Interpretar humor y tacos (parte 1)

En uno de los talleres WISE en una sesión en la que me tocaba ser la ponente para un grupo de compañeros con español como lengua C, me di cuenta de que cuando digo la palabra “tacos”, algunos piensan en la cena:

Image result for Tacos
No estaría mal interpretar un congreso de tacos y así poder ponerme morada al terminar.

Si acudimos a la RAE, tenemos que leer una lista de otras dieciocho posibles acepciones antes de dar con:

19. m. coloq. Voto, juramento, palabrota. Echar, soltar tacos.

De hecho, las tortillas de maíz con alimentos dentro aparecen antes en la lista.

Pero en esta ocasión no vengo a daros hambre, si bien seguramente ahora os esté apeteciendo leer el resto de la entrada con unas galletitas saladas. El sábado se entregaron los premios Spirit, los galardones del cine independiente, en una carpa en la playa, un día antes de la ceremonia de los Óscar. Este año se ha retransmitido con interpretación en directo en España y ha sido todo un nuevo reto.

 

2018-03-04-00-25-39.jpg
Un reto que me ha encantado, que quede claro.

 

No es mi primera gala, aunque tampoco llevo tantas, pero esta es ligeramente diferente a las que he hecho hasta ahora. He interpretado en cuatro ediciones de los premios BAFTA de la academia británica de cine que, en palabras de Bryan Cranston, solo podrían ser más británicos si la Tardis apareciese en el escenario y de ella saliese Mary Poppins con dos corgis comentando el tiempo. Se trata de una ceremonia de premios en la que todo está medido y bajo control. Para algunos espectadores eso puede resultar menos entretenido, pero para los intérpretes es un placer. Rara vez se salen de lo que viene marcado en la escaleta y una vez que te has visto una gala ya sabes por dónde van a ir los tiros (más o menos).

giphy9
Todo bajo control, chicos. Hay scones para todos en el backstage, acabo de contarlos.

La interpretación en cualquier contexto siempre tiene un ingrediente clave: el factor sorpresa. Por más que estudies, entrenes y escuches en casa audios de los que van a hablar, siempre sucede algo que no te esperas y tienes que mantener la calma para poder reaccionar a tiempo. Esto vale para cualquier tipo de interpretación, no solo para las galas, pero en la tele si cometes un error no solo se dan cuenta los 10, 100 0 500 asistentes a un congreso, pueden llegar a escucharte millones de personas, muchas de ellas con el móvil en la mano y Twitter listo para darte cera.

giphy31

Ahora bien, antes de cualquier gala tienes que plantearte el tono de la misma. Acaba de terminar la temporada de premios y a estas alturas de año ya tenemos un cacao maravillao de alfombras rojas, premios, discursos y lo único que tenemos claro es que Meryl Streep estaba fantástica en todo. Pero, igual que en los congresos menos glamurosos, las galas tienen su personalidad propia. Los Globos de oro es la primera y aquí hay que aplaudir a los compañeros intérpretes, porque son los que se enfrentan a todas las incógnitas. A partir de esa es mucho más fácil preparar las fichas, porque ya tienes pistas de quién ganará cada cosa. Los Goya por ahora no contrata intérpretes (que sepamos) y de ahí las caras de “felicidad” de los actores extranjeros a los que invitan y abandonan a su suerte durante unas 3 horas largas. Los BAFTA llevaban años con el mismo presentador y han cambiado un poco este año puesto que Stephen Fry le ha pasado el testigo a Joanna Lumley.

Image result for joanna lumley + darling + gif

Mi primera presentadora ha supuesto cargar con mayor parte de la responsabilidad de la retransmisión y más horas de preparación. Como también es actriz, he buscado vídeos de entrevistas y clips de su serie en Youtube desde que se confirmó que sería ella, para familiarizarme con su pronunciación y descubrir si habla rápido o no. Lo que me quedó claro pronto fue que Joanna sufre si no usa “darling” al menos una vez en cada frase. El inglés permite una repetición que a veces el español no. Usar coletillas puede bajar el registro y, por ejemplo, traducir “darling” por “cari” se habría cargado cualquier atisbo de elegancia.

Image result for joanna lumley + darling + gif
Mira cari, no me cuentes tus problemas.

Claro que “cielo” tampoco es ideal en todos los contextos, no imaginaba que podía dedicar tanto tiempo a pensar en “darling”. Joanna tiene un acento muy “posh”, habla con un registro alto, tenía que mantenerlo. Horas pensando en eso y la buena mujer arrancó la gala con un sketch en el que entrelaza escenas de las películas nominadas en las que los actores hablan por teléfono para que parezca que hablan con ella. Muy al estilo de la gala de los Óscar, una idea genial para romper el hielo y para acabar con los intérpretes al inicio de la velada.

Nunca pensé que le diría en la tele a Hugh Grant que moviera su culito y se viniera a la gala.

giphy13
Pero tuvo la delicadeza de hacerlo.

Pero esa fue la mayor “barbaridad” que me tocó interpretar en esa gala y aún así, entre tanto discurso bien hilado y tanto humor británico, me sentí como si hubiera dicho una salvajada. Qué poco sabía del reto que me esperaba apenas dos semanas después.

giphy16
BAFTA, lo que te puedo querer

Sí que sabía ya a esas alturas de febrero que Allison Janney daba las gracias en sus discursos siempre a las mismas personas y con frases bastante similares y que Frances McDormand tenía un discurso diferente en cada entrega de premios, en el que siempre daba las gracias de forma muy breve y luego hablaba de algo que quería reivindicar.

giphy14
Aquí recordé la de veces que José Sentamans me ha corregido en WISE cuando interpreto “people” como “gente”.

Los Spirit son los premios para las películas con un presupuesto limitado, a veces casi inexistente y no pretenden competir con el brillo del primo calvo y dorado. Para empezar el trofeo que se entrega es una ardilla voladora y muchos de los asistentes, incluso los nominados, van de lo más informal. Este año se han recogido premios en chándal y en pijama.

giphy6
Entre los taconazos y las zapatillas de andar por casa, creo que Frances optó por la mejor de las posibilidades.

Ya lo dicen los presentadores, es la única gala en la que lo único que se pide a los invitados es que vayan vestidos. Es una fiesta gamberra y eso suele ser un problema para los intérpretes. Sí que teníamos una escaleta, con cambios hasta el último minuto, pero no siempre se seguía a rajatabla, por lo que teníamos que estar siempre atentos, cualquier cosa podía pasar.

giphy24
Ya la he liado parda ¿verdad?

Pedímos ver la gala del año pasado para aprender cuál es la personalidad de los Spirits. Lo dicho, cada entrega es diferente. Lo que pasa es que llevamos años viendo los Óscar, sabemos cómo funcionan, los Globos de Oro tampoco son un misterio, pero… que levante la mano el que se haya tragado los Spirit todos los años…

Image result for crickets + gif

Lo primero que identificamos como reto fueron los tacos. Entendamos por tacos, cualquier palabra malsonante, juramento, palabrota, lisura, grosería, improperio, blasfemia o profanidad. Aquí no se cortan y cuando digo eso, no me refiero a que hagan críticas de Weinstein o cosas así. No, aquí cuando le dan a alguien le dan con un palo y cuando sueltan una burrada te das cuenta de que pedir a Hugh Grant que mueva cualquier parte de su anatomía está a un nivel que en comparación es apto para una película infantil.

giphy23
Interpretar tacos no es nada fácil. ¿Qué haces con ese motherf*cker?

La principal dificultad de los tacos en cabina no es que te de corte, en esos momentos estás tan metido en el papel y en el ambiente que decir barbaridades no te parece el fin del mundo, pero los tacos son algo muy cultural, muy complicado de interpretar.

Voy a poner un ejemplo: Al hablar de Call me by your name decidieron darle un nuevo título, “Fuck me by act two”. Tu cabeza inmediatamente sabe que “Fuck” puede usarse de forma más coloquial, le pasa lo mismo que a “joder”, que debido a su uso habitual ha perdido mucha fuerza, pero en esta frase no puedes traducir “fuck” por “joder”. Tampoco puede ponerte tierno y decir “hazme el amor en el segundo acto”. No puedes porque es demasiado largo, no da tiempo y además cambias el tono. El presentador quiere generar un efecto en el público que se perdería. “Fóllame en el segundo acto” sería la opción que más se acerca, pero aquí te das cuenta que algunas cadenas pueden no querer que seas tan literal. No fue el caso, no nos pusieron ninguna traba, pero sí que preguntamos antes de la gala, porque los tacos no suenan igual en una lengua que en otra, hay cosas que se pueden decir en inglés y quedar gamberro, pero que en español pueden pasarse de zafias y viceversa. Además sí que hay cadenas que te recomiendan que rebajes algunos insultos e improperios, por diversos motivos en los que no voy a entrar.  Tened en cuenta que sean cuales sean las instrucciones, tenemos segundos para tomar una decisión, para intentar ser precisos, adaptar el taco a la cultura de nuestro país y que no quede ridículo. No puedes pasarte ni por exceso (hacer que un taco sea aún mas potente en español) ni rebajarlo a un nivel Disney. Famoso es el caso de la traducción del título de la segunda película de Austin Powers.

En inglés se optó por el verbo “shag”, se consideró que era impactante pero que se mantenía dentro de unos límites aceptables.

 

Related image
En inglés Austin triunfa

En España:

Image result for austin powers la espía que me achuchó
No pasa de primera base

 

En muchos países ese “shag” daba demasiados problemas y por eso Austin tuvo un poco de todo. En Argentina, Perú o México explican que el muchacho las tiene locas pero sin entrar en detalles: “Austin Powers: el espía seductor”. En Italia el espía sigue intentando pillar cacho pero no comentan si tiene éxito: “Austin Powers – La spia che ci provava” y en Noruega se merendaron el filtro y  se quedaron en la gloria con “Spionen som spermet meg”, traducido según IMDB como “The spy who ejaculated on me”.

Ya sé que la traducción de títulos de películas es un mundo (oscuro) aparte, pero se te cruzan estas ideas por la mente cuando te enfrentas a ciertos términos.

Frances además de ir en pijama arrancó su discurso de agradecimiento con un “aquí al menos me dejan decir tacos” y después de eso ya sabes que lo que te queda de discurso no va a ser una disertación sobre Shakespeare y su papel en la narrativa moderna.

giphy4
Si Frances lo da todo, tú haces lo propio.

Así que dijo “You know how hard it’s been not to swear, because this award convention goes on for f*cking ever”.

giphy5
Cuidado con no traducir ese “f*cking” que te veo.

Y lo primero en lo que pensé es: si digo jodidamente me linchan en Twitter los traductores e intérpretes (y con razón). Tienes tan poco tiempo, barajas tantas opciones en tu mente y sabes que tienes que darle ese énfasis final para que funcione. Os dejo el vídeo para que hagáis un poco de práctica:

 

¿Cómo lo habríais resuelto?

Esta entrada ya es más larga que muchas entregas de premios, por lo que la parte del humor irá en una segunda entrada, gracias si habéis llegado hasta aquí. Joder, sois geniales.

Cantando en cabina

En algunos seminarios sobre interpretación para principiantes suelen recomendar las sesiones de karaoke para superar la timidez natural de muchos de los que aspiran a ser habitantes de las cabinas. Si no mueres por dentro mientras una sala de personas ligeramente perjudicadas por el alcohol escucha tus gallos al intentar emular a los noruegos de A-ha cantando Take on me, es que estás preparado para todo. (Aviso: la canción parece fácil pero espera al momento falsete intenso).

 

Para el que tenga dudas, sí, esta es una entrada musical. ¿Entrada musical? ¿Qué tiene que ver la música con la interpretación además de esa sugerencia del karaoke? En las entrevistas durante el estreno de la película La intérprete (2005), el director de la cinta, Sydney Pollack, comentó que había hablado con una serie de intérpretes de las Naciones Unidas en Nueva York para poder elaborar un perfil más claro y entender qué es eso de ser intérprete. Una de las conclusiones que sacó es que la mayoría tenía cierto “talento” musical y tocaban instrumentos varios (de ahí que Nicole se pasase media película paseando una flauta en el bolso). Es cierto que tener un buen manejo de la voz es una de las claves de esta profesión y un ejercicio al que debemos dedicar tiempo a lo largo de nuestra carrera pero de ahí a pensar que puedo cantar como Mariah Carey hay un paso.

En mi caso el talento musical (de existir) es escaso. Aún así, me he enfrentado a esos momentos únicos en los que un ponente decide crear ambiente y poner una canción y solicitar por el micrófono que la cabina interprete la letra: “es tan bonita”. Si te toca Imagine de John Lennon no parece que la cosa sea para tanto pero y si al hombre le motiva algo más en línea del Work Work Work de Rihanna o Shakira con su tigre la cosa se pone interesante.

 

En algunos casos uno siempre puede optar por responder: “Las canciones no se traducen”. Es cierto, algunas canciones es mejor no traducirlas, pierden toda su gracia en otro idioma (más que nada porque descubres que tampoco tenían tanta gracia cuando finalmente entiendes lo que dicen).

Sin embargo, hay ocasiones en las que el uso de canciones es algo más complicado, porque no son mero acompañamiento musical, son parte del mensaje y eso sí que nos compete. En el pasado las canciones de las películas musicales se doblaban precisamente para que la gente no perdiese parte del diálogo que se cantaba y bailaba. También ayudaba a vender más bandas sonoras pero esa es otra cuestión. ¿Cómo olvidar al tío en América en West Side Story?

1- La escena original con subtítulos en inglés.

 

2- No he encontrado la escena de la película doblada en YouTube (la tengo en DVD) pero la canción doblada sí y nos permite ver que no se trata de traducir literalmente, si vas a cantar tiene que encajar en el ritmo.

 

Ahora en las películas musicales para evitar tener que modificar la letra para que rime o simplemente para que entre en tiempo, la subtitulan y así se pueden escuchar las voces originales y seguir los subtítulos para saber qué se cuentan.

Pero en la interpretación no hay opción de subtitulado, ni de nota del intérprete. Si te lanzas a interpretar una canción en plena ponencia o durante la retransmisión de un programa tienes que seguir adelante. No vale empezar, pensando que no va a ser tan difícil y luego parar cuando te das cuentas de que te has metido en un jardín y no ves la hora de salir de allí. Aquí ya entra en juego la habilidad musical de cada uno, si se ve capacitado, adelante, pero si va a quedar mal y la opción es decir que no, pues yo no me lanzaría de cabeza sin pensarlo.

Este año me he encontrado con 2 proyectos en los que curiosamente había un rap y el cliente en cada caso se debatía si se debería interpretar o no. El primero tenía mucha miga, se iban a perder bastantes bromas pero a la velocidad a la que iba a ir podía acabar siendo un desastre, por lo que fue el propio cliente el que decidió que no se interpretaba (imaginad la cara de felicidad de la abajo firmante).

Aviso a navegantes: esta es la versión sin censura publicada por MTV, no se ve la actuación pero se entiende muy bien lo que le pasó a Leo con el oso. Aquí no habría sufrido demasiado porque solo interviene una chica pero era Rebel Wilson y esa mujer me hace sudar mucho con sus intervenciones.

 

En la segunda ocasión nos preguntaron si sería posible interpretar el rap al inglés para los extranjeros en la sala. Os dejo el vídeo (sólo se escucha el audio original) para que tengáis algo de práctica curiosa. #Rarrr

 

Parece fácil cuando lo escuchas pero interpretar una canción tiene varios niveles de complicación. En primer lugar tienes que plantearte si vas a limitarte a interpretar la letra o si ya que te pones, te animas y sigues el ritmo o incluso cantas. En mi caso, desafino más que la secretaria del Ministerio del Tiempo y hago un enorme favor a la humanidad cuando no canto (a pesar de lo que opine el señor Pollack, no todos los intérpretes tenemos habilidades musicales).

Vale, pues solo interpreto la letra, nada más. Parece fácil, ¿no? Pero no lo es, a veces va muy rápido, en otras ocasiones son juegos de palabras, hay letras que no tienen ni el más mínimo sentido y, también, hay casos en los te dejas llevar por el ritmo como una alumna más de la academia Fama (sí, soy así de mayor). En clase solía usar el siguiente vídeo como ejemplo. Es el típico discurso de apertura, el presentador abre una gala de premios, habla, canta, baila y entretiene. Todo lo que dice es “información” y la gente quiere enterarse. Les decía a los alumnos que tenían que elegir y ser coherentes, tenían 3 opciones y no podían cambiar una vez empezaba:

  • No interpretar nada
  • Interpretar solo la letra, como si fuera un discurso normal (no vale ponerse a cantar a ratos)
  • Seguir el ritmo y cantar con el ponente

¿Os atrevéis?

 

El arte de la alfombra roja

La Asociación Internacional de Profesionales de la Traducción e Interpretación (IAPTI) ha organizado un webinario sobre lo que supone interpretar una gala de premios para la televisión. Se celebrará el viernes 3 de junio y tiene muy buena pinta.

39_med

 

¿Quién no ha soñado con interpretar los Oscar? Bueno, en realidad siempre pensamos en la estatuilla del muchacho calvo con espada y escaso vestuario porque es una de las galas más comentadas pero desde hace ya algunos años se interpretan para la televisión muchas otras ceremonias: los premios Grammy, los Globos de oro, los BAFTA y los MTV de música y cine, entre otros.

¿Qué tienen en común estas galas? Las de cine suelen tener lugar a principios de año, desde enero hasta abril tenemos unas cuantas (y eso que no se retransmiten todas). Aún así en general en todas podemos encontrar algunos elementos similares y luego cada una tiene su tono y mecánica diferente.

La alfombra roja es uno de los puntos que comparten las ceremonias de premios y es el que más atención recibe por parte de la prensa. En la alfombra roja los artistas vienen a recibir los aplausos merecidos si han recibido una nominación, a presentar nuevos proyectos o sencillamente a recordarle al mundo y a las productoras que todavía existen.

Por algún motivo, cuando nunca te has enfrentado a una es normal pensar que es la parte más fácil de la gala. No pasa nada, solo van a saludar y responder preguntas sin importancia. Está chupado. ¿Estudiar? ¿Qué voy a estudiar para la alfombra? Si como mucho van a hablar de frivolidades.

giphy (3)
Pero las frivolidades tiene truco si eres la intérprete

A pesar de que aún me queda mucho por aprender y que lo mío por ahora es más un tapete que una alfombra, hoy voy a comentar un poco lo que supone ser la intérprete en esto de las entrevistas previas a la ceremonia. ¿Por qué me centro en las chicas? Primero, porque es la experiencia que tengo. Segundo, los chicos lo tienen más fácil. Si se han estudiado a fondo la lista de nominados y de asistentes deberían tener todas las películas que se van a mencionar. Las chicas no solo hablan de sus proyectos, su tarea es más “intensa”. Dicho esto, algunos de los puntos también le pueden servir a los chicos.

Para empezar cada alfombra roja es un mundo, con sus normas y sus manías. Si te toca la de los BAFTA caerá un comentario sobre la lluvia o la ausencia de la misma en cada entrevista. Eso por no olvidar el eterno comentario de “es un placer estar aquí hoy con todos los compañeros, lo mejor del cine británico está en esta alfombra (a pesar de la lluvia)”.

tumblr_o2jv9tAz1h1r19feno1_540
Fue llegar Cate y ya ni llovía

En la gala MTV Movie Awards la alfombra roja depende en gran medida de la persona que se ocupe de las entrevistas. Puede ser muy formal (o intentarlo) como la de este año.

b51d288248fa7b09_ryan-xxxlarge
Si tú lo dices Ryan

O menos “formal” y con menos ropa que mostrar.

 

En cualquier caso, en la alfombra roja de los MTV Movie Awards se suele conceder uno de los premios y es bueno saberlo para que no te pille de sorpresa.

Sobre lo de la falta de pantalones de alguno, eso hasta se agradece porque si eres la intérprete femenina ya puedes hacer la tarea y aprenderte los nombres de los principales diseñadores, cómo se traducen los tipos de tejidos y aprender un poco sobre joyería y peinados de moda. La alfombra roja no solo sirve para vender proyectos, también es una pasarela que cada año cobra más importancia. Los mejores diseñadores prestan vestidos a las actrices y hay hasta apuestas en internet y artículos enteros sobre quién va a llevar qué en tan magna ocasión.

Por supuesto la pregunta que sabes que va a caer en cuanto aparece una actriz o la mujer de uno de los nominados es:

images (43)
¿Hay algo que pueda comer?

No perdón, esa es la pregunta que se plantea la intérprete cuando finalmente arranca la alfombra roja a eso de la una de la mañana. No sé cómo se me ha colado esto aquí.

Volvamos a la labor de la intérprete. La pregunta que cae siempre es:

tumblr_mir2fhXUTt1qb8lw8o2_r2_500
Dime qué llevas

Aquí depende mucho de la actriz y del contrato que tenga con la marca, puede ser una mera mención o una descripción de lo más detallada. El caso de Jennifer Lawrence es fácil, ya sabes que va de Dior. Pero con el resto puedes vivir al límite y esperar a ver con qué te sorprenden o aprovechar las redes sociales y cotillear. Este año Alicia Vikander lució Louis Vuitton en todas las entregas de premios, por lo que cuando llegó la hora de los Oscars a finales de temporada ya ni quedaba atisbo de misterio. Quizás por eso la entrevistadora pensó que eso no iba a interesar y se lanzó a la pregunta comodín:

giphy2
Al ver tu vestido me viene a la cabeza: ¿qué has desayunado?

En el caso de Rooney Mara hasta se publicaron quinielas. Bastaba con leerlas para tener una idea de por dónde iba a ir los tiros.

rs_634x1024-160225125634-634-rooney-mara-oscar-gown

 

 

Así no te pillaban en un renuncio si el sonido no ayudaba o si el nombre del diseñador tenía sus dificultades a la hora de ser pronunciado.

giphy3
Menos mal que era Givenchy, ¿lo he pronunciado bien?

Y es que esa es otra: el ruido. Hay que tener en cuenta que la alfombra roja va a toda velocidad, los periodistas no logran atrapar a las estrellas más de unos breves minutos y necesitan que en esos instantes digan o hagan algo memorable para que la gente aguante frente al televisor (más si tienen en cuenta la cantidad de gente que está sin dormir en medio mundo). Los fans chillan como si les fuera la vida en ello alrededor y los nominados están muy nerviosos. Esa es una mala receta si lo que queremos es escuchar bien lo que dicen y que ellos vocalicen adecuadamente. Aquí se cruzan voces, se entrecortan mensajes y a veces se hace referencia a cosas que nunca se mencionan por nombre y que tú debes adivinar para que suene lógico en tu idioma. Los pobres que siguen tu interpretación a altas horas de la madrugada se merecen enterarse de lo que pasa de la mejor manera posible.

tumblr_o5efqjDvCn1qh9nffo1_500
¿Qué es lo que ha dicho? ¿Lo has entendido?

Eso por no mencionar que los primeros que van a ser entrevistados en la alfombra, los primeros que llegan a la ceremonia, no son tan conocidos. Los actores y actrices que todo el mundo conoce suelen llegar hacia el final. Esos primeros suelen estar nominados a categorías técnicas que también son importantes pero sus rostros no te suenan tanto (o nada) y rara vez van acompañados del cartel que sí te muestran cuando sale alguien tipo Hugh Jackman. Ahí es cuando tu compañero de cabina y tú tenéis que jugar a los detectives y mientras uno interpreta el otro intenta adivinar por las respuestas a qué está nominado y cuál es su película.

anigif_enhanced-buzz-22490-1361763780-2
¿A qué estás nominado?

Luego está el tema de los nombres que no son ni John ni Michael. Saberte de memoria la lista de nominados es una cosa pero ser capaz de pronunciar de un modo digno y adecuado a cada uno de los elegidos puede ser otra muy distinta y nadie quiere decir mal el nombre de un posible ganador.

tumblr_o0u300ffoD1qi1uh9o3_500
Menos mal que la muchacha grabo un vídeo para enseñarnos a todos a decir su nombre bien.

 

Como siempre, para evitar el riesgo de quedarte en blanco es necesario saber un poco lo que puede salir. Por ejemplo, este año sin duda el tema era el racismo en los premios Oscar. Daba igual si la alfombra en cuestión estaba en Londres o si te tocaban los MTV Movie Awards un mes después de los premios de la academia.

animation (26)
Si ha habido un tema recurrente en 2016 ha sido este.

Este año me han permitido interpretar la alfombra roja de los Oscar (solo la alfombra) y era imposible que no saliera esta pregunta. Aunque no fue la única. Como me tocaban las chicas también se preguntó por el caso judicial de la cantante Kesha y se habló de las primarias.

200_s4

Y se hablo de moda, mucha moda, de rituales de belleza y cosas similares. Algunas preguntas te pillaban tan desprevenida como a las actrices. Porque a las dos de la mañana no esperas que pregunten por el tiempo que una necesita para tener los codos en condiciones antes de ir a la gala.

anigif_enhanced-31943-1424810152-21
Y yo que pensaba que me ibas a preguntar por mi próxima película.

Sabemos que en estas ceremonias todo es posible, desde un oso en las butacas, raps sobre la estrecha relación de Leonardo con ese oso, una kiss cam, Deadpools que bailan con el actor que interpretó a Deadpool, etc.

bear

Así que no debería extrañar a nadie que las alfombras rojas sean aún más curiosas. Los nervios hacen que algunas de las respuestas no tengan ni pies ni cabeza. Los intérpretes tenemos que trabajar con eso, con nuestros propios nervios, el cansancio debido al horario, el hambre (al menos yo) y la responsabilidad de saber que te escucha mucha gente que también tiene sueño.

Empiezas la alfombra con todas tus notas, listas y bolsas de gominolas en una nube de glamour:

tumblr_mirbat8GEC1qbh0eio1_500
Me siento como Beyoncé, ¿he pronunciado bien su nombre?

Y terminas a altas horas de la madrugada algo desmejorada…

oscars_drinking_2

 

Pero siempre con ganas de repetir. La experiencia es impresionante. Las alfombras rojas van a toda velocidad, pasa de todo, las preguntas a veces te dejan sin palabras y la calidad del sonido no siempre es la mejor pero enganchan, será la adrenalina o el dorado de los premios pero acabas como Mark Ruffalo este año, con ganas de llevarte al señor Oscar a casa.

tumblr_o3ao3smMzQ1s3bg8oo1_540

En la variedad está la magia

A menudo la gente se piensa que los intérpretes solo trabajamos en eventos oficiales, en ministerios, reuniones financieras y con diplomáticos. Eso es parte del trabajo y para algunos intérpretes es una de las principales porciones del pastel. Si uno trabaja para un organismo internacional (tanto en plantilla o como autónomo) se centrará más en discursos dentro de ese área. Sin embargo, si uno trabaja para el mercado privado se puede encontrar prácticamente con cualquier cosa. Siempre estoy dando la brasa con la curiosidad necesaria para sacar adelante esta profesión y la variedad de temas que podemos llegar a tratar es el motivo por el que lo hago.

Al echar la vista atrás, como suele pasar el último día del año, me encuentro con unos meses llenos de nuevos retos, clientes que han decidido repetir experiencia y temas de lo más curiosos. No puedo decir que haya sido aburrido, quizás un poco estresante por momentos, pero siempre aprendes algo.

– Premios:

Los pobres que me sufrieron en su día como profesora de interpretación saben lo mucho que me gustan las galas y los discursos de agradecimiento. No sabría explicarlo pero es el riesgo de interpretar un mensaje que no suele durar más de unos minutos pero en los que todo puede pasar. Aquí te lanzas al vacío sin red. El afortunado de turno puede agradecer el premio a sus padres y poco más o empezar a gritar maldiciones en klingon.

El 2015 me ha regalado una de las mejores experiencias que he tenido en esta profesión, la gala de los BAFTA en directo y a pesar de las sorpresas que amenizaron la noche, el subidón de adrenalina es de los que no se olvidan. Además, interpreté a la madre de los Weasley (eso suma puntos).

bafta-ralph--z
Hola, muggles

En una de las últimas entradas ya he hablado de la interpretación del anuncio de los premios Nobel pero lo que no sabéis es que a los pocos días me permitieron interpretar también el discurso de los ganadores del Nobel de la paz de este año y fue aún más impresionante. Interpretación en directo y a través de relé, porque no hablaban en inglés, como es lógico.

Si el relé os pone de los nervios a veces, imaginad la sensación cuando están en directo en la televisión nacional y la intérprete de la que dependes se queda en blanco unos segundos o se va el audio por un problema técnico. Un bloqueo rápido se hace eterno mientras esperas pero fue solo un pequeño instante que nuevamente me hizo pensar en este tipo de interpretación y en cómo debemos siempre esforzarnos por no dejar a nadie sin información, ya sea el público o el compañero en una cabina muy, muy lejana.
2015-12-10 14.10.40
Con la sala a reventar y la gente con el móvil en la mano
– Festivales de música:

Otra novedad de este año ha sido descubrir que se interpretan muchas más cosas de las que imaginaba. También hay una entrada sobre esto por lo que no me extenderé pero es uno de los proyectos más divertidos y curiosos en los que he participado. Es verdad que las entrevistas van a una velocidad nunca antes vista y que acabas con la cabeza como si te hubieras pasado el fin de semana de resacón en Las Vegas pero el momento en el que el técnico de sonido es incapaz de contenerse y se pone a cantar en playback Titanium de David Guetta ante tu mirada atónita no tiene precio. Eso por no mencionar el deseo de cambiar de cascos que se apodera de tu persona después de ver las maravillas que usan estos profesionales (algunos personalizados).
2015-05-04 13.02.19
David en pleno fin de fiesta, antes de las entrevistas
– Arte: 
Para que luego digan que el sector de la cultura no tiene futuro. Todos los años trabajo durante la inauguración de varias exposiciones y es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo. Ese primer paseo por las salas con el artista o el comisario y algunos afortunados de la prensa. Escuchar a los que saben te hace apreciar mucho más todo el trabajo que lleva montar una exposición y las ideas que esconden cada uno de los pequeños detalles que normalmente pasamos por alto. La última ha sido la fantástica exposición de la obra del arquitecto David Chipperfield en el Museo ICO, en pleno centro de Madrid, con maquetas de algunas de sus mejoras obras (se puede visitar hasta el 24 de enero de 2016). El libro que acompaña la exposición es una maravilla y un buen regalo de reyes para los amantes de la arquitectura.
2015-09-30 09.43.53
Este año he repetido con Photoespaña un año más y estaré encantada de seguir esta tradición todas las primaveras porque siempre aprendo algo y nunca me aburro. Este año hemos repasado la fotografía en Latinoamérica y he comentado en el blog mis exposiciones favoritas.
20150601_165749
Korda y sus mujeres revolucionarias
– Medicina:
Mi compañera en estas cabinas, Esther Moreno, puede contar las mil y un historias que nos han pasado este año mientras recorríamos el centro del país de congreso en congreso. Hemos estudiado como si no hubiera un mañana y la recompensa es tener clientes que repiten año tras año y público que vienen a preguntarnos si hemos estudiado la carrera de medicina por lo bien que se han interpretado las ideas y los términos. Si el público no nota las horas de estudio pero se entera de todo y queda satisfecho, es que hemos cumplido el objetivo: hacer que parezca fácil algo que requiere esfuerzo.
– Gamificación:
Ya sé que más de uno estará pensando “ludificación” o cualquier otra opción más castellana pero lo cierto es que este es el tercer año consecutivo que Esther y servidora gamificamos con uno de los equipos más trabajadores que hay. Gente de medio mundo se reúne en Barcelona para hablar de cómo hacer la vida, la educación, la sanidad y el trabajo más interesante y eficaz. Lo bueno de repetir cliente es que ya conoces muy bien el famoso contexto y la terminología guarda pocos secretos, por lo que puedes dedicar todo tu tiempo de preparación a los pequeños detalles que hacen que el resultado final sea aún mejor. Ya estamos listas para el #GWC16
17-11-2015 12-41-07
En el stand de uno de los ponentes que interpreté en el GWC15
Y además de todo esto, el 2015 ha seleccionado temas nuevos para las cabinas que he compartido y los cuadernos de notas que he destrozado: congresos de coctelería, presentaciones de líneas de maquillaje, lanzamientos de vodkas (y no es que lanzásemos la botella a ver hasta dónde llegaba), presentación de colecciones de moda, películas y documentales, psicología, ortodoncia, etc.
2015-10-05 13.12.31
El teatro en el que interpreté a Kat von D en Madrid

Una de las cosas de las que más he aprendido tiene que ver con una experiencia nueva. En primavera me invitaron a dar una charla en una mesa de interpretación en Alicante y por primera vez me interpretaron. Técnicamente me han interpretado antes los compañeros cuando hacemos relé, pero en este caso yo era la ponente y me temo que cometí todos los errores típicos de los ponentes: hablar demasiado rápido, meter chistes locales y chascarrillos y torturar al intérprete hasta el agotamiento. Menos mal que eran gente muy maja y en el descanso me perdonaron con un vaso de horchata en la mano.

Lo que intento con esta entrada es dar las gracias al 2015 por darme tantos proyectos interesantes que me han obligado a ponerme las pilas y currar para sacarlo todo adelante. Ha sido genial, a pesar del cansancio en días puntuales. De todos modos, aunque no hayan salido todos los proyectos que quería ni haya sido capaz de cumplir todos los objetivos de mi lista para el año, tal y como dice Murakami cada vez que anuncian el Nobel de literatura:

 

IMG-20151009-WA0003

 

Mucha suerte con el 2016, que nos traiga muchas cabinas, algunas en sitios con ventilación y visibilidad (y todo), que nos permita probar cosas nuevas, repetir clientes, aprender y mejorar. Gracias por leer este blog en 2015 y espero tener más historias que os puedan interesar el año que viene.

 

Una gala de máscaras

Entre enero y febrero la industria del cine internacional reparte premios sin descanso. Todos conocemos los Oscar, porque el muchacho calvo, dorado y con una espada que le cubre las joyas de la corona, es todo menos tímido y hace mucho ruído. Sin embargo, no es el único premio, ni la única gala que se puede disfrutar si a uno le gusta el cine, le flipan las alfombras rojas con sus flashes y esos posados anatómicamente complejos y es un estudioso del uso del lenguaje y los suspiros en los discursos de agradecimiento.

Lo reconozco, hay algo que me engancha en esos discursos que deberían ser breves pero que casi nunca lo son. Los hay de muchos tipos y todos plantean distintas dificultades a los intérpretes:

– Los que quieren ser breves porque saben que es lo que deben hacer y son gente cumplidora.

(Van al grano y lo suyo es no perder detalle ya que han hecho el esfuerzo).

– Los que no pueden controlar los nervios y aunque prepararon un discurso bueno, acaban llorando y gritando nombres sin orden ni concierto.

(Los nombres son el mal en estos casos pero si balbucean ya es para nota saber a quién han mencionado).

 

Oscar-crying

 

– Los hay divertidos, originales y a toda velocidad como el de Jared Leto en los Independent Spirits Awards en los que le dio las gracias literalmente a todos y todo lo que existe en la faz de la Tierra. Agradeció a todas las mujeres con las que había estado, con las que esperaba estar y también a aquellas que aseguraban haber estado con él, además de a los burritos caseros y la mantequilla vegana.

(Aquí no tengo palabras, se las quedó todas Jared).

 

¿Se me ha olvidado alguien?
¿Se me ha olvidado alguien?

 

– Los que pasan de todo, porque acaban de ganar y es su momento de gloria. Aquí el mejor ejemplo es Meryl Streep en cualquiera de las galas en las que la premiaron por ser una dama de hierro pero quizás la mejor tuvo lugar en Londres, cuando al subir a por su galardón se dejó un zapatito en los escalones y tuvo que acudir Mister Darcy en su ayuda.

 

Se te ha caído algo
Se te ha caído algo

 

Es lo bueno que tienen los premios de la academia británica del cine, los BAFTA, que tienen a Colin Firth para solucionar entuertos. Por supuesto, ¿cómo arranca una su discurso después de algo así?

 

Con estilo
Con estilo

 

El pasado domingo se entregaron los BAFTA 2015 y, por primera vez, se retransmitió la gala en España en el canal TCM. Es una gala curiosa, no sé si alguna vez la habéis visto pero dura dos horas exactas, ni un minuto más ni uno menos. Parece casi imposible pero tiene truco. La gala no se emite en riguroso directo y BAFTA lo explica muy bien en su web. Arranca hora y media antes y aprovechan ese tiempo para preparar un montaje que es lo que luego se emite, eligiendo solo algunos de los premios que se verán en televisión y haciendo un resumen rápido del resto que se puede ver tras la entrega del último BAFTA.

 

 

Film 2015 poster (1)

 

El premio que se llevan a casa los afortunados galardonados no es un cabezón como en los Goya o un oso como en la Berlinale, es una máscara, que en opinión de Patricia Arquette, se parece a la de Mordred en la película Excalibur.

Algo de razón no le falta
Algo de razón no le falta

 

Es una gala con menos actuaciones y “espectáculo” que en Hollywood pero cuenta a su favor con un horario más compatible con tener que levantarse el lunes para ir a trabajar, dado que empieza a las diez y no supera ese límite de dos horas.

 

Además de contar con esta maravilla de carteles
Además de contar con esta maravilla de carteles

 

¿Cómo es interpretar la gala de los BAFTA? Pues es una experiencia única y muy interesante. Te toca estudiar como en cualquier trabajo pero si te gusta el cine, ese estudio es un placer. Lo bueno es que los Globos de Oro ya se han entregado y puedes analizar los discursos de agradecimiento de los ganadores, dado que muchos pueden repetir al otro lado del charco.

Pero si la gala ya ha empezado antes de la emisión, ¿no sabes quién gana? Antes de las redes sociales no se sabía, BAFTA se encargaba de mantener el secreto hasta que empezaba el programa pero con Twitter las cosas se han complicado tanto que la organización de los premios ha reconocido que es absurdo luchar contra la marea y ellos mismo publican en Twitter los ganadores. Si uno es espectador puede optar por no mirar y dejarse sorprender, si uno es el intérprete puede consultar los ganadores para ir dejando las fichas de películas a mano antes de que arranque la emisión. Una vez empieza el programa ya no tienes tiempo para mirar redes sociales, el show empieza y no puedes despistarte.

 

bafta end

 

En el fondo lo que más nos gusta de estos eventos es el poder ver a los actores, a los que admiramos y a los que no, escuchar los discursos y, en el caso de los BAFTA, disfrutar del magnífico monólogo con el que Stephen Fry abre la ceremonia desde hace 10 años. El mismo presentador durante una década y aún así su discurso de apertura nunca decepciona.

 

Fry

 

Ahora pasemos a la gala. Además de dos intérpretes, uno para las voces masculinas y una para las chicas, hay periodistas especializados en el séptimo arte que comentan los premios y las nominaciones. Este año Juan Zavala y María Guerra nos dejaron con la boca abierta con todo lo que saben de cine, impresionante. Lo que pasa cuando el presentador es Stephen es que el compañero trabaja mucho más, porque las voces masculinas son su territorio. Menos mal que los premios suelen anunciarlos muchas veces parejas de actor y actriz.

 

Uno de los Juegos del hambre para cada uno
Uno de los Juegos del hambre para cada uno

 

Tanto si ya sabemos o no quiénes son los premiados, el trabajo del intérprete en televisión siempre viene marcado por un factor clave: la velocidad. No creo que nadie se sorprendiese cuando Patricia Arquette ganó el BAFTA, era lo que se esperaba, pero el discurso no lo tuitean, por lo que te enfrentas al mismo como a cualquier interpretación simultánea, con notas en post-it y ganas de hacerlo bien.

¿Es divertido? Mucho, sobre todo cuando ya ha terminado y ha salido todo bien. Tienes que estar muy concentrado durante la gala pero el ambiente en este tipo de proyectos es muy positivo. Además todo el esfuerzo vale la pena cuando te toca interpretar a Jualianne Moore, enfundada en un vestido rojo de Tom Ford en el que no queda espacio libre ni para llevar las llaves de casa, decir: “tengo hambre”.

¿Repetiría? Sin lugar a dudas, siempre que tenga la oportunidad. Me encanta el cine y este tipo de ceremonias y seguiré viéndolas sea o no la que las interprete.

Por si alguien se ha quedado con ganas de interpretar un discurso de agradecimiento o si simplemente se muere por saber qué hizo Meryl después del rescate de su zapato, os dejo un vídeo en inglés de los BAFTA de 2012, mientras esperamos que llegue 2016 con más premios.

 

Entre nominados está la intérprete

Decidí dejar de dar clases el verano pasado después de casi ocho años y ahora que ya estamos en plena época de premios de cine es cuando más lo echo de menos.

Todos los años aprovechaba la conocida como Award Season en inglés para llevar vídeos a clase con discursos de agradecimiento de lo más pintorescos y creo que aún existe el grupo de antiguos alumnos afectados por tener que interpretar el discurso de inicio de los Oscar en el que Hugh Jackman canta y baila.

 

La culpa fue de Hugh
La culpa fue de Hugh

 

La primera vez que fui consciente del trabajo de un intérprete fue en una retransmisión de la gala de los Oscar en directo, una madrugada hace miles de años (Matusalén y yo no nos perdemos los Oscar casi nunca). De hecho, si echamos un vistazo a Twitter el día después de una gala de este tipo, siempre hay comentarios sobre los intérpretes, cosa que no suele pasar a diario. Vale, es verdad que esos comentarios suelen ser todo menos positivos, pero poco a poco.

Uno de los problemas es que mucha gente que ve estos programas no sabe distinguir entre interpretación y doblaje. No es lo mismo si tienes el guión delante y tiempo para repetir algo si no ha quedado perfecto, que si te enfrentas a un presentador dispuesto a soltar una media de 3 chistes por frase a toda pastilla a eso de las dos de la madrugada (hora española) sin avisarte previamente de por dónde pueden ir los tiros.

Los críticos-cinéfilos de Twitter opinan que es un trabajo muy fácil y les animo a que prueben a hacerlo en directo, sin desfallecer y sin guión. Es complicado, si bien a su favor juega que es una de las cosas más divertidas que te pueden encargar y el trabajo con el que soñamos muchos intérpretes. Es uno de los objetivos que tengo en mi plan a largo plazo: interpretar los premios Oscar.

Cuáles son los elementos clave que debe tener en cuenta un intérprete ante un reto de este tipo:

La voz. Siempre es importante para un intérprete pero más si te van a escuchar en la tele o en la radio. La voz lo transmite todo y además debe sonar bien, segura, con buena entonación y excelente vocalización.

La velocidad. Si este es uno de los puntos en los que tenéis problemas, las galas televisadas no son el trabajo ideal. Si un ponente ya habla rápido en cualquier circunstancia, en la tele las cosas van aún más deprisa. El tiempo es oro y un programa de esta categoría es un AVE hasta el final de trayecto.

Los chistes y referencias culturales más o menos locales. Hay escándalos que conocemos todos, independientemente de nuestro lugar de residencia, pero hay bromas sobre políticos de un país que ya exigen un nivel de cotilleo internacional más experto. Las bromas son un campo minado en las entregas de premios. Algunas las entiendes pero no te da tiempo a traducirlas correctamente, otras las entiendes pero al ser juegos de palabras se van a perder en tu idioma y finalmente, hay bromas que no entiende ni el público, mucho menos tú.

 

 

Ahora, interpreta eso.

 

La preparación. Como pasa con cualquier trabajo, nada sale bien sin horas y horas de estudio previo. Los intérpretes tenemos que preparar el glosario para cada proyecto y una gala de este tipo no es una excepción. Por lo pronto tienes que tener un listado con todos los títulos en inglés y al lado la correspondiente traducción al castellano que le han otorgado en tu país (en mi caso: España).

No todas las películas tienen el mismo nombre en castellano. En 1991 en España se vio el Silencio de los corderos y en Argentina, Colombia y Venezuela se estrenó el Silencio de los inocentes. Eso por no mencionar que la elección de la traducción de los nombres de las películas es en ocasiones todo un misterio.

 

Clarice...
Clarice…

 

Este año he interpretado en directo para un canal de televisión el anuncio de las nominaciones a los Oscar (me voy acercando al objetivo profesional antes mencionado). Dudo que nadie de los que lo hayan escuchado se imaginen la preparación que eso conlleva. Tienes que consultar todas las quinielas que se publican y preparar fichas de todas esas películas dentro de cada una de las categorías. En directo la idea es evitar las sorpresas o el riesgo de quedarte en blanco, así que cuanto más prepares el material, menos opciones habrá de que digan una película que no te suene de nada.

Este año en concreto he tenido que pelearme con las traducciones de los nombres de algunas de las películas. Unos se quedaban en inglés sin más, otros en inglés con un subtítulo en español entre paréntesis, otros eran un híbrido entre los dos idiomas y otros en castellano. Vamos, había de todo como en botica.

 

Una de las quinielas consultadas
Una de las quinielas consultadas

 

Solo entre los posibles nominados a mejor director nos encontramos con:

– Boyhood (momentos de una vida)

– Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia

– The imitation game o descifrando enigma (sí, este es su título en España)

– El gran hotel Budapest

– Selma

– Whiplash

– El francotirador

– La teoría del todo.

 

Menos mal que pusieron el nombre completo en inglés
Menos mal que pusieron el nombre completo en inglés

 

Pero lo mejor viene cuando juntas estos nombres tan cortitos y fáciles de pronunciar con la velocidad a la que se anuncian las nominaciones en televisión. Este año por primera vez se han leído las 24 categorías con todos sus nominados en menos de 45 minutos. Imaginaos lo bien que te vienen estas traducciones cuando te toca la nominación a mejor actriz de reparto.

 

Otra de las quinielas
Otra de las quinielas

 

¿Es divertido interpretar las nominaciones a los Oscar? Mucho, va a toda caña y vives con el terror de pronunciar mal el nombre de Benedict Cumberbatch pero es una experiencia muy recomendable si además de ser intérprete te encanta el cine. Eso sí, no estaría mal conocer al que decide las traducciones de los nombres de las películas e invitarle a un té con tarta para charlar tranquilamente.

 

En cabina con la chuleta cerca
En cabina con la chuleta cerca