Monsergas y prendas sueltas

El verano no es solo para las bicicletas, últimamente también es la época en que las distribuidoras opinan que algunas películas pueden funcionar en la cartelera española incluso cuando ya llevan un tiempo estrenadas en el resto del mundo. Este año este es el caso de varias y una que fui a ver hace poco despertó mi curiosidad, dado que la vi en versión original subtitulada y salí de la sala con dudas que quería consultar luego con calma. Ya se sabe, no lleves a un traductor-intérprete al cine si no estás dispuesto luego a escuchar una charla sobre “¿Cómo habrías traducido tú eso?” en el bus de regreso a casa.

En España el título se ha traducido como Su mejor historia, en inglés es Their finest hour 

dfncpfxxsaazrb1
Estrenada en otras costas en abril

Habla sobre el uso del cine y de las historias en tiempos de guerra y crisis (algo que aunque parezca lejano nos debería sonar a muy cercano). Justo ahora que se estrena Dunkerque (Dunkirk) de Nolan, es curioso ver el uso que se hizo de las historias de la “evacuación” de las tropas de la playa de Dunkerque en la segunda guerra mundial para animar al pueblo británico que sufría los bombardeos en casa y a los aliados al otro lado del charco para que se vinieran de vacaciones con el macuto de combate. La trama apenas toca el caos de la guerra, todo se ve desde el punto de vista de los que tienen que seguir trabajando aunque se libre una batalla al otro lado del canal, con las pinceladas de bombas que caen de noche, escasez de alimentos y el constante miedo a la muerte ya tan integrado en la vida que lo único que genera es una necesidad de disfrutar de lo que hay, por si mañana no llega.

En este mundo, las mujeres logran abrir puertas hasta ese momento cerradas, más que nada porque no quedan suficientes hombres para cerrarselas en las narices. Sin embargo, en lugar de meternos en las fábricas o en los talleres mecánicos, esta película nos lleva a un espacio que sigue siendo ignorado incluso hoy en día: las mesas de los guionistas. Quizás ya no se trabaja con máquina de escribir, pero el modo en el que se muestra su trabajo incensante, el proceso de crear un mundo, unos diálogos, dar forma a unos personajes o montar un arco argumental es interesante y una labor tan poco reconocida y aplaudida como la de subtituladores, traductores y actores de doblaje en la actualidad. Sin guionistas no hay historia y sin eso no hay cine.

their-finest-gemma-arterton-sam-claflin
Igual que los traductores, curran mucho, ven poco el sol y nadie se acuerda de ellos excepto si la cosa va mal.

La parte creativa que muestran me encantó. Creativa también ha sido la traducción del título, pero es que como la propia película explica, no siempre hay que ser precisos, hay que enganchar al público. La novela se titula “Their finest hour and a half” en referencia a dos de los elementos clave de la trama: el esfuerzo bélico seudoheróico que narra el guión que están tejiendo, el esfuerzo de la propaganda en tiempos de guerra por mantener la moral de combatientes y familiares que esperan ver a sus seres queridos y sobrevivir a las bombas y la lucha sin cuartel que supone crear una película con todas las limitaciones de tiempo, presupuesto e imprevistos. Es hora y media porque es lo que va a durar este largometraje que tanto sudor, sangre y lágrimas está costando.

513nxyqh0jl-_sx321_bo1204203200_
Edición de bolsillo en inglés

Por algún motivo el estudio o el departamento de marketing de alguna de las piezas de la maquinaría editorial-cinematrográfica ha decidido que ese título es demasiado largo y la película en inglés solo se titula Their Finest Hour. Como todos ya sabemos, si se hace una adaptación, una vez estrenada la película, el libro se venderá más y hay que ponerselo fácil al lector potencial, por lo que ahora se puede adquirir la novela con la siguiente portada (esa media hora nos la podía liar):

home-1200-2-1

He buscado en la base de datos del ISBN pero en España solo se ha publicado la traducción de otra de las novelas de la autora, no encuentro rastro de esta, así que de traducirse ahora imagino que optarán por mantener el título de la película en español: “Su mejor historia”.

dfamjs0waaelfhb

Es muy complicado traducir títulos de películas, sobre cuando estos hacen referencia a varias cosas y tienen un significado especial para un país. La opción en España se centra más en el trabajo de los guionistas que en otra cosa y solo por eso no voy a criticarla.

Entre otras cosas, esta es una historia que habla de un guión en el que los diálogos de las actrices eran escritos por una mujer para que sonasen realistas: las monsergas. Aquí es donde mi curiosidad se despertó y ya no se volvió a quedar quieta. La protagonista, Catrin, es contratada para escribir las “monsergas”. La propia película asume que nadie va a ser qué es eso y te explica que son los diálogos de las mujeres. Primero lo hace para los cortos informativos, que hacían las veces de anuncios-propaganda tipo NO-DO al inicio, medio y final de las películas, porque la gente en ese periodo iba mucho al cine a olvidar los problemas y miedos, a desconectar y era un buen momento para meter la cuña gubernamental. De ahí pasa a trabajar en el guión de un largometraje, un feature film, es decir esa hora y media de metraje que necesitará diálogos creíbles para los personajes femeninos.

dejcjcsxuaipanz

Vamos a empezar por ahí:

¿Qué nos dice la RAE cuando buscamos “monserga”?

monserga.

De or. inc.

1. f. Exposición o discurso fastidiosopesado o repetitivoy en ocasiones reprensivoU. m. en pl.

2. f. Cosa o asunto fastidioso.

3. f. Enunciado confuso y embrollado.

Lo que resulta extraño en el contexto de la película pero es la acepción que me sonaba.

  • No me vengas con monsergas.

Si cotilleamos un poco más, la página de etimología de Chile nos anima a consultar el Diccionario Etimológico de Corominas que nos dice que el origen de “monserga” es un misterio.

shakespearelove-itsmystery
Es un misterio

En etimología en Chile lo resumen muy bien, lo más probable es que sea un galicismo, que provenga de mensorga (mentira), que se haya deformado al convertirse en prestamo, en catalán ya aparecía como monsonaga y, curiosamente, también menciona el origen aún más lejano como derivación vulgar de un término latino que pasa de ser mentio, mentionis (mencionar) a mentionica (asociado a mentiri – mentir).

Corominas lo explica de la siguiente manera:

23-07-2017 13-01-58

Su origen es tan incierto como el de muchos de los héroes de las historias pero lo que queda claro es que no tiene una connotación positiva y en este otro artículo sobre fraseología se trata su directa asociación con dar la brasa:

Cuando alguien se nos muestra especialmente pesado y cansino en su forma de hablar, decimos que nos está dando la lata, en alusión al ruido que hace el sonido metálico de una lata que se golpea insistente…

Expresiones similares podrían ser, por ejemplo, ‘dar el coñazo’, ‘dar la vara’ o ‘dar el tostón’, referida esta última a una persona que habla mucho sin sustancia alguna, como expresa el DRAE. Pero hay tres que tienen una especial peculiaridad, debido a su extraña etimología; se trata de las archiconocidas y muy usadas ‘dar la matraca, la monserga o la tabarra’.

 

Carmen Martín Gaite también menciona “monserga” cuando habla de retahílas:

23-07-2017 13-05-41

Sigo investigando y encuentro otra fuente:

En el Diccionario de dichos y frases hechas de Alberto Buitrago nos encontramos más o menos lo mismo, pero atención a la última parte, tiene mucha miga:

Dar la matraca/la monserga/la murga/la serenata Significa ‘molestar,
agobiar’. Si sigues dándome la matraca con la eterna pregunta de si nos vamos de
vacaciones, vas a terminar yendo tú solo. La matraca es una especie de carraca, un
instrumento de origen árabe—su nombre deriva del vocablo tárak, ‘golpear’—
formado por unas bolas de madera que al girar golpean una tablilla y provocan, más que un sonido, un ruido. Antiguamente se usaba en los conventos para avisar
a los monjes o para llamarlos a maitines. También en las iglesias el monaguillo
manejaba una matraca o una campanilla para ir anunciando a los fieles
las diferentes partes de la misa. Hoy sirve como acompañamiento a algunas procesiones
en tierras castellanas. Monserga es un discurso confuso, pesado y aburrido.
Se llama murga a un grupo de músicos no muy hábiles que entonan (o
desentonan) canciones y melodías festivas, especialmente en carnavales o en fiestas
populares. Serenata, palabra de origen italiano, es la música compuesta especialmente
para ser interpretada al aire libre, generalmente por la noche, destinada
a cantársela a alguien (no diremos «a una mujer» por eso del machismo),
a ser posible bajo su balcón. Los vecinos del destinatario seguro que usarían la
expresión con el significado con el que la usamos hoy en día.

Hasta en esto tiene una etimología que se considera extraña, ay monserga mía, ¿qué nos ocultas con tanto empeño?

He intentado encontrar a la persona encargada de la traduccion para doblaje o de los subtítulos pero por el momento he tenido la misma suerte que a la hora de encontrar el motivo por el que los diálogos femeninos eran llamados “monsergas”.

Ahora, si echo un vistazo al inglés, veo que no soy la única, varios youtubers que se dedican a hacer crítica cinematográfica también se han sorprendido al descubrir que los diálogos de las mujeres en las películas de la época se llamaban “slop”.

Este es otro término con una etimología de todo menos positiva, así que al menos eso sí que lo tienen en común.

slop (v.) Look up slop at Dictionary.com“to spill carelessly” (transitive), 1550s, from slop (n.1). Intransitive sense from 1746. Related: Sloppedslopping.

slop (n.) Look up slop at Dictionary.comc. 1400, “mudhole,” probably from Old English -sloppe “dung” (in plant name cusloppe, literally “cow dung”), related to slyppe “slime” (see slip (v.)). Meaning “semiliquid food” first recorded 1650s; that of “refuse liquid of any kind, household liquid waste” (usually slops) is from 1815. Meaning “affected or sentimental material” is from 1866.

slop (n.2) Look up slop at Dictionary.comlate 14c., “loose outer garment,” probably from Middle Dutch slop, of uncertain origin, corresponding to words in Old Norse and perhaps in Old English. Sense extended generally to “clothing, ready-made clothing” (1660s), usually in plural slops. Hence, also, slop-shop “shop where ready-made clothes are sold” (1723).

Por lo visto las opciones como origen de este término son “derramar sin prestar atención”, “barrizal”, “estiercol de vaca” o “prenda exterior suelta lista para llevar” (aparentemente este origen viene de las lenguas nórdicas). No sé ni por dónde empezar.

dejqgyxw0aiy7gh
Mira qué bien funciona el barrizal que hemos escrito, perdón, quería decir la brasa que le estamos dando al público con esta prensa suelta islandesa.

 

Si logro plantear la pregunta al traductor sobre cómo llegó a monserga actualizaré la entrada, hasta entonces os unos vídeos:

El tráiler en español:

 

El tráiler en inglés:

 

El curso CRIC: del panettone al robot

Sé que la segunda parte de la crónica del curso CRIC para intérpretes con italiano como lengua C ha tardado un poco más de lo habitual pero la temporada de premios, una gripe salvaje y un par de entradas impacientes se han interpuesto.

Hoy se entregan los premios Donatello 2017, los galardones del cine italiano equivalentes a los Goya, César, BAFTA o al tito Oscar. Los Premios David di Donatello se llaman así en honor al grande artista italiano y a la escultura que hizo aproximadamente en 1440 para Cosme de Médici como símbolo de Florencia.

daviddidonatello-2016
Ganadores de 2016

Apenas quedan 10 horas, minuto más o menos, para la serata de premiazione y toca preguntarse: ¿Qué sabemos del cine italiano? Es un poco lo que me pregunté el último día del curso CRIC en Roma tanto el año pasado como este, puesto que en las dos ocasiones la semana de formación intensiva terminó con un repaso a la situación del cine italiano de la mano de Boris Sollazzo.

2017-01-13-11-08-21-1

En 2016 la cosa estaba gris, y eso siendo positivo. Hablamos del gran pasado italiano, de su habilidad para transmitir de forma humorística pero siempre con aplastante sinceridad algunas de las realidades de un país tan lleno de contradicciones como de genialidades. ¿Acaso el cine no es una de las formas más entretenidas de acercarse a la cultura de otro país? Siempre he considerado que aprender la lengua sin anclarla en la cultura a la que pertenece es perder el tiempo. ¿Cómo vas a interpretar bien si no entiendes las referencias culturales más básicas? ¿Cómo vas a captar el sentido del humor de un país sin ver al menos algunas de sus películas o series, sin leer sus libros? ¿Cómo vas a ser un buen intérprete si no intentas al menos ir más allá de la gramática?

Si algo se aprende rápido en italiano y este año el CRIC incluyó un ponente experto en este tema, es que la comunicación va más allá de las 4 o 200 palabras que incluyes en el glosario. En el taller de gestualidad italiana repasamos algunos de los gestos más conocidos y buscamos los equivalentes en otras lenguas.

Por ejemplo, escena de la película Mimì metallurgico ferito nell’ onore de 1972. Interpretad el diálogo a vuestra lengua, no pasa nada, no es necesario hablar italiano.

La traducción del título a diversas lenguas ya la comentamos en otra entrada pero solo para daros una pincelada: en inglés es The seduction of Mimi y en español optaron por Mimí metalúrgico, herido en su honor. Por si a alguien le queda duda, Mimi es el hípster setentero interpretado por Giancarlo Giannini.

Si hablas de cine italiano hay nombres que le suenan a todo el mundo: Sorrentino y sus juventudes llenas de gran belleza, Roberto Begnini, Fellini y la fascinación eroticofestiva con las fuentes.

mv5bmty3njyznjqynl5bml5banbnxkftztgwotgynjq2mte-_v1_sy1000_cr007081000_al_
Vale, quizás no le suene a todos pero sale Vittorio Gassman y estoy del mal uso que se le está dando a la palabra “sorpasso”…

La combinación de Risi como director y Gassman como actor ha dado a la historia del cine italiano escenas geniales:

tumblr_onajf2nxwi1rfd7lko1_4001
¿Cuál es tu última palabra?

tumblr_onajf2nxwi1rfd7lko2_4001

 

Del mismo modo que el año pasado nos mostró escenas míticas de algunas películas y no podía faltar Totó con su Miseria y Nobleza (1952), que hace que no te apetezca pasta para comer ese día.

 

Pero el cine, como cualquier forma de cultura tiene que evolucionar para mostrar la sociedad actual en la que existe y es curioso que algunas de las críticas más feroces que le dedicó este periodista, experto en el séptimo arte, a su cine nacional no distan mucho de las que le caen al cine español de tanto en tanto, salvando las diferencias lógicas. A inicios de 2016 lamentaba lo alejada que estaba la historia de la gran pantalla del día a día y el sentir de los italianos que quieren ver historias diversas y salir de las copias, las tramas lentas y el cinepanettone en navidad.

2017-01-13-14-29-00
Esta categoría tiene espacio propio hasta en las tiendas más pequeñas

¿Has dicho cinepanettone? ¿Qué es eso? El panettone está delicioso pero al parecer el cine panettone ya es otro cantar. Es el nombre que se le da a una serie de producciones con temática similar, de carácter cómico, con su dosis de caspa y lugares comunes trasnochados que se lanza durante las fiestas navideñas para su disfrute (o sufrimiento) en familia.

 

Esta es solo una pequeña selección y hay escenas y tráilers en Youtube que no me he atrevido a subir aquí. Por lo que se intuye a través de los títulos, hay dos corrientes principales, una centrada en las navidades en diversas ciudades y otra más interesada en los bodorrios. Los que se dan a las drogas son los que me parecen los más normales, después de las reuniones familiares propias de las fiestas.

Sin embargo, el cine italiano está cambiando, en los últimos años ha experimentado una renovación a muchos niveles: directores, guionistas, temáticas, enfoque.

tumblr_omq5x22u5x1rfd7lko1_500
Soy el cine italiano, me han dado panettone para aburrir pero no acabarán conmigo

Este año, la charla sobre cine fue muy positiva, con sugerencias para ver miradas diferentes y funcionó, mi maleta llena de DVDs lo demuestra.

Acabó con un pase de La pazza gioia de Paolo Virzi (aquí traducida como Locas de alegría y en inglés como Like Crazy), que es una de las nominadas a los premios de este año y que está en cartel en España por si os apetece.

mv5botm0nzhlnjmtzwezms00zty0lwixnjmtmjzlyjdhodbkmtvkxkeyxkfqcgdeqxvymtqwmjkwnji-_v1_sy1000_sx700_al_

 

Vale, hemos visto el panettone pero… ¿de dónde sale el robot? Pues de una de las películas más taquilleras de estos años, ganadora de 7 premios David de Donatello en 2016. Lo chiamavano Jeeg Robot es una locura en la que un romano cae en el río Tíber y lógicamente los niveles de contaminación del agua en lugar de matarle, como a cualquier hijo de vecino, le convierten en una especie de superhéroe moderno con aficciones poco marvelianas y un carácter que requiere algunas sesiones de terapia. El malo tiene al Joker como referencia estilística pero hace suyo el personaje de un modo que ya quisiera Jared Leto.

 

Película que mezcla con acierto elementos del cine de acción, de superhéroes, la figura del antihéroe, del psicópata zumbado y referencias locales y culturales tan propias del Mediterráneo. Que no es lo mismo ser Iron Man que un héroe italiano con una muchacha que sabe mejor que tú qué ropa tienes que ponerte. Copiar y pegar sin adaptar ni aportar nada nuevo no funciona, eso ya lo sabemos.

tumblr_on4zxa3g8l1rfd7lko1_500
Churri, si te transformas para ir a salvar vidas te cambias las zapatillas.

Otras de las recomendaciones de cine italiano actual incluyen una versión muy curiosa de Breaking Bad. Lo llamo versión pero no es exactamente eso. Hartos de la vida del investigador europeo sin fondos, cuando la universidad les manda a paseo, un grupo de científicos decide usar sus conocimientos para ganar dinero por una vez. Vamos, que siguen la senda de Walter White.

c_54_articolo_2876_imgarticolo
Me mata el momento cadenacas del latinista

 

La película que se llevó el premio gordo de la gala de los David de Donatello fue Perfetti Sconosciuti de Paolo Genovese, pero también fueron premiadas Anime Nere y Lo Chiamavano Jeeg Robot.

Para animar a la gente a ver la gala, porque les pasa un poco lo mismo que a nosotros con la retransmisión de los Goya, que no siempre despierta las mismas pasiones que Oscar, prepararon un enfoque más cercano al público joven, las redes sociales y un poco de autocrítica que nunca viene mal.

 

 

La clase sobre cine fue un broche perfecto para el CRIC de 2017 y espero que en 2018 se animen y en la convocatoria incluyan cine y literatura. Una revisión de buenas obras modernas no me vendría mal, que en clase siempre se hacía referencia a los clásicos, que son muy necesarios, pero si me quedo anclada en el pasado vamos mal.

El cine italiano es más que grandes clásicos y dulces navideños. A partir de ahora, si alguien le echa nata a la carbonara ya puedes amenazarle con que vendrá Zingaro a comentarle lo que opina sobre su invento culinario.

tumblr_omvx7kqw6u1rfd7lko1_500
¿Has dicho nata?

 

La gran belleza del italiano como lengua C

El año pasado, más o menos por estas fechas, os contaba mi experiencia en Roma en la entrada La dolce vita. En enero de 2017 se ha celebrado la XV edición del curso de actualización y mejora de la lengua italiana organizado por el CRIC (Consorzio Romano Interpreti di Conferenza), curso que recomienda AIIC a intérpretes miembros y a profesionales del sector. Quince años, se dice pronto, pero es complicado mantener la sala llena de intérpretes curiosos durante tantos años, seguir preparando un programa interesante, capaz de cubrir diversas temáticas, ofrecer actividades culturales para el tiempo de ocio y hacerlo todo con la atención a los detalles y el cariño que le ponen las tres organizadoras y todo el CRIC. Antes de contaros cómo ha sido el curso este año quiero dar las gracias a Mimma, Cristina, Luisa, Serena y Marina por la excelente organización, por la cantidad de correos para mantenernos informados, interesados y por generar tan buen ambiente (se nota), y por escuchar, meditar y aprovechar en la medida de lo posible las recomendaciones-peticiones de los asistentes año tras año.

2017-01-13-10-35-22
Mimma, Luisa y Cristina nos acompañaban en todas las sesiones

¿Cómo es el curso y cuánto dura?

Se trata de cinco días intensos compuestos por una serie de conferencias, una por la mañana y otra después de comer. Cada conferencia trata sobre un tema diferente, el italiano es la única lengua empleada en la sala. Este año no se realizaba la sesión terminológica al terminar las ponencias porque salíamos huyendo como liebres, Roma es demasiado tentadora y en plena ola de frío polar (norvegese según la RAI) teníamos que aprovechar para patear calle antes de que las temperaturas nocturnas nos regalasen un lifting facial. El martes tuvimos cena de grupo y el jueves nos fuimos todos al teatro.

En 2018 el formato va a cambiar por varios motivos pero antes de ver eso, vamos a repasar lo que ha sido esta edición del curso en 2017.

El programa se ha centrado mucho en política y economía. Por una parte lógico, son dos temas que dominan en gran parte los discursos que interpretamos, además de que explicar la política italiana de los últimos 10 años no se hace en cinco minutos, mucho menos si toca cubrir lo sucedido en los últimos meses. La primera ponencia Dimmi che ne Renzi, impartida por Massimo Franco, me resultó de lo más interesante, sobre todo porque la visión del gobierno Renzi que dan los medios españoles no es 100% igual que la que te exponen los italianos que lo han vivido y eso ayuda a entender cosas que sin contexto no dejan de ser nada más que palabras en una lista dentro de un glosario, vamos, términos sin alma.

2017-01-09-16-54-01

¿Por qué llaman a Renzi “vendedor de ollas”? ¿Qué es el M5S? ¿A qué se refieren con “la transizione” si no han pasado de una dictadura a una democracia recientemente? ¿Qué es eso del gobierno fotocopia de Gentilone? Preguntas que puedes resolver con una consulta rápida a Wikipedia o un par de periódicos en internet, pero que no terminas de entender del todo hasta que no te metes en harina. Porque, en mi humilde opinión, esa es la verdadera magia de este curso, aprender terminología dentro del contexto, para poder comprender realmente de qué están hablando.

Las lenguas están vivas, los intérpretes deberíamos dedicarnos a no perderles la pista demasiado y, ya de paso, disfrutarlas.

¿No hubo sesión sobre arte este año? 

Me encanta que me hagas esa pregunta… Aviso, esta es la parte de arte (es larga). Penelope Filacchione volvió a dejarnos sin palabras mientras nos contaba la historia de las mujeres pintoras entre los siglo XVI y XVIII.

2017-01-11-10-09-05
Penelope al inicio de su conferencia

Si el tema os interesa y estáis en Madrid, tenéis la exposición de Clara Peeters en el Museo del Prado hasta el día 19 de febrero de 2017. Penelope nos habló de Clara y de Sofonisba Anguissola.

Muchos pintores tenían hijas que seguían sus pasos pero al ser mujeres no podían firmar contratos, aceptar encargos o vender sus obras sin que un hombre de la familia (marido, padre o hermano) negociase por ellas y firmase en muchos casos con su nombre. Imaginad si nos tocase lo mismo a nosotras.

-Papá, mira que te he dicho que esa tarifa de media jornada es muy baja.

-Ya, pero el cliente me pide que descuente la hora de la comida…dice que ha encontrado a otro que sí lo hace.

-¿Qué será lo siguiente? ¿Van a cronometrar las veces que vaya al aseo? Papá, tienes que negociar mejor las condiciones, me haces un flaco favor.

2017-01-11-11-09-47
A otras incluso las disfrazaban para que pudieran ir a aprender con el padre.

Sofonisba tuvo mucha suerte con el padre (quizás no tanto con el nombre) que la animó y favoreció su formación hasta tal punto que se la considera la primera mujer pintora con éxito del Renacimiento. Conoció a Miguel Ángel y su talento era reconocido por artistas e historiadores del arte. A pesar de eso, como le pasaba a otras mujeres con aspiraciones similares, no podía estudiar la anatomía humana con modelos puesto que eso sería indecente y seguramente “excesivo para su delicada condición de mujer”. Quizás por ese motivo las pintoras practicaban tanto con autorretratos, porque tenían muy limitadas las opciones. Sofonisba aprovechaba también que tenía varias hermanas. Uno de los elementos que se repite con frecuencia en las descripciones de estas pintoras es el uso de la palabra “virgen” o “virginal” para indicar que a pesar de tener un oficio (algo propio de varones) no eran ni mucho menos mujeres de mala reputación. Eran pintoras, sí, pero no unas casquivanas. Sofonisba lo incluía en su firma para no dejar lugar a dudas. Ya había sucedido algún escándalo cuando una pintora describía con demasiada pericia la anatomía humana. ¿Dónde había aprendido esta muchacha que eso tiene esa pinta? ¿Cómo sabe que eso va ahí? Esta sabe mucho, ays, guarrilla…

 

A los 27 años, que para la época era una edad ya avanzada para una mujer soltera, se va a vivir a la corte del rey español Felipe II, donde se convierte en pintora de corte y dama de compañía de la reina Isabel de Valois y algunos de sus mejores retratos son los que realiza de las infantas a las que estaba muy unida. Suyo es el famoso retrato del rey que se asignaba antes a Sánchez Coello.

2017-01-11-10-58-37
Se debate si La dama del armiño fue obra suya o de El Greco, como se ha creído hasta ahora (está en Glasgow)

Se mantuvo soltera tantos años que finalmente el rey español organizó su matrimonio a la muerte de la reina, que ya le tocaba y la historia de la pintora se desplazó a Palermo. No lloréis por Sofonisba, el primer marido le duró poco y encontró a otro más joven al año siguiente con el que se fue a Genova. Virginal podía haber sido, tonta desde luego que no. Van Dyck fue a conocerla y se conservan los bosquejos que hizo en ese encuentro. Hay obras suyas en el Museo del Prado, por si os he picado la curiosidad.

La segunda gran pintora de la que nos habló, Artemisia Gentileschi, fue muy valiente y diferente en estilo artístico y forma de entender la vida. Hija de pintor, formada por su padre y de la escuela caravaggista, aunque adaptaba su estilo a lo que estuviera de moda en las ciudades donde residía porque era una autónoma lista y sabía que el talento es necesario pero también hay que adaptarse ligeramente para atraer clientes. Las facturas no se pagan solas.

2017-01-11-16-21-45
La exposición en el Museo di Roma

Igual que el año pasado el curso incluyó una visita guiada con Penelope por la Capilla Sixtina, este año nos explicó cada sala de la exposición sobre Artemisia que hay ahora en el Museo di Roma (en el magnífico Palazzo Braschi). Una delicia poder colocarte los auriculares y escuchar a una experta que hace tan amena la historia.

Artemisia fue una mujer de armas tomar, con tantas luces como sombras, de hecho con una vida tan caravaggista que no es de extrañar que esa fuera su escuela pictórica. De joven pintaba en el estudio con su padre, hasta que tiene lugar un suceso terrible. Curiosamente,  a veces los historiadores de arte se centran en exceso en ese momento y analizan su carrera sin perderlo de vista, convirtiéndola en víctima una y otra vez cada vez que hablan de ella. Un amigo de su padre la viola y para librarse del juicio acepta casarse con ella. El matrimonio finalmente no se celebra y el padre se la lleva de Roma para protegerla y permitir que siga trabajando. Este punto oscuro de su biografía es lo que muchos ven reflejado en uno de sus cuadros más famosos: Susana y los viejos.

susanna_and_the_elders_281610292c_artemisia_gentileschi
Quita, pesado

Sin embargo, uno de los aciertos de esta muestra es incluir en las salas obras de Artemisia y de otros pintores de la época para que veamos que en realidad ella lo que hace es pintar los temas que estaban de moda. Es como ver las revistas hoy o cualquier blog de tendencias. Si este año se lleva una chaqueta amarilla, vas a ver mil y un versiones en todas las tiendas, blogs, revistas, etc. Pues igual, los temas se repiten en las distintas salas, porque era lo que el público (y el cliente con dinero) quería ver en las diversas ciudades donde vivió y trabajó, con sus variaciones, con sus copias descaradas, con sus innovaciones aquí y allá. Perdí la cuenta de las veces que aparece una Judit decapitando a Holofernes, una Susana con cara de horror porque dos viejos cotillas y libidinosos se le han colado en el jardín mientras la muchacha se daba un baño en pelotas, o Cleopatra con la viborilla enroscada en esa parte de la anatomía humana que tanta vergüenza le da a Facebook, etc.

Esta joven que se negó a vivir traumatizada, se casó, tuvo un amante, le pedía todo tipo de favores al amante, hasta el punto que incluso el marido escribía directamente a ese pobre amante (santo varón). Luego el marido se fue a por tabaco y está visto que en esa época encontrar un estanco estaba complicado. Cosa que tampoco la agobió mucho al principio, pero luego escribía cartas para ver si alguien sabía qué había sido de él. Tuvo hijos, la mayoría se le murieron, con la que sobrevivió a ratos no sabía qué hacer, porque su vida era pintar, lo de ser esposa y madre era secundario, aunque más secundario era pagar deudas o empezar los proyectos a tiempo para que no la pillasen las fechas de entrega. Era autónoma, no cabe duda. Vivió en Roma, en la Florencia de Cosme II de Medici (y acabó enemistada con esa familia), en Venecia, Londres (en la corte de Carlos I) y en Nápoles. Su tumba estaba en esta última ciudad (HEIC ARTEMISA) pero fue destruida junto con el resto de la iglesia tras la segunda Guerra Mundial y su historia quedó en el olvido. Una de sus vírgenes con el niño y rosario está en El Escorial.

Si visitáis Roma no os perdáis la exposición, esta no era una delicada florecilla, algunos historiadores en su día se horrorizaron por la cantidad de sangre y brutalidad de los cuadros de esta mujer, no porque sean dignos de una película de Tarantino, más bien por el mero hecho de que los pintaba una fémina.

2017-01-11-16-11-53-1
Intérpretes aprovechando una pausa para mirar la plaza Navona desde una de las ventanas de la exposición

Disculpad, sé que mis entradas son más largas que un día sin pan, así que el resto de esta reseña se publicará en breve.

¿Qué tipo de intérprete eres?

El Gamification World Congress celebró ayer su quinta edición y he trabajado con Esther Moreno en la cabina durante los últimos cuatro años. Este año hemos vuelto a Madrid, al origen y, como siempre, ha sido una jornada maratoniana, llena de información y de cosas curiosas. Ya os he hablado de este congreso en el blog.

Después de 4 años de interpretar a conferenciantes que hablan sobre tipos de jugadores basándose en el modelo de Bartle de 4 tipos o en el del fantástico Andrzej Marczewski con 8 tipos, estoy bastante familiarizada con ellos. Ayer un asistente preguntó para qué sirve saber cuáles son los tipos. Bueno, la respuesta es sencilla, si identificas los tipos de personalidades que tienen tus jugadores, qué les motiva, cuáles son los objetivos que les interesan y cómo interactúan con otros jugadores y con el entorno, sabrás cómo diseñar propuestas personalizadas y podrás hasta cierto punto hacer una previsión de la respuesta que vas a obtener. Ahí es donde me pregunté si no nos vendría bien identificar los tipos de intérpretes.

Antes de nada, ¿qué tipos de jugadores hay?

gamification-bartle
Modelo Bartle para juegos multijugador en tiempo real en mundo virtuales

Vale, vale, pero, ¿podemos ver esto de forma más clara y a ser posible en español?

tipos_de_jugador_content-622x365
Del blog ICEMD

Un Triunfador es una persona para la que lo más importante es la sensación de haber conseguido algo, lograr una meta y cuanto más compleja mejor. Quiere ganar y ser el primero en la clasificación. Actuar sobre el entorno (mundo), dejar su marca, es más relevante que la interacción con otros. Bien podría ser también un tipo de intérprete, más individualista, muy centrado en el reto de sacar adelante proyectos difíciles, enfrentarse a terminología muy específica, eventos de mucha tensión o que han generado mucha expectación y prepararlos tan bien que el resultado final sea perfecto. No tiene nada de malo aspirar a la perfección. Sería un intérprete que estudia el tema, practica en casa y ofrece un pack completo: terminología precisa, pronunciación, ritmo, etc. Pero le fallaría la parte del “concabinato”. Se centraría más en su rendimiento  que en el trabajo en equipo o en empatizar con la sala, el ponente, etc. Puede ser un intérprete que se centre solo en algunas especializaciones y en menos combinaciones de idiomas, dado que una de sus motivaciones es ser reconocido como uno de los mejores (o el mejor) en lo que hace, por lo que le dedica tiempo a aquellas áreas donde destaca y es perfeccionista.

giphy3
#winning

Un Explorador desea descubrir lo desconocido, quiere explorar nuevos mundos y conseguir cosas nuevas en cada partida o con cada proyecto de interpretación. Este es el tipo de intérprete que se metió en cabina cuando le contaron que si te dedicas a esto nunca vas a dejar de estudiar, investigar y aprender algo. Pueden fallarle (o no) otras técnicas pero la documentación es lo suyo. Horas leyendo artículos, buscando enlaces, investigando referencias, es un campeón con los vídeos de Youtube que tratan sobre el tema del día o la semana. Sin embargo, no le interesa alcanzar el nivel experto de los ponentes, porque cuando termina una conferencia, lo que busca es sumergirse en otro tema, a ser posible muy diferente, para seguir descubriendo cosas. Es un estudioso, el curioso profesional. Puede ser un compañero de lo más útil (todo le sonará), o un habitante de biblioteca que se relaciona mejor con los libros (ebook, vídeos, o cualquier formato que queráis) que con las personas. Su motivación es interactuar con el mundo, la parte sociable puede estar o no estar incluida en el modelo de fábrica.

tumblr_mngfhnzxv71r5cax1o1_500
Libros, libros

 

Un Ambicioso (o asesino, depende de cómo quieras traducir killer) es el que quiere ganar, su motivación es actuar sobre el mundo, por lo que competir es lo suyo. Le gusta ganar pero es la competición y derribar a la competencia lo que le activa más que el cuarto café de la mañana. No es lo que encuentre con más frecuencia en cabina pero en todos los sectores hay gente que asume que la vida es una competición y que tienen que ser “el mejor” incluso cuando el trabajo de cabina es un trabajo en equipo.

4e74b918b92a66efc8356b19f1e812fc
#Mmmm

 

El Sociable o socializador es una persona que se siente motivada si puede interactuar con otras personas. Es el intérprete que disfruta con el concabinato, es al que le dicen que en el proyecto hay 6 cabinas y se viene arriba pensando en todos los compañeros con los que va a trabajar y la gente nueva que va a conocer. Es el intérprete que empatiza, que sigue el tono del ponente, que se mete en el papel. Es el compañero que sabes que te va a ayudar pase lo que pase y sus notas son tus notas. Es el compañero que suele gestionar bien la parte social de este trabajo (pedir presentaciones, hablar con los ponentes). Si eres un explorador, este es un compañero que te complementa y que te va a apreciar aunque seas menos sociable que el Grinch.

giphy4
Vamos a compartir cabina, dame un abrazo, que se note ese #terplove

No sé si uno es solo un tipo de jugador y nada más que un tipo. Creo que en el fondo muchos tenemos un poco de los 4, con uno de los tipos más marcado. También hay épocas y proyectos concretos en los que sacas a relucir más un tipo que otro pero está bien conocerse, saber qué somos y con qué tipo de compañero encajamos mejor.

Otro de los puntos del GWC16 que me ha hecho pensar es la siguiente idea: a la gente le gusta sentirse especial. Si tienes que pagar más pero sientes que te ofrecen un servicio “VIP”, único y distinto al que se le ofrece al resto, lo pagarás y encima estarás encantado de hacerlo. Es una idea que lleva tiempo circulando por las conferencias de marketing, que explica el consumo de artículos de lujo (sobre todo cuando no son especialmente buenos). Pero que por ahora es complicado aplicar a los presupuestos que enviamos a los clientes. Lo de “te ofrezco una interpretación de calidad y por eso tienes que pagar estas tarifas” (que son las estándar, no hay truco aquí, dado que siempre intentas ofrecer una interpretación de calidad) no siempre convence al cliente. Quizás el fallo esté en no incluir una tarifa más barata para una “interpretación cutre” en el menú para que así tengan opciones. Lo sé, lo sé, es mejor no dar ese tipo de ideas. Tendremos que seguir buscando modos de transmitir que somos un servicio de calidad, útil, que realmente aporta valor y que tanto si somos ambiciosos, sociables, exploradores o triunfadores, lo que está claro es que somos profesionales y nos dejaremos la piel para que el evento salga adelante.

Mientras tanto, aquí os dejo el vídeo que mostraron y que nos habla sobre nuestra necesidad de sentirnos importantes incluso mientras esperamos el bus. ¿La clave será poner un cordón VIP alrededor de la cabina?

 

Cantando en cabina

En algunos seminarios sobre interpretación para principiantes suelen recomendar las sesiones de karaoke para superar la timidez natural de muchos de los que aspiran a ser habitantes de las cabinas. Si no mueres por dentro mientras una sala de personas ligeramente perjudicadas por el alcohol escucha tus gallos al intentar emular a los noruegos de A-ha cantando Take on me, es que estás preparado para todo. (Aviso: la canción parece fácil pero espera al momento falsete intenso).

 

Para el que tenga dudas, sí, esta es una entrada musical. ¿Entrada musical? ¿Qué tiene que ver la música con la interpretación además de esa sugerencia del karaoke? En las entrevistas durante el estreno de la película La intérprete (2005), el director de la cinta, Sydney Pollack, comentó que había hablado con una serie de intérpretes de las Naciones Unidas en Nueva York para poder elaborar un perfil más claro y entender qué es eso de ser intérprete. Una de las conclusiones que sacó es que la mayoría tenía cierto “talento” musical y tocaban instrumentos varios (de ahí que Nicole se pasase media película paseando una flauta en el bolso). Es cierto que tener un buen manejo de la voz es una de las claves de esta profesión y un ejercicio al que debemos dedicar tiempo a lo largo de nuestra carrera pero de ahí a pensar que puedo cantar como Mariah Carey hay un paso.

En mi caso el talento musical (de existir) es escaso. Aún así, me he enfrentado a esos momentos únicos en los que un ponente decide crear ambiente y poner una canción y solicitar por el micrófono que la cabina interprete la letra: “es tan bonita”. Si te toca Imagine de John Lennon no parece que la cosa sea para tanto pero y si al hombre le motiva algo más en línea del Work Work Work de Rihanna o Shakira con su tigre la cosa se pone interesante.

 

En algunos casos uno siempre puede optar por responder: “Las canciones no se traducen”. Es cierto, algunas canciones es mejor no traducirlas, pierden toda su gracia en otro idioma (más que nada porque descubres que tampoco tenían tanta gracia cuando finalmente entiendes lo que dicen).

Sin embargo, hay ocasiones en las que el uso de canciones es algo más complicado, porque no son mero acompañamiento musical, son parte del mensaje y eso sí que nos compete. En el pasado las canciones de las películas musicales se doblaban precisamente para que la gente no perdiese parte del diálogo que se cantaba y bailaba. También ayudaba a vender más bandas sonoras pero esa es otra cuestión. ¿Cómo olvidar al tío en América en West Side Story?

1- La escena original con subtítulos en inglés.

 

2- No he encontrado la escena de la película doblada en YouTube (la tengo en DVD) pero la canción doblada sí y nos permite ver que no se trata de traducir literalmente, si vas a cantar tiene que encajar en el ritmo.

 

Ahora en las películas musicales para evitar tener que modificar la letra para que rime o simplemente para que entre en tiempo, la subtitulan y así se pueden escuchar las voces originales y seguir los subtítulos para saber qué se cuentan.

Pero en la interpretación no hay opción de subtitulado, ni de nota del intérprete. Si te lanzas a interpretar una canción en plena ponencia o durante la retransmisión de un programa tienes que seguir adelante. No vale empezar, pensando que no va a ser tan difícil y luego parar cuando te das cuentas de que te has metido en un jardín y no ves la hora de salir de allí. Aquí ya entra en juego la habilidad musical de cada uno, si se ve capacitado, adelante, pero si va a quedar mal y la opción es decir que no, pues yo no me lanzaría de cabeza sin pensarlo.

Este año me he encontrado con 2 proyectos en los que curiosamente había un rap y el cliente en cada caso se debatía si se debería interpretar o no. El primero tenía mucha miga, se iban a perder bastantes bromas pero a la velocidad a la que iba a ir podía acabar siendo un desastre, por lo que fue el propio cliente el que decidió que no se interpretaba (imaginad la cara de felicidad de la abajo firmante).

Aviso a navegantes: esta es la versión sin censura publicada por MTV, no se ve la actuación pero se entiende muy bien lo que le pasó a Leo con el oso. Aquí no habría sufrido demasiado porque solo interviene una chica pero era Rebel Wilson y esa mujer me hace sudar mucho con sus intervenciones.

 

En la segunda ocasión nos preguntaron si sería posible interpretar el rap al inglés para los extranjeros en la sala. Os dejo el vídeo (sólo se escucha el audio original) para que tengáis algo de práctica curiosa. #Rarrr

 

Parece fácil cuando lo escuchas pero interpretar una canción tiene varios niveles de complicación. En primer lugar tienes que plantearte si vas a limitarte a interpretar la letra o si ya que te pones, te animas y sigues el ritmo o incluso cantas. En mi caso, desafino más que la secretaria del Ministerio del Tiempo y hago un enorme favor a la humanidad cuando no canto (a pesar de lo que opine el señor Pollack, no todos los intérpretes tenemos habilidades musicales).

Vale, pues solo interpreto la letra, nada más. Parece fácil, ¿no? Pero no lo es, a veces va muy rápido, en otras ocasiones son juegos de palabras, hay letras que no tienen ni el más mínimo sentido y, también, hay casos en los te dejas llevar por el ritmo como una alumna más de la academia Fama (sí, soy así de mayor). En clase solía usar el siguiente vídeo como ejemplo. Es el típico discurso de apertura, el presentador abre una gala de premios, habla, canta, baila y entretiene. Todo lo que dice es “información” y la gente quiere enterarse. Les decía a los alumnos que tenían que elegir y ser coherentes, tenían 3 opciones y no podían cambiar una vez empezaba:

  • No interpretar nada
  • Interpretar solo la letra, como si fuera un discurso normal (no vale ponerse a cantar a ratos)
  • Seguir el ritmo y cantar con el ponente

¿Os atrevéis?

 

Cuando las paredes hablan

Que levante la mano aquel que no ha escuchado / dicho / interpretado frases como:

Si las paredes hablasen…

If these wallks could talk

O una versión incluso mejor y más divertida para los intérpretes:

I would like to be the proverbial fly on the wall…

La exposición de fotografía de Shirley Baker, que se puede visitar estos días en el museo Cerralbo dentro del festival Photoespaña 2016 responde a esa pregunta, dado que son imágenes llenas de información y hasta muestran muros que cuentan historias.

Shirley Baker decidió fotografiar un momento en la historia del Reino Unido que sorprende. Manchester y el norte del país tras las grandes guerras se preparaba para un nuevo urbanismo y concepto de ciudad que, por no variar, necesitaba borrar parte de su pasado para empezar de nuevo. Cuando hablamos de borrar, es literal. Calles enteras quedaron destruidas tras el paso de las maquinas de demolición, para construir un futuro mejor sin tener en cuenta lo que caía a su paso.

Baker, que no se ganó la vida con la fotografía, pero que retrató a pie de calle la realidad que veía desde las ventanas de la fábrica de su padre, nos muestra estas calles que van desapareciendo edificio a edificio como si la Nada de la Historia interminable se hubiera desatado sobre Inglaterra. Calles llenas de niños y mujeres, más que nada porque los hombres a esas horas estaban trabajando y los pocos que salen eran ya pensionistas o desempleados.

Uno puede caer en la tentación de pensar que estas son fotografías como las de la Gran Depresión y que la gente lo está pasando fatal pero los niños juegan y la vida sigue.

20160602_100002[1].jpg

Sin embargo, lo que me encanta de esta exposición es la cantidad de lecturas que tienen las imágenes. No vale dar una vuelta rápida, marcar que ya la hemos visto en la agenda del festival y a por la siguiente. NO, eso es perderse la gracia de esta sala. Shirley Baker tenía un sentido del humor de lo más curioso y era la reina del juego visual de palabras.

Para empezar, le frustraba enormemente que la fotografía no fuera capaz de captarlo todo en esa realidad que quería mostrar. Uno puede ver una calle prácticamente desierta y un vacío emocional y físico que no era lo que realmente estaba sucediendo.

b_a12872b2f9d0f89a9e359bfbfaece941a4ee489d

En esa época las calles eran todo menos un espacio en silencio. Había ruido, debido a las máquinas que estaban trabajando, los obreros que trabajaban en la demolición, las mujeres que se reunían a hablar, los niños jugando…

20160602_091200[1].jpg
Al entrar esta imagen es además una instalación de sonido

La comisaria ha incluido una instalación con una grabación de ruido de calle para que podamos sumergirnos un poco mejor en la atmósfera que la artista quería salvar del olvido.

No es posible a veces transmitir toda la información con un solo medio de comunicación, hay tanto que se puede ver, oír y también oler. No hay instalación tipo smell-o-vision pero Shirley Baker también hablaba del olor a madera quemada, restos de ladrillo, obras en proceso, etc.

Así que lo que hizo fue jugar con los mensajes que encontraba en lo que veía, dado que era lo único que podía captar. Veremos muchas fachadas de edificios en los que aparecen las letras EX. Eso significaba que estaban ya marcados para su demolición. Pero estos son los únicos mensajes de las paredes. Grafitis o pintadas se convierten en bromas y juegos para esta fotógrafa. Ahora, está claro que nunca pensó que algún día una española iba a tener que interpretar dichas bromas para la prensa extranjera. Vamos a ver algunas.

20160602_095940[1]
A simple vista son fotos de una niña y un gato, nada nuevo en la era Instagram
La foto del gato, que podía pasar desapercibida en estos años de exceso de fotos y vídeos de gatetes es una de mis favoritas y de las que la propia comisaria me dijo: ¿Cómo vas a explicar esto en castellano para que tenga gracia?

20160603_202525[1]
El gato interpretado
La foto primero nos enseña que la manía de las bandas de chavales de poner sus nombres y motes en las paredes no es nada nuevo. Así tenemos a estos muchachotes norteños, Karl, Coomber y Tomcat, que encima tienen alma de diseñador de tarjetas navideñas y dejan su marca de esta manera tan “artística” en la pared. Shirley espera y encuentra el momento perfecto para capturar la imagen. Pasa un hombre y hay un gato. Claro, si lo explicas así, la prensa te mira con cara de “Vale, hay un gato, no lo pillo”.

Así que te toca hacer una nota del traductor en versión nota del intérprete de consecutiva. ¿Qué es eso? Es una forma de salvar la situación pero para que funcione tienes que ser muy rápido, ir al grano y haberlo comentado antes con tu ponente (comisaria de exposición en este caso).

Es una pena que se pierda información, es un poco lo que le sucedía a Shirley Baker, que no se logra transmitir todo de una vez sin un poco de ayuda. Aquí toca explicar que Karl es un nombre, Coombes probablemente el apellido de otro chaval y Tomcat es el apodo del tercero. La gracia está en este último nombre. ¿Qué significa “tomcat” en inglés?

tomcat
ˈtɒmkat/
noun
 
  1. a male domestic cat.
  • Tomcat: gato (masculino)

De hecho, el famoso gato Tom, que tenía esa complicada relación con el ratón Jerry, fue bautizado de ese modo por el mismo motivo y originalmente se llamaba “Tomcat” pero acabó siendo solo Tom, como le pasada a las Marías de los Dolores (Lolas).

tom_tom_and_jerry

 

Así que la gracia de la foto es que justo en el momento en el que pasa un caballero (masculino), hay un gato (que no gata) delante del muro. Explica tú eso en una sola frase y rodeada de prensa.

20160603_202546[1]
Esta muchachita poco sociable era más fácil
El caso de la niña no revestía tanta complicación, la pared te indica claramente que te mantengas alejado, que nada de acercarse y por si tienes dudas, ya se encarga ella de amenazar con la mirada.

El tercer ejemplo que os traigo fue el más divertido. La comisaria se detiene junto a esa foto y pregunta si alguien tiene una idea de qué representan las letras MFC.

20160603_202457[1]
¿Qué os viene a la mente al ver MFC?
La mitad del público respondió en cuestión de segundos: Manchester Football Club. Para que luego digan.

La gracia aquí es bastante obvia, un apasionado de los deportes deja constancia de su opinión visceral sobre el juego del MFC, en su experta opinión es shit = mierda. Otro experto o el mismo opina que OK y el chaval que sale de su casa lo remata con el OK que lleva bordado en el jersey.

No me esperaba lo curioso y liberador que resulta decir “shit” y traducirlo en una consecutiva que tiene lugar dentro de un festival de arte y en una de las salas de un museo tan impresionante como el Cerralbo.