WISER TERPS en Bruselas

En 2013 publiqué una entrada sobre el curso de verano para intérpretes de la universidad Heriot Watt bajo el título de Crónicas escocesas: juego de cabinas.

En 2014 fue el estreno de la segunda temporada de juego de cabinas, en la que hablé sobre el taller intensivo de práctica para intérpretes de WISE Valencia.

En 2015 cambiamos de serie (como fuente de inspiración) y le tocó el turno a WISE is the new black (WITNB)  o WISE Bruselas.

Este año me he dejado llevar por el amor a los ochenta que reina entre los seriéfilos este verano: WISER TERPS o WISE Bruselas 2016.

Muy bien, muy bien, pero ¿qué es WISE?

Me encanta que me hagas esa pregunta, estimado lector, ahora ya sé que es tu primera visita a este blog, pero no pasa nada. WISE son cinco días de talleres de mejora y actualización para intérpretes. La idea la tuvieron Joe Burbidge y José Sentamans y se basa en la “interpretación colaborativa” de la que hablaba Paola Casati en la anterior entrada.

14142039_10153628359526612_4062199680661599213_n
Un grupo de Wiser Terps con ganas de practicar y colaborar

Por si eso no es suficiente información, os dejó aquí el enlace al artículo que escribí sobre WISE para La linterna del traductor.

Este año WISE Bruselas volvió a celebrarse en la universidad KU Leuven en el campus de Bruselas. Disponíamos de una sala con 11 cabinas, otras cinco cabinas en el auditorio y dos salas para consecutiva.

2016-08-24 13.17.24
Este año además de sol ha hecho un caloret del bueno

Como el año pasado, en Bruselas los idiomas de trabajo eran: español, inglés, italiano, alemán, francés y neerlandés. Al contar con tantas cabinas era posible hacer prácticas de directa, inversa (retour) e incluso hacer relé si tenías un descanso en el programa. Personalmente no he tenido tiempos muertos en esta edición, pero lo de aprovechar los huecos para hacer relé me parece una opción jugosa. Este año he hecho varias veces relé en el trabajo y practicar más no viene mal.

2016-08-23 11.09.00
Sala de simultánea con 11 cabinas

 

Donde sí que tenías que hacer relé era en los debates multilingües que se organizaron hacia finales de la semana. Cada “ponente” hablaba en su lengua materna y si el nivel de neerlandés que obtuviste después de estudiar en Utrecht no pasa de fiets kopen, lo mejor que puedes hacer es aprovechar que hay una cabina neerlandés-español y pasar la información al inglés para el resto de los compañeros. Aunque con el relé siempre te puedes encontrar con pequeñas joyas si tienes la oportunidad de escuchar a las distintas cabinas. Por ejemplo, cuando un ponente da una discurso en neerlandés sobre la situación de la Costa Brava, que ha analizado durante unas recientes vacaciones, y una cabina interpreta que viajó acompañado de una niña, otra cabina opina que era una novia bajita, otra asegura que en realidad era una enana y la última cabina se detiene un segundo al escuchar que ha viajado con una gallina. Esto nos recuerda lo importante que es ser preciso cuando eres la cabina de la que dependen las demás o puedes acabar confundiendo a los compañeros.

2016-08-24 15.57.12
Cabina de neerlandés con vistas y el resto son puntje, puntje, puntje

 

La clave del WISE es precisamente eso: el trabajo en equipo, el compañerismo. Unas veces te toca ser ponente, otras interpretas y el resto del tiempo escuchas, anotas y ofreces feedback a los que están interpretando. Es una sistema que funciona si todos se comprometen y cumplen con su parte. Si algo han hecho bien Joe y José es seleccionar gente que se toma en serio la idea de mejorar y cada uno aporta una visión única y diferente.

2016-08-25 15.17.31
Ronda de feedback después de una sesión de simultánea en el auditorio.

¿Qué puede sacar un intérprete profesional de WISE?

Estos talleres están pensados para pulir destrezas o reforzar lenguas C. Normalmente lo de experimentar en el trabajo no es algo que se nos cruce por la cabeza pero si no practicas es imposible hacer que tu lengua C brille. ¿Cómo puedes mejorarla? Durante los picos altos de trabajo es especialmente complicado. El tiempo libre escasea y prefieres descansar y cargar pilas. En las épocas de menos trabajo sueles hacer algún cursillo de lengua, leer libros y ver alguna serie pero no es lo mismo que interpretar. Si algo tenemos ya claro después de currar unos años es que hablar idiomas no es lo mismo que interpretar una conferencia. Claro que lo de interpretar en cabina para poner a prueba tu dominio de una lengua C se complica cuando ya no estás en la universidad. Las horas de prácticas en casa con audios en el ordenador ayudan pero no son exactamente lo mismo. En mi opinión, este es uno de los mayores atractivos de WISE y ver la mejora verano a verano me motiva muchísimo.

14095946_10153628359396612_1323431270969344984_n
Dos españoles en la sesión de italiano.

Tampoco está nada mal lo de pulir el acento y las construcciones en tu lengua B gracias a la presencia de intérpretes nativos en ese idioma. No hay nada más peligroso que pensar que lo sabes todo, especialmente si llevas años hablando ese idioma; siempre te queda algo por mejorar y es posible que lleves media vida pronunciando algo rematadamente mal.

post-51004-thank-you-for-correcting-my-en-sc5g
Hay que saber aceptar las críticas constructivas sin flagelarse en exceso.

Al inicio de la semana Joe nos recordó que el feedback debía ser serio, constructivo pero no demoledor. La idea es aprovechar lo que todos tenemos y poner en común nuestros años de experiencia para seguir avanzando.

2016-08-24 09.39.43
Joe dando instrucciones a intérpretes entregados.

¿Qué temas se tratan? Literalmente cualquier tema que te puedas imaginar. Me obsesiona preparar a fondo los proyectos para dar el mejor servicio posible pero resulta liberador lanzarme a la piscina con temas tan diversos sin preparación previa (sobre todo porque no es con clientes).Trabajar sin estudiar antes me permite poner a prueba el vocabulario que ya tengo archivado en la memoria y buscar alternativas en casos de atasco mental o imposibilidad técnica. Quizás mi opción de “el animal que se parece a una oveja pero no lo es” no es el mejor de los ejemplos pero os aseguro que en la vida se me olvidará de nuevo que “cabra” en inglés es “goat”.

También es curioso convertirte en ponente, te obliga a vocalizar más, modular y controlar la velocidad. Te pones al otro lado. Los organizadores nos piden que preparemos al menos seis discursos y todos tendemos a hacer los mismo: elegir discursos similares a los que no tocan en el trabajo o a hablar de nuestras pasiones.

2016-08-25 14.50.01.jpg
A veces hacen discursos que no puedes rechazar

 

Este año las aulas se han llenado de discursos sobre narcos, surf, terremotos (la actualidad manda), trenes, bicis (Joe no habría sido feliz de lo contrario), feministas, antifeministas, pro y anti Brexit, dietas mediterráneas, hipopótamos, políticas, Margaret Atwood, la defensa de la identidad cubana del mojito y hasta hemos podido interpretar parte de la letra de un musical con acento escoces:

How does a bastard, orphan, son of a whore and a
Scotsman, dropped in the middle of a
Forgotten spot in the Caribbean by providence
Impoverished, in squalor
Grow up to be a hero and a scholar?

The ten-dollar founding father without a father
Got a lot farther by working a lot harder
By being a lot smarter
By being a self-starter
By fourteen, they placed him in charge of a
Trading charter…

tumblr_o05psk8cpl1qzxjq9o1_500
Hamilton no solo es el musical de moda en la Gran Manzana

Este verano, debido a las altas temperaturas, descubrimos que los belgas no son muy aficionados al aire acondicionado. Sí, habéis leído bien, hacía un calor infernal en Bruselas. Ahora imaginad una sala llena de intérpretes quemando neuronas todo el día para aprovechar los cinco días de práctica a más de 30 grados con humedad y comprenderéis que a eso de las cinco y media era necesario escapar de las cabinas ante el riesgo de que sanidad las clausurase por considerarlas zona de vertido tóxico.

uya0b2e
Ese olorcillo a cabina habitada a media tarde que todos conocemos.

Como siempre Joe y José prepararon una cena y una fiesta para el final de la semana pero el compañerismo nos llevaba a muchos a cenar juntos a diario para seguir comentando las jornadas en equipo.

2016-08-23 21.31.21
El calor pedía a gritos un poco de terraza.

Incluso algunos de los intérpretes WISE decidieron aprovechar la técnica de la toma de notas para echar una mano a los camareros más remolones.

 

WISE es una buena experiencia si quieres mejorar destrezas, experimentar, escuchar opiniones de profesionales con los que no sueles trabajar y hacer un poco de networking. El año que viene habrá otras 3 oportunidades de formar parte de la creciente familia WISE, pero os advierto que el que lo prueba repite.

wise-bruselas (2)

#LeedsENIT o la interpretación colaborativa

Todos los veranos intento incluir en este blog algo de información sobre cursos u opciones de prácticas de interpretación. Es una época de menos trabajo, que nos permite invertir tiempo, dinero y esfuerzo en seguir mejorando y puliendo destrezas.

¿Hay que hacer cursos constantemente? Si tan solo el dinero y el tiempo nos lo permitiese, en ese caso diría que sí. Sin embargo, si la situación no es tan favorable, al menos deberíamos hacerlo cada cierto tiempo. El mercado es cada vez más competitivo y los clientes más exigentes. Quizás sea cosa mía, pero me parece más interesante destacar por calidad que por “mejores” precios y para poder destacar no queda otra que formarse y trabajar.

 

Además, no todas las opciones son necesariamente caras, hay un poco de todo y el abanico de posibilidades aumenta en los últimos años gracias a la generosidad y visión de compañeros de profesión. Ya hemos hablado aquí de WISE y de la labor de Joe y José, este verano repito por tercera vez y ya os contaré qué tal, pero esta entrada va a tratar de otra opción de prácticas con feedback y espíritu de colaboración que ha creado un Wisero e intérprete en activo, Andrea Alvisi, para los interesados en trabajar con la combinación italiano-inglés. Iba a explicar un poco de qué es, pero Clara Guelbenzu de Bootheando lo ha hecho de lujo en su blog, así que os dejo el enlace y así podemos pasar a la entrevista.

Paola Casati es una intérprete – traductora italiana que trabaja con inglés (es una romana que vive en Inglaterra), español (con un acento madrileño que ya querrían muchos) y francés. Nos conocimos en otro curso de mejora en Edimburgo y ha sido Wisera en Valencia.

Leeds
Paola Casati

– WISE, curso de Edimburgo, años en activo. ¿Por qué te decides a hacer una semana de prácticas en Leeds con otros intérpretes?

Creo que en esta profesión la formación continua es algo imprescindible y siempre hay que seguir aprendiendo y mejorando. Practicar con otros intérpretes es una buena manera de entrenar en un entorno relajado, creo que se aprende muchísimo de la forma de trabajar de los demás. Personalmente, intento aprovechar cualquiera oportunidad que se presente para reciclarme, mejorar y reforzar el retour al inglés; por eso, cuando se presentó la oportunidad de participar en una nueva opción de prácticas EN<>IT organizada por Andrea Alvisi en la Universidad de Leeds me apunté sin dudarlo. El espíritu de colaboración que está adquiriendo fuerza en el sector es algo verdaderamente positivo. Siempre viene bien conocer a nuevos compañeros, hacer red (networking) e intercambiar conocimientos. ¡Es la nueva era de la interpretación colaborativa!

1150880_10201712411152759_312433625_n
Foto de Paola de nuestros días de concabinear en Escocia

 

 

– ¿Puedes contarnos un poco cómo era la dinámica de las prácticas? En plan, un resumen de cómo era una jornada en Leeds paso a paso para aquellos que se estén planteando ahora si les interesa para futuras ediciones.

Las prácticas se desarrollaron a lo largo de 2 semanas, de las 10 de la mañana a las 5 de la tarde, de lunes a viernes. En mi caso, participé durante la segunda semana. Se habían fijado algunos temas para preparar discursos en consecutiva y simultánea, entre otros: alimentación, economía y finanzas, economía colaborativa, energía nuclear, etc. Los participantes, un grupo de 10-11 profesionales y estudiantes, teníamos que indicar en una hoja de Google compartida y dividida día por día el tema del discurso que íbamos a dar. Normalmente a cada participante le tocaba preparar 3-4 discursos (6-8 minutos en consecutiva y 10-15 minutos en simultánea) alternando discursos en inglés e italiano. Para practicar en los discursos en simultánea, uno entraba en una cabina mientras los demás se quedaban de público para escuchar la interpretación y dar feedback at terminar. Durante los discursos en consecutiva, interpretábamos por turnos y recibíamos feedback individual al acabar. El miércoles por la mañana también hicimos una mock conference (conferencia simulada) con tres ponentes que desarrollaron un debate de manera espontánea y otros tres compañeros que se ocuparon de interpretar en simultánea. Fue muy entretenido y probablemente lo más cercano a una situación real de trabajo.

– ¿Este tipo de prácticas te permite conocer mejor tus puntos fuertes o se centra más en ver dónde falta seguir trabajando? 

Creo que permite las dos cosas: te permite conocer tus puntos fuertes y tus debilidades. Es un verdadero intercambio de opiniones sincero y constructivo. En la escucha se apunta de todo un poco: ritmo, desfase, terminología, self-monitoring (cuando no te escuchas), calcos, omisiones, errores de interpretación, etc. El feedback que he recibido ha sido verdaderamente útil para entender dónde tengo que seguir trabajando.

Leeds 3
Se aprende con la práctica

– ¿Qué es lo mejor de este tipo de iniciativas y qué se podría mejorar? ¿Qué te llevas de la experiencia?

Lo mejor de iniciativas como esta es la posibilidad de aprender los unos de los otros en un entorno neutral y sin pretensiones de competir. Me llevo el aprendizaje, el feedback constructivo y la suerte de haber conocido a grandes personas y profesionales. Es más, es posible utilizar unas estructuras muy avanzadas: la universidad de Leeds es impresionante (el campus tiene un supermercado, tiendas, biblioteca, cafetería y una terraza o roof-bar). El aula de interpretación tiene un sistema moderno, con consolas individuales para mantener debates y practicar con conferencias simuladas y cuenta con 7 cabinas insonorizadas.

Leeds 4
En cabina

– Confiesa, ¿era todo trabajo o había tiempo para beer o’ clock?

Bueno considerando que durante mi semana en Leeds hubo una verdadera ola de calor y que los mismos ingleses se sentían como en Benidorm, los intérpretes estábamos más sedientos que nunca, así que alguna (ginger) beer o’clock sí que cayó y aprovechamos para estar un poco al aire libre y tomar un poco el sol ente una sesión y otra. En algunos descansos, Andrea nos mimó con sus divinas tentaciones de chocolate. Siempre se interpreta mejor con un poco de chocolate en el cuerpo 🙂

Leeds 2
La terraza en el techo.

 

– La idea de que se aprovechen las aulas de interpretación durante las vacaciones de verano me parece brillante. ¿Te gustaría que alguien se lanzase en más países y con más combinaciones? ¿Qué tipo de curso te gustaría hacer el año que viene? ¿Existe ya o alguien tendría que inventarlo?

No podría estar más de acuerdo, una idea verdaderamente brillante. Teniendo en cuenta lo importante que es seguir formándose al acabar la carrera, no estaría mal crear una red de ‘interpretación colaborativa’ internacional y que las universidades pusieran sus estructuras a disposición de los grupos de prácticas. ¿Un curso me gustaría hacer el año que viene? No sé, tal vez un curso que me permita practicar todas mis combinaciones en un sector especializado, como el médico o jurídico. Lo importante es avanzar.

 

Intérpretes por el mundo: Brasil

Brasil es un país que ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años. Hoy en día, nos encontramos con ponentes brasileños de todos los sectores: negocios, académicos, política y científicos. No es de extrañar entonces que Brasil y China sean los dos países que más se han mencionado en la mayoría de proyectos de interpretación en los que he trabajado estos últimos tres años.

Además, cuando pienso en los grandes eventos internacionales que ya han tenido lugar en Brasil o en los que se celebrarán en este país en un futuro cercano, lo primero que me viene a la mente es la palabra mágica: intérpretes.

 

Ahora mismo tengo miles de preguntas sobre el mercado, las nuevas oportunidades y las opciones de formación disponibles, pero sé muy poco sobre Brasil. Por ese motivo, cuando uno quiere respuestas, lo mejor que puede hacer es preguntar a los expertos.

 

El blog cuenta con la ayuda de dos intérpretes profesionales: Richard Laver (PT y EN A; ES C) y Raquel Schaitza (PT A; EN B). Los dos llevan interpretando más de 20 años y en los últimos tres años se han centrado también mucho en la formación. Ellos, van a dar respuesta a nuestras preguntas y además compartirán información sobre buenas oportunidades de formación para los compañeros que ya trabajan con portugués o los que aún necesitan un poco más de ayuda (los que tienen portugués como lengua “D”), así como opciones para los intérpretes brasileños que tienen ganas de mejorar sus destrezas.

You can read the English version of this interview here: English

– Primera pregunta: ¿Nos podéis contar el motivo por el que tomasteis la decisión de convertiros en intérpretes? ¿Dónde recibisteis la formación? ¿Cómo era el mercado en Brasil cuando empezasteis?

Raquel:

Si ahora apenas hay algunas oportunidades de formación en un país como el Brasil actual, imaginad lo complicado que era hace 27 años en Curitiba, que es donde yo vivo. Diría que empecé a trabajar al estilo Nuremberg, en una conferencia sobre ciencia forestal debido a que mi marido trabaja en el sector y los organizadores sabían que yo era traductora, por lo que llegaron a la conclusión de que también podría hacer interpretación simultánea. Aunque les avisé que ese no era el caso, insistieron en que tenían poco presupuesto y no podían pagar los vuelos necesarios para traer profesionales de Rio o São Paulo (el presupuesto era tan limitado que la transmisión se hizo a través de una estación de radio pirata). Estaban dispuestos a contratar a  cualquiera interesado en enfrentarse al reto. Bueno, encontré a otro intérprete cualquiera, mi gran amiga Patricia Tate, que ahora es una intérprete AIIC y reside en Rio. Juntas nos estrenamos cabina y por lo menos nadie nos abucheó. Al principio no trabajaba más de 10 días al año, pero esto fue mejorando de manera gradual. Abrí mi propia empresa de interpretación y fuimos los únicos intérpretes en nuestro mercado durante varios años. Mientras tanto y hasta la fecha, siempre he buscado oportunidades de formación para compensar mi falta de inicial de estudios formales. Es más, esta es la razón por la que empecé a formar intérpretes: quería que aprendiesen en el aula lo que yo tardé años en aprender sobre la marcha. Me habría sentido mucho más segura si hubiera podido recibir formación universitaria. Eso por no mencionar el hecho de que los intérpretes con una formación adecuada suelen entender la profesión de forma más seria y esto no solo les beneficia a ellos, sino que es positivo también para los compañeros, los clientes y el mercado en general.  

 

Richard:

Mi madre es intérprete y en parte por eso nunca quisé ser dedicarme a la interpretación. Cuando empecé, el mercado estaba en un excelente momento dado que muchas de las empresas públicas estaban siendo privatizadas y la mayoría habían sido adquiridas por empresas extranjeras. Esas adquisiciones dieron lugar a muchos días de cabina. No contaba con formación universitaria pero gracias a que trabajé con grandes intérpretes al inicio y durante muchos días seguidos, puedo decir que obtuve lo que se conoce como una formación en el puesto de trabajo.

 

– Ahora que os conocemos un poco mejor, ¿qué podéis contarnos sobre la evolución del mercado para los profesionales autónomos en el país estos años? Los negocios entre Brasil y el resto del mundo no han hecho más que crecer en estos cinco años, eso ha tenido que dejar marca en nuestro sector.

 

Raquel:

Sí, en realidad el 99% del mercado es autónomo. Richard y yo trabajamos en distintos entornos, pero en mi caso, en el sur de Brasil, el mercado ha crecido mucho, aunque los clientes saben muy poco sobre la interpretación profesional. Casi todos son como mi primer cliente hace casi 30 años, es decir que están dispuestos a contratar a cualquier que hable dos idiomas. Por supuesto, quieren pagar lo menos posible. Por lo que tenemos que trabajar mucho en educar a los clientes y el problema no se centra tanto en las condiciones de trabajo, porque normalmente no hay que pelear por las cabinas, los horarios o la necesidad de tener dos intérpretes. El problema es que encuentran con facilidad a alguien que habla dos idiomas y se ofrece a hacer lo mismo (o eso se supone) por un 30% menos de lo que cobra un profesional. Es complicado convencer al cliente que NO es lo mismo. Así que tenemos que competir tanto con profesionales como con amateurs y esto nos obliga a tener habilidad para negociar y ciertas destrezas de negocios que no siempre tenemos. Una cosa interesante en la que me he fijado a lo largo de los años, es que antes trabajábamos principalmente para conferencias internacionales de alto nivel, pero ahora hay muchas reuniones pequeñas que contratan intérpretes. Estas son empresas que, por ejemplo, en el pasado no habrían traído nunca a un extranjero a impartir formación a los empleados pero que ahora lo hacen. Me encanta este tipo de trabajos en los que realmente nos necesitan y valoran nuestra labor.

 

Richard:

Brasil ha crecido mucho en los últimos años y esto se ve en el mercado y, por tanto, en el número de intérpretes. El número total de días de trabajo está aumentando para un mayor grupo de intérpretes. Creo que tenemos los mismos problemas que se ven en casi todos los mercados del mundo, en los que los clientes pueden encontrar servicios más baratos ofrecidos por intérpretes no profesionales que hablan idiomas, pero carecen de formación y a veces tienen muy poca experiencia. Un número importante de brasileños no son bilingües y creo que nuestro trabajo se valora, pero no vendría mal que clientes y el público en general comprendiera la diferencia entre un intérprete que es profesional y uno que no lo es.

 

– Ya hemos mencionado los eventos internacionales, la Copa del Mundo tuvo lugar este verano y los Juegos Olímpicos se celebrarán en Río en 2016. ¿Qué nos podéis contar sobre esto?

Raquel:

Voy a dejar que Richard responda esta pregunta, él vive en Río, trabajó para la FIFA durante la Copa del Mundo en julio y ya está trabajando en los eventos que se están organizando para los Juegos Olímpicos de 2016.  Mi papel es intentar ofrecer oportunidades de formación para que tengamos más intérpretes profesionales, en lugar de «hablantes de lenguas extranjeras», preparados para trabajar no solo para las olimpiadas, sino para cualquier cliente que necesite interpretación en Brasil.  

 

Richard:

 Un año antes de la Copa del Mundo, me entrevistó uno de los principales periódicos de Brasil y mencioné que no pensaba que este tipo de eventos nos fuera a dar más trabajo. Muy pocos intérpretes trabajaron durante o para la Copa del Mundo porque muchos de los hoteles y los organizadores estaban tan ocupados que apenas se dedicaron a organizar otros congresos durante ese periodo de tiempo.

Creo que la situación será muy parecida, salvo quizás en otras zonas de Brasil, donde las Olimpiadas no tengan el mismo impacto que en Río. Así que, a diferencia del mundial de fútbol, quizás si se celebren otras conferencias.  

 

– Vamos a volver a uno de mis temas favoritos: la formación de intérpretes. ¿Qué podéis contarle a los lectores sobre la formación en Brasil en estos momentos?

Los programas más tradicionales en Brasil los imparten las Universidad Católicas en Río  y en São Paulo. Los dos programas figuran en el directorio AIIC. Otro programa de formación lo ofrece una escuela privada,  Associação Alumni. Aparte de esto, hay varios programas como los de la Universidade Estácio de Sá y programas cortos de formación como los nuestros.

Raquel imparte un curso de Introducción básica a la interpretación de conferencias en Curitiba, los datos sobre el curso de 2015 se anunciarán en breve en esta web:  www.versaobrasileira.com.

Richard y Raquel impartirán la segunda edición de Curitiba HITs, dos programas de formación de intérpretes muy intensivos. Uno está dirigido a intérpretes brasileños con portugués A y escasa experiencia, pero con muchas ganas de hacer más prácticas y recibir buenas correcciones.  (http://www.versaobrasileira.com/inscricao-modulo-5/).

El otro es un curso pensado para intérpretes extranjeros con portugués C, que se ven expuestos cada vez más al portugués de Brasil en cabina. Aquí podéis encontrar más información: http://aiic.net/events/172/aiic-professional-development-course-portuguese-c-workshop-09-feb-2015.

Además de todo esto, vamos a ofrecer otro HIT de corta duración justo antes de la Asamblea AIIC que se celebrará en Addis Ababa. Así que si alguien tiene pensado asistir, esta podría ser una oportunidad excelente: http://aiic.net/events/173/aiic-professional-development-course-hit-your-portuguese-c-target-13-jan-2015.

 

Algunos estudiantes de intérpretación en acción en la cabina durante un taller intensivo de portugués A mientras el resto se prepara para dar feedback
Algunos estudiantes de interpretación en acción en la cabina durante un taller intensivo de portugués A mientras el resto se prepara para dar feedback

 

Compañeras con experiencia trabajando con portugués C mientras una intérprete novata de Portugués A observan. Una intérprete que aprende de su experiencia y rellena el formulario utilizado en las sesiones de feedback
Compañeras con experiencia trabajando con portugués C mientras una intérprete novata de Portugués A observa, aprende y rellena el formulario utilizado en las sesiones de feedback

 

 

 

– Suelo pedir a los entrevistados que nos cuenten qué tipo de interpretación es la que más hacen (consecutiva o simultánea) y que combinación de lenguas es la que más demandan los clientes en su ciudad.

 

Raquel:

Personalmente, me gusta más la simultanea y solo trabajo con inglés< >portugués. Así que esa es la combinación que más hago. Somos un mercado con retour, por lo que solemos trabajar tanto inversa como directa. La consecutiva es un reto dado que nunca he recibido la formación adecuada, por lo que acaba convirtiéndose en interpretación intermitente o de «diálogos» más que una consecutiva comme il faut. Junto con Daniele Fonseca, una compañera en São Paulo, Richard y yo hemos realizado una encuesta informal sobre la interpretación en Brasil utilizando las redes sociales y los resultados muestran que, con diferencia, los clientes demandan sobre todo PT/EN en todo el país.

Richard:

Se supone que la combinación PT/EN representa el 90% del mercado y casi todo es en simultánea. Vivimos en un mundo dinámico que se mueve a toda velocidad, esa es una de las razones por las que los clientes optan por la simultánea. En mi caso no prefiero un tipo de interpretación más que otro y hago consecutiva con bastante frecuencia puesto que interpreto entrevistas en directo para la televisión.

 

– Richard y Raquel son miembros de AIIC.  Richard es el miembro del consejo AIIC para Brasil y además trabajar con los nuevos intérpretes en las actividades VEGA.

 

Richard:

Brasil es un país enorme y la encuesta que antes hemos mencionado nos lleva a pensar que hay aproximadamente 500 intérpretes y que la mayoría no ha tenido acceso a cursos formales de interpretación. Por lo tanto, decidimos que teníamos que crear actividades que nos permitieran ponernos en contacto con estos intérpretes para hablar con ellos sobre AIIC, condiciones de trabajo, etc. A las charlas VEGA, que se han organizado en muchas regiones de Brasil, han acudido más de 500 estudiantes, intérpretes que están empezando y profesionales de la interpretación en general. El interés creciente en estas charlas durante los últimos años muestra que la gente deseaba tener más información.  

 

Richard da una charla VEGA
Richard da una charla VEGA

 

– Hemos mencionado AIIC pero, ¿hay otras asociaciones profesionales en Brasil?

 

Otra de las asociaciones que tenemos en Brasil es APIC, la Asociación de intérpretes de conferencia profesionales. Dado que la fundaron intérpretes que residían en São Paulo, al principio la «P» hacía referencia a «paulista», que significa «del estado de São Paulo» en portugués. A medida que la asociación creció y los compañeros de todo el país empezaron a interactuar más, decidieron cambiar el nombre para dar cabida a los intérpretes de todos los estados. Muchos compañeros son miembros de AIIC y APIC, pero hay algunos intérpretes que solo son miembros de una asociación.

 

También existe otra asociación de traductores e intérpretes llamada ABRATES.

 

El ponente invitado en el taller de portugués C hablando sobre arte brasileño
El ponente invitado en el taller de portugués C hablando sobre arte brasileño

 

– ¿Queréis compartir una anécdota o historia con los lectores?

 

Raquel:

Siempre cuento la misma historia puesto que si fui capaz de sobrevivir a esa experiencia, los intérpretes que empiezan ya saben que pueden superar cualquier obstáculo. La ponente dijo que el primer proyecto social que había financiado Rotaract era la construcción de unos aseos públicos en Nueva York. No me preguntéis cómo es posible, pero en lugar de aseos (restrooms en inglés) escuché restaurantes. Recuerdo que durante un segundo incluso pensé «¿Qué quiere decir con eso? Hasta donde yo sé todos los restaurantes están abiertos al público», pero llegué a decir «restaurante» en portugués justo antes de darme cuenta de que en realidad hablaba de «aseos» . Mi compañera de cabina no podía creer lo que oía. Por supuesto, tuve que corregir lo que había dicho y algunas personas del público se echaron a  reír. La ponente se detuvo y preguntó qué era lo que encontraban tan gracioso sobre los proyectos sociales de Rotaract. Le pedí a los que me escuchaban que uno le comentase (por favor) en inglés a la ponente que había sido un error ya corregido por el que el que la intérprete se había disculpado. Lo que quería era pasar página lo antes posible.  La ponente siguió con la charla, pero los brasileños que seguían la intérpretación se fueron de la sala pensando que estaba algo loca, dado que cuando aprendemos inglés normalmente nos enseñan las palabras bathroom o toilet para decir aseo pero rara vez la palabra restroom. Así que muchos se fueron a casa preguntándose cómo narices había podido confundir toilet con restaurante.

 

Richard:

Una vez me llamaron para que fuera a interpretar a la estación de la policía federal en el aeropuerto internacional de Río, habían arrestado a unos extranjeros por tráfico de drogas. Los interrogatorios iban bien, se llegaron a los detenidos y todos los agentes de policía se marcharon a hacer otras cosas. En ese momento, un agente que había estado de servicio en otro lugar, pero que se había enterado de que habían detenido a unos extranjeros, entró y me vio sentado solo y sin esposas, por lo que se puso a gritar que me tumbase en el suelo. Nada de lo que yo le decía le convencía de que yo no era más que el intérprete hasta que regresó otro de los agentes y le explicó, entre preocupado y muerto de risa, que yo «solo» era el intérprete. El agente se disculpó y todo terminó bien pero aún hoy me parece divertido, aunque esos 2-3 minutos se me hicieron eternos.

 

Estudiantes, observadores y formadores disfrutan de una caipirinha tras el curso (Raquel en primera fila a la derecha)
Estudiantes, observadores y formadores disfrutan de una caipirinha tras el curso (Raquel en primera fila a la derecha)

Intérpretes por el mundo: Quito

La entrevista de hoy nos acerca a un país maravilloso: Ecuador.

 

 

Rocío Amorozo Coba, intérprete y traductora nos cuenta un poco su día a día en Quito y los pasos que la han llevado a ser intérprete de conferencias.

– ¿Cómo decidiste ser intérprete? ¿Cuál ha sido tu formación y el camino que has tenido que seguir para llegar a la cabina?

Me encanta esta pregunta, Aida, empecé a trabajar como intérprete en el 2006, año en el que me uní al grupo de traductores voluntarios, Babels, en el Foro Social Mundial en Caracas. Me llamó mucho la atención esta oportunidad de viajar como voluntaria para ayudar a otros a entenderse rompiendo las fronteras de las lenguas. Fue esta experiencia la que detonó todo este enamoramiento con la interpretación. A pesar de que ya trabajaba como traductora desde hacía algún tiempo, no me había animado a entrar en cabina.

Antes de esto, para contarte algo sobre mis antecedentes, realicé mis estudios universitarios en la Universidad Católica de Quito en la Facultad de Comunicación, Lingüística y Literatura, seguí una Licenciatura en Lenguas Aplicadas a los Intercambios Internacionales, hoy en día la carrera dio un giro y cambió su nombre a Licenciatura Multilingüe en Negocios e Intercambios Internacionales. Una de las ramas de la Licenciatura es la traducción y la interpretación de conferencias, a pesar de que la carrera abarca también otros ámbitos relacionados a las relaciones internacionales.

Al terminar la Licenciatura viajé a Bélgica y obtuve una Maestría en Estudios de Desarrollo en la Universidad Católica de Lovaina. En Bruselas viví 4 años y trabajé en una ONG que agrupa a varias organizaciones sociales de Europa cuya principal labor es la de hacer cabildeo frente a la Comisión Europea en busca de mejores políticas públicas a nivel social.

Cuando regresé a Ecuador, me enrolé en la misma universidad de la que me gradué, durante seis años tuve la suerte de impartir clases a estudiantes de la que había sido mi carrera, fui profesora de Políticas de Desarrollo Social y de Literatura Francesa.

He tenido la oportunidad de participar en varios talleres de interpretación en Buenos Aires, Bogotá y Quito. Hoy en día trabajo como freelance.

– Los idiomas son parte fundamental de nuestro trabajo, ¿cuáles son tus idiomas de trabajo?

Trabajo en inglés, francés y español. He tenido suerte con el aprendizaje de los idiomas, el inglés lo aprendí durante asignaciones de trabajo de mi papá a los Estados Unidos donde asistí a la escuela primaria. El francés lo aprendí en la Alianza Francesa de Quito, después durante un año de intercambio al sur de Francia al terminar mis estudios del colegio, y después lo pude perfeccionar durante los años que viví en Bélgica por estudios y trabajo.

– ¿Trabajas con todos estos idiomas? ¿Qué combinación te piden más?

Lastimosamente trabajo un 80% en inglés y solamente un 20% en francés. El inglés, como sabemos, es un idioma más universal, y muchas veces he visto que en reuniones dónde, por ejemplo hay participantes de Haití, (para quienes sería ideal tener una cabina francesa), los delegados se adaptan y usan el poco o mucho conocimiento de inglés que tengan.

Disfruto mucho el trabajo en inglés, pero cuando me convocan a una cabina en francés me entusiasmo mucho, le tengo un cariño muy especial a la lengua y a la cultura francesa, a veces siento que por falta de uso voy perdiendo un poquito de práctica.

– Ya que estamos en el tema, háblanos de tu trabajo, ¿qué tipo de temas interpretas? ¿Estás especializada en algún área? ¿Hay algo que se pida más?

Bueno, la verdad es que disfruto mucho de los temas sociales, son parte de mi formación y también me interesa mucho todo lo relativo al desarrollo social. Por mis estudios me encanta interpretar temas de cooperación internacional, comercio justo, educación, derechos humanos y salud pública. Pero también disfruto mucho de otros temas de los que puedo aprender como tecnología, hidrocarburos, manejo de aguas residuales, arquitectura o cine. Ya sabemos que como interpretes tenemos que mantener una mente amplia y conocer mucho de todo.

Con mi colega Pamela Vintimilla en un evento  sobre la Universidad del Futuro
Con mi colega Pamela Vintimilla en un evento
sobre la Universidad del Futuro

 

– ¿Consecutiva o simultánea o las dos? ¿Qué es lo que más te piden?

Simultánea, definitivamente. En mi experiencia la consecutiva responde por lo general a una falta de presupuesto. La última consecutiva que hice fue frente a un auditorio de estudiantes universitarios escuchando a John Waters, el periodista irlandés. Un hombre fascinante, con una historia de vida muy interesante. Me gustó porque contaba sus anécdotas y experiencias y pude ponerle mi toque. Sin embargo, la consecutiva implica todo un conjunto de capacidades, concentración, toma de notas y memoria, en lo personal, a pesar de que es un reto interesante, siempre voy a preferir la simultánea.

– Cada vez veo más opciones de talleres de interpretación (de AIIC sobre todo) que se ofertan en distintos países de Latinoamérica, ¿crees que la oferta de formación actual es suficiente? ¿Qué crees que se podría hacer para mejorar esta formación?

Si no me equivoco, en mayo tuvimos en Quito el primer taller de interpretación AIIC de la historia, no creo que hayamos tenido una oportunidad como esta antes. Tuvo gran acogida entre los intérpretes e incluso dejó a varios colegas en lista de espera. Considero que es una gran oportunidad de proyectarnos y de aprender cómo funciona el mundo de la interpretación a nivel global. Por mi parte, me encantaría tener más talleres con formadores de intérpretes que tengan una experiencia a nivel de organismos internacionales en distintos ámbitos y continentes. Tomando en cuenta que en Ecuador no existe, por ahora una carrera de interpretación simultánea en ningún centro universitario, estas oportunidades de formación son muy bien recibidas. Espero que a ti, Aida, o a algunos de tus lectores expertos en formar intérpretes les resulte interesante esta opción de venir a nuestro país.

 

Recibiendo nuestros diplomas después del  curso AIIC con Hans Werner Muhle, Mayo 2014
Recibiendo nuestros diplomas después del
curso AIIC con Hans Werner Muhle, Mayo 2014

 

-¿Podrías contarnos un poco cómo es el intérprete en Quito? ¿Hay mucho trabajo? ¿Es un tipo de trabajo bien considerado y reconocido? ¿Eres una luchadora de tarifas como nos pasa al otro lado del charco?

Bueno, en Ecuador y particularmente en las ciudades de Quito y Guayaquil, hay bastante trabajo. El gobierno de nuestro país está emprendiendo muchos cambios a nivel económico, productivo y educativo, lo cual ha generado una gran demanda para nuestra profesión. Interpretamos a una gran cantidad de expertos que vienen a realizar consultorías, asesorar en grandes proyectos, a dictar charlas, llevar a cabo investigaciones, en fin. En estos proceso jugamos un rol muy importante cuando de comunicación efectiva se trata. El público en general empieza a conocer cada vez mejor nuestra profesión y a reconocerla.

En cuánto a los estándares y tarifas, en Ecuador tenemos a la ATIEC, la Asociación de Traductores e Intérpretes del Ecuador, de la cual he sido miembro desde el 2009, somos una asociación de profesionales de nuestra rama que ha agrupado a los traductores e intérpretes de nuestro país. Nuestro directorio ha aunado esfuerzos para mantener estándares de calidad, compromiso con la profesión, capacitación constante, y reglas claras del juego. A pesar de que dentro de la Asociación no regulamos el tema de tarifas, sí trabajamos para mantener estándares de calidad, saber que nuestras tarifas reflejan la seriedad de nuestro trabajo, nuestra formación y así evitar así el dumping profesional.

– Ahora, cuéntanos un poco sobre ti, una intérprete no solo se centra en el trabajo.

En mi vida personal, soy una feliz esposa y madre de cuatro lindos hijos de 13, 9, 5 y 2 años. Quienes llenan mi vida por completo. Es toda una aventura vivir con ellos, me encanta dedicarme a ayudarles a llevar a cabo sus actividades, cuidarlos y consentirlos.

El trabajar freelance me ofrece la maravillosa posibilidad de equilibrar mi vida personal y profesional. Disfruto mucho de mi trabajo tengo la maravillosa posibilidad de tener un par de días libres a la semana para organizar un paseo en bicicleta, hacer las compras del super con tranquilidad y sin apuro, ofrecerme como voluntaria para dar una charla en el colegio de los niños o tomar un café con mis amigas. También disfruto el poder dedicarme una temporada sólo a la traducción escrita para pasar más horas sin salir de mi casa. Así mismo me encantan las semanas intensas y muy ocupadas con horarios exigentes que me obligan a pasar horas frente al computador preparando glosarios y leyendo el material que usarán los presentadores. En este momento de mi vida, y aunque después de esas intensas jornadas llegue a mi casa y el trabajo continúe con los chicos, no me puedo quejar, esta es una combinación perfecta.


– ¿Consideras que las redes sociales pueden ser un aliado en nuestra profesión o no tienen un peso muy relevante?

Definitivamente sí. Pueden ser un aliado si las manejamos correctamente. Para nombrar un ejemplo Twitter o Facebook nos pueden informar sobre distintos eventos en los que podemos participar, o también un medio para promocionar nuestro trabajo o recibir recomendaciones. LinkedIn es otra gran herramienta para crear redes de profesionales y dar a conocer nuestra profesión y puede a su vez servirnos como una bolsa de trabajo.

– ¿Qué tema te ha gustado más interpretar o el proyecto del que te sientes más orgullosa?

Disfruto mucho de poder trabajar proyectos en los cuales nos podemos involucrar con la gente, me gusta mucho el trabajo de campo, el salir de la cabina y acompañar a visitar los lugares o personas de los que hemos estado hablando en los salones de conferencias. Me he sentido realizada de ver que una buena comunicación ha dado frutos para concretar un negocio o mejorar algún servicio. Hay muchos eventos en mi lista de preferidos, pero si podría mencionar dos serían: el trabajo que hice con Jean Houston, una pensadora y filósofa estadounidense que visitó nuestro país y se entrevistó con grupos de mujeres, indígenas y jóvenes. Y el acompañar a la cooperación japonesa a explorar posibilidades de cooperar en sectores de nuestra economía.

 

Las intérpretes del invierno

No hace mucho tuve la fantástica experiencia de trabajar junto a una cabina de ruso. Hasta ese momento solo había compartido sala con cabinas de francés, alemán, italiano, polaco y portugués. Claro que el mundo no se acaba en un puñado de lenguas y era un verdadero placer aprovechar los descansos, mientras mi compañera trabajaba con soltura, para escuchar un poco la interpretación de inglés a ruso de Ksenia y Alexandra. Además de ese pequeño disfrute, friki donde los haya, conocí a dos intérpretes encantadoras, no me pude contener y les pedí que formasen parte del blog.

 

Alexandra y Ksenia durante la entrevista
Alexandra y Ksenia durante la entrevista

 

– ¿Qué hace una chica rusa como tú en una cabina como esta? ¿Cómo has acabado en Madrid interpretando?

K– Yo voy a contar una historia larga, si se puede. Me llamo Ksenia Mazheyko, soy de Ekaterimburgo, una ciudad preciosa, muy bonita, en el norte, norte, norte, más al norte que Santander. Empecé a trabajar en traducción casi desde que acabé la carrera, aunque estudié filosofía y tras varios años con esa experiencia decidí subir el nivel y hacer un máster. Así que vine y cursé el máster en Alcalá de Henares. De hecho, es el mismo máster que hizo Alexandra. En este máster una de las profesoras me dijo: Ksenia, una día harás interpretación simultánea y te gustará. Eso fue lo que pasó, un día hice cabina y me gustó. Por eso estoy hoy en esta cabina.

 

– Alexandra, misma pregunta, ¿qué haces en esta cabina?

A– Yo hago lo mismo que Ksenia, interpretar. Mi nombre es Alexandra Malyshenko y soy de Vladivostok, que es donde termina el Transiberiano, está en Asia, en el extremo más oriental de Rusia, más allá del norte del Ekaterimburgo de Ksenia.

 

– Y más al norte de Santander…

K– No, al norte no.

A– Más allá, pero al este. Cuando empecé la universidad, me puse a pensar en qué quería hacer, dado que todos en mi familia son traductores de chino y japonés, porque está al lado. China está a cuatro horas en autobús. Por lo que yo pensaba, bueno, hay opciones de estudiar inglés, francés, alemán y español. ¿Qué lengua estudio? El francés no me gusta, con alemán trabaja una amiga y no quiero hacerle la competencia, ya hablo inglés, así que decidí estudiar español.

 

-No es que esté precisamente al lado. Si China está a cuatro horas, España debe estar…

A– A quince horas en avión de distancia. Pero, por esta elección tan poco frecuente me dieron una beca de filología hispánica y vine a estudiar dos años de la carrera a la universidad en Alcalá de Henares. Aún no había crisis y nos pagaron la beca, el billete de avión, el alojamiento y la matrícula. Cuando regresé a Rusia no había trabajo en mi ciudad con esta combinación, hay si trabajas con chino y japonés. Así que volví a Madrid a hacer un máster, el mismo que hizo Ksenia pero un año después. Me quedé, no sé el motivo pero estaba buscando, pensando si me iba a Latinoamérica, me quedaba aquí o si estudiaba otra cosa y me salió un trabajo de simultánea a través de nuestro profesor del máster, Antonio, que nos daba clases de simultánea aunque no estaba en plan de estudios, porque es un máster de traducción en los servicios públicos. Él consiguió darnos las clases y ha sido lo que más nos ha servido, mira, aquí estamos las dos interpretando.

 

Alexandra en acción
Alexandra en acción

 

-¿Cómo veis el mercado de la interpretación con ruso en Madrid?

K– No sé cuál será la palabra correcta. Había mucho mercado de interpretación con ruso en el 2011, porque era el año dual España-Rusia, por lo que se celebraron muchos eventos culturales, científicos y políticos en ruso. Creo que fue el año en el que más trabajé en simultánea. Desde entonces, con la crisis la actividad empresarial no es igual de activa y diría que, incluso, el último año o año y medio hago más traducción e interpretación con la combinación inglés-ruso en España que con español-ruso. Diría que el mercado de la interpretación con ruso tiene mucho potencial. Deberíamos esperar a que acabe la crisis, se aclare la relación entre la UE y Rusia y después renacerá el interés comercial.

 

– ¿Hay mucha gente trabajando en Madrid con ruso?

K– Conozco a Alexandra, que es mi compañera de cabina de siempre. También conozco a un par de chicas más. En realidad, no hay tantos intérpretes profesionales.

A– Sí, por ejemplo, cuando hace falta buscar intérpretes, porque algunos clientes me piden referencias de gente en Valencia, Barcelona, siempre cuesta. Hay mucha gente que habla ruso, gente de Rusia que lleva aquí diez o veinte años, pero cuando les ofrecen una simultánea, te dicen que no. Incluso gente que ha estudiado la carrera, que rechazan el trabajo porque piensan que les falta todavía más preparación, sienten que no son capaces de hacerlo.

 

 

 

– Es bueno que al menos la gente no se lance a la piscina sin contar con una buena preparación. Pero, si uno quisiera continuar con su formación, con el ruso con idioma de trabajo, ¿hay opciones: máster, cursos, centros privados, seminarios? ¿Hay algo en España y en Madrid? ¿Hay oferta o es algo muy limitado?

A– Hay una empresa de traducción que hace cursos de simultánea y tiene la opción de ruso. Me hablaron muy bien de ellos, pero cuando les escribí me dijeron que por el momento no van a organizar nada.

 

la foto 6

 

– ¿Y en las universidades? En la de Alcalá de Henares obviamente tienen ruso como idioma de trabajo.

K– Si hablamos de cursos de máster, cuando estaba buscando un programa para cursar, solo encontré uno con la combinación principal español-ruso, que era el de la universidad de Alcalá de Henares y que fue el que hice. También había un par de programas más, si mal no recuerdo uno lo ofrecía una de las universidades de Barcelona con ruso como lengua C o D junto con español e inglés. La oferta es muy limitada.

A– Y el precio.

K– Eso, es otra cosa a tener en cuenta, ¿cuánto cuesta? Primero es que se ofrezca pero luego tienes que ver el precio y decidir si puedes hacerlo.

A– Había un curso muy interesante con ruso-español en una universidad privada en Madrid, no recuerdo cuál, pero era un año de curso y costaba alrededor de 10.000€, así que primero pensé en hacerlo pero luego vi el precio y no era posible.

 

– ¿Creéis que sería interesante plantear cursos, seminarios, talleres prácticos a las universidades para que más gente pueda incluir el ruso como lengua de trabajo? ¿Os veis como futuras profesoras el día de mañana?

K– Esto dependerá del mercado, si hay demanda saldrá oferta formativa, naturalmente, no tendría nada en contra de ser profesora pero en un futuro. Durante los primeros años de mi carrera profesional daba clases de español además de traducir e interpretar y acabé algo cansada. Ahora ya no doy clases, solo me dedico a la traducción, pero en un futuro no me importaría volver a hacerlo, sobre todo si son clases de traducción.

A– ¿Clases de traducción? Creo que sería interesante, es más interesante dar una clase de traducción que dar clases de lengua. Creo que si lo comparo con España, no es que piense que sea un punto débil, pero me parece que en Rusia se enseña mejor la traducción. Otra cosa es que los rusos que traducen aquí ya vienen preparados, no necesitan cursos adicional, bueno, de simultánea puede que sí. De hecho, a mi me gustaría hacer más cursos. Los españoles que dominan el ruso como para poder hacer simultánea no son muchos, al menos yo conozco pocos.

 

 

– Hablemos de los organismos internacionales. El ruso es una de las lenguas oficiales de la ONU, ¿hay opciones? ¿Hay mucha gente interesada en esas plazas?

K– Sí hay oferta en el ámbito internacional, además de en la ONU. Pero si vamos a hablar de las Naciones Unidas, se convocan exámenes para traductores de ruso cada tres o cuatro años, si no me equivoco. No sé, dicen que hay casos de intrusismo, aunque tampoco nos podemos fiar de todo lo que se dice, a pesar de que son exámenes oficiales, pero es complicado entrar. Además, está el problema de que los primeros seis meses si pasas las pruebas te toca trabajar en la sede de Nueva York y luego te podrían mandar a cualquier parte del mundo. Las condiciones climáticas de algunos países no siempre se corresponden con la capacidad de adaptación de tu organismo, eso da miedo. A mí, personalmente, me costaría.

 

– Ahora, al más puro estilo televisivo, ¿qué es lo que echáis de menos de Rusia?

K– El invierno.

 

– ¿El invierno? ¿Has oído hablar de Salamanca?

K-Sí, he oído hablar de Salamanca, conozco la ciudad y me encanta pero el invierno ruso es blanco, echo de menos ver el mundo blanco, reluciente.

 

– Eres como la intérprete de Invernalia (Winterfell).

A– Es que es un concepto de invierno diferente al de aquí. Allí es invierno cuando nieva, no hace frío, sales a ver lo bonito que está todo pero no sales a la calle. Estás feliz porque sabes que como ha nevado se han cerrado las carreteras y que te tienes que quedar en casa. No hay que ir a la universidad, ni a trabajar. Pillas la manta, ves la tele, te preparas un té. El concepto de invierno tiene que ver con estar en casa, tranquilamente. Cuando sales ves lo bonito que está todo.

K– Hasta el aire, el olor, es diferente. Echo mucho de menos el sonido de la nieve recién caída bajo los píes, es impresionante.

A– El color del cielo cuando nieva.

 

– ¿Volveríais a Rusia a trabajar?

K– A trabajar probablemente sí, a vivir es algo más complicado. Ya tengo familia y casa aquí, tengo limitaciones para volver por eso. Pero, si por casualidad, a mi marido le mandan por trabajo a Rusia, seré la primera en animarle.

 

-Y la idea de ir a trabajar a Rusia, ¿se piden intérpretes? ¿Os llegan  peticiones de presupuestos de clientes en Rusia que necesitan intérpretes de español y que no encuentran a nivel local? ¿O los gastos de desplazamiento lo complican todo?

K– Sería bastante complicado, además la demanda de traducción e interpretación ruso-español en Rusia tampoco es muy elevada y en caso de grandes eventos, como los Juegos Olímpicos de Sochi, se solicitaron intérpretes y estos llegaron desde Moscú y San Petersburgo. En estas dos ciudades hay cursos de formación extraordinarios, de los que salen traductores e intérpretes muy profesionales. Por lo que la demanda para este tipo de eventos está completamente cubierta.

 

-Hay determinadas combinaciones de idiomas en las que los clientes están dispuestos a trasladar a los intérpretes de un país a otro. Pero, imagino que el coste del billete de avión no ayuda.

A-También hay que tener en cuenta que hay gente bien preparada, es lo que ha dicho Ksenia. La competencia en el mercado de traducción de Rusia es más tensa que aquí. La única vez que fui a un congreso en Rusia me quede impresionada con la calidad de los intérpretes, lo hacían perfecto, cada entonación, cada  palabra, cada punto y cada coma. Eran jóvenes, les preparan bien, trabajan bien y tienen cursos adicionales. Además te preparan de otra manera, salen muy bien formados. Pero curiosamente en Rusia se paga menos.

 

– ¿Gente muy bien preparada pero con tarifas más bajas?

A– Las condiciones de trabajo son diferentes en algunos casos. Aquí es normal tener pausas, descanso para la comida, tener un compañero en cabina y no trabajar más de un máximo de horas por día. En Rusia las condiciones no son malas pero sí son mejorables. Una amiga trabaja allí para una empresa y a veces hace simultánea ella sola con combinación de tres lenguas en reuniones de negocio.

K– Pero ten en cuenta que la vida en Moscú, aunque es cara, tiene muchas ventajas. Si una empresa te lleva a trabajar a Moscú te ayuda con transporte, formación, vivienda. Vas a vivir muy bien. Si os ofrecen trabajo en Moscú, puede ser una oferta muy interesante.

 

– Hemos hablado de la formación para traductores e intérpretes, pero si comparamos la universidad en España y en Rusia desde el punto de vista de precios, ¿la matrícula es asequible o si quieres una buena formación tienes que pagar?

K– La formación especializada en interpretación se consigue después de la carrera, con un máster y ahí siempre vas a tener que pagar bastante. Las pruebas de acceso son muy duras, si no has terminado con unas notas buenas en un colegio concreto o en una universidad determinada, se complica mucho que puedas entrar en el curso. Incluso aunque el dinero no sea problema, porque las plazas son limitadas y la gente que acaba estos cursos pueden entrar casi directamente en la Comisión Europea, porque con la preparación que tienen van a experimentar menos problemas a la hora de aprobar el examen, lo mismo pasaría con la ONU. Esta gente casi está fuera de la competencia, en el sentido que hay pocos profesionales que les puedan hacer competencia, ya están a otro nivel.

 

-¿Qué idiomas suelen incluir estos cursos? ¿Inglés, francés, chino?

K– El inglés es la lengua principal en todos los cursos, luego sería francés o alemán y últimamente también hay cursos con español, chino y árabe, ya que son las lenguas oficiales de la ONU.

A– En mi caso se estudia más chino, para francés no hay nada y el chino es uno de los idiomas más fuertes. Chino, japonés, coreano, también suelen incluir el hindi, un año sí y un año no. Aunque yo quiero defender que no hay solo cursos de máster, las carreras también son buenas, en Moscú salen bien preparados. Cuando estaba en Alcalá había gente de mi ciudad y de Moscú y se notaba la diferencia. Por ejemplo, nosotros para aprender español cantábamos canciones, teníamos conversaciones de tipo informal, pero ellos ya tenían una preparación, con un montón de vocabulario, listas de palabras, mucha teoría, estaban muy bien preparados.

 

– ¿Hablas chino?

A– No.

– Toda tu familia traduce del chino.

A– Ya, pero yo no les hago la competencia, hablo español. Además en los pueblos de la frontera en China hablan ruso, por lo que no hace falta.

 

La cabina de ruso y al lado se intuye cuál es la cabina de inglés
La cabina de ruso y al lado se intuye cuál es la cabina de inglés

Los mejores blogs de traducción de 2014

Cosas que pasan en primavera en Madrid:

-Los días son más largos. Lo que está muy bien cuando sales de cabina después de 8 horas de intensa jornada y puedes volver a casa dando un paseo, evitando a las parejas enamoradas, el polen asesino y las tentaciones en forma de escaparate.
– Empieza la temporada de manga corta en la interpretación (tal y como comentaba un compañero hace poco en redes sociales) y por fin dejamos el abrigo en casa en lugar de en el suelo de esa cabina portátil enana en la que nos ha tocado trabajar, en la que por supuesto no había ni un mal gancho.
– Se acerca la fecha en la que lleno el blog de entradas sobre exposiciones de fotografía, ¿estáis listos para la sesión de este año? Os aviso que el tema de Photoespaña 2014 es la fotografía española, así os podéis ir preparando.
Ya no queda nada
Ya no queda nada

 

– Se acaba la época de croissants a destajo en los descansos. La operación cuerpo bikini no es uno de mis puntos fuertes pero al menos hay que intentarlo.
Y…
-Se abre el turno de votación para elegir los mejores blogs de traducción e interpretación del año, así como las mejores cuentas de Facebook y Twitter del sector. Sé que este año no he publicado tanto como en el pasado, pero el trabajo me ha dejado el tiempo justo para comer, dormir y ducharme (esto último es fundamental si quieres que los compañeros te sigan saludando en cabina), pero el blog sigue su andadura, ya han pasado 4 años desde el día en el que decidí crearlo y aún queda mucho camino por recorrer.
Si os gusta el blog y lo que he publicado en la serie de Intérpretes por el mundo, vuestro voto significará mucho. Los lectores son parte fundamental del blog y está muy bien saber que hay alguien al otro lado (además de mi madre).
Vuestro apoyo es el mejor premio

 

Para votar basta con pinchar en el enlace, buscar el nombre del blog y darle a Vote: Los 100 mejores blogs de traducción e interpretación