El intérprete y la tecnología – Curso AICE

AICE, la Asociación de Intérpretes de conferencia de España, ha organizado un curso presencial de un día que tendrá lugar el próximo 20 de mayo de 2017 en Madrid. El curso Interpretación y tecnología  impartido por el intérprete y profesor de la Universidad de Granada, Óscar Jiménez Serrano, va a tocar algunos de los temas que más me interesan: el papel de las nuevas tecnologías en nuestro sector, la interpretación a distancia o remota que ya no es una posibilidad, más bien se trata de una realidad en el mercado, las CAIT (herramientas informáticas para el intérprete), el BYOD (“trae tu propio dispositivo”) que en algunos países empieza a ser bastante frecuente, etc. Para saber un poco, he hablado con la intérprete Marcella Bracco, miembro de AICE y del comité de formación de la asociación, para que nos aporte algunas pinceladas más.

  • Estamos acostumbrados a escuchar charlas y ver cursos sobre las herramientas CAT y modos de aprovechar la tecnología en la traducción. Daba la sensación de que la interpretación vivía aislada de los nuevos avances, más allá de las mejoras en las cabinas y los equipos de sonido. Sin embargo, cada vez se habla más de la tecnología en el ámbito de la interpretación y este es uno de los primeros cursos que se ofrecen en España sobre el tema. ¿Qué ha motivado a AICE a dar este paso? ¿Qué se va a ver en el curso? ¿Tendrá un enfoque más práctico o combinará información y práctica?

 

Para contestar a esta pregunta tomaré prestadas las palabras de nuestra anterior Presidenta, Ana Villa, quien en su informe de fin de presidencia, hace poco más de año y medio, dijo: “El tema lo merece; que luego no nos pille la ola, ¡mejor surfearla!”.

La actual Junta de AICE, con su Presidenta Inés González Zarza a la cabeza, está profundamente convencida de la importancia de la formación continua, y en especial creemos que debemos estar muy bien informados sobre las últimas tendencias y novedades tecnológicas, que de alguna manera pueden afectar a nuestro trabajo. Si bien estas innovaciones pueden parecer algo muy lejano, sabemos que la tecnología avanza con pasos de gigante y no podemos quedarnos rezagados.

Este curso nace precisamente de esta inquietud y de la necesidad de estar preparados para lo que nos depare el futuro. Como asociación profesional, AICE quiere que sus miembros estemos formados e informados para poder seguir ofreciendo la calidad y profesionalidad que nos caracterizan. Este curso será eminentemente informativo, aunque también habrá la posibilidad de compartir y debatir los conocimientos adquiridos y otros temas de actualidad con los compañeros de profesión y de hacer algunas pruebas con el material que nos proporcione del profesor.

 

  • En Bruselas recientemente se han organizado talleres para aprovechar mejor las tabletas en cabina y en consecutiva, sin embargo, de acuerdo con algunos estudios realizados por estudiantes e intérpretes, no todos los intérpretes se animan a dar el paso. ¿Qué ventajas y desventajas tienen las nuevas herramientas a la hora de interpretar? 
20160618_132313
Mini portátil o tableta en cabina para tener a mano glosario, presentaciones, acceso a internet

Yo creo que las ventajas y desventajas son las mismas que en la vida cotidiana: si manejas bien la tecnología, esta te facilita la vida; sino la manejas bien, puede entorpecer tu trabajo (igual que en tu vida privada). Creo que ahí está el quid de la cuestión: muchos intérpretes no se atreven a lanzarse a la piscina por puro desconocimiento. Supongo que en su día pasaría lo mismo en el campo de la traducción. Sin embargo, en la actualidad, creo que la gran mayoría de los traductores (exceptuando, tal vez, a los literarios) utilizan herramientas de traducción asistida, con sus memorias de traducción, sus herramientas para la creación de glosarios, etc. Los intérpretes simplemente tienen que dar ese salto y por ello decidimos proponer un curso enfocado a la aplicación de estas nuevas tecnologías a nuestro trabajo. Por citar algunos ejemplos, se hablará, entre otros, de Skype Translator, Pilot Speech Translator, gestores de glosarios, asistentes de toma de notas, bolígrafos inteligentes, etc….

 

  • El curso no solo va a hablar de lo bueno de la tecnología, también mencionará los riesgos que conlleva. En el blog he hablado sobre el peligro de la “uberización” de los servicios, de la posibilidad de que el cliente pida una disponibilidad en cualquier momento y de inmediato, sin prestar atención a lo que una buena interpretación necesita. ¿cómo podemos prepararnos para las posibles demandas de los clientes en un mundo que no duerme ni cesa? ¿Es posible (o recomendable) agilizar el proceso de preparación de un trabajo y mejorar la calidad de la interpretación si aprovechamos la tecnología? Quizás, igual que los movimientos de rechazo a la cultura low-cost y fast-fashion, podemos aprovechar las redes para que los clientes de interpretación sean más conscientes del valor del trabajo bien hecho o ¿acaso avanzamos hacia una era de “fast-interpreting”?

 

Me gusta mucho tu manera de explicarlo, creo que has hecho un análisis muy correcto. Muchos intérpretes temen precisamente eso: si me apunto a un curso de tecnología aplicada a la interpretación, acabaré entrando en el peligroso y oscuro mundo del “fast-interpreting”. ¡Nada más lejos de nuestra intención! A mí me gusta decir que hay que conocer al enemigo para poder derribarlo . En el curso veremos hasta qué punto estamos hablando de un “enemigo” o, más bien, de un potencial “aliado”. Aprender e informarnos sobre las nuevas tecnologías nos servirá para responder mejor a las peticiones absurdas de algunos clientes, quienes, por desconocimiento o por atrevimiento, a veces nos proponen trabajar en condiciones inaceptables (y por tarifas irrisorias, no lo olvidemos). Ahí es donde el intérprete profesional (y bien formado e informado), tiene que saber asesorar y aconsejar al cliente sobre cuál es la mejor solución para una interpretación, dependiendo del tipo de evento.

real-time-translator-ear-waverly-labs-fb
“Mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos”

 

  • Por desgracia, no puedo asistir al curso por motivos de trabajo pero, ¿se va a repetir el curso? ¿Se va a grabar para aquellos que quieren ir pero no pueden? Creo que es un acierto y que no hay suficientes talleres y cursos especializados para intérpretes ya en activo, por lo que este tipo de iniciativas nos benefician. ¿Cuán importante consideras que es la formación continuada para los intérpretes? Muchos pueden pensar que con tener el título y el máster ya basta pero, ¿qué se puede aprender al acudir a este tipo de cursos de un día? ¿Por qué se opta por la formación presencial?

 

La grabación no está prevista en esta ocasión. Sin embargo, el curso se repetirá en la medida en que veamos que hay un interés por parte de nuestros miembros (más de un intérprete de AICE nos ha dicho que en esta ocasión no podrá asistir pero que estaría interesado en una segunda convocatoria del curso).

Y para contestar a tu última pregunta, como te decía antes, para AICE y su actual Junta la formación a lo largo de la vida esvital para los intérpretes. Tanto es así que este no es el primer curso que organizamos (hemos organizado, por ejemplo, un curso sobre cuidados de la voz y otro sobre gestión de la identidad digital) y pensamos seguir ofreciendo actividades formativas porque , efectivamente, escasean iniciativas de este tipo para intérpretes en activo. El hecho de que los cursos sean presenciales favorece además la posibilidad de compartir conocimientos y experiencias con compañeros de profesión.

 

  • Nos podrías adelantar de qué van a ir los próximos cursos. Dejo el espacio de comentarios abierto para que los lectores aporten sugerencias, ¿qué nos gustaría ver en un curso en un futuro no muy lejano? Personalmente me encantaría ver más talleres sobre nuevas tecnologías. 

 

La verdad es que AICE tiene varias ideas para futuros cursos, entre los que se incluyen cursos especializados en terminología médica, financiera y jurídica, cursos de actualización en las técnicas de interpretación, sobre todo la toma de notas para la consecutiva, o un curso sobre el uso y aprovechamiento profesional de las redes sociales, etc.

Sobre Marcella Bracco:
Intérprete de conferencias y traductora de italiano, español, inglés, francés y catalán. Trabaja como autónoma en España desde 2001, compaginando su profesión de intérprete y traductora con la enseñanza del italiano. Su trabajo de intérprete la lleva a todos los rincones de Europa, donde suele saborear las maravillas de ciudades como París, Praga o Bruselas desde las ventanillas de un taxi. Marcella es miembro de Asetrad y de AICE, aunque en su otra vida maña estuvo también militando en ASATI. Actualmente vive en Tarragona, donde disfruta como una enana del Mare Nostrum.

 

¿Corremos el riesgo de ser uberizados?

Uberización: 

  • Por representar un símbolo de un nuevo modelo económico, el nombre de la firma Uber se prestó para crear esta expresión. Esta expresión se usa para definir los nuevos modelos de negocios en los cuales particulares pueden efectuar transacciones económicas vía plataformas accesibles desde aplicaciones que se encuentran en sus celulares inteligentes o en sus computadores. Además de Uber, los últimos años han experimentado una explosión de oferta de plataformas que van desde el alojamiento con AirBnB hasta plataformas de intermediación financiera, otras dedicadas a los servicios domésticos, a los servicios jurídicos, etc. [¿Qué significa la “uberización” de la economía? – Foco Económico]

 

Hemos leído noticias sobre Uber y la uberización de ciertos servicios, aunque cada vez se habla más de la posibilidad de contratar servicios a través de aplicaciones, de sitios web, en los que nada más entrar planteas lo que necesitas, te aparece un presupuesto en cuestión de segundos y se te asigna un “profesional” anónimo que prestará dicho servicio en el momento que se necesite y sin dar una sola pega, siendo al mismo tiempo amable y agradable. Hasta ahí todo es de color de rosa pero, ¿es oro todo lo que reluce en la “uberización” de servicios? ¿Se van a uberizar los servicios de traducción e interpretación?

De forma imparable, aunque las actividades económicas tradicionales se resistan, se está produciendo una drástica transformación en la mayoría de los sectores que acabará con lo que hoy conocemos. La banca, las eléctricas y otras industrias están llamadas a transformarse con rapidez o a desaparecer. No importa lo grandes y potentes que sean, o se transforman, o antes de que se den cuenta estarán en la puerta de salida. – Eduardo Olier en El Economista.es

Esta fue una de las preguntas que nos planteó ayer en Madrid Henry Liu, el presidente de la FIT, la Federación Internacional de Traductores, en el encuentro de asociaciones de la Red Vértice organizado por Asetrad en su flamante nueva sede.

No es la primera vez que se escuchan los gritos de pavor de la multitud del sector:

  • Las máquinas van a quitarnos el trabajo.
tumblr_ogh49vcqti1uqrdeoo1_500
Me encanta el olor a traductor chamuscado antes del amanecer
  • La uberización va a hacer que se desplomen las tarifas.
  • El intrusismo, el intrusismo (perdón, es marzo y este grito suele sonar más fuerte en temporada baja).
giphy1
Corred insensatos

Volviendo al tema que nos atañe hoy, ¿son las máquinas el final de la profesión? ¿Son el malo de la película ellas solitas? ¿Tienen secuaces? Quizás nos estamos equivocando y en realidad son el Clark Kent que aún no sabemos que puede salvarnos.

Lo que sí tenemos que aceptar es que están aquí, la tecnología ya no es algo nuevo y el hecho de que los consumidores quieren una homogeneidad en el modo en el que contratan servicios también. Se ha hablado mucho del efecto Ryanair y los productos “low-cost” y a eso ahora tenemos que añadir la urgencia de una sociedad que exige servicios las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año.

20170310_110122
La idea es buena y la tecnología lo permite, pero ¿qué significa para nosotros?

En lugar de decir sencillamente que NO, no quiero saber nada de eso o SÍ, es el futuro, aprovechemos las oportunidades que ofrece, tendríamos que plantearnos algunas preguntas.

¿Qué supone uberizar el servicio de traducción e interpretación? En traducción ya llevamos tiempo viendo agencias que lanzan aplicaciones que ofrecen básicamente ese servicio a los interesados. ¿Qué quiere traducir? ¿Para cuándo lo quiere? Esto es lo que cuesta. Para poder ofrecer esto tienen que contar con una base de datos de traductores que permita sacar el trabajo independientemente de la hora y además necesitas unos precios muy competitivos. La gente que opta por contratar traducciones de este modo quiere rapidez y que salga lo más barato posible. ¿Dónde queda aquí la calidad? ¿Es siquiera parte de la ecuación?

20170309_165311
Nadie contrata un traductor para conocer gente guay, pero si puede optar por un servicio uberizado de traducción para ahorrar tiempo y dinero.

Si somos sinceros, todos hemos tenido clientes que necesitan la traducción para ayer y que te saltan sin el más mínimo atisbo de vergüenza que tampoco la quieren perfecta, “con entender un poco lo que dice me vale”. Ahí te plantean un conflicto profesional serio. ¿Sabemos hacer las traducciones personalizando el nivel de calidad en: mal pero no se nota mucho / medio bien / pasable / excelente / si Hemingway levantara la cabeza me invitaría a una copa? ¿Nos interesa incluir la moda de la personalización o “customizar” nuestro trabajo hasta ese punto? ¿Es rentable hacerlo? 

Muchas preguntas, pero es necesario planteárselas en un mercado en el que tienes dos opciones: trabajar a destajo con tarifas bajas o ofrecer un nivel de calidad acorde a las tarifas que planteas. Si vamos más allá, la siguiente pregunta es: ¿Qué es lo que entendemos por calidad? ¿Es lo mismo que lo que entienden los clientes que nos contratan?

20170310_110446
Una cosa está clara, si prometes un servicio de calidad, lo tienes que dar.

La calidad no puede ser una promesa vacía que usemos para defender nuestras tarifas y que luego se quede en nada.  Si quiero cobrar tarifas altas tengo que diferenciarme del resto siendo bueno en lo que hago, esforzándome más en la preparación de los proyectos, formándome cada poco para mantenerme actualizado y seguir ofreciendo valor añadido a los clientes. Tampoco nos vendría mal escuchar más a los clientes, descubrir qué necesitan y de qué se quejan de servicios previos que han tenido.

Esa teoría es buena y ciertamente funciona pero, ¿qué hacer cuándo el cliente prefiere algo barato incluso si no es tan bueno?

20170309_165827
Existen distintos tipos de clientes igual que hay distintos tipos de servicios de traducción

El cliente debería conocer más el servicio, para saber así qué tipo de traductor o intérprete está contratando y qué calidad es la que puede esperar. No es lo mismo un traductor literario que traduce todas las novelas de un autor, un traductor autónomo que quiere ganarse a ese cliente, uno que trabaja para la agencia X y no tiene clientes asignados fijos, un traductor en plantilla que trabaja solo para una empresa, una agencia que mima a sus traductores por ser valiosos activos o un aplicación de móvil que te promete la traducción de 10.000 palabras en dos días.

20170310_110626
¿Quién traduce o interpreta tus contenidos?

La autoría, el que se sepa quién hace qué, es uno de los temas más complicados de nuestro sector. Quizás en la traducción editorial o literaria las cosas sean algo más fáciles (tampoco tanto, consultad la campaña Acredítame – Cita al traductor para ver de qué hablo). Pero en otros campos, por ejemplo el de la interpretación, la cosa es mucho más compleja. Durante años nos hemos enorgullecido de ser invisibles, si no se nota la presencia del intérprete es que estamos haciendo bien nuestro trabajo de facilitar la comunicación (cierto), pero esta invisibilidad nos perjudica a la hora de poder vender nuestros servicios. La clave es encontrar un modo de mantener la confidencialidad que piden muchos clientes y nuestra capacidad para vender nuestra experiencia profesional. Parece fácil y a veces no lo es tanto. Henry Liu comentó aquí el caso de una delegación china que visitó Nueva Zelanda (su país de origen) con unas 800 personas en total, de las que 9 eran intérpretes. Tenían un intérprete para las ruedas de prensa, otro para la negociaciones, etc. Nuevamente, la idea no es mala, si te juegas millones y necesitas que tu mensaje llegue tal y como tú quieres, ¿por qué no invertir en conocer los activos que te pueden dar los mejores resultados dependiendo de la situación? No hay un intérprete que sea bueno en todo, pero todos sabemos en qué somos mejores y dónde realmente destacamos. ¿Por qué no aprovechar eso? Aquí, Natalia González de AICE, Asociación de Intérpretes de Conferencia de España, apuntó con acierto que uno de nuestro principales fallos a la hora de ofrecer nuestros servicios es saber vendernos. No hablamos aquí de los colores que tenemos que elegir como fondo de la web, ni del grosor de las tarjetas de visita, sino de nuestra capacidad para expresar de forma clara, profesional y atractiva en qué somos realmente buenos, en qué somos mejores que otros que ofrecen el mismo precio o tarifas más bajas.

Las máquinas nos dan mucho miedo, no es nada nuevo: Google Translate nos va a quitar el trabajo, los nuevos auriculares que interpretan mientras caminan nos van a quitar el trabajo y encima son bonitos. Todos tenemos un familiar angustiado que nos manda artículos al WhatsApp con estos inventos que nos dejarán viviendo bajo un puente.

real-time-translator-ear-waverly-labs-fb
Bonitos son

Llevamos años escuchando esto, quizás sea hora de ver lo que ha pasado en ese período.

20170309_170852
En 2014 ya hablaban de este tema en el congreso de la FIT

La traducción automática o MT es una realidad, hay una inundación de datos que requieren traducción, hay comunicados internos, manuales de instrucciones, etc. Henry Liu lo ha comentado: no existe una crisis de material a traducir e interpretar. Ese no es el problema, hoy por hoy se traduce más que nunca antes.

20170310_110359

No se trata de una crisis de palabras, en la actualidad ni siquiera hay una escasez de profesionales preparados (hay quien dice que incluso somos demasiados) pero sí que existe una crisis de percepción del valor de nuestro trabajo que da como una resultado una crisis de tarifas. Si no percibo que contar con un profesional preparado y serio tiene un valor añadido, voy a estar encantado de contratar a alguien por cuatro duros. Lógicamente, las futuras generaciones verán que esta no es una profesión suficientemente rentable y estudiarán otra cosa y en un futuro sí que tendremos una crisis de escasez de traductores e intérpretes que no beneficia al sector.

Ahorrar costes solo pone en peligro la sostenibilidad del sector.

Ahora bien, ese es nuestro trabajo, dejar claro qué hacemos y, para ser expertos en comunicación, se nos da fatal comunicarnos con el mundo exterior, ese que puede convertirse en un cliente potencial. Invertimos mucho en herramientas de software, actualizamos los programas de traducción asistida, intentamos ser cada vez más eficientes, llenamos las cabinas de tabletas, diccionarios electrónicos, cascos con mejor sonido, etc. Todo eso es aprovechar la tecnología para mejorar el servicio y es bueno. Pero en traducción estamos viendo que a veces eso juega en nuestra contra a pesar del tiempo y dinero invertido.

Henry Liu puso un par de ejemplos excelentes para ver lo absurdo que llega a ser:

20170309_172913
Si en las pruebas no me detecta nada nuevo no pago, hay una concordancia del 100% con la radiografía anterior
  • El ejemplo del médico está muy trillado pero vamos a verlo desde el punto de vista de la interpretación. Si eres el intérprete de la rueda de prensa del inicio de las reuniones del G7 o G8  en los últimos años te han tocado los mismo temas: la guerra de Siria, la crisis económica, Grecia, Brexit, el populismo, el calentamiento global. Muy bien, pues cada vez que salga un tema que ya se haya interpretado el intérprete cobra un 10% menos de la tarifa o no lo interpreta. Si nos parece ridículo en un servicio, ¿por qué dejamos que nos impongan ciertas cosas en otro? A ver que la interpretación no se libra de las peticiones desquiciadas. No creo que sea la primera a la que el cliente le quiere descontar (sin éxito) de la tarifa total los 15 minutos de la pausa del café o los 45 minutos de la pausa comida.
200
No soy una máquina, no me desenchufo en la pausa café (que además rara vez dura 15 minutos). Ni soy un parking y no cobro por minutos

Nos reímos mucho de las “supuestas” traducciones hechas con programas gratuitos o baratos y las subimos a todas las redes sociales como modo de defensa contra el ataque de las máquinas, pero, ¿estamos seguros de quién ha sido el que ha traducido eso? A ver, en este caso, ¿quién ha sido?

20170310_110551
Se trata de una traducción literal del chino: resbale y caiga con cuidado
  • A) Esto ha sido G* Translate
  • B) Ese primo del director que pasó un verano estudiando chino y que hace traducciones de vez en cuando para sacarse unos eurillos
  •  C) Un traductor con inglés como lengua D o incluso F que había recibido pocas ofertas ese mes y total, es un montón de señales de advertencia, no puede ser tan difícil.
  • D) ¿Vamos a pagar a un traductor para esto? Trae para acá, que esto lo saco yo en un rato libre que hablo un inglés de Oxford nivel bilingüe.
  • E) Un traductor con buen dominio de chino e inglés con dos copas de más o un gripazo brutal de esos que no te dejan ver bien ni la pantalla.

¿Podéis acusar sin dudar a la máquina?

Lo que queda claro es que la tecnología ha llegado para quedarse, tenemos que aprender a aprovecharla, que el mercado demanda cosas de forma diferente, que tenemos que ser flexibles pero no por ello renunciar a una tarifas que nos permitan vivir de nuestro trabajo y sobre todo, no renunciar a tener vida. Las máquinas pueden trabajar las 24 horas, yo no y tampoco quiero hacerlo. Por lo que si quiero que me contraten, tendré que especializarme, venderme bien y ofrecerle al cliente lo que le prometo. ¿Corro el riesgo de ser uberizada?

giphy

 

Muchas gracias a Asetrad por permitirme acudir, ha sido un placer escuchar a Henry Liu que habla de la realidad del sector sin dramatismo, con los pies en la tierra y con conocimiento de causa, dado que recorre el mundo visitando las asociaciones locales para ver qué podemos aprender unos de otros.

 

Interpretación en la Sierra

Se acerca el verano y muchos estudiantes de último curso e intérpretes en activo buscan cursos para seguir mejorando y aprendiendo. La oferta últimamente ha aumentado y espero poder incluir información sobre varios de esos cursos en el blog. Soy profesora de un curso pero siempre es bueno ver qué hacen los demás, un sector rico en cursos de formación y mejora nos beneficia a todos.

La posibilidad de ir a la sierra de Madrid una semana para hacer un curso de interpretación de conferencias me llamó la atención en cuanto vi la página de Éidolon, así que cuando Susana Rodríguez se puso en contacto conmigo supe que quería publicar una entrada sobre este curso, una entrevista para conocer mejor el curso y todo lo que supone.

PUENTE-RECONDO

– Es muy interesante ver una propuesta nueva de cursos para intérpretes y la primera pregunta que me viene a la mente es: ¿Qué os ha motivado a dar este paso? ¿Cuál es el objetivo de estos cursos?

Precisamente el hecho de que no tenga tradición en España algo tan frecuente en otros países como la organización de cursos intensivos, tanto de actualización para intérpretes en ejercicio como de desarrollo profesional para estudiantes que acaban sus estudios o los han finalizado recientemente o de iniciación para profesionales de otros sectores que deseen emprender la aventura de la interpretación, en los que la convivencia con otros colegas o futuros colegas desempeñe también también un papel importante, nos hizo pensar en la conveniencia de organizar unos cursos tan necesarios en todos los sentidos, porque nuestra profesión, como sabes, es una de las más vivas y estimulantes intelectualmente y debería mantenerse activa a lo largo de toda la carrera profesional del intérprete, desde los estadios iniciales hasta los más avanzados, de ahí los Cursos de desarrollo profesional en interpretación de conferencias que proponemos de forma detallada en nuestra web.

Otra cuestión importante que me gustaría destacar es que con los Cursos pretendemos también brindar una orientación personalizada a cada participante en relación con su trayectoria/carrera como intérprete de conferencias: puntos fuertes y débiles y sugerencias para superar estos últimos y sacar partido a los primeros a partir de la evaluación realizada por el equipo docente durante el curso, mercados potenciales según la combinación lingüística, formación adicional en su caso, etc.

– Los cursos los organiza Éidolon y quizás algunos lectores se estén preguntando qué es, ¿podrías explicarnos un poco qué es Éidolon?

Éidolon es una empresa de servicios dedicada a la formación de intérpretes y traductores que lleva seis años impartiendo cursos de formación en traducción e interpretación de conferencias a funcionarios ministeriales. Este verano organizamos la primera edición estival de nuestros Cursos de desarrollo profesional en interpretación de conferencias y esperamos que la acogida sea tan buena que nos permita organizar ediciones sucesivas en el futuro, tal vez incluso con otros formatos y especializaciones, pero de eso, si quieres, hablamos más adelante.

– En la página web comentáis que el público objetivo son estudiantes de último curso y recién graduados de traducción e interpretación: ¿están abiertos los cursos a profesionales que buscan cursos para formación continuada? ¿Pueden inscribirse personas interesadas en la interpretación pero que procedan de una formación diferente, es decir, licenciados o graduados en medicina, económicas, químicas? ¿Hay pruebas de acceso?

En efecto, en la web indicamos que nuestros Cursos se dirigen a estudiantes de último curso y recién graduados en Traducción e Interpretación y estudiantes y egresados de Máster en Interpretación de Conferencias, así como a intérpretes de conferencia en ejercicio que deseen añadir a su combinación una nueva pareja de lenguas en la que estén intentando alcanzar un nivel profesional. Además, a raíz del interés manifestado a propósito de la programación de cursos introductorios, también se han incorporado algunas semanas de Cursos de iniciación a la interpretación de conferencias. Por lo tanto, nuestros Cursos sí que están abiertos a profesionales que buscan cursos de formación continua para intérpretes pero tienen una trayectoria académica y profesional diferente, aunque tengo que decirte que hasta ahora las preinscripciones que hemos recibido se circunscriben a traductores e intérpretes de enlace que desean iniciarse en la interpretación de conferencias.

En cuanto a las pruebas de acceso, como nos informamos detalladamente sobre la trayectoria académica de los participantes y hemos abierto todos los niveles posibles, desde iniciación hasta profesional, no son necesarias y, en caso de duda, nos basta una primera sesión de clase para determinar el nivel más adecuado y encajar al participante en el grupo de mayor aprovechamiento posible.

– ¿Cuál es el planteamiento docente? ¿La práctica va a convivir con la teoría o es un enfoque más centrado en la práctica y en los recursos que el mercado está demandando de los intérpretes?

Sí, es la eterna pregunta en relación con la formación en el ámbito de la interpretación de conferencias: ¿la teoría resulta útil? Hay quienes se plantean si siquiera tiene algún sentido. Robin Setton, profesor en el ESIT de París, lo dice mucho mejor que yo en un documento audiovisual interesantísimo que, si te parece, podrías transmitir a tus lectores, éste es el vínculo:

http://epresence.univ-paris3.fr/1/watch/175.aspx

Bueno, el profesor Setton habla en inglés, pero como se ha convertido en la lingua franca de nuestra época, no creo nadie se quede sin entenderlo. No obstante, por responder concretamente a tu pregunta y resumir lo que al respecto dice Robin Setton, estoy completamente de acuerdo con el profesor cuando habla de la necesidad de introducir una serie de bases teóricas en la formación en interpretación de conferencias, porque de otro modo no se podría abordar el desarrollo curricular necesario para impartir las clases prácticas, con la consiguiente progresión de los ejercicios, la comprensión de los procesos o la definición de la estrategia pedagógica más adecuada.

Dicho esto, al ser un curso intensivo, evidentemente nos concentraremos más en el aspecto práctico y de hecho las horas de docencia que ofrecemos a lo largo de la semana de curso se repartirán entre la formación teórica en aproximadamente un 10%, la preparación de las sesiones de clase un 20% y las sesiones prácticas ocuparán el 70% del tiempo de la formación.

– Resulta curioso ver que los alumnos que se inscriban podrán vivir toda una semana intensiva de interpretación, son muchas horas de trabajo y en medio de la sierra de Madrid. Además de horas de práctica en cabina, ¿qué otras actividades se ofrecen? ¿Charlas, seminarios?

 

Pues sí, hemos querido concebir nuestros Cursos de forma que las horas de práctica sobre todo de la interpretación simultánea no resulten excesivamente pesadas y agotadoras para los participantes. Como sabes, la nuestra es una actividad de concentración intelectual tan intensa que, sobre todo al principio de la práctica profesional, uno termina completamente agotado después de una sesión de interpretación. Lo hemos comentado alguna vez, ¿verdad? Y también hemos comentado que, aunque con el tiempo el cansancio físico y mental disminuye, nunca desaparece del todo y el intérprete tiene que estar preparado para aguantar esa presión realmente hasta el final de su carrera. Así, queremos que los participantes sean conscientes de ello y deseamos brindarles las herramientas necesarias para gestionar de la mejor manera posible el estrés que genera la profesión. En definitiva, queremos formar intensamente pero también deseamos que los participantes se relajen después de las sesiones formativas, se diviertan con las múltiples actividades al aire libre que ofrece la zona y preparen las sesiones del día siguiente en un entorno agradable. Además, como dices, complementaremos la formación con charlas y seminarios sobre temas y cuestiones de interés para el intérprete en su práctica profesional, como sobre la interpretación y las tecnologías de la información y la comunicación o la interpretación consecutiva desde el punto de vista de un autónomo en el mercado privado, pero eso dependerá sobre todo de la disponibilidad de los conferenciantes para la semana del curso en cuestión, si quieres luego comentamos con mayor detalle el tema del equipo docente.

La Peña del Águila
La Peña del Águila

– El curso se imparte entonces en Santa María de la Alameda, en la sierra de Madrid ¿por qué habéis elegido este lugar? ¿Con qué instalaciones cuenta? Desde luego la posibilidad de alojarse ahí es como volver al campamento de verano pero con compañeros que comparten tus gustos y aspiraciones profesionales.

Sí, me hace gracia lo del campamento de verano con compañeros que comparten tus gustos y aspiraciones, es una imagen de lo más elocuente y ésa es la idea.

¿Por qué en Santa María de la Alameda? Bueno, Santa María es una pequeña localidad cerca de El Escorial y su famoso Monasterio, situada en un tradicional enclave de veraneo madrileño en la sierra por su agradable clima estival, y después de mucho buscar (llevábamos explorando la zona desde octubre del año pasado) encontramos en esa localidad, por otra parte perfectamente comunicada en transporte público, un centro rural ideal para impartir nuestros Cursos. La Peña del Águila es un enorme hotel rural rehabilitado con fondos municipales sobre un antiguo cuartel de la Guardia Civil, con una oferta increíble de alojamiento y restauración, cuenta con 12 apartamentos rurales totalmente equipados y un restaurante y el conjunto es de lo más agradable. Además, dispone de un par de aulas fantásticas para impartir nuestras clases y que nosotros nos encargamos de dotar, entre otros, con los equipos técnicos necesarios para la simultánea, concretamente software Óptimas que funciona extraordinariamente en PC y que ha demostrado su eficacia en la enseñanza de la interpretación en universidades tanto públicas como privadas. Por cierto, comentarte también al hilo del tema técnico que los materiales docentes serán estrictamente audiovisuales de actualidad y adaptados a los niveles de los participantes, para practicar la interpretación directa e inversa, porque consideramos más productivo proponer ejercicios que sean lo más parecido posible a lo que exige el ejercicio de la profesión y también para poder aplicar toda una serie de estrategias necesarias para resolver las dificultades específicas de cada caso.

Intérpretes en actividades al aire libre
Intérpretes en actividades al aire libre

– Lo más interesante es la oferta de idiomas, es poco habitual ver cursos de interpretación de italiano o portugués. ¿Por qué habéis elegido esta selección de idiomas? ¿Tenéis pensado ampliarla en un futuro?

Sí, hemos querido ofrecer una combinación amplia para no dejar fuera a los interesados en otras lenguas distintas sobre todo del inglés y, en menor medida, el alemán o el francés. Además, hemos promocionado nuestros Cursos también fuera de España y hemos incluido a Italia, Portugal y Brasil, países con una gran tradición de estudio del español en las universidades y escuelas de traducción e interpretación y con gran número de intérpretes que tienen el español en su combinación o que pretenden añadirlo a ésta. De hecho, hemos recibido ya algunas preinscripciones de estudiantes y profesionales de Bélgica e Italia, y manifestaciones de interés de otros muchos países, lo que nos encanta. A propósito de esto último, te cuento una anécdota graciosa: Clara Guelbenzu tuvo la gentileza de publicar a principios de mayo una entrada en su famoso blog Bootheando sobre nuestros Cursos y al día siguiente nos escribió un intérprete desde Emiratos Árabes preguntando cómo es que no habíamos incluido el árabe en nuestros Cursos y pidiéndonos que por favor lo hiciésemos el año que viene (!). Este verano, al ser la primera edición de los Cursos, hemos decidido incluir únicamente idiomas que tuviésemos en nuestra combinación profesional, el árabe o el chino, por ejemplo, son otro cantar, pero todo se andará…

– ¿Podrías hablarnos un poco sobre el equipo docente? Siempre es bueno saber quién imparte las clases.

¿Qué te puedo decir de los profesores? 

 

Son todos colegas, compañeros de cabina y de docencia y en muchos casos de Asociación. Todos tienen perfiles y combinaciones diferentes, amplia experiencia en su especialidad y cuentan con una especial vocación docente. Además, contamos con parejas de profesores para impartir todas las combinaciones, ya que pretendemos que, en la medida de lo posible, sea un profesor nativo el que lleve el peso de la docencia hacia su idioma materno. En cualquier caso, el apartado Equipo de nuestra web ofrece información detallada sobre la trayectoria profesional y docente de nuestros colaboradores.

Diana Soliverdi y Alessia Mignone
Diana Soliverdi y Alessia Mignone

– Sé que estáis en contacto con los estudiantes de traducción e interpretación en España y con la AETI. ¿Qué os parece la oferta formativa universitaria? ¿Qué aspectos podemos mejorar? ¿Qué papel tiene la interpretación en el movimiento asociativo de los estudiantes españoles?

En efecto, hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo a la promoción de nuestros Cursos entre los estudiantes de traducción e interpretación de las universidades españolas, que hemos visitado en su mayoría para poder hablar directamente con los interesados, tomar el pulso a la formación que ofrecen y escuchar y aprender de las informaciones y opiniones que nos han transmitido los propios estudiantes. Para ello hemos contado con la inestimable colaboración de la AETI (su página web www.aetioficial.es también recoge información sobre nuestros Cursos y descuentos especiales para sus socios), una asociación que cumplió un año el pasado mes de abril pero llena de vitalidad y de una fuerza arrolladora. Su presidenta Carmen Salomón y los vocales de la AETI en las diferentes universidades (están presentes en casi todas) nos han sabido orientar espléndidamente y resolver las dudas que albergábamos en relación con numerosas cuestiones.

Me preguntas por mi opinión sobre la oferta formativa universitaria en España: si te parece, y para no dar una respuesta precipitada, me reservo para una posible ocasión posterior cuando se haya celebrado la primera edición de los Cursos y hayamos podido evaluar sobre el terreno la realidad de los estudiantes a los que hayamos impartido formación. Sobre el papel parece una formación muy completa en el ámbito de la traducción y tal vez menos en el de la interpretación, se podrían mejorar muchos aspectos, estaría encantada de poder revisarlos contigo después del verano.

En cuanto a la interpretación en los movimientos asociativos de los estudiantes españoles, ésta desempeña un papel bastante residual, pero con la colaboración de la AETI intentaremos dar a conocer nuestra actividad desde el punto de vista de la profesión, con Carmen y los vocales ya hemos hablado de diversas iniciativas que esperamos lleguen a buen puerto para desvelar entre los estudiantes los “arcanos” de la interpretación de conferencias.

– Como miembro de AICE, ¿Nos podrías dar tu opinión sobre el mercado de la interpretación en España ahora mismo? ¿Hay razones para mantenerse optimista? ¿Debemos animar a los estudiantes a seguir formándose en interpretación?

El mercado de la interpretación, como todas las actividades profesionales, se ha visto muy afectado por la situación económica en la que estamos inmersos, pero estoy convencida de que forma parte de un ciclo y que, si cambia lo que tiene que cambiar, terminaremos por iniciar de nuevo un ciclo ascendente. Como dice la especialista en Cambio tecnológico y desarrollo socioeconómico Carlota Pérez, desde el nacimiento del mundo moderno a finales del siglo XVIII después de la revolución industrial, a cada crisis, causada a su vez por una revolución tecnológica, le sigue inevitablemente un cambio de paradigma. Esperemos que la revolución que ha supuesto Internet se asiente pronto y se llegue al cambio lo antes posible, aunque supongo que todo necesita su tiempo. Pero como ves, sí, soy optimista. Ahora bien, también estoy convencida de que el mercado pone a cada uno en su sitio, la selección natural también funciona a escala social y que igual que están desapareciendo actividades que se quedan atrás y se ven superadas por otras nuevas (hablando en términos muy básicos los fabricantes de neumáticos han sustituido a los herradores de caballos y los fabricantes de velas de barco han sido sustituidos por los fabricantes de motores de avión), el intérprete, como un profesional más, tiene que reinventarse a sí mismo todos los días porque en nuestra profesión quedarse estancado significa en realidad retroceder. Por supuesto, es evidente que animo a los estudiantes y a los profesionales a seguir formándose, la nuestra es una profesión especialmente selectiva y sólo sobreviven los más preparados y, por ende, los mejor formados.

Verónica Román y Teresa Sans, Diana Soliverdi y Claudia Müller presentan  AICE en la Universidad Autónoma de Madrid (30 de marzo de 2013).
Verónica Román y Teresa Sans, Diana Soliverdi y Claudia Müller presentan
AICE en la Universidad Autónoma de Madrid (30 de marzo de 2013).

– ¿Qué papel crees que juegan o pueden llegar a jugar las redes sociales y los entornos de formación virtual en la interpretación (mercado y formación)?

Las redes sociales y los entornos de formación virtual están cambiando la faz de la interpretación y estoy convencida de que constituyen el futuro de la profesión, de hecho, tenemos previsto hablar de ello de forma concreta y detallada en alguna de las charlas que esperamos poder ofrecer a los participantes en nuestros Cursos. Hablando de futuro y soñando con el mejor de los mundos posibles, como te comentaba al principio, nuestros Cursos de verano 2013 de desarrollo profesional en interpretación de conferencias son una primera edición a la que esperamos que sigan otras en lo sucesivo, tal vez incluso con otros formatos y especializaciones, un buen ejemplo de ello es precisamente la posible organización de un Taller sobre interpretación y nuevas tecnologías, o de interpretación especializada médica, o de técnica de toma de notas para la interpretación consecutiva, en fin, todo un mundo de posibilidades que trataremos de ir explorando de la mejor manera posible.

Claudia Müller trabajando en cabina
Claudia Müller trabajando en cabina