empezaba:

  • No interpretar nada
  • Interpretar solo la letra, como si fuera un discurso normal (no vale ponerse a cantar a ratos)
  • Seguir el ritmo y cantar con el ponente

¿Os atrevéis?

 

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

One thought on “Cantando en cabina

  1. Interesante articulo , sin duda a mi tambien me enseñaron que las canciones pierden la gracia cuando se traducen . En algunos casos las caciones si por lo menos hay que interpretar que mensajes quieren dar ya que son un complemento mas de otro mensaje que acompaña.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s