El premio FIT a la excelencia en interpretación

Este año ya os he hablado de la FIT, la Federación Internacional de Asociaciones de Traductores, Intérpretes y Terminólogos, en la entrada sobre la visita de su presidente a Madrid a principios de año. Ahora se celebra el XXI congreso de la FIT, del 3 al 5 de agosto de 2017 en Brisbane, Australia. Aprovechando que hay una representante española, María Galán Barrera, presidenta de Asetrad, y que ha tuiteado que formará parte del jurado que decidirá quién se lleva este año el premio a la excelencia en interpretación no podía dejar pasar la oportunidad, tenía que hacer algunas preguntas.

01-08-2017 12-14-57

1- Al leet tu tuit surgen varias preguntas: ¿Qué es el congreso FIT? ¿Qué nos puedes contar sobre él?

El congreso de la Federación Internacional de Traductores se divide en dos partes: una reservada a las reuniones de los representantes de las distintas asociaciones. Esta se desarrollará del 1 al 2 de agosto. La otra, pública con charlas, conferenicas y talleres como en cualquier otro congreso tendrá lugar del 3 al 5 de agosto.

Desde un punto de vista asociativo, la primera parte resulta más interesante pues en ella:

  • intercambiamos información con otros compañeros que nos permite descubrir qué problemas tienen los traductores e intérpretes en otras partes del mundo, cómo están intentando solucionarlo y ver cómo podemos ayudarnos entre todos.
  • Se mantienen reuniones de trabajo y encuentros un poco más informales entre café y café que pueden ser el germen de futuras colaboraciones entre asociaciones.
  • Debatimos sobre qué es la FIT y lo que queremos que sea dentro de unos años y nos marcamos objetivos para los próximos años siempre con el objetivo final de mejorar las condiciones laborales de los traducores e intérpretes en todo el mundo.

Las reuniones de la FIT se celebran cada dos años, aunque luego cada grupo de trabajo, “task force”, mantenga reuniones con más frecuencia.

2- ¿Qué es lo más te apetece de esta aventura?

Representar a Asetrad en estas reuniones y contribuir a su internalización es, sin ninguna duda, lo que más ilusión me hace de esta aventura australiana.

Hay mucha gente trabajando a diario en Asetrad, no solo desde la junta directiva sino también desde los diferentes comités, grupos de trabajo y comisiones, el banco de tiempo, el programa de prácticas universitarias y la Linterna del Traductor. Socios que, de manera totalmente atruista, dedican parte de su tiempo libre a seguir haciendo de Asetrad lo que es: una gran asociación de traductores, correctores e intérpretes.

Tener la oportunidad de compartir con compañeros de todas partes del mundo lo que estamos haciendo, por lo que luchamos a diario, no puede más que llenarme de orgullo.

Ahora bien, me quedan preguntas en el tintero y he consultado el enlace que me ha facilitado María para saber más: ¿Premio de interpretación? ¿En qué consiste? ¿Cómo se seleccionan los nominados? ¿Hay que presentar vídeos de las interpretaciones puntuales o es un premio a toda una carrera? ¿Qué recibe el ganador? ¿Desde cuándo existe?

El premio se otorgó por primera vez en 2014 a Dorothy Charbonneau de Canadá, que es por el momento la única intérprete que ha recibido el premio. Fue nominada por la Asociación de Traductores e Intérpretes de Ontario (ATIO).

d-charbonneau
Dorothy y el presidente de la FIT [© Jørgen Christian Wind Nielsen, Wind Kommunikation, Denmark]
No es necesario presentar vídeos para nominar a los companeros que consideremos que han demostrado un nivel de excelencia a lo largo de su carrera. Tal y como explican desde la FIT, no es necesariamente un premio a un proyecto concreto, puede verse como un premio a toda una carrera pero también existe la opción de nominar a un profesional por un trabajo de especial importancia si dicho proyecto facilita el acceso a un grupo. También puede darse a una asociación y organismo por su labor a la hora de mejorar la calidad de la interpretación o promover la labor del intérprete.

The International Federation of Translators (FIT) has an international prize for inter- pretation designed to promote and improve the quality of interpreting and draw at- tention to the role of interpreters in providing professional language access in a wide variety of situations.

Se pueden nominar candidatos, igual que pasa con el Premio Danica Seleskovitch de la AIIC (que por cierto tiene ahora abierto el plazo para presentar candidaturas para aquellas contribuciones excepcionales a la interpretación y a la investigación en el campo). En el caso del premio de la FIT, las nominaciones las deben presentar miembros de la Asociación y será un jurado internacional copuesto por cinco profesionales el que tome la decisión final. Cada miembro de la FIT podrá nominar solo a un miembro de su propia asociación.

El premio es un reconocimiento pero además viene acompañado de una suma de dinero.

El Premio Danica Seleckovitch se otorga desde 1992 y en 2018 se concederá a uno de los compañeros nominados este verano.

La idea del premio como un reconocimiento al trabajo y a la dedicación a esta profesión me parece brillante. Si conocéis más premios similares, por favor, dejadme los enlaces en comentarios para poder incluirlos todos. Todo lo que nos ayude a celebrar la excelencia y a conseguir una visibilidad positiva nos viene bien a largo plazo.

 

¿Corremos el riesgo de ser uberizados?

Uberización: 

  • Por representar un símbolo de un nuevo modelo económico, el nombre de la firma Uber se prestó para crear esta expresión. Esta expresión se usa para definir los nuevos modelos de negocios en los cuales particulares pueden efectuar transacciones económicas vía plataformas accesibles desde aplicaciones que se encuentran en sus celulares inteligentes o en sus computadores. Además de Uber, los últimos años han experimentado una explosión de oferta de plataformas que van desde el alojamiento con AirBnB hasta plataformas de intermediación financiera, otras dedicadas a los servicios domésticos, a los servicios jurídicos, etc. [¿Qué significa la “uberización” de la economía? – Foco Económico]

 

Hemos leído noticias sobre Uber y la uberización de ciertos servicios, aunque cada vez se habla más de la posibilidad de contratar servicios a través de aplicaciones, de sitios web, en los que nada más entrar planteas lo que necesitas, te aparece un presupuesto en cuestión de segundos y se te asigna un “profesional” anónimo que prestará dicho servicio en el momento que se necesite y sin dar una sola pega, siendo al mismo tiempo amable y agradable. Hasta ahí todo es de color de rosa pero, ¿es oro todo lo que reluce en la “uberización” de servicios? ¿Se van a uberizar los servicios de traducción e interpretación?

De forma imparable, aunque las actividades económicas tradicionales se resistan, se está produciendo una drástica transformación en la mayoría de los sectores que acabará con lo que hoy conocemos. La banca, las eléctricas y otras industrias están llamadas a transformarse con rapidez o a desaparecer. No importa lo grandes y potentes que sean, o se transforman, o antes de que se den cuenta estarán en la puerta de salida. – Eduardo Olier en El Economista.es

Esta fue una de las preguntas que nos planteó ayer en Madrid Henry Liu, el presidente de la FIT, la Federación Internacional de Traductores, en el encuentro de asociaciones de la Red Vértice organizado por Asetrad en su flamante nueva sede.

No es la primera vez que se escuchan los gritos de pavor de la multitud del sector:

  • Las máquinas van a quitarnos el trabajo.
tumblr_ogh49vcqti1uqrdeoo1_500
Me encanta el olor a traductor chamuscado antes del amanecer
  • La uberización va a hacer que se desplomen las tarifas.
  • El intrusismo, el intrusismo (perdón, es marzo y este grito suele sonar más fuerte en temporada baja).
giphy1
Corred insensatos

Volviendo al tema que nos atañe hoy, ¿son las máquinas el final de la profesión? ¿Son el malo de la película ellas solitas? ¿Tienen secuaces? Quizás nos estamos equivocando y en realidad son el Clark Kent que aún no sabemos que puede salvarnos.

Lo que sí tenemos que aceptar es que están aquí, la tecnología ya no es algo nuevo y el hecho de que los consumidores quieren una homogeneidad en el modo en el que contratan servicios también. Se ha hablado mucho del efecto Ryanair y los productos “low-cost” y a eso ahora tenemos que añadir la urgencia de una sociedad que exige servicios las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año.

20170310_110122
La idea es buena y la tecnología lo permite, pero ¿qué significa para nosotros?

En lugar de decir sencillamente que NO, no quiero saber nada de eso o SÍ, es el futuro, aprovechemos las oportunidades que ofrece, tendríamos que plantearnos algunas preguntas.

¿Qué supone uberizar el servicio de traducción e interpretación? En traducción ya llevamos tiempo viendo agencias que lanzan aplicaciones que ofrecen básicamente ese servicio a los interesados. ¿Qué quiere traducir? ¿Para cuándo lo quiere? Esto es lo que cuesta. Para poder ofrecer esto tienen que contar con una base de datos de traductores que permita sacar el trabajo independientemente de la hora y además necesitas unos precios muy competitivos. La gente que opta por contratar traducciones de este modo quiere rapidez y que salga lo más barato posible. ¿Dónde queda aquí la calidad? ¿Es siquiera parte de la ecuación?

20170309_165311
Nadie contrata un traductor para conocer gente guay, pero si puede optar por un servicio uberizado de traducción para ahorrar tiempo y dinero.

Si somos sinceros, todos hemos tenido clientes que necesitan la traducción para ayer y que te saltan sin el más mínimo atisbo de vergüenza que tampoco la quieren perfecta, “con entender un poco lo que dice me vale”. Ahí te plantean un conflicto profesional serio. ¿Sabemos hacer las traducciones personalizando el nivel de calidad en: mal pero no se nota mucho / medio bien / pasable / excelente / si Hemingway levantara la cabeza me invitaría a una copa? ¿Nos interesa incluir la moda de la personalización o “customizar” nuestro trabajo hasta ese punto? ¿Es rentable hacerlo? 

Muchas preguntas, pero es necesario planteárselas en un mercado en el que tienes dos opciones: trabajar a destajo con tarifas bajas o ofrecer un nivel de calidad acorde a las tarifas que planteas. Si vamos más allá, la siguiente pregunta es: ¿Qué es lo que entendemos por calidad? ¿Es lo mismo que lo que entienden los clientes que nos contratan?

20170310_110446
Una cosa está clara, si prometes un servicio de calidad, lo tienes que dar.

La calidad no puede ser una promesa vacía que usemos para defender nuestras tarifas y que luego se quede en nada.  Si quiero cobrar tarifas altas tengo que diferenciarme del resto siendo bueno en lo que hago, esforzándome más en la preparación de los proyectos, formándome cada poco para mantenerme actualizado y seguir ofreciendo valor añadido a los clientes. Tampoco nos vendría mal escuchar más a los clientes, descubrir qué necesitan y de qué se quejan de servicios previos que han tenido.

Esa teoría es buena y ciertamente funciona pero, ¿qué hacer cuándo el cliente prefiere algo barato incluso si no es tan bueno?

20170309_165827
Existen distintos tipos de clientes igual que hay distintos tipos de servicios de traducción

El cliente debería conocer más el servicio, para saber así qué tipo de traductor o intérprete está contratando y qué calidad es la que puede esperar. No es lo mismo un traductor literario que traduce todas las novelas de un autor, un traductor autónomo que quiere ganarse a ese cliente, uno que trabaja para la agencia X y no tiene clientes asignados fijos, un traductor en plantilla que trabaja solo para una empresa, una agencia que mima a sus traductores por ser valiosos activos o un aplicación de móvil que te promete la traducción de 10.000 palabras en dos días.

20170310_110626
¿Quién traduce o interpreta tus contenidos?

La autoría, el que se sepa quién hace qué, es uno de los temas más complicados de nuestro sector. Quizás en la traducción editorial o literaria las cosas sean algo más fáciles (tampoco tanto, consultad la campaña Acredítame – Cita al traductor para ver de qué hablo). Pero en otros campos, por ejemplo el de la interpretación, la cosa es mucho más compleja. Durante años nos hemos enorgullecido de ser invisibles, si no se nota la presencia del intérprete es que estamos haciendo bien nuestro trabajo de facilitar la comunicación (cierto), pero esta invisibilidad nos perjudica a la hora de poder vender nuestros servicios. La clave es encontrar un modo de mantener la confidencialidad que piden muchos clientes y nuestra capacidad para vender nuestra experiencia profesional. Parece fácil y a veces no lo es tanto. Henry Liu comentó aquí el caso de una delegación china que visitó Nueva Zelanda (su país de origen) con unas 800 personas en total, de las que 9 eran intérpretes. Tenían un intérprete para las ruedas de prensa, otro para la negociaciones, etc. Nuevamente, la idea no es mala, si te juegas millones y necesitas que tu mensaje llegue tal y como tú quieres, ¿por qué no invertir en conocer los activos que te pueden dar los mejores resultados dependiendo de la situación? No hay un intérprete que sea bueno en todo, pero todos sabemos en qué somos mejores y dónde realmente destacamos. ¿Por qué no aprovechar eso? Aquí, Natalia González de AICE, Asociación de Intérpretes de Conferencia de España, apuntó con acierto que uno de nuestro principales fallos a la hora de ofrecer nuestros servicios es saber vendernos. No hablamos aquí de los colores que tenemos que elegir como fondo de la web, ni del grosor de las tarjetas de visita, sino de nuestra capacidad para expresar de forma clara, profesional y atractiva en qué somos realmente buenos, en qué somos mejores que otros que ofrecen el mismo precio o tarifas más bajas.

Las máquinas nos dan mucho miedo, no es nada nuevo: Google Translate nos va a quitar el trabajo, los nuevos auriculares que interpretan mientras caminan nos van a quitar el trabajo y encima son bonitos. Todos tenemos un familiar angustiado que nos manda artículos al WhatsApp con estos inventos que nos dejarán viviendo bajo un puente.

real-time-translator-ear-waverly-labs-fb
Bonitos son

Llevamos años escuchando esto, quizás sea hora de ver lo que ha pasado en ese período.

20170309_170852
En 2014 ya hablaban de este tema en el congreso de la FIT

La traducción automática o MT es una realidad, hay una inundación de datos que requieren traducción, hay comunicados internos, manuales de instrucciones, etc. Henry Liu lo ha comentado: no existe una crisis de material a traducir e interpretar. Ese no es el problema, hoy por hoy se traduce más que nunca antes.

20170310_110359

No se trata de una crisis de palabras, en la actualidad ni siquiera hay una escasez de profesionales preparados (hay quien dice que incluso somos demasiados) pero sí que existe una crisis de percepción del valor de nuestro trabajo que da como una resultado una crisis de tarifas. Si no percibo que contar con un profesional preparado y serio tiene un valor añadido, voy a estar encantado de contratar a alguien por cuatro duros. Lógicamente, las futuras generaciones verán que esta no es una profesión suficientemente rentable y estudiarán otra cosa y en un futuro sí que tendremos una crisis de escasez de traductores e intérpretes que no beneficia al sector.

Ahorrar costes solo pone en peligro la sostenibilidad del sector.

Ahora bien, ese es nuestro trabajo, dejar claro qué hacemos y, para ser expertos en comunicación, se nos da fatal comunicarnos con el mundo exterior, ese que puede convertirse en un cliente potencial. Invertimos mucho en herramientas de software, actualizamos los programas de traducción asistida, intentamos ser cada vez más eficientes, llenamos las cabinas de tabletas, diccionarios electrónicos, cascos con mejor sonido, etc. Todo eso es aprovechar la tecnología para mejorar el servicio y es bueno. Pero en traducción estamos viendo que a veces eso juega en nuestra contra a pesar del tiempo y dinero invertido.

Henry Liu puso un par de ejemplos excelentes para ver lo absurdo que llega a ser:

20170309_172913
Si en las pruebas no me detecta nada nuevo no pago, hay una concordancia del 100% con la radiografía anterior
  • El ejemplo del médico está muy trillado pero vamos a verlo desde el punto de vista de la interpretación. Si eres el intérprete de la rueda de prensa del inicio de las reuniones del G7 o G8  en los últimos años te han tocado los mismo temas: la guerra de Siria, la crisis económica, Grecia, Brexit, el populismo, el calentamiento global. Muy bien, pues cada vez que salga un tema que ya se haya interpretado el intérprete cobra un 10% menos de la tarifa o no lo interpreta. Si nos parece ridículo en un servicio, ¿por qué dejamos que nos impongan ciertas cosas en otro? A ver que la interpretación no se libra de las peticiones desquiciadas. No creo que sea la primera a la que el cliente le quiere descontar (sin éxito) de la tarifa total los 15 minutos de la pausa del café o los 45 minutos de la pausa comida.
200
No soy una máquina, no me desenchufo en la pausa café (que además rara vez dura 15 minutos). Ni soy un parking y no cobro por minutos

Nos reímos mucho de las “supuestas” traducciones hechas con programas gratuitos o baratos y las subimos a todas las redes sociales como modo de defensa contra el ataque de las máquinas, pero, ¿estamos seguros de quién ha sido el que ha traducido eso? A ver, en este caso, ¿quién ha sido?

20170310_110551
Se trata de una traducción literal del chino: resbale y caiga con cuidado
  • A) Esto ha sido G* Translate
  • B) Ese primo del director que pasó un verano estudiando chino y que hace traducciones de vez en cuando para sacarse unos eurillos
  •  C) Un traductor con inglés como lengua D o incluso F que había recibido pocas ofertas ese mes y total, es un montón de señales de advertencia, no puede ser tan difícil.
  • D) ¿Vamos a pagar a un traductor para esto? Trae para acá, que esto lo saco yo en un rato libre que hablo un inglés de Oxford nivel bilingüe.
  • E) Un traductor con buen dominio de chino e inglés con dos copas de más o un gripazo brutal de esos que no te dejan ver bien ni la pantalla.

¿Podéis acusar sin dudar a la máquina?

Lo que queda claro es que la tecnología ha llegado para quedarse, tenemos que aprender a aprovecharla, que el mercado demanda cosas de forma diferente, que tenemos que ser flexibles pero no por ello renunciar a una tarifas que nos permitan vivir de nuestro trabajo y sobre todo, no renunciar a tener vida. Las máquinas pueden trabajar las 24 horas, yo no y tampoco quiero hacerlo. Por lo que si quiero que me contraten, tendré que especializarme, venderme bien y ofrecerle al cliente lo que le prometo. ¿Corro el riesgo de ser uberizada?

giphy

 

Muchas gracias a Asetrad por permitirme acudir, ha sido un placer escuchar a Henry Liu que habla de la realidad del sector sin dramatismo, con los pies en la tierra y con conocimiento de causa, dado que recorre el mundo visitando las asociaciones locales para ver qué podemos aprender unos de otros.

 

La gran belleza del italiano como lengua C

El año pasado, más o menos por estas fechas, os contaba mi experiencia en Roma en la entrada La dolce vita. En enero de 2017 se ha celebrado la XV edición del curso de actualización y mejora de la lengua italiana organizado por el CRIC (Consorzio Romano Interpreti di Conferenza), curso que recomienda AIIC a intérpretes miembros y a profesionales del sector. Quince años, se dice pronto, pero es complicado mantener la sala llena de intérpretes curiosos durante tantos años, seguir preparando un programa interesante, capaz de cubrir diversas temáticas, ofrecer actividades culturales para el tiempo de ocio y hacerlo todo con la atención a los detalles y el cariño que le ponen las tres organizadoras y todo el CRIC. Antes de contaros cómo ha sido el curso este año quiero dar las gracias a Mimma, Cristina, Luisa, Serena y Marina por la excelente organización, por la cantidad de correos para mantenernos informados, interesados y por generar tan buen ambiente (se nota), y por escuchar, meditar y aprovechar en la medida de lo posible las recomendaciones-peticiones de los asistentes año tras año.

2017-01-13-10-35-22
Mimma, Luisa y Cristina nos acompañaban en todas las sesiones

¿Cómo es el curso y cuánto dura?

Se trata de cinco días intensos compuestos por una serie de conferencias, una por la mañana y otra después de comer. Cada conferencia trata sobre un tema diferente, el italiano es la única lengua empleada en la sala. Este año no se realizaba la sesión terminológica al terminar las ponencias porque salíamos huyendo como liebres, Roma es demasiado tentadora y en plena ola de frío polar (norvegese según la RAI) teníamos que aprovechar para patear calle antes de que las temperaturas nocturnas nos regalasen un lifting facial. El martes tuvimos cena de grupo y el jueves nos fuimos todos al teatro.

En 2018 el formato va a cambiar por varios motivos pero antes de ver eso, vamos a repasar lo que ha sido esta edición del curso en 2017.

El programa se ha centrado mucho en política y economía. Por una parte lógico, son dos temas que dominan en gran parte los discursos que interpretamos, además de que explicar la política italiana de los últimos 10 años no se hace en cinco minutos, mucho menos si toca cubrir lo sucedido en los últimos meses. La primera ponencia Dimmi che ne Renzi, impartida por Massimo Franco, me resultó de lo más interesante, sobre todo porque la visión del gobierno Renzi que dan los medios españoles no es 100% igual que la que te exponen los italianos que lo han vivido y eso ayuda a entender cosas que sin contexto no dejan de ser nada más que palabras en una lista dentro de un glosario, vamos, términos sin alma.

2017-01-09-16-54-01

¿Por qué llaman a Renzi “vendedor de ollas”? ¿Qué es el M5S? ¿A qué se refieren con “la transizione” si no han pasado de una dictadura a una democracia recientemente? ¿Qué es eso del gobierno fotocopia de Gentilone? Preguntas que puedes resolver con una consulta rápida a Wikipedia o un par de periódicos en internet, pero que no terminas de entender del todo hasta que no te metes en harina. Porque, en mi humilde opinión, esa es la verdadera magia de este curso, aprender terminología dentro del contexto, para poder comprender realmente de qué están hablando.

Las lenguas están vivas, los intérpretes deberíamos dedicarnos a no perderles la pista demasiado y, ya de paso, disfrutarlas.

¿No hubo sesión sobre arte este año? 

Me encanta que me hagas esa pregunta… Aviso, esta es la parte de arte (es larga). Penelope Filacchione volvió a dejarnos sin palabras mientras nos contaba la historia de las mujeres pintoras entre los siglo XVI y XVIII.

2017-01-11-10-09-05
Penelope al inicio de su conferencia

Si el tema os interesa y estáis en Madrid, tenéis la exposición de Clara Peeters en el Museo del Prado hasta el día 19 de febrero de 2017. Penelope nos habló de Clara y de Sofonisba Anguissola.

Muchos pintores tenían hijas que seguían sus pasos pero al ser mujeres no podían firmar contratos, aceptar encargos o vender sus obras sin que un hombre de la familia (marido, padre o hermano) negociase por ellas y firmase en muchos casos con su nombre. Imaginad si nos tocase lo mismo a nosotras.

-Papá, mira que te he dicho que esa tarifa de media jornada es muy baja.

-Ya, pero el cliente me pide que descuente la hora de la comida…dice que ha encontrado a otro que sí lo hace.

-¿Qué será lo siguiente? ¿Van a cronometrar las veces que vaya al aseo? Papá, tienes que negociar mejor las condiciones, me haces un flaco favor.

2017-01-11-11-09-47
A otras incluso las disfrazaban para que pudieran ir a aprender con el padre.

Sofonisba tuvo mucha suerte con el padre (quizás no tanto con el nombre) que la animó y favoreció su formación hasta tal punto que se la considera la primera mujer pintora con éxito del Renacimiento. Conoció a Miguel Ángel y su talento era reconocido por artistas e historiadores del arte. A pesar de eso, como le pasaba a otras mujeres con aspiraciones similares, no podía estudiar la anatomía humana con modelos puesto que eso sería indecente y seguramente “excesivo para su delicada condición de mujer”. Quizás por ese motivo las pintoras practicaban tanto con autorretratos, porque tenían muy limitadas las opciones. Sofonisba aprovechaba también que tenía varias hermanas. Uno de los elementos que se repite con frecuencia en las descripciones de estas pintoras es el uso de la palabra “virgen” o “virginal” para indicar que a pesar de tener un oficio (algo propio de varones) no eran ni mucho menos mujeres de mala reputación. Eran pintoras, sí, pero no unas casquivanas. Sofonisba lo incluía en su firma para no dejar lugar a dudas. Ya había sucedido algún escándalo cuando una pintora describía con demasiada pericia la anatomía humana. ¿Dónde había aprendido esta muchacha que eso tiene esa pinta? ¿Cómo sabe que eso va ahí? Esta sabe mucho, ays, guarrilla…

 

A los 27 años, que para la época era una edad ya avanzada para una mujer soltera, se va a vivir a la corte del rey español Felipe II, donde se convierte en pintora de corte y dama de compañía de la reina Isabel de Valois y algunos de sus mejores retratos son los que realiza de las infantas a las que estaba muy unida. Suyo es el famoso retrato del rey que se asignaba antes a Sánchez Coello.

2017-01-11-10-58-37
Se debate si La dama del armiño fue obra suya o de El Greco, como se ha creído hasta ahora (está en Glasgow)

Se mantuvo soltera tantos años que finalmente el rey español organizó su matrimonio a la muerte de la reina, que ya le tocaba y la historia de la pintora se desplazó a Palermo. No lloréis por Sofonisba, el primer marido le duró poco y encontró a otro más joven al año siguiente con el que se fue a Genova. Virginal podía haber sido, tonta desde luego que no. Van Dyck fue a conocerla y se conservan los bosquejos que hizo en ese encuentro. Hay obras suyas en el Museo del Prado, por si os he picado la curiosidad.

La segunda gran pintora de la que nos habló, Artemisia Gentileschi, fue muy valiente y diferente en estilo artístico y forma de entender la vida. Hija de pintor, formada por su padre y de la escuela caravaggista, aunque adaptaba su estilo a lo que estuviera de moda en las ciudades donde residía porque era una autónoma lista y sabía que el talento es necesario pero también hay que adaptarse ligeramente para atraer clientes. Las facturas no se pagan solas.

2017-01-11-16-21-45
La exposición en el Museo di Roma

Igual que el año pasado el curso incluyó una visita guiada con Penelope por la Capilla Sixtina, este año nos explicó cada sala de la exposición sobre Artemisia que hay ahora en el Museo di Roma (en el magnífico Palazzo Braschi). Una delicia poder colocarte los auriculares y escuchar a una experta que hace tan amena la historia.

Artemisia fue una mujer de armas tomar, con tantas luces como sombras, de hecho con una vida tan caravaggista que no es de extrañar que esa fuera su escuela pictórica. De joven pintaba en el estudio con su padre, hasta que tiene lugar un suceso terrible. Curiosamente,  a veces los historiadores de arte se centran en exceso en ese momento y analizan su carrera sin perderlo de vista, convirtiéndola en víctima una y otra vez cada vez que hablan de ella. Un amigo de su padre la viola y para librarse del juicio acepta casarse con ella. El matrimonio finalmente no se celebra y el padre se la lleva de Roma para protegerla y permitir que siga trabajando. Este punto oscuro de su biografía es lo que muchos ven reflejado en uno de sus cuadros más famosos: Susana y los viejos.

susanna_and_the_elders_281610292c_artemisia_gentileschi
Quita, pesado

Sin embargo, uno de los aciertos de esta muestra es incluir en las salas obras de Artemisia y de otros pintores de la época para que veamos que en realidad ella lo que hace es pintar los temas que estaban de moda. Es como ver las revistas hoy o cualquier blog de tendencias. Si este año se lleva una chaqueta amarilla, vas a ver mil y un versiones en todas las tiendas, blogs, revistas, etc. Pues igual, los temas se repiten en las distintas salas, porque era lo que el público (y el cliente con dinero) quería ver en las diversas ciudades donde vivió y trabajó, con sus variaciones, con sus copias descaradas, con sus innovaciones aquí y allá. Perdí la cuenta de las veces que aparece una Judit decapitando a Holofernes, una Susana con cara de horror porque dos viejos cotillas y libidinosos se le han colado en el jardín mientras la muchacha se daba un baño en pelotas, o Cleopatra con la viborilla enroscada en esa parte de la anatomía humana que tanta vergüenza le da a Facebook, etc.

Esta joven que se negó a vivir traumatizada, se casó, tuvo un amante, le pedía todo tipo de favores al amante, hasta el punto que incluso el marido escribía directamente a ese pobre amante (santo varón). Luego el marido se fue a por tabaco y está visto que en esa época encontrar un estanco estaba complicado. Cosa que tampoco la agobió mucho al principio, pero luego escribía cartas para ver si alguien sabía qué había sido de él. Tuvo hijos, la mayoría se le murieron, con la que sobrevivió a ratos no sabía qué hacer, porque su vida era pintar, lo de ser esposa y madre era secundario, aunque más secundario era pagar deudas o empezar los proyectos a tiempo para que no la pillasen las fechas de entrega. Era autónoma, no cabe duda. Vivió en Roma, en la Florencia de Cosme II de Medici (y acabó enemistada con esa familia), en Venecia, Londres (en la corte de Carlos I) y en Nápoles. Su tumba estaba en esta última ciudad (HEIC ARTEMISA) pero fue destruida junto con el resto de la iglesia tras la segunda Guerra Mundial y su historia quedó en el olvido. Una de sus vírgenes con el niño y rosario está en El Escorial.

Si visitáis Roma no os perdáis la exposición, esta no era una delicada florecilla, algunos historiadores en su día se horrorizaron por la cantidad de sangre y brutalidad de los cuadros de esta mujer, no porque sean dignos de una película de Tarantino, más bien por el mero hecho de que los pintaba una fémina.

2017-01-11-16-11-53-1
Intérpretes aprovechando una pausa para mirar la plaza Navona desde una de las ventanas de la exposición

Disculpad, sé que mis entradas son más largas que un día sin pan, así que el resto de esta reseña se publicará en breve.

Traducción, interpretación y ciencia en Barcelona

Vamos a hablar sobre el primer congreso de APTIC (Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes de Cataluña), las Jornadas de comunicación, traducción e interpretación que se celebrarán los días 8 y 9 de abril de 2016. Aunque se trata del primer congreso, APTIC lleva mucho tiempo organizando talleres y jornadas de formación especializada presencial y en streaming. Han preparado charlas sobre traducción especializada, blogs, interpretación, herramientas de traducción, etc. La primera pregunta lógica es: ¿por qué se ha animado la asociación a dar el paso de organizar el primer congreso APTIC? Para responder a esta pregunta y para contarnos muchos más detalles sobre el programa, contamos con la fantástica intérprete, traductora y socia fundadora de APTIC, Maya Busqué.

web_cartel-ES-212x300

 

– (M.B.) Hicimos una encuesta a los socios hace unos años. Después de cada actividad siempre hacemos encuestas. Hace año y medio aproximadamente, hicimos una más exhaustiva sobre el planteamiento de APTIC para saber qué querían los socios, qué echaban de menos, en qué podíamos mejorar. Una de las peticiones que más se repetía era la de contar con un congreso o una actividad de varios días, pensada sobre todo para los socios que no viven en Barcelona, para que tuviera sentido invertir el tiempo y venir a pasar un fin de semana aquí. Ya teníamos la experiencia de organizar un congreso, pero en esa ocasión no lo montamos solos, sino que lo hicimos entre tres: fueron las jornadas de traducción médica que organizamos entre Tremédica y APTIC, con la colaboración de la UPF, en 2012. Fue una experiencia muy buena, asistieron casi 200 personas en el Auditorio de la universidad Pompeu Fabra. Como esa primera experiencia salió muy bien, queríamos hacer algo, el primer congreso de la asociación; nos hemos lanzado llenos de ilusión por ofrecer algo diferente parar los socios. Es un congreso piloto, por ahora no está previsto que se repita cada año; es el primero, seguramente habrá más pero no sabemos cuándo ni cómo. Nuestra asociación se basa en la formación continua en pequeñas píldoras y volveremos a ese modelo cuando termine el congreso.

El motivo por el que nos decidimos a dar el paso fue poner a prueba el modelo de una formación intensa y más concentrada en un fin de semana, con temas variados y, sobre todo, porque era una petición muy clara de los socios.

 

– Si uno echa un vistazo al programa, verá que hay un poco de todo. Hay una parte clara de formación, también hay divulgación. Pero antes de entrar en los nombres de los ponentes (muy, muy interesantes), también nos fijamos que esta no es una actividad pensada únicamente para los socios APTIC. Tienen cabida los miembros de otras asociaciones dentro de la red Vértice, los estudiantes de la carrera, intérpretes y traductores no asociados pero interesados en los temas e incluso público en general, aquí todos son bienvenidos. Solo hay 150 plazas, pero hay sillas para todos.

– Desde luego. Entendemos que los más interesados van a ser los traductores e intérpretes, pero también esperamos que interese a los estudiantes, porque para ellos puede ser una buena ocasión de entrar en un foro de estas características y conocer a gente del sector, entrar en contacto con la asociación y con temas muy relevantes. Los profesionales, asociados o no, van a encontrar temas que les interesen. Sin embargo, en este caso, también creemos que algunas de las actividades que se han planteado pueden llamar la atención del público general, aquellas personas que quieren saber qué hacen los traductores: hay actividades muy variadas y algunas tienen más que ver con la comunicación científica. Es una disciplina que rara vez se incluye en los congresos de traducción, pero que nos parece muy interesante.

Tenemos además una actividad paralela llamada The Spectacular Translation Machine que puede gustar mucho al público en general, los de CCCB y Kosmopolis han mostrado gran interés en verlo (van a venir como invitados) y ellos no son parte del sector de traducción.

 

– Para los que no hayan consultado el programa, la actividad The Spectacular Translation Machine, una iniciativa de Daniel Hahn y Sarah Ardizzone que ahora APTIC trae a Barcelona, se realizará durante todo el congreso. La presentación tiene lugar el viernes 8 de 9:30 a 10:00. ¿Nos puedes adelantar un poco de qué se trata y si habrá interpretación para Daniel Hahn?

– Esta actividad se presenta el viernes, en efecto, y va a discurrir en paralelo durante todo el congreso. Va a estar ubicada en una sala aparte donde entre todos traduciremos un libro al castellano, al catalán, al inglés o a otros idiomas. Pero aquí hay muchos elementos que son secreto y no voy a desvelar demasiado.

– Nada de spoilers

– No puedo hacer spoilers, pero se trata de un proyecto lúdico de traducción colaborativa en el acto. Daniel Hahn es muy conocido en el mundo anglosajón, ha sido presidente de la Asociación de Traductores del Reino Unido y presidente de la Sociedad de Autores del Reino Unido. Su nombre le puede sonar a cualquier traductor literario que trabaje con el inglés. ¡Acaban de anunciar que A General Theory of Oblivion, su traducción de José Eduardo Agualusa, es candidata al Man Booker International, donde las 50.000 libras del galardón se dividen a partes iguales entre el autor y el traductor de la obra! Esta actividad puede parecer algo curiosa, pero la gente que ya la ha visto en directo alucina. Es muy interesante… y ya no debería desvelar más porque la Comisión Editorial de APTIC, que es la que lo organiza, se podría enfadar. Vale la pena verla en directo.

En el formulario de inscripción indicamos que se podía pedir interpretación, pero de momento no la han solicitado. Si hubiera un número mínimo que la necesitase, se ofrecería.

El viernes se darán las instrucciones para que durante todo el congreso y en paralelo, la gente tenga oportunidad de probarla en los descansos, en las comidas o cuando le apetezca. Es un congreso muy amplio, esperamos que a la gente le interese todo pero puede haber alguien que decida que una charla no le llama y aproveche ese momento para visitar la sala alternativa.

 

– El primer día el inicio es potente: después de presentar la actividad alternativa, la ponencia inaugural a cargo de Xurxo Mariño se adentra en el cerebro y el lenguaje. ¿Qué nos puedes adelantar?

– Esta conferencia va a ser una de las perlas del congreso, una de las que no me perdería. Se trata de un ponente de lo más interesante. Trabaja en neurociencia, ha estudiado el cerebro pero también el lenguaje, le interesan los puentes entre las ciencias y las letras, que existen y deberíamos fomentar. Creo que es perfecta para arrancar las jornadas, puesto que nos permite abrirnos a otros temas, para evitar el vicio de hablar nosotros para nosotros y no salir nunca de ese círculo cerrado. Aquí contamos con un profesional de otro campo, interesado en el nuestro pero con una perspectiva distinta. Es en los cruces entre disciplinas donde se hacen las cosas más importantes. Muchas veces, para revolucionar una disciplina no hay nada mejor que venir de otra y cruzar conocimientos para aportar novedad (¡recordemos que Pompeu Fabra era ingeniero!). Esta era la idea que teníamos cuando invitamos a Xurxo Mariño. Hablar de lengua y de ciencia desde el punto de vista de los científicos.

 

– A continuación habrá una mesa redonda de comunicación científica con periodistas muy conocidos (que participan en programas de televisión y en la prensa escrita) y con la presidenta de la Asociación Catalana de Comunicación Científica. Cuando sale una novedad científica: ¿cúal es el proceso? ¿Dónde entra la traducción en juego?

– A veces basta con llamar a un traductor pero, en ocasiones, los comunicadores científicos escriben directamente en castellano tras leer algo en inglés y son los que hacen una primera traducción (de un modo informal). Queremos saber más sobre todos estos temas. Queremos hablar de ciencia de un modo diferente.

 

– El programa es muy amplio, con nombres muy interesantes y con presencia de diversas asociaciones además de APTIC, vemos a ASETRAD, Eizie, AIIC y AGPTI. Da la impresión de que el viernes se centra más en el lenguaje científico, la investigación y la traducción técnica, con presencia de la literaria y el sábado es el turno de la interpretación, nuevamente acompañada de la traducción literaria. Temas distintos. ¿La gente se puede apuntar solo a uno de los días?

– No hemos previsto módulos, la organización ya requiere demasiado tiempo por lo que hay un precio unitario muy ajustado por todo el bloque. Entendemos que con el mercado como está, se trata de una inversión en formación. Hay un precio total y, si alguien no está interesado en una charla, tiene actividad paralela.

 

 

– La traducción científica no suele tener tanto protagonismo en los congresos del sector y, además, no vemos en la lista de ponentes los nombres habituales, pero no por ellos son menos importantes. Son voces con experiencia como la de Alicia Martorell, David Paradela, Gemma Rovira, Lorenzo Gallego, que va a hablar sobre investigación clínica y traducción y también está Chris Durban. ¿Podemos pedir un spoiler de esta charla?

– En la web tenemos una cruz al lado de cada nombre con información adicional. Nos hace mucha ilusión que Chris Durban esté en el congreso. Es una traductora de mucho prestigio y que no suele prodigarse demasiado en congresos de traducción. Desde hace un tiempo queríamos que viniera a dar un curso a APTIC y finalmente hemos conseguido que participe en el congreso. Viene por dos motivos. Ella es sobre todo traductora pero también escribió una guía sobre cómo se encarga una traducción, publicada en la FIT (Federación Internacional de Traductores), con una versión inglesa que corre a cargo de la ATA y la francesa de la SFT. En el marco de la FIT se ha traducido a prácticamente todos los idiomas. ASETRAD se ocupó de la traducción al castellano y APTIC al catalán. Esta vez Chris ha publicado una guía sobre interpretación. Está pensada para el público en general, para los clientes que van a solicitar intérpretes. Consiste en una serie de consejos sobre lo que debe de tener en cuenta el cliente a la hora de pedir servicios de interpretación. Nos parece muy interesante y desde hace tiempo teníamos previsto traducirla. Lo que se ha hecho diferente en esta ocasión es que se ha traducido de un modo coordinado entre los diferentes idiomas cooficiales del estado. APTIC se ocupa del catalán, ASETRAD del castellano, AGPTI se encarga del gallego y EIZIE del euskera. Además, contamos con el asesoramiento de AIIC, de la FILSE, y el apoyo de la Red Vértice.

Por eso le propusimos venir a la presentación de la guía y ella aceptó encantada. Como ya la tenemos con nosotros el sábado, después de la presentación impartirá un curso en inglés de dos horas de duración llamado «Working the room». Este curso se centrará en identificar, prepararse para crear nuevos clientes. Cómo buscar clientes pero de una manera seria de la mano de una profesional que lleva muchos años en el sector, que no acaba de subirse al carro del marketing.

 

– Si alguien se dedica o quiere dedicarse a la traducción literaria o científica, este es su congreso. Tendrá la ocasión de escuchar a muchos profesionales con experiencia compartiendo conocimientos. Ahora bien, si uno lo que busca es un congreso en el que se trate la interpretación de forma seria este año en España, este parece ser uno de los programas que más promete. Además de la guía, el curso de Chris Durban no nos viene mal. Que nos aconsejen cómo podemos mejorar la identificación de nuevos clientes ahora mismo es bastante útil. También vemos dos mesas redondas, una centrada en la traducción y otra para la interpretación.

– Muchos congresos de traducción e interpretación se centran demasiado (o por entero) en la traducción. Hemos intentado ser equilibrados, en nuestra asociación hay más traductores que intérpretes, pero queríamos hablar sobre interpretación, buenas prácticas, etc. Yo no soy nada objetiva, soy intérprete y me interesaba que esto fuera así. Por supuesto, se han quedado ámbitos fuera, no ha sido posible cubrirlo todo. Apenas se toca la jurídica o económica o la técnica. La traducción médica, científica, literaria y la interpretación están representadas, pero hay especializaciones que no han entrado en este congreso. Tomamos nota para el próximo, no había espacio ni tiempo para verlo todo.

 

– Hay que dejar a la gente con ganas de más y espero que podamos hablar sobre la segunda edición del congreso APTIC en un futuro cercano. Volviendo a las mesas redondas. ¿Por qué hay dos sobre buenas prácticas profesionales? El viernes la mesa redonda trata sobre traducción y la del sábado es la que ya hemos mencionado antes y que versa sobre interpretación. Mucho énfasis en los aspectos profesionales, ¿no te parece?

– Sí, realmente era algo que queríamos que estuviera muy presente en el congreso, por varios motivos. Pensamos que las asociaciones tienen la misión de velar por la profesionalidad de nuestro sector. Tenemos que luchar por unas condiciones de trabajo dignas. Queremos debatirlo en profundidad y lo hemos separado en dos mesas porque creemos que las problemáticas y la ética de la traducción y la interpretación tienen sus peculiaridades y nos gustaría tener suficiente tiempo para hablar de todo.

Si te fijas en el nombre de la mesa redonda de traducción, «De lo que no se puede hablar es mejor NO callar», el caso es que tenemos el problema de que no es posible hablar de tarifas en las listas, por motivos legales. Como asociaciones no podemos y no lo hacemos, pero abrir un debate en el marco de un encuentro presencial no es una mala idea. No se podrá tuitear durante las mesas redondas, la idea es centrarse en los temas que nos preocupan a todos.

– ¿Y los blogs tendrán que jurar silencio sobre el manual del Trados?

– Así es, la idea es poder hablar, generar un debate bien entendido. Queremos que se traten aspectos complejos, en los que los debates a distancia no funcionan. Twitter no es el foro para esto, debido al límite de caracteres, pero por muchos otros motivos. Se echa en falta un diálogo calmado, mesurado y que llegue al fondo de las cuestiones. Un debate interesante, sano y que no se deje nada en el tintero.

Enlace del I Congreso de APTIC.

 

 

La dolce vita

¿Quién dijo que la vida del intérprete no tiene glamour o al menos paseos nocturnos por la Fontana de Trevi con un trozo de pizza fría en la mano?

Como enero suele ser un mes muerto en el que me dedico a revisar facturas, reclamar pagos y pelearme con las pelusas que se adueñan de mi estudio durante la temporada alta de trabajo, este año he decidido hacer algo ligeramente más útil y mucho más divertido y me he apuntado a un curso de mejora de la lengua C.

¿Qué es eso de la lengua C? Una lengua de trabajo de la que interpretas pero de la que no sueles ofrecer retour (inversa). En mi caso es el italiano y aunque me encanta, no suelo trabajar tanto con ella como me gustaría porque la pobre se oxida si no la practicas.

En noviembre recibí la típica newsletter que va directa a papelera pero que llamó mi atención y al leer con detenimiento el programa del curso en cuestión fue imposible decir que no. Es que ahí está la clave de cualquier propuesta de formación, en lugar de un cartel llamativo y de incluir el hashtag para Twitter en primer plano, pon el enlace al programa y haz que sea bueno.

Es que cuando una lee cosas como:

Paolo D’AngeloGiornalista Aerospaziale e Storico dello Spazio, ci porta in viaggio tra Sogno e Scienza, seguendo i passi dell’Italia nel percorso verso la conquista dello spazio.

o que una experta en arte te va a contar los entresijos y las tramas asesinas que se esconden tras la historia de la creación de la Capilla Sixtina y luego te va a llevar con ella a verla, solo puedes decir que sí.

shut-up-and-take-my-money
Solo con la Sixtina ya me habían convencido

Este año se ha celebrado la XIV edición del curso de actualización y mejora de la lengua italiana organizado en Roma por el CRIC (Consorzio Romano Interpreti di Conferenza), curso que recomienda AIIC a intérpretes miembros y a profesionales del sector.

20160111_142221.jpg
La sala antes de empezar la jornada

¿Cómo es el curso y cuánto dura?

Se trata de cinco días intensos compuestos por una serie de conferencias, una por la mañana y otra después de comer. Cada conferencia trata sobre un tema diferente, el italiano es la única lengua empleada en la sala y tras cada conferencia hay una sesión de debate terminológico para ver los términos nuevos que han podido surgir durante la charla. Los asistentes son todos intérpretes en activo de diversos países y con distintas combinaciones de trabajo pero no se emplean otras lenguas a la hora de explicar conceptos o palabras concretas. Parece muy fácil pero os aseguro que sales agotado si realmente te esfuerzas en sacar el máximo provecho de cada charla. Lo que por otra parte resulta lo más lógico dado que los conferenciantes en esta edición (y en otras por lo que me han comentado los que acuden cada año) han sido excelentes y los temas muy variados.

Os dejo aquí el programa entero de este año para que os hagáis una idea del nivel de los conferenciantes invitados. También podéis cotillear precios, fechas y demás datos prácticos.

El lunes Massimo Paradiso, profesor de economía en la universidad de Bari, analizó la política económica del BCE y de Mario Draghi. Es un tema que no suelo trabajar mucho pero dado que alguna vez me ha tocado interpretar al señor Draghi en la tele, no me vino nada mal y entendí muchos conceptos que hasta ahora no eran más que anotaciones en un glosario.

Por la tarde nos hablaron de política, pactos entre partidos, gobiernos de derechas e izquierdas, elecciones sin mayorías absolutas y ejemplos con lo que está sucediendo en otros países europeos para darle colorido. Muy interesante

El martes le tocó el turno a la carrera por llegar primero a la luna y a uno de los mejores oradores de la semana. Es muy difícil que no te interese lo que cuenta Paolo D’ Angelo.

 

20160112_092624
Voglio la luna

No se limitó a la historia que cualquiera con curiosidad sabe sobre la Unión Soviética y Estados Unidos, la Guerra Fría y la pobre de Laika, además nos contó lo que pasaba en Italia durante esos años, incluyendo recortes de la prensa que informaba sobre todo lo que sucedía en la carrera espacial. Su pasión por el tema es contagiosa y según él confiesa, lo que explica el motivo por el que ama la conquista del espacio tanto es porque de pequeño comía pizza fría (dato a tener en cuenta).

Como es periodista nos contó la anécdota que esconde la foto con la que se anunció que el hombre ya había dado un pequeño paso en la luna. Lógicamente en la era previa a la inmediatez de internet y el móvil, era imposible conseguir una imagen con buena resolución de la pisada en la luna a tiempo para que estuviera en la primera página del periódico del día siguiente, así que una bota de pescador y un poco de maña hicieron el apaño.

 

20160112_105531
Primo passo

Venía muy bien preparado para su público porque mencionó un momento del que se habla menos pero que incluye una foto con intérprete y todo: el debate de la cocina entre el vicepresidente Richard Nixon y Nikita Khrushchev en la exposición de Moscú de 1959 en la que los estadounidenses construyeron un modelo de casa moderna (al estilo de Casa Decor o de las tiendas Ikea de hoy en día) asegurando que cualquiera de sus ciudadanos podía permitirse el lujo de contar con todos esos electrodomésticos que hacían la vida más cómoda. El debate entre estos dos pesos pesados tuvo lugar en la cocina de la casa y se mostró en parte en la televisión (por eso tenemos imágenes de los intérpretes en acción).

kitchen_debate
Intérprete sin estrés o tensión en el trabajo

– Dile que si ha visto el horno.
– Dile que si ha visto el Sputnik.

Otra de las ponencias que nos sorprendió a todos fue una que giraba en torno a ISIS, la crisis de los migrantes y Oriente Medio. Un experto en el tema, Alessandro Orsini, nos contó su opinión sobre las noticias que se publican y al ser algo de rabiosa actualidad, todos aprovechamos para engordar el glosario cara al trabajo este año.

Una curiosidad de esa sesión totalmente ajena al tema del terrorismo fue darme cuenta de que los mismos personajes de la tele o del cine que causan un impacto en distintas culturas se quedan en el lenguaje de formas diversas. Muchas veces se debe a las traducciones, a decisiones de marketing o por temas culturales. Para mí, el amigo de Mickey siempre se llamará Tribilin aunque el resto del mundo le llame Goofy. Lo mismo me pasa con la rana Gustavo española, Kermit en inglés y René por caprichos del destino en gran parte de Hispanoamérica (ni idea del nombre que le pusieron en Italia). Todo esto viene porque en un momento de su charla, el ponente dijo que había dos elementos que eran como “Stanlio ed Ollio” y no era capaz de pillar la referencia. Me acordaba de Oliver y Benji pero por contexto daba la impresión de que se trababa del “gordo y el flaco” solo que en inglés suelen decir “Laurel and Hardy” cuando les mentan, pero gracias a la Wikipedia descubrí que no iba desencaminada.

laurel-hardy
Stan Laurel y Oliver Hardy (Stanlio ed Ollio)

No voy a comentar cada sesión pero quedan dos que se merecen una mención:

– La impartida por Vera Pegna, intérprete jubilada que nos narró en primera persona su experiencia como miembro del partido comunista italiano en Caccamo (Sicilia) y su lucha contra la mafia. Ha escrito un libro que cuenta las vivencias de esos años y la acompañaba una actriz profesional que salpicaba la conferencia con lecturas teatralizadas de algunos de los pasajes del libro. Interesante es quedarse corta, así que os dejo un enlace para los que queráis saber más.

20160113_123604
A la derecha Vera Pegna, la actriz y las tres magníficas organizadoras del curso

– La dedicada al arte y, en concreto, a la Capilla Sixtina fue un auténtico placer y lujo. Penelope Filacchione nos contó la telenovela que supuso convertir la Capilla Sixtina en una realidad, los distintos pintores (Michelangelo no es más que uno, aunque se ha ganado la fama a pulso).

 

20160114_093910
Penelope a punto de empezar y la Sibila Délfica que nos observa

Pocos son conscientes al entrar en la capilla que todo arranca con la Conjura de los Pazzi en Florencia y que la muerte de Giuliano de Medici aparece en uno de los frescos laterales de Botticelli (amigo de la familia Medici).

eventos_de_la_vida_de_moisc3a9s_sandro_botticelli
Un joven cae al suelo y van a matarle mientras otro (Lorenzo) huye herido

Ver la capilla imagen a imagen, añadiendo toda la salsa de las tramas políticas y los caprichos de los artistas, hizo que fuera una sesión única.

20160114_102712

Pero, para hacerla aún mejor, al terminar de explicarnos todo, nos acompañó a ver los museos vaticanos y como era enero y la invasión palo-selfie era moderada, nos dio una visita guiada pared a pared de esas que no se olvidan.

 

20160114_144143.jpg
Intérpretes tomando notas

 

¿Era todo estudiar y escuchar ponencias?

Los intérpretes nos tomamos muy en serio el trabajo y hacer un curso de mejora es trabajo, sin embargo, tenemos nuestro punto social y las fantásticas organizadoras (Luisa Malentacchi, Cristina Monterisi y Mimma Ugo Cirimbilla) hicieron lo imposible por proporcionarnos una experiencia italiana completa: cena siciliana el lunes, entradas para el teatro el miércoles (Rumori fueri scena, una comedia brillante), billetes de metro y bus para toda la semana, película comentada por un experto en crítica cinematográfica el viernes por la tarde y la espectacular visita al Vaticano el jueves.

20160114_171415

Hasta el 2017 no habrá más cursos del CRIC pero os aviso que la gente repite y las plazas vuelan.

Bond: con licencia para interpretar o no

No es que sea muy fan de las películas del agente 007 pero las últimas a manos de Sam Mendes y Daniel Craig son curiosas y después de días de cabina no viene mal un poco de entretenimiento puro y duro. Cuál sería mi sorpresa cuando James se cuela en una reunión de los malos malísimos en Roma (la IV Cumbre del Mal Organizado) y las mentes más retorcidas del crimen llevan los cascos típicos de cualquier congreso para escuchar la interpretación. Normal, pensarán algunos, en esa sala había malos de medio mundo, cada uno con su lengua, sus diferencias culturales y, de un modo muy similar a las instituciones internacionales, cada uno hablaba en su propio idioma a la hora de resumir los resultados obtenidos con sus actividades infames.

Aquí el señor Guerra se quita los cascos un momento (los lleva en la mano)
Aquí el señor Guerra se quita los cascos un momento (los lleva en la mano)

 

Será deformación profesional, que no me dio tiempo a comprar palomitas y el hambre hace estas cosas o simplemente que una no puede contenerse pero empecé a cotillear la sala de reuniones. Al fin y al cabo los malos solo contaban batallitas y cifras. El espacio era gigantesco, muy bonito eso sí pero con un techo muy alto y abovedado. No quiero ni imaginar los problemas de acústica de la sala, menos mal que todos los jefes malignos tenían su propio micrófono y daba la impresión de que se acordaban de encenderlo antes de hablar. Por otra parte, los cascos que llevaban varios de los señores del mal son los que suelo ver más en trabajos con infoport.

Los Sennheiser de toda la vida. No hay nada más maligno
Los Sennheiser de toda la vida.
No hay nada más maligno

 

Sé que a veces se usan con cabina pero si uno se fija bien en la sala, no se ven las cabinas y como mínimo había 3 lenguas en activo en la mesa: habla el señor Guerra en un español con acentazo, la alemana usa su lengua nativa y hay varios que se expresan en inglés. Hay dos opciones entonces: intérpretes con micrófono infoport escondidos entre el público de los balconcitos superiores (imaginad el estrés, no oyes nada, te rodean los malos, cualquiera tiene narices para quejarse del audio) o cabinas ocultas en otras salas (mucho mejor opción aunque te quedas sin visibilidad). Solo espero, por el bien de los intérpretes, que el señor Guerra, que se quitó los auriculares del receptor antes de su encuentro con su sucesor, también recordase desconectar su micrófono.

Al salir una de las personas que fue conmigo al cine me preguntó si eso era posible. ¿Hay intérpretes en las reuniones de las organizaciones del crimen organizado? No tengo ni idea de si contratan a su gente y la mantienen en plantilla o si optan por contratar autónomos a través de agencias pero tiene lógica pensar que en algún momento deben necesitar intérpretes. Son al fin y al cabo grandes organizaciones que se dedican a actividades en diversos países. Ahora bien, la siguiente pregunta es: ¿qué hago si me encuentro con que el proyecto que me ofrecieron es en realidad la IV Cumbre del Mal Organizado? ¿Les denuncio? ¿Me obliga la confidencialidad a guardar el secreto?

Por una parte está la confidencialidad implícita de nuestro trabajo, los documentos que muchas veces firmamos para manifestar nuestro compromiso a mantener dicha confidencialidad y la obligación legal de denunciar un hecho delictivo. No soy experta en el tema, ni mucho menos, pero esta película ha despertado mi curiosidad y como suele ser el caso he empezado a bucear en el archivo de AIIC y he encontrado esta joya escrita por Danielle Gree que quiero compartir con los lectores interesados: Professional secrecy until the bitter end (también disponible en francés).

 

la obligación de revelar información es un principio jurídico básico. Existen exenciones para aquellas personas sujetas al secreto profesional. Aquí el intérprete queda atrapado entre dos obligaciones que entran en conflicto: debe exponer el delito a las autoridades competentes y a la vez debe respectar el secreto profesional al que se ha comprometido. La solución al final es una cuestión de conciencia. Sin embargo, no se contemplan sanciones punitivas por revelación de secreto profesional. 

El intérprete profesional debe ser escrupuloso a la hora de cumplir con la obligación de secreto, especialmente en lo que respecta a secretos industriales, comerciales y profesionales. Ahora bien, nadie está obligado a ocultar información sobre actos delictivos.

Hace muy pocas semanas me tocó interpretar al autor del último libro de James Bond, William Boyd, que es un gran defensor del trabajo de los intérpretes y traductores como elementos fundamentales para la transmisión de la cultura. En un descanso entre entrevistas, me habló de la necesidad de incrementar las traducciones al inglés de libros escritos por autores españoles y latinoamericanos o de lo contrario muchas personas no llegarán jamás a conocer a grandes escritores. Somos útiles y necesarios, de eso no hay duda, pero no deja de sorprenderme el hecho de que en Spectre se hayan dado cuenta de que si quieres mostrar una cumbre en la que realmente se reúnen todos los jefazos del mal a nivel internacional y quieres hacerla creíble, además de una iluminación con sombras estratégicas, un local de lujo absoluto, matones de diversos tamaños y mucho traje caro, necesitas interpretación para que el evento funcione.

Esperen al micro si quieren que la pregunta o delito se interprete