Cantando en cabina

En algunos seminarios sobre interpretación para principiantes suelen recomendar las sesiones de karaoke para superar la timidez natural de muchos de los que aspiran a ser habitantes de las cabinas. Si no mueres por dentro mientras una sala de personas ligeramente perjudicadas por el alcohol escucha tus gallos al intentar emular a los noruegos de A-ha cantando Take on me, es que estás preparado para todo. (Aviso: la canción parece fácil pero espera al momento falsete intenso).

 

Para el que tenga dudas, sí, esta es una entrada musical. ¿Entrada musical? ¿Qué tiene que ver la música con la interpretación además de esa sugerencia del karaoke? En las entrevistas durante el estreno de la película La intérprete (2005), el director de la cinta, Sydney Pollack, comentó que había hablado con una serie de intérpretes de las Naciones Unidas en Nueva York para poder elaborar un perfil más claro y entender qué es eso de ser intérprete. Una de las conclusiones que sacó es que la mayoría tenía cierto “talento” musical y tocaban instrumentos varios (de ahí que Nicole se pasase media película paseando una flauta en el bolso). Es cierto que tener un buen manejo de la voz es una de las claves de esta profesión y un ejercicio al que debemos dedicar tiempo a lo largo de nuestra carrera pero de ahí a pensar que puedo cantar como Mariah Carey hay un paso.

En mi caso el talento musical (de existir) es escaso. Aún así, me he enfrentado a esos momentos únicos en los que un ponente decide crear ambiente y poner una canción y solicitar por el micrófono que la cabina interprete la letra: “es tan bonita”. Si te toca Imagine de John Lennon no parece que la cosa sea para tanto pero y si al hombre le motiva algo más en línea del Work Work Work de Rihanna o Shakira con su tigre la cosa se pone interesante.

 

En algunos casos uno siempre puede optar por responder: “Las canciones no se traducen”. Es cierto, algunas canciones es mejor no traducirlas, pierden toda su gracia en otro idioma (más que nada porque descubres que tampoco tenían tanta gracia cuando finalmente entiendes lo que dicen).

Sin embargo, hay ocasiones en las que el uso de canciones es algo más complicado, porque no son mero acompañamiento musical, son parte del mensaje y eso sí que nos compete. En el pasado las canciones de las películas musicales se doblaban precisamente para que la gente no perdiese parte del diálogo que se cantaba y bailaba. También ayudaba a vender más bandas sonoras pero esa es otra cuestión. ¿Cómo olvidar al tío en América en West Side Story?

1- La escena original con subtítulos en inglés.

 

2- No he encontrado la escena de la película doblada en YouTube (la tengo en DVD) pero la canción doblada sí y nos permite ver que no se trata de traducir literalmente, si vas a cantar tiene que encajar en el ritmo.

 

Ahora en las películas musicales para evitar tener que modificar la letra para que rime o simplemente para que entre en tiempo, la subtitulan y así se pueden escuchar las voces originales y seguir los subtítulos para saber qué se cuentan.

Pero en la interpretación no hay opción de subtitulado, ni de nota del intérprete. Si te lanzas a interpretar una canción en plena ponencia o durante la retransmisión de un programa tienes que seguir adelante. No vale empezar, pensando que no va a ser tan difícil y luego parar cuando te das cuentas de que te has metido en un jardín y no ves la hora de salir de allí. Aquí ya entra en juego la habilidad musical de cada uno, si se ve capacitado, adelante, pero si va a quedar mal y la opción es decir que no, pues yo no me lanzaría de cabeza sin pensarlo.

Este año me he encontrado con 2 proyectos en los que curiosamente había un rap y el cliente en cada caso se debatía si se debería interpretar o no. El primero tenía mucha miga, se iban a perder bastantes bromas pero a la velocidad a la que iba a ir podía acabar siendo un desastre, por lo que fue el propio cliente el que decidió que no se interpretaba (imaginad la cara de felicidad de la abajo firmante).

Aviso a navegantes: esta es la versión sin censura publicada por MTV, no se ve la actuación pero se entiende muy bien lo que le pasó a Leo con el oso. Aquí no habría sufrido demasiado porque solo interviene una chica pero era Rebel Wilson y esa mujer me hace sudar mucho con sus intervenciones.

 

En la segunda ocasión nos preguntaron si sería posible interpretar el rap al inglés para los extranjeros en la sala. Os dejo el vídeo (sólo se escucha el audio original) para que tengáis algo de práctica curiosa. #Rarrr

 

Parece fácil cuando lo escuchas pero interpretar una canción tiene varios niveles de complicación. En primer lugar tienes que plantearte si vas a limitarte a interpretar la letra o si ya que te pones, te animas y sigues el ritmo o incluso cantas. En mi caso, desafino más que la secretaria del Ministerio del Tiempo y hago un enorme favor a la humanidad cuando no canto (a pesar de lo que opine el señor Pollack, no todos los intérpretes tenemos habilidades musicales).

Vale, pues solo interpreto la letra, nada más. Parece fácil, ¿no? Pero no lo es, a veces va muy rápido, en otras ocasiones son juegos de palabras, hay letras que no tienen ni el más mínimo sentido y, también, hay casos en los te dejas llevar por el ritmo como una alumna más de la academia Fama (sí, soy así de mayor). En clase solía usar el siguiente vídeo como ejemplo. Es el típico discurso de apertura, el presentador abre una gala de premios, habla, canta, baila y entretiene. Todo lo que dice es “información” y la gente quiere enterarse. Les decía a los alumnos que tenían que elegir y ser coherentes, tenían 3 opciones y no podían cambiar una vez empezaba:

  • No interpretar nada
  • Interpretar solo la letra, como si fuera un discurso normal (no vale ponerse a cantar a ratos)
  • Seguir el ritmo y cantar con el ponente

¿Os atrevéis?

 

Traducción, interpretación y ciencia en Barcelona

Vamos a hablar sobre el primer congreso de APTIC (Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes de Cataluña), las Jornadas de comunicación, traducción e interpretación que se celebrarán los días 8 y 9 de abril de 2016. Aunque se trata del primer congreso, APTIC lleva mucho tiempo organizando talleres y jornadas de formación especializada presencial y en streaming. Han preparado charlas sobre traducción especializada, blogs, interpretación, herramientas de traducción, etc. La primera pregunta lógica es: ¿por qué se ha animado la asociación a dar el paso de organizar el primer congreso APTIC? Para responder a esta pregunta y para contarnos muchos más detalles sobre el programa, contamos con la fantástica intérprete, traductora y socia fundadora de APTIC, Maya Busqué.

web_cartel-ES-212x300

 

– (M.B.) Hicimos una encuesta a los socios hace unos años. Después de cada actividad siempre hacemos encuestas. Hace año y medio aproximadamente, hicimos una más exhaustiva sobre el planteamiento de APTIC para saber qué querían los socios, qué echaban de menos, en qué podíamos mejorar. Una de las peticiones que más se repetía era la de contar con un congreso o una actividad de varios días, pensada sobre todo para los socios que no viven en Barcelona, para que tuviera sentido invertir el tiempo y venir a pasar un fin de semana aquí. Ya teníamos la experiencia de organizar un congreso, pero en esa ocasión no lo montamos solos, sino que lo hicimos entre tres: fueron las jornadas de traducción médica que organizamos entre Tremédica y APTIC, con la colaboración de la UPF, en 2012. Fue una experiencia muy buena, asistieron casi 200 personas en el Auditorio de la universidad Pompeu Fabra. Como esa primera experiencia salió muy bien, queríamos hacer algo, el primer congreso de la asociación; nos hemos lanzado llenos de ilusión por ofrecer algo diferente parar los socios. Es un congreso piloto, por ahora no está previsto que se repita cada año; es el primero, seguramente habrá más pero no sabemos cuándo ni cómo. Nuestra asociación se basa en la formación continua en pequeñas píldoras y volveremos a ese modelo cuando termine el congreso.

El motivo por el que nos decidimos a dar el paso fue poner a prueba el modelo de una formación intensa y más concentrada en un fin de semana, con temas variados y, sobre todo, porque era una petición muy clara de los socios.

 

– Si uno echa un vistazo al programa, verá que hay un poco de todo. Hay una parte clara de formación, también hay divulgación. Pero antes de entrar en los nombres de los ponentes (muy, muy interesantes), también nos fijamos que esta no es una actividad pensada únicamente para los socios APTIC. Tienen cabida los miembros de otras asociaciones dentro de la red Vértice, los estudiantes de la carrera, intérpretes y traductores no asociados pero interesados en los temas e incluso público en general, aquí todos son bienvenidos. Solo hay 150 plazas, pero hay sillas para todos.

– Desde luego. Entendemos que los más interesados van a ser los traductores e intérpretes, pero también esperamos que interese a los estudiantes, porque para ellos puede ser una buena ocasión de entrar en un foro de estas características y conocer a gente del sector, entrar en contacto con la asociación y con temas muy relevantes. Los profesionales, asociados o no, van a encontrar temas que les interesen. Sin embargo, en este caso, también creemos que algunas de las actividades que se han planteado pueden llamar la atención del público general, aquellas personas que quieren saber qué hacen los traductores: hay actividades muy variadas y algunas tienen más que ver con la comunicación científica. Es una disciplina que rara vez se incluye en los congresos de traducción, pero que nos parece muy interesante.

Tenemos además una actividad paralela llamada The Spectacular Translation Machine que puede gustar mucho al público en general, los de CCCB y Kosmopolis han mostrado gran interés en verlo (van a venir como invitados) y ellos no son parte del sector de traducción.

 

– Para los que no hayan consultado el programa, la actividad The Spectacular Translation Machine, una iniciativa de Daniel Hahn y Sarah Ardizzone que ahora APTIC trae a Barcelona, se realizará durante todo el congreso. La presentación tiene lugar el viernes 8 de 9:30 a 10:00. ¿Nos puedes adelantar un poco de qué se trata y si habrá interpretación para Daniel Hahn?

– Esta actividad se presenta el viernes, en efecto, y va a discurrir en paralelo durante todo el congreso. Va a estar ubicada en una sala aparte donde entre todos traduciremos un libro al castellano, al catalán, al inglés o a otros idiomas. Pero aquí hay muchos elementos que son secreto y no voy a desvelar demasiado.

– Nada de spoilers

– No puedo hacer spoilers, pero se trata de un proyecto lúdico de traducción colaborativa en el acto. Daniel Hahn es muy conocido en el mundo anglosajón, ha sido presidente de la Asociación de Traductores del Reino Unido y presidente de la Sociedad de Autores del Reino Unido. Su nombre le puede sonar a cualquier traductor literario que trabaje con el inglés. ¡Acaban de anunciar que A General Theory of Oblivion, su traducción de José Eduardo Agualusa, es candidata al Man Booker International, donde las 50.000 libras del galardón se dividen a partes iguales entre el autor y el traductor de la obra! Esta actividad puede parecer algo curiosa, pero la gente que ya la ha visto en directo alucina. Es muy interesante… y ya no debería desvelar más porque la Comisión Editorial de APTIC, que es la que lo organiza, se podría enfadar. Vale la pena verla en directo.

En el formulario de inscripción indicamos que se podía pedir interpretación, pero de momento no la han solicitado. Si hubiera un número mínimo que la necesitase, se ofrecería.

El viernes se darán las instrucciones para que durante todo el congreso y en paralelo, la gente tenga oportunidad de probarla en los descansos, en las comidas o cuando le apetezca. Es un congreso muy amplio, esperamos que a la gente le interese todo pero puede haber alguien que decida que una charla no le llama y aproveche ese momento para visitar la sala alternativa.

 

– El primer día el inicio es potente: después de presentar la actividad alternativa, la ponencia inaugural a cargo de Xurxo Mariño se adentra en el cerebro y el lenguaje. ¿Qué nos puedes adelantar?

– Esta conferencia va a ser una de las perlas del congreso, una de las que no me perdería. Se trata de un ponente de lo más interesante. Trabaja en neurociencia, ha estudiado el cerebro pero también el lenguaje, le interesan los puentes entre las ciencias y las letras, que existen y deberíamos fomentar. Creo que es perfecta para arrancar las jornadas, puesto que nos permite abrirnos a otros temas, para evitar el vicio de hablar nosotros para nosotros y no salir nunca de ese círculo cerrado. Aquí contamos con un profesional de otro campo, interesado en el nuestro pero con una perspectiva distinta. Es en los cruces entre disciplinas donde se hacen las cosas más importantes. Muchas veces, para revolucionar una disciplina no hay nada mejor que venir de otra y cruzar conocimientos para aportar novedad (¡recordemos que Pompeu Fabra era ingeniero!). Esta era la idea que teníamos cuando invitamos a Xurxo Mariño. Hablar de lengua y de ciencia desde el punto de vista de los científicos.

 

– A continuación habrá una mesa redonda de comunicación científica con periodistas muy conocidos (que participan en programas de televisión y en la prensa escrita) y con la presidenta de la Asociación Catalana de Comunicación Científica. Cuando sale una novedad científica: ¿cúal es el proceso? ¿Dónde entra la traducción en juego?

– A veces basta con llamar a un traductor pero, en ocasiones, los comunicadores científicos escriben directamente en castellano tras leer algo en inglés y son los que hacen una primera traducción (de un modo informal). Queremos saber más sobre todos estos temas. Queremos hablar de ciencia de un modo diferente.

 

– El programa es muy amplio, con nombres muy interesantes y con presencia de diversas asociaciones además de APTIC, vemos a ASETRAD, Eizie, AIIC y AGPTI. Da la impresión de que el viernes se centra más en el lenguaje científico, la investigación y la traducción técnica, con presencia de la literaria y el sábado es el turno de la interpretación, nuevamente acompañada de la traducción literaria. Temas distintos. ¿La gente se puede apuntar solo a uno de los días?

– No hemos previsto módulos, la organización ya requiere demasiado tiempo por lo que hay un precio unitario muy ajustado por todo el bloque. Entendemos que con el mercado como está, se trata de una inversión en formación. Hay un precio total y, si alguien no está interesado en una charla, tiene actividad paralela.

 

 

– La traducción científica no suele tener tanto protagonismo en los congresos del sector y, además, no vemos en la lista de ponentes los nombres habituales, pero no por ellos son menos importantes. Son voces con experiencia como la de Alicia Martorell, David Paradela, Gemma Rovira, Lorenzo Gallego, que va a hablar sobre investigación clínica y traducción y también está Chris Durban. ¿Podemos pedir un spoiler de esta charla?

– En la web tenemos una cruz al lado de cada nombre con información adicional. Nos hace mucha ilusión que Chris Durban esté en el congreso. Es una traductora de mucho prestigio y que no suele prodigarse demasiado en congresos de traducción. Desde hace un tiempo queríamos que viniera a dar un curso a APTIC y finalmente hemos conseguido que participe en el congreso. Viene por dos motivos. Ella es sobre todo traductora pero también escribió una guía sobre cómo se encarga una traducción, publicada en la FIT (Federación Internacional de Traductores), con una versión inglesa que corre a cargo de la ATA y la francesa de la SFT. En el marco de la FIT se ha traducido a prácticamente todos los idiomas. ASETRAD se ocupó de la traducción al castellano y APTIC al catalán. Esta vez Chris ha publicado una guía sobre interpretación. Está pensada para el público en general, para los clientes que van a solicitar intérpretes. Consiste en una serie de consejos sobre lo que debe de tener en cuenta el cliente a la hora de pedir servicios de interpretación. Nos parece muy interesante y desde hace tiempo teníamos previsto traducirla. Lo que se ha hecho diferente en esta ocasión es que se ha traducido de un modo coordinado entre los diferentes idiomas cooficiales del estado. APTIC se ocupa del catalán, ASETRAD del castellano, AGPTI se encarga del gallego y EIZIE del euskera. Además, contamos con el asesoramiento de AIIC, de la FILSE, y el apoyo de la Red Vértice.

Por eso le propusimos venir a la presentación de la guía y ella aceptó encantada. Como ya la tenemos con nosotros el sábado, después de la presentación impartirá un curso en inglés de dos horas de duración llamado «Working the room». Este curso se centrará en identificar, prepararse para crear nuevos clientes. Cómo buscar clientes pero de una manera seria de la mano de una profesional que lleva muchos años en el sector, que no acaba de subirse al carro del marketing.

 

– Si alguien se dedica o quiere dedicarse a la traducción literaria o científica, este es su congreso. Tendrá la ocasión de escuchar a muchos profesionales con experiencia compartiendo conocimientos. Ahora bien, si uno lo que busca es un congreso en el que se trate la interpretación de forma seria este año en España, este parece ser uno de los programas que más promete. Además de la guía, el curso de Chris Durban no nos viene mal. Que nos aconsejen cómo podemos mejorar la identificación de nuevos clientes ahora mismo es bastante útil. También vemos dos mesas redondas, una centrada en la traducción y otra para la interpretación.

– Muchos congresos de traducción e interpretación se centran demasiado (o por entero) en la traducción. Hemos intentado ser equilibrados, en nuestra asociación hay más traductores que intérpretes, pero queríamos hablar sobre interpretación, buenas prácticas, etc. Yo no soy nada objetiva, soy intérprete y me interesaba que esto fuera así. Por supuesto, se han quedado ámbitos fuera, no ha sido posible cubrirlo todo. Apenas se toca la jurídica o económica o la técnica. La traducción médica, científica, literaria y la interpretación están representadas, pero hay especializaciones que no han entrado en este congreso. Tomamos nota para el próximo, no había espacio ni tiempo para verlo todo.

 

– Hay que dejar a la gente con ganas de más y espero que podamos hablar sobre la segunda edición del congreso APTIC en un futuro cercano. Volviendo a las mesas redondas. ¿Por qué hay dos sobre buenas prácticas profesionales? El viernes la mesa redonda trata sobre traducción y la del sábado es la que ya hemos mencionado antes y que versa sobre interpretación. Mucho énfasis en los aspectos profesionales, ¿no te parece?

– Sí, realmente era algo que queríamos que estuviera muy presente en el congreso, por varios motivos. Pensamos que las asociaciones tienen la misión de velar por la profesionalidad de nuestro sector. Tenemos que luchar por unas condiciones de trabajo dignas. Queremos debatirlo en profundidad y lo hemos separado en dos mesas porque creemos que las problemáticas y la ética de la traducción y la interpretación tienen sus peculiaridades y nos gustaría tener suficiente tiempo para hablar de todo.

Si te fijas en el nombre de la mesa redonda de traducción, «De lo que no se puede hablar es mejor NO callar», el caso es que tenemos el problema de que no es posible hablar de tarifas en las listas, por motivos legales. Como asociaciones no podemos y no lo hacemos, pero abrir un debate en el marco de un encuentro presencial no es una mala idea. No se podrá tuitear durante las mesas redondas, la idea es centrarse en los temas que nos preocupan a todos.

– ¿Y los blogs tendrán que jurar silencio sobre el manual del Trados?

– Así es, la idea es poder hablar, generar un debate bien entendido. Queremos que se traten aspectos complejos, en los que los debates a distancia no funcionan. Twitter no es el foro para esto, debido al límite de caracteres, pero por muchos otros motivos. Se echa en falta un diálogo calmado, mesurado y que llegue al fondo de las cuestiones. Un debate interesante, sano y que no se deje nada en el tintero.

Enlace del I Congreso de APTIC.

 

 

El humor británico y las redes sociales

El año pasado os conté lo que había sido la experiencia de ser la intérprete femenina de la gala de los premios del cine británico: los BAFTA. En 2015 se emitió por primera vez en el canal TCM y he tenido la enorme suerte de repetir y seguir aprendiendo.

En primer lugar es una gala curiosa y de lo más ágil. Los británicos prometen un espectáculo que no supere las dos horas y no se pasan ni un minuto. Tal y como expliqué el año pasado, el truco está en el falso directo: la gala arranca a una hora, se entregan premios, todo perfectamente normal, solo que no empieza a retransmitirse en la televisión británica hasta que no lleva ya más de la mitad de la ceremonia. ¿Por qué hacen eso? Pues para recortar momentos innecesarios, si alguien tarda mucho en subir las escaleras, si ven que se alarga mucho quitan los premios más técnicos del programa y luego los añaden al final en un resumen especial (por lo que sí se ven pero ya no están dentro del programa como tal). La velocidad suele darnos problemas pero en televisión siempre van rápido, no es una novedad y al menos aquí nos viene bien porque nos permite terminar el programa antes y no acabar agotados. Tened en cuenta que al ser intérprete femenina para voces de chica e intérprete masculino para voces de chico, los dos trabajamos todo el rato, no se hacen los turnos habituales de cabina de 30 minutos cada.

Lo cierto es que en el pasado el falso directo no tenía la más mínima relevancia, la gente se enteraba de los premiados a medida que veía el programa de la tele pero ahora que todo el mundo tiene un móvil con acceso a las redes sociales, es imposible guardar el secreto ni cinco minutos, mucho menos una hora. Hace ya algún tiempo que la academia de los BAFTA reconoció la derrota y la propia cuenta oficial de Twitter nos informa de quién gana cada premio en tiempo real.

Para algunas personas se pierde un cierto misterio, aunque basta con no mirar Twitter durante las horas previas al programa, pero a nosotros, los intérpretes, nos viene de lujo. No es que sepamos lo que van a decir al dar las gracias pero sí sabemos qué ficha debemos sacar de la carpeta. Los días antes ya estamos enganchados a Twitter, hay muchísima información útil pululando por ahí. Los actores comentan si van a asistir o no, lo que van a llevar puesto (esto por ahora no es demasiado necesario, dado que no se interpreta la alfombra roja de los BAFTA).

tumblr_o2jv9tAz1h1r19feno1_540
Con lo divina que iba Cate

Muchos incluso exponen en un tuit si van a defender alguna causa en su discurso en el caso de ganar la máscara (el premio de los BAFTA, igual que Oscar es una estatuilla o el Goya es un cabezón).

Lo ideal es ir pegados a Twitter para saber qué se cuece y además de eso no viene mal conocer la gala al dedillo (gracias a Youtube te puedes estudiar galas de años anteriores y ver qué suele pasar).

Que Stephen Fry es el presentador no es una sorpresa, lleva 11 años desempeñando ese papel, lo que tiene sus ventajas y desventajas. A favor tenemos que, como todo el mundo, es un hombre de costumbres y repite cosas todos años. Por ejemplo, le gusta pedir a los actores no británicos un beso para la cámara al inicio del discurso inicial.

 

Cada año revisamos la lista de asistentes para intentar averiguar a quién se lo va a pedir y este año al coincidir que la gala se celebraba en San Valentín sabíamos que no se iba a ir a casa sin un beso como mínimo. Pero no nos esperábamos una Kiss Cam al más puro estilo deportivo estadounidense.

giphy (6)
Dame un besito, Leo

También sabemos que el señor Fry es un virtuoso del adjetivo y del adverbio y preparamos listas de sinónimos de términos como “luminoso”, “efervescente”, “rutilante”,  “atractivo” y “sonoro”. Siempre son útiles.

Lo malo del señor Fry es que es un experto del humor británico: ácido, rápido, con múltiples significados y rico en dardos envenenados que uno debe interpretar lo mejor posible, sin perder demasiado tiempo y sin pestañear.

Este año ha abandonado Twitter por las críticas recibidas tras su comentario sobre el estilismo de la ganadora del premio al Mejor Vestuario. Claramente lo hizo en tono jocoso pero cuando la calificó de “baglady” (pordiosera) no todos lo encontraron gracioso.

Incluso cuando no hace comentarios puede ponerte en un apuro con una amplia selección de juegos de palabras hasta durante las presentaciones:

images (46)
Demos la bienvenida al principe Guillermo de los Black Eyed Peas

Pero Stephen Fry solo es el presentador de la gala. Luego tenemos a los que se ocupan de cada uno de los premios que vienen de casa con sus acentos, su manías y las gafas…

anigif_enhanced-28199-1455484975-3
Vamos a ver qué nos han escrito y si logramos hacer llorar a la intérprete

Kate se portó muy bien, aunque tener al lado a Idris Elba hacía que fuera algo más complicado concentrarse. Pero fue otra rubia la que me hizo sudar tinta porque si el humor inglés da quebraderos de cabeza, el sentido del humor de Rebel Wilson es tema aparte.

tumblr_o2n2k86XwX1rc7zl1o3_500
Voy a cambiar tanto de dirección en este discurso que la intérprete no va a saber si presento algo, he venido a ligar o vendo el piso de mi abuela en Benidorm

Los que no defraudan son los discursos de agradecimiento que siempre tienen algo de inesperado: están bañados en lagrimas, menciones a los progrenitores, las mascotas, reivindicaciones, declaraciones de amor, citas imposibles de interpretar sin Wikipedia al lado o agradecimientos hasta el último ser humano del planeta.

baftas-2016

Es un detalle que para cuando se celebran los BAFTA ya hayan entregado los Globos de Oro y los SAG por lo menos, de ese modo ya sabes a quién van a agradecer algunos sus premios. Kate le dio las gracias a las mismas personas y casi en el mismo orden, un alivio para la intérprete que aún se estaba recuperando de la intervención de Rebel Wilson o del comentario de Dakota Johnson sobre sus preferencias en ropa interior.

La gala tiene muchas cosas a su favor: es rápida (en todos los sentidos), se hace amena, es muy británica, tiene muchas estrellas internacionales, no peca de números de adorno innecesarios, cuenta con Stephen Fry (aunque es mejor que deje su papel como comentarista de moda) y eso Twitter no se lo puede quitar.

 

Además de todo esto para mí tiene dos ventajas más: un horario que nos permite verla sin trasnochar y un equipo que hace que trabajar en ella sea un verdadero placer.

 

Así que aunque entre enero y febrero tengamos más premios de los que uno se pueda imaginar, os aconsejo que dejéis un hueco reservado en vuestros corazoncitos cinéfilos para los BAFTA.

running_vh1
Corre, que nos perdemos los BAFTA

Están locos estos vikingos

La semana pasada me ofrecieron trabajar como intérprete durante la presentación a prensa y blogs especializados de la cuarta temporada de la serie Vikingos del History Channel que se emite en España en el canal TNT.

vikings-season-4.jpg
A estos chicos no les vendría mal un intérprete, hay una clara falta de comunicación

Me encanta esa serie, así que os podéis imaginar el placer que fue aceptar un proyecto de este tipo. De todos modos y tras visionar las mesas de presentación del creador y actores de la serie en Comic Con me di cuenta que haber visto todos los capítulos no iba a ser suficiente, porque una serie como esta contiene mucho más y un fan entregado va a preguntar precisamente en esa dirección. El creador es un apasionado de la cultura vikinga y cuenta con un asesor para asegurarse de que la parte histórica tiene sentido. No se trata de una serie documental pero no por ello se descuidan los detalles.

2016-02-18 13.19.53.jpg
Ver la serie en pantalla de cine es impresionante, pero el coloquio nos esperaba después

 

Curiosamente una de las preguntas tenía que ver con una de las cosas que más me interesaba a nivel personal: el uso de las diversas lenguas en la serie. Es lógico que si la trama trata sobre vikingos escandinavos que se dedican al saqueo en Northumbria y Wessex que se encuentren con barreras lingüísticas durante sus incursiones.

De ese modo tenemos nórdico antiguo, gracias a la colaboración de expertos como Erika Sigurdson de la universidad de Islandia o el inglés antiguo en plena Heptarquía Anglosajona gracias a la doctora Kate Wiles de la universidad de Leeds. La serie incluso acierta al diferenciar acentos entre los propios vikingos (no puede sonar igual uno de Jutlandia que uno de Gotelandia) y entre los soldados de Northumbria y los de Wessex (que eran dos de los 7 reinos). Tal y como comentó Michael Hirst, creador y guionista de Vikings, la serie ha resucitado 5 lenguas muertas. Hay estudiosos que saben construir frases sin problemas pero que jamás habían escuchado estas lenguas puesto que ya no se hablan.

En la primera temporada, durante el saqueo de Lindisfarne es clave el que solo uno de los monjes pudiera comunicarse con ellos.

Vikings__Athelstan-E
Ya le decía yo a mi madre que esto de estudiar nórdico antiguo era mejor que estudiar contabilidad

El hecho es que Athelstan, que es el monje en cuestión (para los que no hayan visto la serie), se salva de la carnicería por su habilidad para hablar nórdico antiguo y además, al ver su valor como mediador cultural y como fuente de información, Ragnar, líder de la partida de saqueo se lo lleva a casa y así Athelstan se convierte en el personaje con el que se identifica el espectador mientras descubrimos la cultura y sociedad de los que hasta ahora asumíamos que eran una panda de bárbaros con cascos con cuernos y largas trenzas.

ragnar-takes-athelstan-home
Mirad niños, es un becario de interpretación. Está atado para que no se emocione cuando empiecen los discursos en el salón del pueblo o vuestra madre sirva el desayuno

Y además de ayudarnos de esa manera se acaba convirtiendo con el tiempo y las temporadas en el intérprete de Ragnar en Northumbria y Wessex, permitiendo de esta manera que lleguen a consolidarse (más o menos) algunos pactos y alianzas.

vikings_3x01_1080-mkv_snapshot_25-00_2015-04-23_16-11-38
La susurrada es el tipo de interpretación más antiguo pero vemos que el intérprete sigue de pie y sin cenar, algunas cosas no cambian

Quizás sea por eso que Athelstan es uno de mis personajes favoritos, porque le toca currar en condiciones a veces complicadas, principalmente le toca hacer susurrada o consecutiva sin notas (entrenando la memoria), trabajando con acentos muy variados y  sitios en los que pone en peligro su vida, pero permite que la gente se comunique, incluso a veces en situaciones en las que sinceramente no debería ser necesario aprovechar que el intérprete está ahí.

En la tercera temporada hay una escena brillante a este respecto y la comenté con el creador al final del coloquio con los blogs:

Lagertha, la escudera y exmujer de Ragnar, va a Wessex a establecer una colonia de granjeros mientras los guerreros van a luchar por Mercia. Athelstan se queda para acompañarla y para facilitar la comunicación con el rey Egberto de Wessex pero su majestad no quiere saber cómo se dice en nórdico cosechar trigo, prefiere ir por otros derroteros menos profesionales.

 

– Lagertha: Pregúntale qué es lo que mira.

Athelstan pregunta, Egberto contesta que a ella.

– Athelstan: Te mira a ti.

– Lagertha: ¿Por qué?

Y aquí es donde la cosa se pone interesante, Egberto, como todo un seductor de su época, le lanza todos los cumplidos que se sabe a la mujer vikinga: es guapa, madre, guerrera, lista, líder, no se parece a ninguna, las otras no me entienden, encima cocina una lasaña que te mueres (bueno, eso quizás no).

 

Después de semejante parrafada vemos que ella ya no puede más con la duda, ¿qué es lo que ha dicho? Athelstan por su parte se está replanteando las condiciones del intérprete en viajes de negocio y tiene claro que no hay dinero que pague ciertas cosas.

– Lagertha: ¿Qué ha dicho?

– Athelstan: Que le gustas (y se queda tan ancho).

 

Le pregunté a Michael Hirst por esta escena y le dije que era de mis favoritas. Si tan solo pudiéramos hacer esa labor de resumir e ir a la información clave en algunas reuniones. Hirst me comentó que cuando en una escena hay varias lenguas y no hay ningún personaje que haga las veces de intérprete usan los subtítulos para que el espectador vea los malos entendidos que nacen de la falta de comunicación, pero que cuando hay un intérprete (como Athelstan) la cosa cambia. En algunos casos no usan subtítulos, dejan que el intérprete sea el que ayude al propio espectador a entender qué está pasando pero que en este caso era una situación cómica que no podía desperdiciar. Primero está el hecho de que el rey aproveché la presencia de Athelstan para el ligoteo y luego el que el pobre exmonje se desespere con tanta palabrería y decida cortar por lo sano y transmitir solo lo importante. Además, dijo Hirst, de no haber resumido, el público se habría aburrido.

2016-02-18 21.45.04
El creador de la serie y su intérprete

Hay más lenguas muertas en la serie, otra de las preguntas que cayeron fue sobre el ataque a París al final de la tercera temporada. Muchos esperaban entender el francés de los personajes bajo asedio pero el sonido de la lengua que hablan recuerda más al alemán que al francés moderno. Eso es porque se trata del idioma fráncico (también conocido como lingua franca) que es una lengua gérmanica occidental que desapareció tras el final de la Edad Media y que se habló en su día en zonas de lo que hoy es Francia, Bélgica o Alemania. No olvidemos que era la lengua del Imperio Carolingio.

Esta pregunta también la han hecho en Estados Unidos, porque en los subtítulos que acompañan a una de las mejores escenas del final de la tercera temporada en la que Rollo (hermano de Ragnar) suelta un “hola” nada más entrar en la corte en París, ponían en inglés que había hablado en francés y eso no sonaba a “Bonjour!”

descarga (29)
¡Hola!

Si os gusta la historia, las lenguas muertas y no os supone un problema ver alguna batalla vikinga de tanto en tanto, esta es vuestra serie. La cuarta temporada empieza en el canal TNT esta semana. Tenemos intérpretes mal pagados, prometidos que no hablan el mismo idioma, líderes que gesticulan tanto que se pueden pasar un capítulo sin hablar y nadie se da cuenta en producción hasta que se ha emitido (descubrir cuál es) y el Valhalla que nos espera en algún punto del viaje.

tumblr_o2s9e4W97S1rjjr2to2_500
¿Qué dices que nunca has visto Vikingos?

 

La dolce vita

¿Quién dijo que la vida del intérprete no tiene glamour o al menos paseos nocturnos por la Fontana de Trevi con un trozo de pizza fría en la mano?

Como enero suele ser un mes muerto en el que me dedico a revisar facturas, reclamar pagos y pelearme con las pelusas que se adueñan de mi estudio durante la temporada alta de trabajo, este año he decidido hacer algo ligeramente más útil y mucho más divertido y me he apuntado a un curso de mejora de la lengua C.

¿Qué es eso de la lengua C? Una lengua de trabajo de la que interpretas pero de la que no sueles ofrecer retour (inversa). En mi caso es el italiano y aunque me encanta, no suelo trabajar tanto con ella como me gustaría porque la pobre se oxida si no la practicas.

En noviembre recibí la típica newsletter que va directa a papelera pero que llamó mi atención y al leer con detenimiento el programa del curso en cuestión fue imposible decir que no. Es que ahí está la clave de cualquier propuesta de formación, en lugar de un cartel llamativo y de incluir el hashtag para Twitter en primer plano, pon el enlace al programa y haz que sea bueno.

Es que cuando una lee cosas como:

Paolo D’AngeloGiornalista Aerospaziale e Storico dello Spazio, ci porta in viaggio tra Sogno e Scienza, seguendo i passi dell’Italia nel percorso verso la conquista dello spazio.

o que una experta en arte te va a contar los entresijos y las tramas asesinas que se esconden tras la historia de la creación de la Capilla Sixtina y luego te va a llevar con ella a verla, solo puedes decir que sí.

shut-up-and-take-my-money
Solo con la Sixtina ya me habían convencido

Este año se ha celebrado la XIV edición del curso de actualización y mejora de la lengua italiana organizado en Roma por el CRIC (Consorzio Romano Interpreti di Conferenza), curso que recomienda AIIC a intérpretes miembros y a profesionales del sector.

20160111_142221.jpg
La sala antes de empezar la jornada

¿Cómo es el curso y cuánto dura?

Se trata de cinco días intensos compuestos por una serie de conferencias, una por la mañana y otra después de comer. Cada conferencia trata sobre un tema diferente, el italiano es la única lengua empleada en la sala y tras cada conferencia hay una sesión de debate terminológico para ver los términos nuevos que han podido surgir durante la charla. Los asistentes son todos intérpretes en activo de diversos países y con distintas combinaciones de trabajo pero no se emplean otras lenguas a la hora de explicar conceptos o palabras concretas. Parece muy fácil pero os aseguro que sales agotado si realmente te esfuerzas en sacar el máximo provecho de cada charla. Lo que por otra parte resulta lo más lógico dado que los conferenciantes en esta edición (y en otras por lo que me han comentado los que acuden cada año) han sido excelentes y los temas muy variados.

Os dejo aquí el programa entero de este año para que os hagáis una idea del nivel de los conferenciantes invitados. También podéis cotillear precios, fechas y demás datos prácticos.

El lunes Massimo Paradiso, profesor de economía en la universidad de Bari, analizó la política económica del BCE y de Mario Draghi. Es un tema que no suelo trabajar mucho pero dado que alguna vez me ha tocado interpretar al señor Draghi en la tele, no me vino nada mal y entendí muchos conceptos que hasta ahora no eran más que anotaciones en un glosario.

Por la tarde nos hablaron de política, pactos entre partidos, gobiernos de derechas e izquierdas, elecciones sin mayorías absolutas y ejemplos con lo que está sucediendo en otros países europeos para darle colorido. Muy interesante

El martes le tocó el turno a la carrera por llegar primero a la luna y a uno de los mejores oradores de la semana. Es muy difícil que no te interese lo que cuenta Paolo D’ Angelo.

 

20160112_092624
Voglio la luna

No se limitó a la historia que cualquiera con curiosidad sabe sobre la Unión Soviética y Estados Unidos, la Guerra Fría y la pobre de Laika, además nos contó lo que pasaba en Italia durante esos años, incluyendo recortes de la prensa que informaba sobre todo lo que sucedía en la carrera espacial. Su pasión por el tema es contagiosa y según él confiesa, lo que explica el motivo por el que ama la conquista del espacio tanto es porque de pequeño comía pizza fría (dato a tener en cuenta).

Como es periodista nos contó la anécdota que esconde la foto con la que se anunció que el hombre ya había dado un pequeño paso en la luna. Lógicamente en la era previa a la inmediatez de internet y el móvil, era imposible conseguir una imagen con buena resolución de la pisada en la luna a tiempo para que estuviera en la primera página del periódico del día siguiente, así que una bota de pescador y un poco de maña hicieron el apaño.

 

20160112_105531
Primo passo

Venía muy bien preparado para su público porque mencionó un momento del que se habla menos pero que incluye una foto con intérprete y todo: el debate de la cocina entre el vicepresidente Richard Nixon y Nikita Khrushchev en la exposición de Moscú de 1959 en la que los estadounidenses construyeron un modelo de casa moderna (al estilo de Casa Decor o de las tiendas Ikea de hoy en día) asegurando que cualquiera de sus ciudadanos podía permitirse el lujo de contar con todos esos electrodomésticos que hacían la vida más cómoda. El debate entre estos dos pesos pesados tuvo lugar en la cocina de la casa y se mostró en parte en la televisión (por eso tenemos imágenes de los intérpretes en acción).

kitchen_debate
Intérprete sin estrés o tensión en el trabajo

– Dile que si ha visto el horno.
– Dile que si ha visto el Sputnik.

Otra de las ponencias que nos sorprendió a todos fue una que giraba en torno a ISIS, la crisis de los migrantes y Oriente Medio. Un experto en el tema, Alessandro Orsini, nos contó su opinión sobre las noticias que se publican y al ser algo de rabiosa actualidad, todos aprovechamos para engordar el glosario cara al trabajo este año.

Una curiosidad de esa sesión totalmente ajena al tema del terrorismo fue darme cuenta de que los mismos personajes de la tele o del cine que causan un impacto en distintas culturas se quedan en el lenguaje de formas diversas. Muchas veces se debe a las traducciones, a decisiones de marketing o por temas culturales. Para mí, el amigo de Mickey siempre se llamará Tribilin aunque el resto del mundo le llame Goofy. Lo mismo me pasa con la rana Gustavo española, Kermit en inglés y René por caprichos del destino en gran parte de Hispanoamérica (ni idea del nombre que le pusieron en Italia). Todo esto viene porque en un momento de su charla, el ponente dijo que había dos elementos que eran como “Stanlio ed Ollio” y no era capaz de pillar la referencia. Me acordaba de Oliver y Benji pero por contexto daba la impresión de que se trababa del “gordo y el flaco” solo que en inglés suelen decir “Laurel and Hardy” cuando les mentan, pero gracias a la Wikipedia descubrí que no iba desencaminada.

laurel-hardy
Stan Laurel y Oliver Hardy (Stanlio ed Ollio)

No voy a comentar cada sesión pero quedan dos que se merecen una mención:

– La impartida por Vera Pegna, intérprete jubilada que nos narró en primera persona su experiencia como miembro del partido comunista italiano en Caccamo (Sicilia) y su lucha contra la mafia. Ha escrito un libro que cuenta las vivencias de esos años y la acompañaba una actriz profesional que salpicaba la conferencia con lecturas teatralizadas de algunos de los pasajes del libro. Interesante es quedarse corta, así que os dejo un enlace para los que queráis saber más.

20160113_123604
A la derecha Vera Pegna, la actriz y las tres magníficas organizadoras del curso

– La dedicada al arte y, en concreto, a la Capilla Sixtina fue un auténtico placer y lujo. Penelope Filacchione nos contó la telenovela que supuso convertir la Capilla Sixtina en una realidad, los distintos pintores (Michelangelo no es más que uno, aunque se ha ganado la fama a pulso).

 

20160114_093910
Penelope a punto de empezar y la Sibila Délfica que nos observa

Pocos son conscientes al entrar en la capilla que todo arranca con la Conjura de los Pazzi en Florencia y que la muerte de Giuliano de Medici aparece en uno de los frescos laterales de Botticelli (amigo de la familia Medici).

eventos_de_la_vida_de_moisc3a9s_sandro_botticelli
Un joven cae al suelo y van a matarle mientras otro (Lorenzo) huye herido

Ver la capilla imagen a imagen, añadiendo toda la salsa de las tramas políticas y los caprichos de los artistas, hizo que fuera una sesión única.

20160114_102712

Pero, para hacerla aún mejor, al terminar de explicarnos todo, nos acompañó a ver los museos vaticanos y como era enero y la invasión palo-selfie era moderada, nos dio una visita guiada pared a pared de esas que no se olvidan.

 

20160114_144143.jpg
Intérpretes tomando notas

 

¿Era todo estudiar y escuchar ponencias?

Los intérpretes nos tomamos muy en serio el trabajo y hacer un curso de mejora es trabajo, sin embargo, tenemos nuestro punto social y las fantásticas organizadoras (Luisa Malentacchi, Cristina Monterisi y Mimma Ugo Cirimbilla) hicieron lo imposible por proporcionarnos una experiencia italiana completa: cena siciliana el lunes, entradas para el teatro el miércoles (Rumori fueri scena, una comedia brillante), billetes de metro y bus para toda la semana, película comentada por un experto en crítica cinematográfica el viernes por la tarde y la espectacular visita al Vaticano el jueves.

20160114_171415

Hasta el 2017 no habrá más cursos del CRIC pero os aviso que la gente repite y las plazas vuelan.

En la variedad está la magia

A menudo la gente se piensa que los intérpretes solo trabajamos en eventos oficiales, en ministerios, reuniones financieras y con diplomáticos. Eso es parte del trabajo y para algunos intérpretes es una de las principales porciones del pastel. Si uno trabaja para un organismo internacional (tanto en plantilla o como autónomo) se centrará más en discursos dentro de ese área. Sin embargo, si uno trabaja para el mercado privado se puede encontrar prácticamente con cualquier cosa. Siempre estoy dando la brasa con la curiosidad necesaria para sacar adelante esta profesión y la variedad de temas que podemos llegar a tratar es el motivo por el que lo hago.

Al echar la vista atrás, como suele pasar el último día del año, me encuentro con unos meses llenos de nuevos retos, clientes que han decidido repetir experiencia y temas de lo más curiosos. No puedo decir que haya sido aburrido, quizás un poco estresante por momentos, pero siempre aprendes algo.

– Premios:

Los pobres que me sufrieron en su día como profesora de interpretación saben lo mucho que me gustan las galas y los discursos de agradecimiento. No sabría explicarlo pero es el riesgo de interpretar un mensaje que no suele durar más de unos minutos pero en los que todo puede pasar. Aquí te lanzas al vacío sin red. El afortunado de turno puede agradecer el premio a sus padres y poco más o empezar a gritar maldiciones en klingon.

El 2015 me ha regalado una de las mejores experiencias que he tenido en esta profesión, la gala de los BAFTA en directo y a pesar de las sorpresas que amenizaron la noche, el subidón de adrenalina es de los que no se olvidan. Además, interpreté a la madre de los Weasley (eso suma puntos).

bafta-ralph--z
Hola, muggles

En una de las últimas entradas ya he hablado de la interpretación del anuncio de los premios Nobel pero lo que no sabéis es que a los pocos días me permitieron interpretar también el discurso de los ganadores del Nobel de la paz de este año y fue aún más impresionante. Interpretación en directo y a través de relé, porque no hablaban en inglés, como es lógico.

Si el relé os pone de los nervios a veces, imaginad la sensación cuando están en directo en la televisión nacional y la intérprete de la que dependes se queda en blanco unos segundos o se va el audio por un problema técnico. Un bloqueo rápido se hace eterno mientras esperas pero fue solo un pequeño instante que nuevamente me hizo pensar en este tipo de interpretación y en cómo debemos siempre esforzarnos por no dejar a nadie sin información, ya sea el público o el compañero en una cabina muy, muy lejana.
2015-12-10 14.10.40
Con la sala a reventar y la gente con el móvil en la mano
– Festivales de música:

Otra novedad de este año ha sido descubrir que se interpretan muchas más cosas de las que imaginaba. También hay una entrada sobre esto por lo que no me extenderé pero es uno de los proyectos más divertidos y curiosos en los que he participado. Es verdad que las entrevistas van a una velocidad nunca antes vista y que acabas con la cabeza como si te hubieras pasado el fin de semana de resacón en Las Vegas pero el momento en el que el técnico de sonido es incapaz de contenerse y se pone a cantar en playback Titanium de David Guetta ante tu mirada atónita no tiene precio. Eso por no mencionar el deseo de cambiar de cascos que se apodera de tu persona después de ver las maravillas que usan estos profesionales (algunos personalizados).
2015-05-04 13.02.19
David en pleno fin de fiesta, antes de las entrevistas
– Arte: 
Para que luego digan que el sector de la cultura no tiene futuro. Todos los años trabajo durante la inauguración de varias exposiciones y es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo. Ese primer paseo por las salas con el artista o el comisario y algunos afortunados de la prensa. Escuchar a los que saben te hace apreciar mucho más todo el trabajo que lleva montar una exposición y las ideas que esconden cada uno de los pequeños detalles que normalmente pasamos por alto. La última ha sido la fantástica exposición de la obra del arquitecto David Chipperfield en el Museo ICO, en pleno centro de Madrid, con maquetas de algunas de sus mejoras obras (se puede visitar hasta el 24 de enero de 2016). El libro que acompaña la exposición es una maravilla y un buen regalo de reyes para los amantes de la arquitectura.
2015-09-30 09.43.53
Este año he repetido con Photoespaña un año más y estaré encantada de seguir esta tradición todas las primaveras porque siempre aprendo algo y nunca me aburro. Este año hemos repasado la fotografía en Latinoamérica y he comentado en el blog mis exposiciones favoritas.
20150601_165749
Korda y sus mujeres revolucionarias
– Medicina:
Mi compañera en estas cabinas, Esther Moreno, puede contar las mil y un historias que nos han pasado este año mientras recorríamos el centro del país de congreso en congreso. Hemos estudiado como si no hubiera un mañana y la recompensa es tener clientes que repiten año tras año y público que vienen a preguntarnos si hemos estudiado la carrera de medicina por lo bien que se han interpretado las ideas y los términos. Si el público no nota las horas de estudio pero se entera de todo y queda satisfecho, es que hemos cumplido el objetivo: hacer que parezca fácil algo que requiere esfuerzo.
– Gamificación:
Ya sé que más de uno estará pensando “ludificación” o cualquier otra opción más castellana pero lo cierto es que este es el tercer año consecutivo que Esther y servidora gamificamos con uno de los equipos más trabajadores que hay. Gente de medio mundo se reúne en Barcelona para hablar de cómo hacer la vida, la educación, la sanidad y el trabajo más interesante y eficaz. Lo bueno de repetir cliente es que ya conoces muy bien el famoso contexto y la terminología guarda pocos secretos, por lo que puedes dedicar todo tu tiempo de preparación a los pequeños detalles que hacen que el resultado final sea aún mejor. Ya estamos listas para el #GWC16
17-11-2015 12-41-07
En el stand de uno de los ponentes que interpreté en el GWC15
Y además de todo esto, el 2015 ha seleccionado temas nuevos para las cabinas que he compartido y los cuadernos de notas que he destrozado: congresos de coctelería, presentaciones de líneas de maquillaje, lanzamientos de vodkas (y no es que lanzásemos la botella a ver hasta dónde llegaba), presentación de colecciones de moda, películas y documentales, psicología, ortodoncia, etc.
2015-10-05 13.12.31
El teatro en el que interpreté a Kat von D en Madrid

Una de las cosas de las que más he aprendido tiene que ver con una experiencia nueva. En primavera me invitaron a dar una charla en una mesa de interpretación en Alicante y por primera vez me interpretaron. Técnicamente me han interpretado antes los compañeros cuando hacemos relé, pero en este caso yo era la ponente y me temo que cometí todos los errores típicos de los ponentes: hablar demasiado rápido, meter chistes locales y chascarrillos y torturar al intérprete hasta el agotamiento. Menos mal que eran gente muy maja y en el descanso me perdonaron con un vaso de horchata en la mano.

Lo que intento con esta entrada es dar las gracias al 2015 por darme tantos proyectos interesantes que me han obligado a ponerme las pilas y currar para sacarlo todo adelante. Ha sido genial, a pesar del cansancio en días puntuales. De todos modos, aunque no hayan salido todos los proyectos que quería ni haya sido capaz de cumplir todos los objetivos de mi lista para el año, tal y como dice Murakami cada vez que anuncian el Nobel de literatura:

 

IMG-20151009-WA0003

 

Mucha suerte con el 2016, que nos traiga muchas cabinas, algunas en sitios con ventilación y visibilidad (y todo), que nos permita probar cosas nuevas, repetir clientes, aprender y mejorar. Gracias por leer este blog en 2015 y espero tener más historias que os puedan interesar el año que viene.