Taller para hablar en público

Ayer se celebró en Madrid uno de los talleres para hablar en público impartido por Aline Casanova. Si sois lectores habituales del blog seguramente os suene el nombre. Aline nos habló el otoño pasado de InterpreTimeBank.

20170624_100732[1]
Aline en acción al inicio del taller
Fue una experiencia muy interesante. Hace aproximadamente 10 años fui profesora de Aline y ser su alumna me ha encantado. No me dedico a dar charlas, por lo que podría pensar que no necesito hablar bien en público, pero aunque el discurso no sea mío, cuando hago consecutiva hablo en público y en simultánea también tengo un público atento a lo que digo. Así que todo lo que me ayude a mejorar y cuidar la voz me viene bien. A muchos compañeros la idea de hacer consecutiva no les gusta precisamente porque el público les ve, este tipo de talleres les vendría de lujo para perder ese miedo escénico en un entorno positivo.

giphy2
La reacción de muchos ante la posibilidad de hablar en público

 

Antes del taller nos envío un cuestionario para saber cuáles eran las áreas que más nos interesaba mejorar. Como intérprete, me apetecía trabajar mucho el tema de la voz. Este año he tenido dos afonías, una de ellas durante más de 10 días y sin voz no puedo trabajar. Además de tener ahora un arsenal de tisanas, pastillas y sprays (tengo una parte de la cocina que parece propia de un druida), es muy importante mejorar la respiración para no forzar las cuerdas vocales.

La primera parte del taller de 4 horas de duración no defraudó en absoluto. Tocamos el tema de la respiración diafragmática, la proyección de voz sin sobrecargar las cuerdas vocales y practicamos varios ejercicios. Primero Aline comprobó si respirábamos de forma adecuada. Parece fácil pensar que sí lo hacemos (no nos hemos muerto), pero me dí cuenta de que podía mejorar para aprovechar la salida de aire para proyectar la voz sin que suponga un esfuerzo. Como eramos un grupo reducido, Aline estaba muy pendiente de cómo lo hacíamos cada uno. En los ejercicios con vocales estudió nuestros tonos graves y agudos, dando consejos y correcciones siempre que era necesario.

20170624_102630[1]
Aline explicando cómo funciona el diagragma

Nos recomendó que para proyectar bien la voz como ponente o en una consecutiva debíamos analizar la sala en la que íbamos a trabajar. Yo suelo llegar siempre con mucho tiempo y más si tengo que hacer consecutiva. En simultánea ya han colocado la cabina en el que sitio que han considerado más oportuno (que suele incluir una columna delante de las ventanas), pero en consecutiva es importante saber dónde se va a realizar el acto, si va a ser necesario moverse por la sala, si van a estar sentados, si hay micrófonos, etc. Aline nos recomienda analizar también el tipo de superficies y materiales que nos rodean si queremos proyectar la voz. Es mejor contar con superficies de vidrio, metal, básicamente es útil buscar superficies duras y evitar moquetas, entelados, etc.

Los ejercicios de vocalización también nos vinieron muy bien, así como los estiramientos y preparación de los músculos del rostro.

anigif_enhanced-4880-1426766418-21
Hay que prepararse como un deportista, un actor o un cantante

 

La segunda parte del taller se centraba en ejercicios de hablar en público. Cada uno tenía que llevar preparado un discurso que no superase los 5 minutos. No podías leerlo, ni apoyarte en ayudas visuales. Ya he hablado de los Power Points en el blog, esos elementos que a nosotros nos vienen tan bien para preparar la terminología, pero que pueden convertirse en un infierno si el ponente se limita a leer el texto que contienen a toda velocidad.

q39pz7r

 

Antes de arrancar, nos preguntó cuáles eran en nuestro opinión nuestros mayores miedos, dónde fallábamos, qué nos preocupaba más y qué era lo que necesitábamos para nuestro oficio. El grupo estaba compuesto por dos personas dedicadas a la política municipal, una psicóloga y otra intérprete que además también había sido alumna mía hace unos años. Fue una sorpresa estupenda volver a ver a Claudia. Por cierto, Claudia ya había pasado por el blog en su día 😉

En mi caso yo quería corregir un fallo que me habían identificado este año en las múltiples consecutivas que realizo durante la semana de inauguraciones de las exposiciones de Photoespaña. No me había dado cuenta, pero uno de los fotógrafos que acude todos los años me comentó que tiendo a cerrar los ojos durante la consecutiva para concentrarme mejor, sobre todo cuando el orador se ha olvidado de mi presencia y se ha tirado más de 5 minutos hablando de lo divino y lo humano a toda pastilla.

1_BXuoPX
Aquí interpretando (post-it en mano). Foto cortesía de Paco Posse

Ese tipo de comentarios vienen bien, muchas veces no te fijas en esos vicios que uno adquiere con el tiempo. Tendemos a centrarnos mucho en la velocidad, en la terminología, en no perder ni una idea, no cambiar el sentido. Todo eso es importante, pero el modo en el que luego transmitimos la información también desempeña un papel y puede ser lo que nos distinga de la competencia. El lenguaje corporal, saber usar las manos para hacer llegar el mensaje sin distraer la atención, el colocar bien las piernas y no balancearnos, mantener la espalda recta (aporta autoridad y la espalda es clave en la respiración y para la voz, como explicó Aline). Uno podría pensar que son muchas cosas, que es imposible estar pendiente de todo eso, pues hay que añadir además hacer contacto visual con el público. ¿A qué hora se entiende mejor el que un buen intérprete tenga unas buenas tarifas?

giphy3

 

Además de centrarme en lo que yo necesitaba, me resultó útil escuchar a los no-intérpretes. Tendemos a quejarnos mucho de los ponentes, pero es positivo ver que hay quien quiere mejorar y lo que les agobia es que las frases no suenen lógicas o bien enlazadas.

source

 

Y sobre todo, dejar que los nervios te puedan, porque en ese caso puedes acabar por ver al público como el enemigo y todo eso lo trasmitimos con el lenguaje corporal.

gif-sheldon-cooper-the-big-bang-theory-favim-com-370979

 

En consecutiva es fundamental transmitir seguridad, de lo contrario la interpretación no termina de funcionar del todo.

lorde-grammys
¿Se nota que estoy encantada de estar aquí?

Así que uno a uno nos tocó salir a dar nuestro discurso, con señales de colores para no pasarnos del tiempo. Años aplaudiendo cuando los organizadores usan luces rojas para que el ponente no se venga arriba y hable durante horas y al ver la luz amarilla casi se me sale el corazón por la boca. Metí una carrera al final para evitar la luz roja que me alegré de que nadie tuviera que interpretarme. Estar al otro lado ayuda a entender mejor a los ponentes.

20170624_125107[1]
Claudia a punto de empezar su discurso.
Cada uno tenía que enfrentarse a sus demonios particulares: hablar en un espacio muy abierto, mirar a los ojos al público, hablar desde un atril, hablar sentado en una mesa rodeado de otras personas, hablar sobre un tema controvertido pensando que van a atacarte. Tras el ejercicio, Aline y su magnífico equipo nos daban feedback y preguntaban al resto si teníamos comentarios sobre algo que nos había gustado o no. Curiosamente, Aline tenía razón en que todos pensábamos que eramos bastante peores hablando en público de lo que luego demostramos ser.

Van a celebrarse más talleres y si os interesa mejorar la respiración, el lenguaje corporal para consecutiva o sencillamente perder el miedo al público, esta puede ser una buena oportunidad para seguir avanzando. No perdáis de vista a Aline en Twitter (@CasanovaAline) o en InterpreTimeBank en Google+.

 

La pausa y la inmediatez

Esta entrada bien podría titularse “el fotógrafo, la fotógrafa-poetisa, el traductor-poeta y su intérprete”, pero tuitea tú semejante culebra.

Ayer me tocó el enorme placer de trabajar como intérprete de una pareja de grandes fotógrafos que presentaban su nuevo libro y exposición en Madrid. Si os gusta la fotografía en color seguro que os suena el nombre de Alex Webb, miembro de Magnum. Su mujer, Rebecca Norris Webb, también es fotógrafa pero antes de dedicarse a experimentar con el mundo cámara en mano, inició su camino profesional como poeta y sigue comunicándose a ritmo de versos. Son dos artistas profesionales, carismáticos, cercanos, amables, dispuestos a trabajar con su intérprete para que la velada sea un éxito, pues si la comunicación no funciona, el libro no se vende.

 

c7n4sojxgaan8jy
Los dos en plena presentación en una sala llena.

En las entrevistas individuales ya habían comentado que estaban encantados con la traducción del libro, conocen al traductor y han mantenido una comunicación fluida con él para que los textos que se entrelazan con las fotografías en el libro transmitan lo mismo en los dos idiomas. Una conversación que cruzó un océano, pero que, sobre todo, ha permitido plasmar la poesía de Rebecca en español con gran acierto.

Tal es la buena relación con el traductor, que se unió a la presentación y participó activamente en la misma. Alex Webb y su mujer Rebecca Norris Webb nos explicaron el origen de este proyecto colaborativo titulado Rimas de reojo en español y Slanted Rhymes en inglés.

Brooklyn. Slant Rhymes covers

¿Qué es lo que significa este título? Tal y como explica el libro, lo que se plantea en sus páginas (y en las paredes de la sala de exposiciones de La Fábrica en Madrid) es una conversación entre fotografías (una de cada fotógrafo) o entre imagen y texto, o entre texto y texto. Son conversaciones que riman pero no con una rima pura y clásica, se trata de ese tipo de rima que no es obvia, que no se deja ver a primera vista, es la que se percibe al leer palabras en voz alta y ver que, aunque no lo parezca, sí que riman y se comunican. Como es el caso en inglés de “blue” y “moon”.

defc
Dos imágenes de Cuba, distintos temas, misma paleta de colores.

Aquí, cuando Rebecca explicó este concepto en inglés, el traductor, Ignacio Fernández Rocafort, me miró y antes de que yo empezase a interpretar me lanzó el guante del reto: ¿Qué vas a hacer con eso?

Como todo, lo bueno de la preparación previa es que ya había leído un poco sobre el motivo por el que habían elegido el título en su cuenta de Instagram (sí, uno también puede usar las redes sociales para documentarse, incluso Snapchat en ocasiones es útil). Además, aprendes a identificar las palabras clave que pueden dar problemas, esas que van a salir sí o sí y buscas soluciones antes de salir de casa. Para tener material lo ideal es tener a mano las definiciones de los términos en los dos idiomas.

Definition of slant

  1. intransitive verb
  2. 1:  to take a diagonal course, direction, or path

  3. 2:  to turn or incline from a right line or a level :

reojo

mirar de reojo

1. loc. verb. Mirar disimuladamente dirigiendo la vista por encima del hombro, ohacia un lado y sin volver la cabeza.

2. loc. verb. Mirar con prevención hostil o enfado.

sesgado, da

De sesgar.

1. adj. oblicuo (‖ que se desvía de la horizontal o vertical).

2. adj. Desviado, tendencioso.

3. adj. quieto (‖ pacífico, sosegado).

Pero hablamos de poesía, las definiciones frías de diccionarios no bastan, por eso leer las palabras de Rebecca previamente me dio un poco más de munición para no pillarme y poder jugar.

Tras la presentación de cada elemento que daba vida a la conversación entre las imágenes que adornaban las paredes le tocaba el turno a las rimas de las palabras y para eso nada mejor que dejar a Rebecca leer extractos del libro en inglés, tras lo que Ignacio leía su traducción. Dos autores en un diálogo en dos lenguas que dejaba claro que la poesía sí se puede traducir.

2017-03-23 19.41.48
Alex, Rebecca y su libro. De gris y micrófono en mano el traductor

La exposición estará abierta al público en la librería de La Fábrica hasta el 22 de mayo (C/ Alameda 9) en Madrid, aunque solo se pueden ver 21 de las 82 fotografías que hay en el libro.

2017-03-23 18.39.42
Diálogos basados en relaciones formales, paletas cromáticas similares, etc.

Al inicio de la exposición nos encontramos con uno de los textos de Rebecca que habla de su relación indirectamente, inspirado por un paseo de noche que dieron al volver del cine a su casa en Brooklyn. Encima de sus palabras una imagen de Alex rompe con el tono árido de su proyecto sobre la frontera entre México y Estados Unidos dejándonos ver un atisbo de romanticismo. Es una fotografía que tomó cuando acababa de empezar a salir con la que hoy es su mujer. Lo que vivimos nos influye y se transmite en nuestro trabajo.

2017-03-23 18.40.12
Saturno, te vemos

La consecutiva en las exposiciones de arte es siempre un ejercicio de concentración, hay mucha gente a tu alrededor, algunos hablando en voz baja, otros con móviles pero sin saber cómo silenciar los mensajes de Whatsapp, los hay con cámaras que hacen más o menos ruido, con bolsas de todos los tamaños existentes, bebés muy críticos con la exposición, etc. Siempre hay un factor sorpresa, en este caso hubo varios: eramos tantos que parecía una sauna y como había nevado esa tarde llevaba más ropa de la necesaria (capas, el gran aliado del intérprete). También hay cosas que ya te esperas, como que el artista se mueva por la sala para explicar mejor su obra. En ocasiones se queda sentado y te facilita la vida pero, como no suele pasar, un cuaderno con tapas duras, un bolso que no abulte y agilidad y mucha diplomacia para dejar claro desde el inicio que para que puedas tomar notas se tienen que quedar quietos de vez en cuando.

ed99d7597c5a05c3a53ae4bcef418bfe
Maravilloso primer plano de mi nuca mientras tomo notas.

Al terminar la presentación, el traductor me aseguró que había resuelto bien las rimas de reojo y hablamos sobre lo diferentes y hermanadas que estaban nuestras funciones a la hora de acercar una obra compuesta y explicada originalmente en inglés al público español. Me encantó lo que me dijo: Tú eres la inmediatez de lo oral, sin tiempo que perder, yo funciono con la pausa, dejando reposar las palabras escritas para poder volver a ellas y ver si al leerlas, el lenguaje funciona, el texto fluye.

2017-03-23 18.11.48
Me encanta cuando los libros que he ayudado a presentar se conocen. Max Pam te presento al matrimonio Webb. (El cuaderno de notas es de servidora).

El fantasma literario

El fantasma es una figura muy socorrida en muchos libros y en las obras de Shakespeare. ¿Qué habría sido de Hamlet sin el fantasma de su padre que vagabundeaba a horas indignas por sitios en los que debía hacer un frío considerable? Probablemente habría sido una obra mucho más insulsa y más parecida a Dawson Crece con todos su conflictos adolescentes. ¿Cómo habría sido posible arrancar el dramón entre generaciones y saltos en el tiempo de Cumbres Borrascosas sin el supuesto fantasma de Catherine saludando desde la ventana? ¿Sería posible Harry Potter sin fantasmas? En los primeros libros eran divertidos pero al mismo tiempo eran más útiles que Wikipedia, gracias a todos los años de secretos que atesoraban.

Tranquilos, no voy a mentar cada fantasma que ha pasado por las páginas de un libro, pero hay muchos y además de esos que sí reciben nombre o cierto protagonismo, hay muchos más, invisibles, pero no por ello menos necesarios: los traductores.

ghostbuster-marco-una-generacion-y-estos-gifs-prueban-el-porque-9
¿Para cuándo dice que quiere la entrega de los primeros capítulos?

Los lectores más fieles del blog me dirán aquí que esto les suena y no andan desencaminados. Hace ya unos años, tres para ser exactos, publiqué una entrada sobre la presentación de un libro escrito por varios traductores y que intenta explicar el oficio: los traductores fantasmas. Entonces ya hablaba de la traducción utilizando imágenes de Los Cazafantasmas para ilustrarla. Bueno, han pasado tres años y tenemos una nueva película y un nuevo libro entre manos.

2016-03-22 20.56.19

El pasado martes 22 de marzo se presentó en La Central de Madrid el libro El fantasma en el libro de Javier Calvo, publicado por Seix Barral, con un coloquio sobre la traducción literaria que contaba con la presencia del autor (también traductor), Pilar Adón (traductora y editora), Mercedes Cebrían (traductora) y Javier Lucini (traductor y editor).

 

Por si leer toda la entrada os parece demasiado compromiso en plena Semana Santa pero os interesa el tema, os dejo el enlace a la entrevista que le han hecho a Javier Calvo en la radio: El ojo crítico.

Dicho esto, ¿de qué se habló en el coloquio? De muchas cosas. Vamos por partes.

Se trató bastante el tema de las editoriales, no hay que olvidar que entre los presentes había dos traductores que también son editores. Se mencionó la relación entre escritor-traductor-editor. De lo necesario que es dejar de mirarse el ombligo y aprender sobre el resto de pasos del proceso que es sacar un libro al mercado. Se aprende sobre la distribución, el papel de los libreros, las cifras (siempre importantes) y cómo los posicionamientos justifican cada actuación.

Uno de los fenómenos editoriales más relevantes en opinión de algunos de los presentes era la proliferación en los últimos años de nuevas editoriales, más pequeñas, más independientes y sobre todo, más arriesgadas. Pilar Adón nos habló de Impedimenta. Que es una editorial que cuida mucho a sus traductores, hasta el punto de que se incluye una pequeña biografía de los mismos en el propio libro tras las del escritor. Esto despertó un debate sobre si eso era o no realmente necesario. Primero por la necesidad de mantener al traductor como un fantasma invisible, que no altere con su voz la del autor, y en segundo lugar, por un motivo mucho más práctico. Si incluyes la biografía del escritor y del traductor, ¿qué pasa con la del corrector/editor/maquetador/ilustrador/revisor, etc.? ¿Acaso no son ellos también padres o al menos comadronas durante el parto de la criatura? Pero si metemos todas las biografías, la cosa se nos podría ir de las manos y parecer las etiquetas de la ropa de Zara o los interminables créditos de Blade Runner. Claro que visto lo visto, si la cosa va de ahorrar páginas y espacio, acabamos en la preocupante tendencia en la que las obras ni siquiera mentan a sus traductores y sus nombres se pierden en el olvido.

tumblr_m725nbjsjc1qeevc3o4_250
Traductores que se pierden en el tiempo

 

Desde luego si uno consulta la web de Impedimenta (enlace en el párrafo anterior), verá que el nombre del traductor figura en la ficha del libro de una manera visible y adecuada.

Pilar también comentó que en los grandes grupos todo lo que se hace en torno al lanzamiento de un libro está enfocado a la venta y que las nuevas editoriales, que también quieren vivir de su trabajo (lógicamente), se permiten tener catálogos más cuidados, en el sentido que el editor puede permitirse un catálogo poblado por autores que realmente le gustan. Algunas veces estas son misiones suicidas si sus gustos no coinciden con los del público.

También se habló de las nuevas traducciones de los grandes clásicos. ¿Es realmente necesario volver a traducir Ana Karénina (1877) si ya está traducida desde hace años? Aparentemente sí. Nos contó la anécdota sobre una escena en el libro en el que los personajes toman un aperitivo con caviar y vodka que curiosamente no figura en la traducción española original, quizás porque la idea de un aperitivo antes de la cena no encajaba con la cultura local de ese tiempo, quizás porque la adaptación más lógica habría sido decir que se tomaron unas tapas antes de cenar (cosa que habría rechinado de mala manera) o quizás todo se debía a que el anterior traductor se la había merendado sin compasión. Porque hay que tener en cuenta que en esa época muchas de las traducciones que nos llegaron del ruso eran más un ejercicio de relé en traducción que otra cosa. Para los que evitan las entradas sobre interpretación en el blog, el relé es cuando no puedes interpretar directamente de sala porque desconoces el idioma y tienes que utilizar el audio de otra de las cabinas para poder volcar el mensaje a tu lengua de trabajo o como la define el SCIC:

Interpretación de un idioma a otro a través de un tercero

Pues lo mismo pasó a la hora de traducir las novelas rusas, que en muchos casos se traducían usando las traducciones de otros al francés o inglés. Peor era el caso de las obras en lenguas como el polaco, que podían pasar por el francés y de ahí al inglés antes de ser traducidas al español. Vamos, un teléfono escacharrado decimonónico.

tumblr_nrcpaddgve1tk2heto1_540
¿Cómo es eso de que no hay caviar y vodka?

En otras ocasiones las omisiones en las traducciones se debían a elecciones propias y absolutamente subjetivas del traductor. No existía el mismo sistema de controles que hay hoy en día y además el conocimiento de lenguas extranjeras en general era bastante más bajo, por lo que muchas veces los editores no tenían herramientas a su disposición para confirmar si estaba todo en orden y en algunos casos, eran los propios traductores los que no entendían del todo un giro cultural o lingüístico, no estaban de acuerdo con una idea o sencillamente no sabían cómo resolver un entuerto y elegían la opción de esconder ese párrafo (escena, página y por lo comentado, incluso capítulo) bajo la alfombra.

Tengo una edición de la Divina Comedia que perteneció a mi abuelo, que publica la carta del traductor al inicio y que es una joya a la hora de explicar la situación de la profesión en un pasado no tan lejano:

Mi querido amigo: Después de concluido mi penoso trabajo de interpretar y traducir verso por verso la Comedia de Dante, toda entera, aquí me tienes perplejo sobre su publicación en las presentes circunstancias. Un hombre de mis creencias religiosas y de mis opiniones políticas, naturalmente no ha de querer dar pábulo al espíritu irreligioso y revolucionario de Europa en los días en que tan sañudo se presenta contra el poder temporal del Papa. Pero la explicación del pensamiento del gran Poeta, generalmente mal interpretado por los que no son buenos, ¿puede contribuir a extraviar los espíritus, o, por el contrario, impedirá que se hagan de él citas falsas o equivocadas…

Si crees útil que vea la luz pública, pon a continuación de esta carta e Prólogo que te dicte la conciencia, y vaya todo al impresor.

Javier Calvo comentó que las prácticas de control de calidad y la profesionalización seria de nuestra labor arranca a mediados de la década de los 80 para evitar errores como los antes mencionados.

También se habló de la figura de los escritores-traductores. Si antes hemos dicho que el traductor ha de ser un fantasma (si bien no anónimo), que facilite la transmisión del mensaje sin aportar en exceso el sonido de su propia voz, la cosa se complica cuando es un escritor el que firma la traducción. Por una parte está la defensa lógica: un buen traductor literario (o no literario) tiene que saber redactar en su lengua de llegada y hacerlo bien. Nadie mejor que un buen escritor para eso, pero el ego de un escritor es más complejo que el de un traductor acostumbrado a las sombras. Si alguien ha leído la traducción del Orlando de Virginia Woolf a manos de Borges puede comentar si tiene o no un cierto sabor argentino.

 

9788435008990

 

En ese momento se abrió un nuevo debate: Si bien es cierto que ahora los traductores contamos con un mejor nivel en los idiomas de trabajo, tenemos internet con todos sus recursos y viajamos más para empaparnos de las culturas con las que convivimos en los textos, ¿no es cierto que los traductores del pasado fallaban en documentación pero nos daban sopas con ondas en la calidad de la redacción?

Aquí se manifestaron opiniones de todo tipo. Se culpó a la cultura audiovisual y a la influencia del inglés. Se mencionó que también puede deberse a que el material no es tan bueno, es decir, que los propios escritores cada vez redactan peor, por los motivos que sean. Quizás la propia industrialización del proceso de traducción que garantiza los niveles de control ha mecanizado en exceso el oficio, acentuando su parte industrial y aplanando los textos. La literatura siempre se ha alimentado de otros textos y expresiones culturales y como ahora parece que la cultura se hace en inglés o se traduce desde el inglés, su influencia es algo con lo que hay que lidiar en un mundo que tiende a ser demasiado monocromático.

Eso por no hablar de la corrección política que no solo afecta a las cabinas de interpretación o a los discursos oficiales. Muchos traductores se enfrentan a dudas ante ciertos textos. Si dejas lo que está puesto te arriesgas a ofender a parte del público lector pero si tomas la decisión de rebajar insultos o ideas, estás traicionando al autor. Esa eterna tentación de enmendar al autor y sus cojeras que es ahora una carga mucho más pesada de lo que pudiéramos pensar (y vuelvo a la cita del traductor de Dante para ver que las cosas cambian tanto que a veces damos toda la vuelta y regresamos al mismo punto).

2016-03-22 19.47.36
La sala llena

Como era de esperar, si hablamos de adaptar textos, no se podía pasar por alto el rompecabezas favorito de los traductores literarios: el español neutro. Ese anhelo de todo editor que tiene que vender libros a los dos lados del charco y que pide algo que es más un unicornio que un fantasma.

Javier aquí entró en detalles y me temo que si me extiendo más esta entrada va a ser peor que la tradición de ver Lo que el viento se llevo en Semana Santa (que empiezas el jueves y el domingo con un poco de suerte logras levantarte del sofá). Pero lo que me pareció super curioso y desconocía fue una de las cosas que dijo sobre este problema. Se habla mucho sobre este “español neutro”, porque los libros que suenan muy españoles molestan a algunos lectores en países latinoaméricanos, acostumbrados a las traducciones realizadas en Argentina o México (principalmente) y lo mismo pasa en la otra dirección (aunque las quejas las he visto más en doblaje y subtitulado). La pregunta ante esto era de esperar, ¿pasa lo mismo con el inglés? ¿Se piden traducciones de inglés neutro? Tengamos en cuenta la cantidad de países diferentes y muy separados geográficamente que usan la lengua de Shakespeare como idioma oficial. Javier Calvo nos explicó que en este caso los angosajones son mucho más prácticos y cuentan con un paso intermedio. Es decir, que un libro traducido por un inglés que se vaya a publicar en Estados Unidos pasará antes por un intermediario que adaptará el texto al inglés americano y viceversa. Bromeó diciendo que siempre se imagina a ese paso intermedio con su ordenador flotando por encima del Atlántico.

81jckm7wb1l

 

Por supuesto se preguntó por tarifas y estuvimos a punto de entrar en lo que Javier denominó el “bucle infinito” en el que entramos todos los traductores-intérpretes cuando nos encontramos con otros compañeros. Se preguntó por G++gle Translate (no hace falta que añada la respuesta) y se habló mucho de literatura, traductores y del amor por este oficio. Si os habéis quedado con ganas de más, ya sabéis, toca darse un paseo a la librería más cercana.

slimer-0
Traductores, traductores por todas partes

 

 

 

 

 

 

Lengua, corrección e interpretación en Madrid

Este fin de semana se ha celebrado la segunda edición de Lenguando en Madrid. Esta vez todo ha sido más grande, empezando por el auditorio y el número de asistentes que acudieron atraídos por un programa muy completo que tocaba áreas diversas: corrección, traducción, juegos, edición, creación, educación, lingüística, tecnología, comunicación, ELE, periodismo y talleres infantiles para los más pequeños.

 

Aunque el público estaba compuesto principalmente por traductores e intérpretes, no todos pertenecían al sector, lo que es un cambio interesante y necesario. Cualquier profesión corre el riesgo de sufrir un ataque de ombliguitis si no se relaciona con otros profesionales. La idea de Lenguando es ofrecer un espacio para todos los amantes de la lengua, se dediquen a lo que se dediquen y el programa lo pone fácil, así que espero que en futuras ediciones se animen más personas que no sean traductores y si no me equivoco la próxima caerá en un par de meses en Valencia.

 

El lugar donde se ha celebrado esta edición ya promete solo con el nombre: la Casa del lector en Matadero Madrid. Los talleres se celebraban en el auditorio y en hasta 4 salas a la vez, todas con nombres fantásticos como Rúcula o Serendipia.

 

No vimos tanto el sol pero fue lo de menos
No vimos tanto el sol pero fue lo de menos

 

La mañana arrancó con una charla que respondía a la pregunta de si es posible ganarse la vida como traductor a cargo de Xosé Castro, que es capaz de despertar a cualquiera con su energía. Nos habló de la búsqueda de clientes, la presencia en las redes y la necesidad de asumir que somos microempresas. Después un primer descanso para fomentar el ya famoso networking con magdalenas y café.

la foto (73)

 

Me gustó mucho el detalle de que en cada una de las salas tenías a un voluntario (con sombrero) que se encargaba de avisar al ponente del tiempo que le quedaba. Puede parecer una tontería pero es fundamental respetar los tiempos en un congreso con tantas opciones. Un ponente que se excede del tiempo marcado complica las cosas, pasarse es una falta de respeto al siguiente ponente y también al público que llegará tarde a otro taller.

 

La chica del sombrero avisa de  que en 2 minutos la cosa se pone fea
La chica del sombrero avisa de
que en 2 minutos la cosa se pone fea

 

El primer taller al que asistí no podía ser otro que el de Toma de notas para interpretación consecutiva de Gabriel Cabrera. Da igual los años que uno lleve trabajando en consecutiva, siempre se aprende de otros compañeros y las notas son un trabajo que se puede mejorar, así que me interesaba mucho recibir una actualización y ver el enfoque que le daba Gabriel.

 

Gabriel en la sala Oxímoron
Gabriel en la sala Oxímoron

 

Tras una parte más general y teórica pasamos a lo bueno, las notas puras y duras, con ejemplo claros, diapositivas bien pensadas y uno de los maravillosos vídeos del canal de Youtube de Lourdes de Rioja, autora del blog A word in your ear: la demostración de toma de notas sobre el discurso de los locavoros.

Yo recomendaría visitar su canal porque tiene muchos vídeos muy interesantes sobre el tema de toma de notas, además de todo tipo de vídeos sobre la profesión del intérprete que son muy útiles.

 

La parte de los símbolos era la que más me llamaba la atención y Gabriel sacó todo un arsenal de símbolos y los explicó con detenimiento. Personalmente no uso mucho los símbolos y soy más de letras, siglas y flechas pero me gustó mucho el modo en el que lo enseñó y es posible que pruebe a incorporar algunos símbolos nuevos en mis notas.

 

la foto (7)

 

Como se puede ver, decidí que ya que tenía que llevar la tableta para hacer fotos y que iba a ir a un taller de consecutiva, podía practicar la toma de notas con la aplicación de Bamboo y el resultado fue bastante positivo, sigo usando los cuadernos de papel pero no descarto empezar a usar la tableta en el trabajo. Gabriel Cabrera habló de los intérpretes que lo hacen y de hecho, si no me equivoco, hay un vídeo sobre eso también en el canal de Lourdes.

 

la foto (8)

 

Tras la consecutiva le tocaba el turno a la reunión abierta del consejo asesor de Fundéu pero como tenía que preparar la sala para el taller que iba a impartir me quedé sin poder asistir. Sobre mi taller hablaré en otra entrada para poder centrarme ahora en el resto del primer día.

 

El siguiente taller al que acudí fue el de Antonio Martín que nos habló sobre la difícil tarea de Corregir un eBook. No me dedico a la corrección y me pareció un mundo casi nuevo dentro de mi propia área de trabajo, lo que es bastante positivo, puesto que sugiere que aún me queda mucho por aprender y evolucionar. Fue técnico, claro y ameno, además de un defensor del “frikismo” bien entendido. Ahora ya sabemos que el editor siempre contraataca.

 

la foto (77)

 

 

Conseguí plaza para el taller Crea tu app sin saber programar de Elena Alvarez, que generó tanto intéres que se crearon dos grupos y aún así hubo gente de pie que no quiso perdérselo. La hora se pasó volando y supo a poco. Nos centramos en dos sitios web: Apicultur y Appery.io para crear una app de diccionario para Android. Apicultur nos proporcionó las APIs necesarias para el contenido y en Appery.io fuímos creando paso a paso la interfaz de la aplicación. He tomado muchas notas y espero poder repetir el proceso en casa con calma pero una cosa sí que saqué en claro, tengo que aprender a crear APIs o conocer a alguien que sepa hacerlo porque sin el contenido poco puedo hacer con la interfaz. La idea de poder generar una aplicación que me permita tener un formato de glosarios adaptado a las necesidades de los intérpretes en cabina me ronda desde hace tiempo pero este taller me ha demostrado que todo es posible con la formación y las herramientas necesarias.

 

la foto (79)

 

 

Tenía muchas expectativas puestas en el siguiente taller, ya hablé el año pasado sobre las ganas que tenía de ir a una clase sobre respiración y el taller Una voz a prueba de bomba de Cristina Bandín no decepcionó, más bien todo lo contrario. Para mi fue la sorpresa positiva del día. Cristina demostró saber un montón y tener mucha mano con la gente. Nos explicó unos pocos conceptos pero enseguida nos puso a hacer ejercicios para poner esas ideas en práctica. Nos habló de la postura, la relajación y la articulación.

 

Estas son algunas de las cosas que he sacado del taller que son útiles para los intérpretes:

 

– Para subir la voz hay que soltar más aire, no forzar las cuerdas vocales.

– La resonancia o impostar la voz evita dañar las cuerdas vocales.

– Cosas que afectan a la voz:

– Tensión en el cuello

– Tener la mandíbula tensa

– El alcohol, que reseca las cuerdas vocales

– Fumar, reseca las cuerdas vocales, genera mucosidad

– Hablar en bares y sitios con mucho ruido

– No dormir suficiente.

Dormir es necesario para la relajación

– Los disolventes

(olerlos, lógicamente beberlos hace daño)

– La menta, reseca las cuerdas vocales

 

Si queremos recuperar la voz después de una afonía o un periodo complicado debemos hacer una serie de ejercicios de relajación y articulación que nos enseñó, beber bastante agua y también recomendó los caramelos (no de menta) y el propoleo.

 

¿Cómo se puede cerrar una jornada tan intensa en una sala llena de traductores ateridos de frío mientras fuera cae el diluvio universal? Xosé Castro encontró la fórmula perfecta, llenó la pantalla del auditorio de las erratas y los horrores más horrorosos y dejó al público llorando de risa.

 

la foto (9)
Pegamentos para hobbits

 

 

Mujeres muy completas
Mujeres muy completas

 


Si queréis leer más información sobre Lenguando Madrid os recomiendo el blog de Alessandra Vita

Una tarde dedicada a la interpretación

El centro para el que trabajo como profesora de interpretación, Estudio Sampere, celebra esta año su aniversario. Cumple cuarenta años impartiendo clases de traducción e interpretación en Madrid. ¿Cómo lo celebra? De la mejor manera posible, con una serie de jornadas centradas en los temas que más nos gustan.

Podéis consultar el programa en la web: Jornadas de traducción e interpretación

Hay un poco de todo, Pablo Muñoz, autor de Algo más que traducir, hablará sobre la creatividad en la localización de videojuegos y se ocupará de motivar a todos, incluso al más pesimista. Sergio Calvo hablará sobre las herramientas de traducción asistida y el software libre.

Pero surge una pregunta, una que se repite muchas veces en conferencias y charlas sobre el sector: ¿van a hablar sobre interpretación?


Bootheando en Madrid

Por supuesto que vamos a hablar sobre mi tema favorito, es más, la encargada de hacerlo será Clara Guelbenzu, autora de Bootheando uno de los blogs más importantes sobre interpretación, que nos sirve a muchos de referencia y lugar de consulta. 

Es un placer contar con ella, porque es una profesional en activo, con experiencia y que además es un encanto en persona. Si estáis en Madrid no perdáis esta oportunidad de “desvirtualizar” a Clara.

Al inicio de la tarde, Clara dará una clase práctica sobre la interpretación simultánea móvil, es decir, cuando te toca hacer simultánea pero no hay cabina y tú te conviertes en un todo con el equipo o te sientan en una esquina, micrófono en mano.

Después, a las 18:00 arrancará una mesa redonda sobre la interpretación en la que contaremos con la presencia de otros compañeros de profesión que aportarán su punto de vista sobre la interpretación: intérprete en un organismo, intérprete autónomo, distintas especializaciones, intérprete y profesora, intérprete y traductora.

Ahora procedo a las presentaciones:

Clara Guelbenzu es intérprete de conferencias y traductora y desde 1992 forma parte de la plantilla de intérpretes de un organismo internacional (Ciheam). Trabaja principalmente en el ámbito científico. Es Licenciada en Filología inglesa y Máster en Gestión de Recursos Humanos; se ha formado y especializado en el campo de la traducción e interpretación a través de diversos cursos en la Universidad de Zaragoza, Salford y Heriot-Watt, pero sobre todo a fuerza de práctica.


Iván Álvarez de Lorenzana es intérprete de inglés-español de manera profesional desde el año 2006. Compagina esta actividad como profesional autónomo con la de director financiero en una pequeña empresa tecnológica. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, realizó el curso de intérprete en Estudio Sampere. Como intérprete, se ha especializado en temas económicos, empresariales, negociaciones, educativos, asuntos municipales, militares y relacionados con la seguridad. 

Iván ha trabajado en muchas cabinas conmigo y podéis leer su entrevista en el blog.


Laura Fernández Farhall trabaja como traductora e intérprete desde 2000. Desde 2008 trabaja como intérprete en presentaciones, ruedas de prensa y otros eventos relacionados con la promoción de películas y series de televisión con productoras internacionales y festivales de cine. Es Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Alfonso X El Sabio y tiene un Máster en Traducción Literaria de la Universidad de Essex. Ha traducido diversos libros de ficción, no ficción y material educativo.


Y finalmente, yo estaré en la mesa redonda con estos grandes profesionales y con todos los que os animéis a venir a hablar sobre interpretación. Porque esta profesión se merece una tarde entera. Tened en cuenta que las plazas son limitadas.


Os dejo aquí el programa del viernes 13 y os animo a participar

Viernes 13 de abril

Interpretación simultánea y sus retos

16:00 a 18:00 – Clase práctica “Interpretación simultánea móvil: el intérprete sin cabina

Clara Guelbenzu, intérprete y autora del blog Bootheando

 

18:00 a 20:00 – Mesa redonda “La interpretación profesional

Clara Guelbenzu, intérprete y autora del blog Bootheando

Iván Álvarez de Lorenzana, intérprete profesional

Aida González del Álamo, traductora-intérprete profesional y profesora de interpretación

Laura Fernández Farhall, traductora-intérprete profesional y autora de Translating like a ninja


Lugar: Estudio Sampere. Calle lagasca 16, Madrid 

metro: Retiro (L2), Principe de Vergara (L2, L9)