La gran belleza del italiano como lengua C

El año pasado, más o menos por estas fechas, os contaba mi experiencia en Roma en la entrada La dolce vita. En enero de 2017 se ha celebrado la XV edición del curso de actualización y mejora de la lengua italiana organizado por el CRIC (Consorzio Romano Interpreti di Conferenza), curso que recomienda AIIC a intérpretes miembros y a profesionales del sector. Quince años, se dice pronto, pero es complicado mantener la sala llena de intérpretes curiosos durante tantos años, seguir preparando un programa interesante, capaz de cubrir diversas temáticas, ofrecer actividades culturales para el tiempo de ocio y hacerlo todo con la atención a los detalles y el cariño que le ponen las tres organizadoras y todo el CRIC. Antes de contaros cómo ha sido el curso este año quiero dar las gracias a Mimma, Cristina, Luisa, Serena y Marina por la excelente organización, por la cantidad de correos para mantenernos informados, interesados y por generar tan buen ambiente (se nota), y por escuchar, meditar y aprovechar en la medida de lo posible las recomendaciones-peticiones de los asistentes año tras año.

2017-01-13-10-35-22
Mimma, Luisa y Cristina nos acompañaban en todas las sesiones

¿Cómo es el curso y cuánto dura?

Se trata de cinco días intensos compuestos por una serie de conferencias, una por la mañana y otra después de comer. Cada conferencia trata sobre un tema diferente, el italiano es la única lengua empleada en la sala. Este año no se realizaba la sesión terminológica al terminar las ponencias porque salíamos huyendo como liebres, Roma es demasiado tentadora y en plena ola de frío polar (norvegese según la RAI) teníamos que aprovechar para patear calle antes de que las temperaturas nocturnas nos regalasen un lifting facial. El martes tuvimos cena de grupo y el jueves nos fuimos todos al teatro.

En 2018 el formato va a cambiar por varios motivos pero antes de ver eso, vamos a repasar lo que ha sido esta edición del curso en 2017.

El programa se ha centrado mucho en política y economía. Por una parte lógico, son dos temas que dominan en gran parte los discursos que interpretamos, además de que explicar la política italiana de los últimos 10 años no se hace en cinco minutos, mucho menos si toca cubrir lo sucedido en los últimos meses. La primera ponencia Dimmi che ne Renzi, impartida por Massimo Franco, me resultó de lo más interesante, sobre todo porque la visión del gobierno Renzi que dan los medios españoles no es 100% igual que la que te exponen los italianos que lo han vivido y eso ayuda a entender cosas que sin contexto no dejan de ser nada más que palabras en una lista dentro de un glosario, vamos, términos sin alma.

2017-01-09-16-54-01

¿Por qué llaman a Renzi “vendedor de ollas”? ¿Qué es el M5S? ¿A qué se refieren con “la transizione” si no han pasado de una dictadura a una democracia recientemente? ¿Qué es eso del gobierno fotocopia de Gentilone? Preguntas que puedes resolver con una consulta rápida a Wikipedia o un par de periódicos en internet, pero que no terminas de entender del todo hasta que no te metes en harina. Porque, en mi humilde opinión, esa es la verdadera magia de este curso, aprender terminología dentro del contexto, para poder comprender realmente de qué están hablando.

Las lenguas están vivas, los intérpretes deberíamos dedicarnos a no perderles la pista demasiado y, ya de paso, disfrutarlas.

¿No hubo sesión sobre arte este año? 

Me encanta que me hagas esa pregunta… Aviso, esta es la parte de arte (es larga). Penelope Filacchione volvió a dejarnos sin palabras mientras nos contaba la historia de las mujeres pintoras entre los siglo XVI y XVIII.

2017-01-11-10-09-05
Penelope al inicio de su conferencia

Si el tema os interesa y estáis en Madrid, tenéis la exposición de Clara Peeters en el Museo del Prado hasta el día 19 de febrero de 2017. Penelope nos habló de Clara y de Sofonisba Anguissola.

Muchos pintores tenían hijas que seguían sus pasos pero al ser mujeres no podían firmar contratos, aceptar encargos o vender sus obras sin que un hombre de la familia (marido, padre o hermano) negociase por ellas y firmase en muchos casos con su nombre. Imaginad si nos tocase lo mismo a nosotras.

-Papá, mira que te he dicho que esa tarifa de media jornada es muy baja.

-Ya, pero el cliente me pide que descuente la hora de la comida…dice que ha encontrado a otro que sí lo hace.

-¿Qué será lo siguiente? ¿Van a cronometrar las veces que vaya al aseo? Papá, tienes que negociar mejor las condiciones, me haces un flaco favor.

2017-01-11-11-09-47
A otras incluso las disfrazaban para que pudieran ir a aprender con el padre.

Sofonisba tuvo mucha suerte con el padre (quizás no tanto con el nombre) que la animó y favoreció su formación hasta tal punto que se la considera la primera mujer pintora con éxito del Renacimiento. Conoció a Miguel Ángel y su talento era reconocido por artistas e historiadores del arte. A pesar de eso, como le pasaba a otras mujeres con aspiraciones similares, no podía estudiar la anatomía humana con modelos puesto que eso sería indecente y seguramente “excesivo para su delicada condición de mujer”. Quizás por ese motivo las pintoras practicaban tanto con autorretratos, porque tenían muy limitadas las opciones. Sofonisba aprovechaba también que tenía varias hermanas. Uno de los elementos que se repite con frecuencia en las descripciones de estas pintoras es el uso de la palabra “virgen” o “virginal” para indicar que a pesar de tener un oficio (algo propio de varones) no eran ni mucho menos mujeres de mala reputación. Eran pintoras, sí, pero no unas casquivanas. Sofonisba lo incluía en su firma para no dejar lugar a dudas. Ya había sucedido algún escándalo cuando una pintora describía con demasiada pericia la anatomía humana. ¿Dónde había aprendido esta muchacha que eso tiene esa pinta? ¿Cómo sabe que eso va ahí? Esta sabe mucho, ays, guarrilla…

 

A los 27 años, que para la época era una edad ya avanzada para una mujer soltera, se va a vivir a la corte del rey español Felipe II, donde se convierte en pintora de corte y dama de compañía de la reina Isabel de Valois y algunos de sus mejores retratos son los que realiza de las infantas a las que estaba muy unida. Suyo es el famoso retrato del rey que se asignaba antes a Sánchez Coello.

2017-01-11-10-58-37
Se debate si La dama del armiño fue obra suya o de El Greco, como se ha creído hasta ahora (está en Glasgow)

Se mantuvo soltera tantos años que finalmente el rey español organizó su matrimonio a la muerte de la reina, que ya le tocaba y la historia de la pintora se desplazó a Palermo. No lloréis por Sofonisba, el primer marido le duró poco y encontró a otro más joven al año siguiente con el que se fue a Genova. Virginal podía haber sido, tonta desde luego que no. Van Dyck fue a conocerla y se conservan los bosquejos que hizo en ese encuentro. Hay obras suyas en el Museo del Prado, por si os he picado la curiosidad.

La segunda gran pintora de la que nos habló, Artemisia Gentileschi, fue muy valiente y diferente en estilo artístico y forma de entender la vida. Hija de pintor, formada por su padre y de la escuela caravaggista, aunque adaptaba su estilo a lo que estuviera de moda en las ciudades donde residía porque era una autónoma lista y sabía que el talento es necesario pero también hay que adaptarse ligeramente para atraer clientes. Las facturas no se pagan solas.

2017-01-11-16-21-45
La exposición en el Museo di Roma

Igual que el año pasado el curso incluyó una visita guiada con Penelope por la Capilla Sixtina, este año nos explicó cada sala de la exposición sobre Artemisia que hay ahora en el Museo di Roma (en el magnífico Palazzo Braschi). Una delicia poder colocarte los auriculares y escuchar a una experta que hace tan amena la historia.

Artemisia fue una mujer de armas tomar, con tantas luces como sombras, de hecho con una vida tan caravaggista que no es de extrañar que esa fuera su escuela pictórica. De joven pintaba en el estudio con su padre, hasta que tiene lugar un suceso terrible. Curiosamente,  a veces los historiadores de arte se centran en exceso en ese momento y analizan su carrera sin perderlo de vista, convirtiéndola en víctima una y otra vez cada vez que hablan de ella. Un amigo de su padre la viola y para librarse del juicio acepta casarse con ella. El matrimonio finalmente no se celebra y el padre se la lleva de Roma para protegerla y permitir que siga trabajando. Este punto oscuro de su biografía es lo que muchos ven reflejado en uno de sus cuadros más famosos: Susana y los viejos.

susanna_and_the_elders_281610292c_artemisia_gentileschi
Quita, pesado

Sin embargo, uno de los aciertos de esta muestra es incluir en las salas obras de Artemisia y de otros pintores de la época para que veamos que en realidad ella lo que hace es pintar los temas que estaban de moda. Es como ver las revistas hoy o cualquier blog de tendencias. Si este año se lleva una chaqueta amarilla, vas a ver mil y un versiones en todas las tiendas, blogs, revistas, etc. Pues igual, los temas se repiten en las distintas salas, porque era lo que el público (y el cliente con dinero) quería ver en las diversas ciudades donde vivió y trabajó, con sus variaciones, con sus copias descaradas, con sus innovaciones aquí y allá. Perdí la cuenta de las veces que aparece una Judit decapitando a Holofernes, una Susana con cara de horror porque dos viejos cotillas y libidinosos se le han colado en el jardín mientras la muchacha se daba un baño en pelotas, o Cleopatra con la viborilla enroscada en esa parte de la anatomía humana que tanta vergüenza le da a Facebook, etc.

Esta joven que se negó a vivir traumatizada, se casó, tuvo un amante, le pedía todo tipo de favores al amante, hasta el punto que incluso el marido escribía directamente a ese pobre amante (santo varón). Luego el marido se fue a por tabaco y está visto que en esa época encontrar un estanco estaba complicado. Cosa que tampoco la agobió mucho al principio, pero luego escribía cartas para ver si alguien sabía qué había sido de él. Tuvo hijos, la mayoría se le murieron, con la que sobrevivió a ratos no sabía qué hacer, porque su vida era pintar, lo de ser esposa y madre era secundario, aunque más secundario era pagar deudas o empezar los proyectos a tiempo para que no la pillasen las fechas de entrega. Era autónoma, no cabe duda. Vivió en Roma, en la Florencia de Cosme II de Medici (y acabó enemistada con esa familia), en Venecia, Londres (en la corte de Carlos I) y en Nápoles. Su tumba estaba en esta última ciudad (HEIC ARTEMISA) pero fue destruida junto con el resto de la iglesia tras la segunda Guerra Mundial y su historia quedó en el olvido. Una de sus vírgenes con el niño y rosario está en El Escorial.

Si visitáis Roma no os perdáis la exposición, esta no era una delicada florecilla, algunos historiadores en su día se horrorizaron por la cantidad de sangre y brutalidad de los cuadros de esta mujer, no porque sean dignos de una película de Tarantino, más bien por el mero hecho de que los pintaba una fémina.

2017-01-11-16-11-53-1
Intérpretes aprovechando una pausa para mirar la plaza Navona desde una de las ventanas de la exposición

Disculpad, sé que mis entradas son más largas que un día sin pan, así que el resto de esta reseña se publicará en breve.

Published by

Aida

Soy una traductora e intérprete de conferencias desde hace más de once años, trabajo principalmente en Madrid para agencias y clientes diversos.

2 thoughts on “La gran belleza del italiano como lengua C

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s